Siglo XVIII Gran Guerra del Norte (1700-21) Guerra en las provincias Bálticas y Finlandia (1.709-11)
Guerra en las provincias Bálticas y Finlandia (1.709-11)

Antecedentes

El frente oriental entró en un período de relativa calma desde 1,706, cuando el zar, después de sus conquistas en la región, se preparaba para enfrentar la invasión de Carlos XII. Durante la campaña sueca de Rusia, se sucedieron en el Báltico solamente operaciones militares menores, principalmente escaramuzas. En la región, Suecia solo conservaba Riga, Dünamünde, Reval y Pernau.

En 1.708, mientras Carlos XII avanzaba a través de Ucrania, Georg Lybecker se hizo cargo del mando sueco en Finlandia, y Fiódor Apraksin fue nombrado como comandante de las fuerzas rusas en San Petersburgo. Lybecker intentó ese año asaltar San Petersburgo, dirigió sus fuerzas en una expedición a Ingria con la intención de dividir las fuerzas rusas. La expedición fue un fracaso,se vio obligado a evacuar su fuerza en un barco en Kolkanpää, abandonando toda su caballería. Apraksin, por su parte, ordenó el bombardeo desde el mar de las costas de Finlandia.

En 1.709, tras la batalla de Poltava, regresaron las hostilidades a la región con especial crudeza. Los rusos estaban dispuestos a expulsar por completo a los suecos de las provincias Bálticas.

Asedio de Riga (octubre de 1.709- septiembre de 1.710)

Riga era una de las fortalezas más poderosas de Europa, estaba compuesta de 4 elementos.

  • El fuerte de Kobershanets en la orilla opuesta del río Duina Occidental, que cubría un puente de pontones a través del río, tenía planta pentagonal con un bastión el cada punta, para cubrir las cortinas de la murallas disponía de 3 revellines también rodeados por un foso, con una exclusa para la inundación del dispositivo. 
  • La ciudad de Riga estaba rodeada de 5 bastiones en la parte de tierra, con 4 revellines, rodeados con foso de agua detrás del glacis, la parte del río solo había muralla. 
  • La ciudadela estaba rodeada de 4 bastiones y dos revellines, rodeados de foso de agua. En la parte del río solo había muralla.
  • El castillo templario, entre la ciudadela y la ciudad construido por los templarios en 1.515, era de planta cuadrangular con torres en las esquinas, estaba en una pequeña isla rodeada de murallas.

La ciudad contaba con unos 80.000 habitantes y una guarnición de 10.400 soldados, de los cuales solo 3.000 eran suecos, sin incluir los civiles armados, se dividieron en 4 divisiones, cada una de ellas debía ocupar un sector, con una bandera y un armamento completo. En las fortalezas había 563 cañones, 66 morteros y 12 obuses.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-1709-10--plano-de-la-ciudad.png 1188w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-1709-10--plano-de-la-ciudad-300x210.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-1709-10--plano-de-la-ciudad-768x537.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-1709-10--plano-de-la-ciudad-1024x715.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-1709-10--plano-de-la-ciudad-100x70.png 100w
Asedio de Riga 1.709-10. Plano de la ciudad

Para conquistar tal fortaleza se necesitaba un ejército muy fuerte, un número significativo de cañones, municiones, equipo, comida y forraje. El mando ruso tuvo que hacer esfuerzos significativos para organizar una operación de tal envergadura. Así, en los tramos superiores del río Duina Occidental los barcos se preparaban para transferir algunas de las tropas y los suministros necesarios para el asedio. Incluso el movimiento del ejército ruso desde Ucrania al Báltico era un desafío. El territorio polaco había sido devastado por la guerra, y era difícil obtener alimentos. Las lluvias y los malos caminos, hicieron muy lento el progreso del ejército. Como resultado, la concentración de tropas cerca de Riga se retrasó. A principios de octubre, el ejército llegó a la fortaleza Dinaburg (Dvinsk). En Curlandia enviaron a explorar la zona de Riga a un destacamento de tres regimiento de dragones mandados por el príncipe A. G. Volkonski, de camino, también le encargaron explorar la búsqueda de alimentos y suministros.

El príncipe Volkonsky se acercó al fuerte de Kobershants, la guarnición de trincheras casi no ofrecieron resistencia. Sobre las 11,00 horas de día 29 de octubre, recibió el apoyo del fuego del bastión de Mazelsky (de la fortaleza principal), que resultó ser, sin embargo, completamente inofensivo para los rusos. Después de varios disparos desde la trinchera en la noche del mismo día, fue abandonado por los suecos.

Rápidamente desmontaron el puente que conectaba con la ciudad y se retiraron de la fortaleza. El fuerte fue ocupado por la infantería rusa unos 1.000 efectivos.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-1709-10--plano-del-asedio.png 1478w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-1709-10--plano-del-asedio-300x162.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-1709-10--plano-del-asedio-768x415.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-1709-10--plano-del-asedio-1024x553.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-1709-10--plano-del-asedio-100x54.png 100w
Asedio de Riga 1.709-10. Plano del asedio

El 26 de octubre, las tropas rusas entraron en la zona de Livonia y Curlandia. Para el 5 de noviembre, se completó el traslado de tropas. Los rusos asentaron los campamentos:

  1. La división Allart en la ciudad Bausk.
  2. La división del príncipe Repnin en nueva Riga (Neigut).
  3. La división del príncipe Menshikov en Tukkum y Pilten

El 13 de noviembre llegó la artillería pesada, que se asentó en el fuerte de Kobershants, comenzando el bombardeo el día 15 con morteros, se lanzaron 200 bambas y 200 proyectiles incendiarios, que destruyeron muchos edificios de Riga.

El 21 de noviembre ha llegado a Riga el zar Pedro. Al día siguiente, Peter I, acompañado por Sheremetev y el comandante polaco Oginsky, desde la orilla de Dvina, hizo una inspección personal de las fortificaciones de Riga y la ubicación del fuerte. Habiéndose familiarizado personalmente con el estado de los asuntos en Riga, el rey el mismo día, el 25 de noviembre, partió hacia San Petersburgo y ordenó a Sheremetev que se limitara al bloqueo y no realizar un asedio adecuado.

El 13 de diciembre, sobre las 10 de la mañana, el polvorín del baluarte de la torre de Riga en la ciudadela se incendió, donde se almacenaron hasta 1.200 barriles de pólvora, 1.800 bombas, granadas y balas de cañón. Una terrible explosión destruyó el baluarte, parte del foso del lado de Duina también se derrumbó y los edificios más cercanos sufrieron daños. Más de 1.000 personas quedaron enterradas bajo las ruinas.
La brecha producida por la explosión fue apresuradamente taponada por una trinchera y una empalizada.

Con el advenimiento del nuevo año, la fortaleza sintió una falta de pan y otros productos, en ausencia de forraje, comenzaron a disparar a los caballos para comerlos, lo que redujo en gran medida la caballería ya débil de la guarnición sitiada.

En la noche del 14 de enero, la primera gran salida fue hecha por un destacamento de hasta 4.000 soldados de infantería y caballería bajo el mando del vicegobernador, el mayor general Klodt. Este destacamento tenía intenciones de atacar a Jungfernhof y conseguir comida, pero al llegar a los puestos de avanzada de los dragones rusos, fueron rechazados, egresando a la fortaleza sin nada.

En febrero, la escasez de alimentos ya era desenfrenada, los caballos por el agotamiento y el hambre caían en las calles. El gobernador tuvo que tomar medidas extremas para abastecer a la guarnición. Mientras tanto, el bombardeo se llevaba a cabo continuamente, devastando la ciudad, muchos edificios se convirtieron en pilas de escombros.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-1709-10--artilleria-de-asedio.png 1185w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-1709-10--artilleria-de-asedio-300x212.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-1709-10--artilleria-de-asedio-768x542.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-1709-10--artilleria-de-asedio-1024x723.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-1709-10--artilleria-de-asedio-100x71.png 100w
Asedio de Riga 1.709-10. Artillería de asedio

El 15 de abril, el mariscal de campo, el príncipe Menshikov, llegó a Riga desde Polotsk. Llevaba el decreto de Pedro sobre el bloqueo adicional y una orden de tomar todas las medidas para cortar las comunicaciones con la fortaleza asediada.

En cumplimiento del decreto del Zar, después de la reunión de Menshikov con Sheremetev, se decidió construir un puente sobre el Duina cerca de las fortificaciones iniciadas en Hofämberg, para erigir trincheras en los extremos del puente, donde colocar cañones de 24, 18 y 12 libras para disparar, tanto hacia Riga como hacia Dinamünd. En frente del puente, se pusieron troncos encadenados.

El 10 de mayo, todo el ejército ruso estaba concentrado en Riga. La división de Ludwig Allart se ubicó exactamente en frente de Riga. En la zona de Aleksandrshantsa y el nuevo puente se desplegó la división de Alexander Menshikov, sobre Riga la división de Repnina. Las divisiones de Allart y Menshikov se vieron reforzadas, el mando ruso quería evitar un ataque sueco desde Dünamünde y Pernova. Pedro desde San Petersburgo, había señalado repetidamente ese peligro.

El 21 de mayo, llegó a Riga la artillería de asedio, dirigida por el general Bruce. Todo estaba listo para reforzar el asedio de la fortaleza y su asalto. Ya tenían preparadas las escalas para el asalto, cuando un evento inesperado incrementó el tiempo del asedio. El 25 de mayo la plaga, probablemente que probablemente llego a Curlandia desde Prusia, se cobró la vida de hasta 10.000 combatientes rusos. Las grandes pérdidas fueron sufridas por los habitantes de Riga. Según algunos informes, el hambre y la plaga se cobraron la vida de 60.000 habitantes. La epidemia obligó al mando ruso a posponer el asalto.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-en-1710--anton-batov.png 1253w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-en-1710--anton-batov-300x181.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-en-1710--anton-batov-768x464.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-en-1710--anton-batov-1024x619.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-riga-en-1710--anton-batov-100x60.png 100w
Asedio de Riga en 1.710. Anton Batov

El 7 de junio, el mando ruso recibió información deque los suecos llevarían un ejército de socorro de Scone bajo el mando del general Steinbock para la liberación de Riga. Para esa operación, el mando sueco planeaba movilizar a toda la flota militar y mercante, contratar buques extranjeros El consejo de guerra ruso, discutiendo esta información, decidió que si el enemigo venía de Dünamünde, se reuniría todas las fuerzas disponibles, dejando un mínimo de tropas en el asedio de Riga. En este caso, si los suecos desembarcaron tropas en Pernove, como en 1700, cuando Carlos movió a su ejército a Narva, se encontraron con el enemigo en New Mlyn.

El mando sueco trató de ayudar a la guarnición, a Dünamünde llegó una escuadra sueca. Su aparición causó una gran satisfacción en Riga. Los suecos intentaron remontar el río hasta Riga. Solo tres barcos de 20 pudieron abrirse paso hasta Riga, y allí se encontraron con el fuego de artillería y se vieron obligados a retirarse. La escuadra sueca se dirigió al mar y nunca apareció. Como resultado, el sistema de fortificaciones, construido entre Riga y Dünamünde por instrucciones de Pedro, jugó un papel positivo.

Sheremetev propuso a Stromberg comandante de la fortaleza que se rindiera, pero se negó, aún esperando la ayuda del exterior. Comenzó su bombardeo de la ciudad, desde el 5 de julio, en Riga cayeron 3 389 proyectiles, lo que causó un daño significativo. La guarnición sueca pidió un armisticio durante 10 días. Sheremetev les dio dos días para pensar. Al negociar, Stromberg fue presionado no solo por el triste estado de la guarnición de estado, sino por la fuerte presión de la nobleza, el clero y los habitantes de la ciudad. Se dieron cuenta de que la caída de Riga e inevitablemente se convirtieron no solo en ejercer presión sobre el comandante de la guarnición, sino que incluso llegaron a un acuerdo con Sheremetev. Los nobles y los magistrados estaban dispuestos a rendirse si conservaban sus derechos y libertades.

La capitulación se hizo el 10 de julio de 1.710, se firmó en Riga. De la ciudad salieron con armamento, banderas y tambores 5.132 hombres, capaces de servicio, marchando a través de Ruen y Fellin, fueron enviados a Ravel (Tallin). Los 2.905 enfermos, que fueron evacuados a Suecia a través de Dünamünde. Los oficiales suecos fueron detenidos por orden de Pedro, como prisioneros honorables para intercambiarlos por prisioneros rusos. Por ejemplo, Stromberg fue cambiado al comandante ruso Adam Adamovich Weide. El mismo día, Sheremetev entró en la ciudad siendo recibido por el clero, la nobleza y los comerciantes de Livonia.

Fue un gran éxito. Pedro escribió a Sheremetev que la captura de Riga, tenía el mismo valor que la victoria en la batalla de Poltava.

Conquista rusa de el Dünamünde (julio-agosto de 1.710)

Después de la caída de Riga, Dünamünde tenía el destino quedó sellado. Era una antigua fortaleza que controlaba la desembocadura del río Duina Occidental. Al comienzo de la Gran Guerra del Norte, los suecos reconstruyeron la fortaleza: se modificaron las estructuras de piedra, se construyeron 6 bastiones, 5 revellines. El 17 de julio, el consejo militar ruso decidió tomar la fortaleza. La posición del ejército ruso se vio facilitada por el hecho de que en la fortaleza comenzó la plaga, la guarnición quedó muy reducida. La plaga mató y la mayoría de los 700 refuerzos.

El mando ruso se enteró de esa información, interceptando al comandante de Dünamünde K. Stackelberg en Riga.

El coronel Carl Adam Stackelberg era el comandante de la guarnición, disponía antes de la plaga de 1.033 hombres de los regimientos de infantería Savolax y Nyslott, 100 artilleros bajo el mando del capitán Carl Rudebeck, un batallón livonio contratado de 480 bajo el mando de Carl Adam Stackelberg, un batallón de milicias de país, tenía ademas 190 cañones de los cuales 80 eran pesados, 14 morteros y 13 obuses. Los suministros eran limitados.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-duenamuende-julio-agosto-de-1710--vista-del-asedio.png 1429w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-duenamuende-julio-agosto-de-1710--vista-del-asedio-300x117.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-duenamuende-julio-agosto-de-1710--vista-del-asedio-768x300.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-duenamuende-julio-agosto-de-1710--vista-del-asedio-1024x401.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-duenamuende-julio-agosto-de-1710--vista-del-asedio-100x39.png 100w
Asedio de Dünamünde (julio-agosto de 1.710). Vista del asedio

Las fuerzas rusas bajo el general Buck, con 2.000 infantes, un cuerpo de caballería, y algunos cañones y morteros, llegó a primeros de julio de 1710. La fortaleza fue completamente cercada el 19 de julio y el comandante ruso sugirió la rendición, pero los suecos se negaron.

El 21 julio se asentó una batería, y comenzó el bombardeo. En la desembocadura del río se construyó una fortificación, para cortar el acceso desde el mar a la fortaleza. Además, se construyó otro reducto en Weiden, en la misma península donde estaba la fortaleza sueca. Como resultado, los suecos han sido bloqueados por todos lados.

Los barcos suecos de socorro se acercaron a Dünamünde, pero fueron rechazados por el fuego de la artillería rusa. Los suecos estaban en una posición desesperada. El 1 de agosto se iniciaron negociaciones y el 9 de agosto Stackelberg se rindió. El castillo fue incautado y dentro había 198 cañones, 14 morteros y 13 obuses.

Captura rusa de Pärnu (Pernova) (2 al 25 de agosto de 1.710)

Tras la conquista de Dünamünde, el zar Pedro dio la orden de llevar la caballería a Parnü (Pernova) liderada por Bauer para bloquearla. Con la caballería llegaron algunos cañones, para aumentar el bloqueo.

El gobernador sueco en la ciudad era Gustaf Adolf Strömfel, y disponía de 1.800 efectivos la mayoría livonios, 100 jinetes y 50 dragones. Como artillería disponía de 183 cañones, 14 morteros y 4 obuses. La ciudad disponía de suministros, ya que en junio llegaron 2 barcos que tenían como destino Riga, pero al no poder alcanzarla, descargaron 1.200 barriles de centeno y algo de trigo, se supone que estos barcos llevaron la plaga a la ciudad.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/parnue-o-pernau-en-1710.png 1219w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/parnue-o-pernau-en-1710-300x188.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/parnue-o-pernau-en-1710-768x481.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/parnue-o-pernau-en-1710-1024x641.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/parnue-o-pernau-en-1710-100x63.png 100w
Parnü o Pernau en 1.710

El 2 de agosto, se completó el sitio de la fortaleza y comenzó el bombardeo de la misma. La ciudad sufrió la plaga, y la guarnición quedó muy reducida. El 11 de agosto, se celebró un consejo de guerra en la fortaleza para estudiar una propuesta de rendición de Bauer. El 25 de agosto, Pärnu se rindió.
Después de eso, las tropas rusas ocuparon la península de Ezel. Allí, el castillo de Ahrensburg fue ocupado sin lucha. En el castillo incautó 66 cañones y 4 morteros.

Captura rusa de Reval (Tallínn) (agosto-octubre de 1.710)

El general Bauer dejó una guarnición en Pärnu y se dirigió a Ravel (Tallínn). Era el último bastión de Suecia en la costa sur del mar Báltico. Esta ciudad tenía un significado estratégico. Su caída llevó al hecho de que el mando sueco perdió la capacidad de mover las tropas por mar desde Suecia en el Báltico.

El Gobernador de Reval era el general de caballería Friedrich Pattkull La guarnición fue de 4.500 efectivos, y 186 artilleros.

A su llegada, los rusos bloquearon rápidamente el canal, que suministraba agua limpia a Reval. La fortaleza entonces dependía de un pozo en la ciudad, donde el agua no estaba limpia. Zotov también cortó toda comunicación terrestre hacia y desde Reval. El 15 de agosto, el brigadier Ivanitzki llegó después a Reval con 6 regimientos de infantería y un batallón de granaderos. La siguiente unidad en llegar fue una división de caballería dirigida por el príncipe Alexandre Wolkonski y después Bauer llegó con 6 regimientos de dragones. Así, a finales de agosto, la fuerza rusa contaría con 15 regimientos de infantería, un batallón de granaderos y un número desconocido de caballería.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/fortaleza-de-reval-tallinn-en-1710.png 1104w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/fortaleza-de-reval-tallinn-en-1710-300x213.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/fortaleza-de-reval-tallinn-en-1710-768x546.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/fortaleza-de-reval-tallinn-en-1710-1024x728.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/fortaleza-de-reval-tallinn-en-1710-100x71.png 100w
Fortaleza de Reval (Tallínn) en 1.710

La plaga se detectó por primera vez en Reval el 10 de agosto de 1.710, mientras el ejército de Rusia todavía se acercaba a la ciudad. Reval no fue asediado, y los rusos simplemente acamparon fuera de la ciudad mientras intentaban aislarla. El ejército ruso arrojó cadáveres a un arroyo que fluía hacia Reval, pero la evidencia no muestra que los muertos fueron víctimas de la plaga, ni existe evidencia que aclare si la intención era la contaminación del suministro de agua o simplemente la eliminación de cuerpos. Las fuentes originales no proporcionan evidencia que sugiera que los rusos lanzaran cuerpos a la ciudad, y mucho menos cuerpos infectados por la plaga. Frandsen estima que alrededor de las tres cuartas partes de las 20.000 personas en Reval murieron durante el brote.

El 10 de septiembre, el barco sueco Öland alcanzó Reval, con dos bergantines, los rusos que habían completado una batería en el puerto, se produjo una batalla entre la batería rusa y los barcos suecos, pero los barcos no pudieron acercarse.

El bloqueo se volvió aún más fuerte, el 2 de octubre se completó el despliegue artillero ruso, y se comenzó el bombardeo intensivo de la ciudad. Entre 40 o 50 efectivos diarios morían de la peste o del bombardeo.

El 4 de octubre en un consejo de guerra se trató la rendición, la nobleza alemana y los comerciantes decidieron que no había otra salida. El 10 de octubre, la guarnición se rindió. De los defensores solo 560 estaban en condiciones de combate, y 297 estaban enfermos. Fueron transportado en barcos a Finlandia.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/gran-guerra-del-norte--operaciones-en-el-baltico-1709-21.png 980w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/gran-guerra-del-norte--operaciones-en-el-baltico-1709-21-300x248.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/gran-guerra-del-norte--operaciones-en-el-baltico-1709-21-768x634.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/gran-guerra-del-norte--operaciones-en-el-baltico-1709-21-100x83.png 100w
Gran Guerra del Norte. Operaciones en el Báltico (1.709-21)

Asedio ruso de Vyborg (1.710-11)

En 1.709, la fortaleza principal de Byborg tenía en la parte oriental 5 bastiones frontales llamados Holtz, Neuport, Klein-Platform, Wasserport y Eleonora, conectados por la muralla de la ciudad. La parte occidental de la ciudad, tenía 3 bastiones llamados Valport, Pansarlax y Europa. Al oeste de la muralla entre Pansarlax y Europa, había un revellín y dos caponiers., y al oeste de la muralla entre Evrop y Eleonora había otro ravellín. Ambas ravelines eran, aparentemente, de tierra, pero dentro de la fortaleza principal del este, todas las estructuras eran de piedra. La mayoría de las estructuras en la parte occidental de la fortaleza eran de madera, con la excepción de la torre de guardia de piedra, llamada la torre de Petersburgo. Aparte de estas fortificaciones, en la pequeña isla central al este de la ciudad (actual isla Zamochnyy), estaba Schloss (Castillo) de Vyborg, que se mantiene hasta el día de hoy. El castillo de Vyborg tenía 10 cañones de 12 libras y 3 morteros, mientras que la fortaleza tenía 140, 6 morteros y 3 obuses para su defensa. La fortaleza tenía abundante pólvora y municiones.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-vygord-en-1710-11--autor-anton-batov.png 1347w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-vygord-en-1710-11--autor-anton-batov-300x179.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-vygord-en-1710-11--autor-anton-batov-768x457.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-vygord-en-1710-11--autor-anton-batov-1024x610.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-vygord-en-1710-11--autor-anton-batov-100x60.png 100w
Asedio de Vygord en 1.710-11. Autor Antón Batov

El gobernador de Byborg era el coronel Magnus Stiernstråhle, dado que el titular el coronel Zacharias Aminoff era viejo y estaba enfermo, el capitán George Kühn mandaba la artillería, y el general Lorentz Christopher Stobé mandaba los ingenieros. La guarnición era de unos 5.000 efectivos, que eran demasiado jóvenes o demasiado viejos.

El plan de Pedro para el segundo asedio de Byborg involucró una combinación de fuerzas terrestres y marítimas. En febrero de 1710, se había reunido un cuerpo especializado de asedio en la isla Kotlin. Esta vez, el ataque ruso se produciría en dos etapas. El 2 de marzo de 1710, el general Fyodor Apraksin recibió órdenes dirigirse a Vyborg, y planeaba iniciar el movimiento antes del 15 de marzo. Sin embargo, el 16 de marzo, todavía estaba en la isla de Kotlin, de hecho, solo partió el 21 de marzo, llegando con la caballería ese mismo día a Vyborg; la infantería y los cañones llegaron al día siguiente.

Cuando el ejército de asedio llegó a Vyborg el 22 de marzo, ocuparon las afueras de la ciudad, obligando a los suecos a reagruparse detrás de la muralla de piedra de la ciudad. Los suecos habían intentado quemar el barrio extramuros para evitar que cayera en manos rusas, y les sirviera de refugio, pero no les dio tiempo.

Estos avances tuvieron lugar bajo el fuego de la artillería sueca. Desde el 21 de marzo hasta el 29 de marzo, la artillería sueca lanzó 66 bombas y 1.200 bolas de cañón. Además, los suecos intentaron una salida, pero fueron rechazados a la fortaleza.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-vyborg-1710-11--mapa-del-asedio.png 1280w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-vyborg-1710-11--mapa-del-asedio-300x179.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-vyborg-1710-11--mapa-del-asedio-768x459.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-vyborg-1710-11--mapa-del-asedio-1024x612.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-vyborg-1710-11--mapa-del-asedio-100x60.png 100w
Asedio de Vyborg (1.710-11). Mapa del asedio

Bombardeo inicial

La artillería rusa abrió fuego el 1 de abril, bombardeando la fortaleza de Vyborg y el castillo donde se lanzaron 130 bombas en la fortaleza y 90 en el castillo. Durante los siguientes tres días solo se utilizaron los morteros, disparando 100 disparos por día. En total, durante el primer período del asedio, los atacantes dispararon 2.975 disparos de morteros y 1.531 de cañones, y los suecos dispararon 399 disparos de mortero y 7.464 disparos de cañón; así el fuego sueco pesaba más que el fuego ruso. Sin embargo, los morteros infligieron un gran daño a la fortaleza y al castillo, obligando a los ciudadanos a encontrar refugio en los sótanos. A pesar de esto, los soldados tuvieron que permanecer posicionados en los montículos y sufrieron grandes bajas.

Pronto, los generales generales Bruce y Bergholtz se dirigieron a Apraksin con una propuesta para asaltar el fuerte, sin esperar la apertura de una brecha. Su razonamiento era que podían terminar perdiendo más soldados por lesiones y enfermedades de lo que lo harían durante un asalto. Pedro mandó una carta de Apraksin, diciendo que era muy significativo, pero también muy peligroso, dejando la decisión en manos del general Apraksin, quien, no queriendo asumir la responsabilidad, decidió esperar a que los refuerzos llegarían por mar una vez que el hielo se hubiera derretido.

La pequeña guarnición sueca depositó sus esperanzas en el apoyo de la Marina Real de Suecia, que debía llegar una vez que el hielo se abriera. Los rusos, por otro lado, también se estaban quedando sin comida y municiones, y las carreteras entre Viborg y San Petersburgo se volvieron intransitables con el deshielo, la única ruta para que su apoyo y suministros llegaran también por vía marítima. Con ninguno de los dos lados capaz de avanzar ambos bandos esperaban sus respectivas fuerzas navales. El bando cuyas fuerzas navales llegaron primero tendría una ventaja decisiva en el sitio.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-vygord-1710--artilleria-rusa.png 678w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-vygord-1710--artilleria-rusa-242x300.png 242w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/asedio-de-vygord-1710--artilleria-rusa-100x124.png 100w
Asedio de Vygord 1.710. Artillería rusa: 1 bombardero con un lanzagranadas; 2 y 3 artilleros; 4 oficial. Autor David Rickman para Osprey

Llegada de refuerzos

Mientras tanto, en San Petersburgo, los preparativos ya estaban en marcha para un ataque anfibio en Vyborg. Las herramientas necesarias para el asedio fueron tomadas de la fortaleza de San Pedro y San Pablo. El 4 de abril, Cyril Naryshkin, el primer comandante de San Petersburgo, recibió órdenes de enviar 20 cañones de 18 libras a Vyborg desde Narva (a través de San Petersburgo), por tierra o por mar, el camino que fuera más conveniente, y 9,000 balas junto con los cañones. Sin embargo, Naryshkin no pudo reunir la artillería lo suficientemente rápido, y solo el 25 de abril envió loscañones a la isla Kotlin , donde el capitán Solovoy los recibió.

Pedro no esperó a los cañones y, el 30 de abril, partió con su flota al mar Báltico. No pudo posponer su navegación debido a la escasez de municiones y provisiones en Vyborg. El hielo no se había derretido completamente, y el viaje a Viborg fue muy difícil. Cuando el hielo era particularmente espeso, las cuadrillas tuvieron que recurrir a arrastrar un pequeño cañón sobre el bauprés y dejarlo caer sobre el hielo para romperlo. Muchos barcos de transporte de provisiones fueron desviados de su curso por el viento o el hielo, y apenas pudieron ser rescatados. Cuando la flota de Pedro finalmente llegó el 9 de mayo, a las tropas rusas solo les quedaban tres días de provisiones. Las fuerzas rusas también fortificaron Trångsund para bloquear la ciudad desde el mar.

Una escuadra sueca formada por 7 barcos de línea y 3 fragatas, junto con sus naves auxiliares, bajo el mando del almirante Gustav Wattrang, se dirigieron a Vyborg. Los suecos se retrasaron debido a los vientos desfavorables y llegaron cuando la flota rusa ya había partido hacia San Petersburgo. Cómo que no pudo acercarse a la ciudad debido a las defensas rusas, la escuadra sueca decidió bloquear los pocos barcos rusos destinados a Trångsund. Sin embargo, la llegada tardía de la escuadra sentenció la ciudad y su rendición solo era cuestión de tiempo.

Al llegar a Víborg, Pedro inmediatamente inspeccionó las fortificaciones suecas y elaboró las instrucciones para los preparativos del asalto a Vyborg. En ellas daba órdenes de construir 2 baterías de cañones y 3 de morteros, con un total de 60 cañones y 18 morteros para batir las defensas de Vyborg. También ordenó que fueran emplazados 140 morteros ligeros para desalojar las tropas enemigas de los muros durante el asalto final y para realizar bombardeos nocturnos. Pedro ordenó dejar 20 cañones, 10 morteros y 50 morteros ligeros en reserva, que podían ser utilizados en un bombardeo masivo de las defensas. También propuso el uso de brulotes, pero no fueran nunca utilizados.

La construcción de las baterías empezó el 17 de mayo, y algunas fueron acabadas el 24 de mayo. Durante ese tiempo, Ivan Botsis fue enviado con una flota de galeras para cerrar el acceso la bahía, lo cual bloqueó completamente la fortaleza y el castillo de Vyborg.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/vyborg-a-finales-de-1711-despues-de-ser-refortificado-por-los-rusos.png 1197w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/vyborg-a-finales-de-1711-despues-de-ser-refortificado-por-los-rusos-300x170.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/vyborg-a-finales-de-1711-despues-de-ser-refortificado-por-los-rusos-768x434.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/vyborg-a-finales-de-1711-despues-de-ser-refortificado-por-los-rusos-1024x579.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2019/04/vyborg-a-finales-de-1711-despues-de-ser-refortificado-por-los-rusos-100x57.png 100w
Vyborg a finales de 1.711, después de ser refortificado por los rusos

Rendición Vyborg

Las baterías de artillería del lado de Viborg habían concluido, y que todavía había que avanzar para completar las baterías del lado de Bergholtz (aunque ya existía una de 10 morteros), a causa del terreno pantanoso. Apraksin preguntó a Pedro si debía esperar a que Bergholtz terminara de construir sus baterías o procedía sin él; Apraksin se estaba inclinando hacia la última opción, porque no quería perder tiempo ni suministros, y porque ese lado de la fortaleza estaba demasiado fortificado para los cañones de Bergholtz. El Zar estuvo de acuerdo en que no había razón para esperar y ordenó que el bombardeo comenzase lo antes posible. Sin embargo, esto llevó a otro problema: era imposible transportar silenciosamente la artillería sobre el suelo rocoso. También había más luz diurna en esa época del año, y debido a la ubicación de Viborg en las latitudes del norte, el sol solo se ponía alrededor de las 21,00 horas. Eso significaba que el crepúsculo duraba casi toda la noche, y el fuego defensivo sueco pudo continuar por más tiempo, causando más bajas.

Sin embargo, el segundo bombardeo de la fortaleza comenzó el 1 de junio; para entonces, Bergholtz tenía 13 cañones adicionales a su disposición. El bombardeo duró hasta el 6 de junio, como resultado de lo cual se abrió una gran brecha, que dos batallones se alinearon a ambos lados para tomar la ciudad. Durante esos seis días, se realizaron un total de 2.975 disparos de mortero y 1.539 de cañón. Los suecos realizaron 7.464 disparos de cañón y 394 de mortero. Tanto el primer como el segunda bombardeo se realizaron con un número similar de disparos, pero el segundo bombardeo fue mucho más devastador para los suecos. Eso se debió a que los disparos realizados durante el segundo bombardeo fueron con un calibre superior, y la velocidad de tiro fue mucho más intensa. El primer bombardeo duró un mes, mientras que el segundo duró solo seis días.

El 6 de junio, se tomó la decisión de hacer un asalto final a la fortaleza Los siguientes dos días se pasaron en preparación, y los que liderarían el asalto fueron elegidos. Sin embargo, el 9 de junio, los suecos enviaron un interlocutor para pedir una tregua, mientras se negociaba la rendición.

El 13 de junio, la guarnición de Viborg se rindió oficialmente antes de que tuviera lugar el asalto. La guarnición sueca que se entregó contaba con 3.880 hombres, incluidos 156 oficiales. Las pérdidas suecas se estimaron en alrededor de 2.500. Contrariamente a lo acordado en los documentos de rendición, los rusos se llevaron a todos los hombres sanos que quedaban en la guarnición cuando se entregaron como prisioneros, mientras que 877 hombres heridos y 169 mujeres y un grupo de niños fueron transportados a Helsinki a bordo de los barcos del almirante Wattrang.

Secuelas

Con la pérdida de Viborg, los suecos perdieron una importante base naval y terrestre, y se restringieron sus actividades en el golfo de Finlandia. La ocupación rusa de Viborg permitió la creación de una base para suministrar tropas y construir barcos, y expandió la zona de acción de la flota Báltica. Viborg demostró esta importancia como una base militar clave desde 1.712 hasta 1.714, cuando se reanudaron las operaciones terrestres rusas a gran escala en Finlandia

El nuevo gobernador general sueco de Finlandia, Carl Nieroth, lideró un intento de recuperar la ciudad con un ejército de 10.000 hombres con apoyo naval. En la primavera de 1.711, la infantería ligera sueca ya había comenzado a realizar operaciones de acoso, y durante casi todo el verano había tenido lugar un bloqueo naval. En el otoño de 1.711, las fuerzas terrestres suecas pudieron comenzar un asedio, pero no tuvieron éxito debido a la falta de suministros. El 2 de diciembre de 1.711, las aguas heladas y el clima severo obligaron a la escuadra naval a retirarse, mientras que las fuerzas terrestres persistieron hasta el 25 de diciembre. El gobernador general Nieroth, que había dirigido las operaciones suecas en Finlandia, murió repentinamente el 25 de enero de 1712, y fue sucedido por el débil Georg Henrik Lybecker.

Los avances rusos en Finlandia cesaron repentinamente en 1.711, cuando el zar Pedro I tuvo que concentrar sus fuerzas en el sur, ante la noticia de que el imperio Otomano intervendría en su contra en la guerra.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2019-04-17. Última modificacion 2021-06-03.
Valora esta entrada