Siglo XVIII Guerra de los 7 Años. Parte I (1756-59) Ataque prusiano a Sajonia en 1.756
Ataque prusiano a Sajonia en 1.756

Preparativos prusianos para la guerra

Mientras Austria y Rusia se preparaban para una guerra renovada, el rey Federico se convenció de que Prusia sería atacada a principios de 1.757. Sus espías había informado de los preparativos de Austria y Rusia, y comprendió de que si esperaba a que estuviesen listos sería fatal para Prusia.

Federico decidió actuar preventivamente, comenzando con un ataque contra el vecino electorado de Sajonia, que creía correctamente que era un partidario secreto de la coalición contra él. Federico dijo “después de todo, es de poca importancia el que mis enemigos me llamen o no agresor, ya que toda Europa está coaligada contra mí”.

Aunque la posición geográfica de Prusia permitía a Federico operar por líneas interiores, lo cual, teniendo en cuenta las circunstancias, constituía una ventaja enorme, el país carecía de fronteras defensivas, y en caso de tener que hacer frente a la alianza, su ejército estaría en inferioridad de condiciones en una proporción de 3 a 1. En el sur, donde los austriacos se habían unido a los sajones, se encontraban a 80 km de Berlín; en el norte los suecos, una vez concentrados en Stralsund, se situarían a 200 km; en el este, cuando los rusos hubieran cruzado el río Oder, se encontraría a 75 km; en el oeste, los franceses después de haber entrado en territorio prusiano cerca de Halle, se encontrarían a 150 km de Berlín.

Sin embargo, existía un factor favorable, y era que todos los ejércitos se encontraban en diversos estados de preparación; el austriaco no se había reunido con el sajón; el ruso tenía que cruzar las llanuras sin caminos de Polonia; los suecos tenían que atravesar el mar Báltico; y los franceses tenían que cruzar el río Rin.

La amplia estrategia de Federico tenía tres fases. Primero, tenía la intención de ocupar Sajonia, ganando profundidad estratégica y usando el ejército y el dinero sajones para reforzar el esfuerzo de guerra prusiano. En segundo lugar, avanzaría desde Sajonia a Bohemia, donde podría establecer cuarteles de invierno a expensas de Austria. Tercero, invadiría Moravia desde Silesia, tomando la fortaleza en Olmütz y avanzaría hacia Viena para forzar el fin de la guerra. Esperaba recibir apoyo financiero de los británicos, que también habían prometido enviar un escuadrón naval al mar Báltico para disuadir la invasión de la costa de Prusia, si fuera necesario.

En julio, Federico exigió una garantía por parte de Viena de que las concentraciones de tropas austriacas en Bohemia no irían contra Prusia, pero recibió una respuesta ambigua.

Sin esperar más, Federico dividió el ejército de Prusia en tres partes. Puso una fuerza de 20.000 bajo el mariscal de campo Hans von Lehwaldt en Prusia Oriental para protegerse contra cualquier invasión rusa desde el este, con una reserva de 8.000 parados en Pomerania Lejana; Rusia debería haber podido ejercer una fuerza irresistible contra Prusia Oriental, pero el Rey confió en la lentitud y la desorganización del ejército ruso para defender su flanco nororiental. También estacionó al conde mariscal de campo Kurt von Schwerin en Silesia con 25.000 hombres para disuadir incursiones desde Moravia y Hungría. Finalmente, él personalmente dirigió el principal ejército prusiano de 62.000 efectivos a Sajonia.

A mediados de agosto de 1.756, las unidades prusianas con un total de 62.000 hombres se movían hacia puntos de reunión a lo largo de la frontera sajona. Estos puntos de reunión fueron:

  • Halle y Aschersleben para la columna derecha con unos 15.000 hombres (22 Bns, 34 Escons), bajo el mando del duque Fernando de Brunswick, en el camino a Leipzig.
  • Cerca de Magdeburgo y al sur de Potsdam en Beelitz, Saarmund, Zoffen y Königs-Wusterhausen para la columna central con (25 Bns, 17 Escons, tren de suministros y tren de artillería) bajo el rey Federico II en el camino a Wittenberg y Torgau.
  • Cöpenick, Müllrose y Bunzlau para la columna izquierda (17 Bns, 50 Escons) debajo del duque de Brunswick-Bevern en el camino a Bautzen en Lusacia.

Federico confirió el mando principal en Prusia al mariscal de campo Lehwaldt y el de Silesia al mariscal de campo Schwerin antes del comienzo de la campaña.

Asedio del ejército sajón en Pirna

Las tropas prusianas cruzaron la frontera sajona el 29 de agosto de 1.756, comenzando la Tercera Guerra de Silesia.

El 29 de agosto, el ejército prusiano marchó a Sajonia. Siete escuadrones de húsares de la columna derecha tomaron posesión de Leipzig. Mientras tanto, los dragones de Oertzen llegaba a Guben.

El ala derecha prusiana, dividida en cuatro columnas, continuó su avance hacia el sudeste desde Leipzig, por Borna, Chemnitz, luego hacia el este hasta Freiberg, donde acampó el 5 y 6 de septiembre.

La columna central de Prusia, bajo Federico asistido por el mariscal Keith, se movió río arriba a lo largo del río Elba, subdividida en cuatro subcolumnas. En la cabecera de cada subcolumna había unos pequeños puentes móviles para cruzar los cursos de agua más pequeños.

La columna prusiana izquierda, bajo Bevern, avanzó a Lübben, luego a través de Lusacia. Llegó a Kirchhain el 31 de agosto. Continuó su marcha por Elsterheide, Hoyerswerda, Bautzen y Stolpen, llegando a Hohenstein el 8 de septiembre. Luego marchó hacia Lohmen al norte del Elba cerca de Pirna.

Los prusianos se encontraron sin oposición durante su avance. Fue en Wilsdruff cuando Federico se enteró de la retirada del ejército sajón hacia Pirna.

A finales de agosto, el ejército austríaco que se reunía en Kolin ya contaba 28 BIs, 28 Cías de granaderos, 2 RCs y 2 RDs, mientras los RHs de Baranyay y Festetics ocupaban posiciones avanzadas frente a Chrudim y Königgrätz (actual Hradec Králové) para vigilar la frontera.

Para el 2 de septiembre, frente a la invasión prusiana, el ejército sajón (14.599 infantes y 3.665 jinetes) había completado su retirada al país de Pirna, una fortaleza natural muy fuerte. Los carros que acompañaban al ejército sajón transportaron provisiones (harina y forraje) para 20 días.

Federico informó a Federico Augusto II, el Elector de Sajonia, que solo tenía la intención de marchar a través de su país hacia Bohemia. Sin embargo, su comportamiento estaba más de acuerdo con un invasor.

El 6 de septiembre, las tres columnas prusianas estaban respectivamente en Freiberg, Rothschönberg y Fischbach, rodeando al pequeño ejército sajón.
El mismo día en Viena, una conferencia resolvió transferir 2 RIs (Deutschmeister y Baden-Baden ), 4 RCs (Kalckreuth, Gelhay, Schmerzing y Portugal) y 2 RHs (Kálnoky y Nádasdy) de Hungría a Bohemia; y 1 RI (Puebla) y 3 RCs (RC de Alt-Modena, RD de Herzog-Württemberg y RH de Dessewffy) de Transilvania a Hungría. También decidió acelerar la preparación de las unidades Grenzer. En Italia, los soldados de infantería austriacos se prepararon para marchar por Innsbrück y luego por el Inn y el Danubio. Finalmente, se ordenó a los regimientos austríacos estacionados en los Países Bajos que se movilizaran y se crearan 3 Cías libres para servir como guarnición.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/invasion-prusiana-de-sajonia-en-1756-1024x797.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/invasion-prusiana-de-sajonia-en-1756-300x233.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/invasion-prusiana-de-sajonia-en-1756-768x598.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/invasion-prusiana-de-sajonia-en-1756-100x78.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/invasion-prusiana-de-sajonia-en-1756.png 1464w
Invasión prusiana de Sajonia en 1756. Mapa de los movimientos

El 10 de septiembre, una gran parte del ejército prusiano marchó en orden hacia el campamento sajón en Pirna y el cuartel general se ubicó en Gross-Sedlitz. El cuerpo de Federico consistía en 16 BIs, 3 Cías de granaderos, 10 Escons y 14 morteros. Mientras tanto, la columna del duque Fernando acampó en Cotta; Bevern acampó en las alturas de Doberzeit. Además, un regimiento de coraceros y tres dragones marcharon a través de Dresde hacia el campamento de Wilsdruff, donde todavía quedaba un cuerpo de 16.000 hombres.

El mismo día, los generales sajones, atrincherados en Pirna, celebraron un consejo de guerra donde consideraron si debían mantener su posición en Pirna o iniciar negociaciones con Federico para ser considerados neutrales en este conflicto. Sin embargo, Brühl recibió una carta del mariscal de campo austriaco Browne informándole que Wied avanzaba hacia Aussig y que enviaría 800 granaderos y 20 jinetes a Peterswalde para mantener la línea de comunicación abierta con el ejército sajón. El ejército sajón tenía suficientes provisiones para retener hasta el 26 de septiembre, o hasta el 30 de septiembre si las provisiones estaban racionadas. Teniendo en cuenta los recursos locales, se estimó que el ejército podría ser abastecido hasta el 12 de octubre.

Al llegar a Gross-Sedlitz, Federico reconoció la zona. Los sajones tenían una primera línea de defensa a lo largo del vertiginoso arroyo Gottleuba. Una segunda línea de defensa corría a lo largo de un arroyo que va de Langenhennersdorf a Königstein. Además, las Bias, abatis y empalizadas defendían todos los pasos.

Federico consideró las posiciones demasiado fuertes para ser asaltadas y decidió bloquear al ejército sajón, con la esperanza de rendir por hambre a los defensores. Desplegó su propia división desde su cuartel general en Gross-Sedlitz a Zehista, su segunda división de Zehista a Cotta y en adelante hasta Hellendorf en el camino a Praga. También estableció baterías y destacamentos al norte del Elba, y un puente de pontones a Schandau. Una Bía prusiana muy fuerte bloqueó el puente desde Pirna para detener cualquier posible retirada de este punto.

Un puente de barcos sobre el Elba estaba anclado en Wendisch-Fahre. El bloqueo requirió unos 30.000 hombres (38 Bns y 30 Escons).

En ese momento, el primer ministro sajón, Heinrich Count Brühl y la corte, todavía rechazaban cualquier cooperación abierta con el ejército austriaco de Browne. No querían provocar a Federico y siguieron una política de apaciguamiento. Mientras el ejército sajón permaneció en el campamento de Pirna.

El 13 de septiembre al amanecer, el duque Fernando, que acompañaba a Keith, abandonó su campamento con su cuerpo (11 BIs, 3 BGs, 12 EHs, 18 piezas de campaña) y se dirigió hacia Bohemia para cubrir el bloqueo de Pirna.

A mediados de septiembre, el cuartel general del elector de Sajonia estaba en Struppen, en el centro de las líneas sajonas. Su ejército había recibido raciones cortas desde el 3 de septiembre. De hecho, con los prusianos bloqueando el río Elba y todas las carreteras, ningún suministro podría llegar a su campamento ni a ninguna de sus dos fortalezas. El Elector pidió ayuda en repetidas ocasiones a Austria y Francia.

El mariscal de campo Maximiliano Ulysses Browne estaba preparando apresuradamente a su ejército austriaco en Kolin. La emperatriz María Teresa contribuyó personalmente con algunos de sus propios caballos a la artillería de Browne, que ya contaba con unos 60.000 hombres.

El 14 de septiembre, Browne marchó desde Kolin con su infantería hacia Budin (actual Budyně nad Ohří). El mismo día, 180 buques que transportaban provisiones para el ejército prusiano llegaron de Torgau a Dresde, escoltados por granaderos. Mientras tanto, Fernando permaneció en su campamento de Peterswalde (actual Petrovice) donde recibió algunos pontones enviados por Federico II.

El 15 de septiembre, después de algunas escaramuzas con los austriacos, Fernando se mudó a Nollendorf (actual Nakléřov) donde acampó. Mientras tanto, el mariscal de campo conde Gessler salió de Dresde con 41 ECs prusianos y acampó entre Zuschendorf y Krebs. El mismo día, el destacamento austríaco de Peroni se retiró a Aussig (actual Ústí nad Labem) para unirse al cuerpo de Wied, que había sido reforzado por la caballería dirigida por el mayor general príncipe von Löwenstein.

Batalla de Lobositz o de Lovosice (1 de octubre de 1.756)

Browne en Budin terminó de recibir los refuerzos, y se puso en marcha el día 30 de septiembre en dirección a Lobositz (Lovosice en checo).

Federico II recibió entonces noticias de que había tropas imperiales cerca de Lobositz, pero su fuerza era desconocida. Federico puso a sus tropas en marcha en tres columnas.

El 30 de septiembre, Federico vio el campamento de Browne cerca de Lobositz a unos 16 km de distancia. El ejército prusiano avanzó inmediatamente hacia Lobositz. Llegó progresivamente a Lobositz, llegando varios batallones a altas horas de la noche y forzaron como pudieron en el paso entre las colinas de Lobosch y Homolka. Los caballos permanecieron ensillados, listos para la acción. Federico había llevado un ejército de 28.500 hombres: 18.250 infantes en 22 BIs (incluyendo 1 BI vigilando los vagones) y 4 BGs; 10.500 jinetes en 41 ECs, 20 EDs (incluyendo 2 EDs protegiendo los vagones), unos 300 húsares y 98 piezas de artillería (52 de 3 libras, 28 de 12 libras, 8 de 24 libras y 10 obuses de 10 libras).

Las tropas austriacas eran 35.125 hombres: 26.500 infantes en 34 BIs, 35 Cías de granaderos y 4 Cías grenzer; 7.500 jinetes en 63 Escons (48 ECs, 2 Escons de carabineros, 12 EDs, 2 Escons de granaderos a caballo, y 9 EHs) y 94 cañones (70 de 3 libras, 12 de 6 libras, 6 cañones de 12 libras y 6 obuses).
Browne desplegó un destacamento avanzado en una colina delante de Lobositz bajo Andrea Hadik con 8Cías de mosqueteros, 35 Cías de granaderos, 4 Cías grenzer (croatas), y 9 EHs, que por la noche tuvieron enfrentamientos con patrullas prusianas.

El ejército austriaco de Browne desplegó:

  • Ala derecha mandada por el conde de Lazy, desplegó delante del río Elba entre Leitmeritz y Schreckstein con 5 regimientos de infantería. Por delante en una altura destacó 2.000 grenzers (croatas) de los RIs Banal y Karlstadt bajo el mando del general Draskowitz.
  • Centro detrás de Hadik y escondido por un camino hundido, colocó a más croatas y granaderos emboscados y a retaguardia de estos colocó una fuerza de escuadrones de élite de su caballería, 2 RHs y el RD Erzherzog bajo el mando de Radicati.
  • Ala izquierda al sur del campo de batalla estaba bordeado por un amplio pantano del Morellenbach, atravesado por puentes y calzadas, así como por el pueblo de Sullowitz y un parque amurallado y arbolado (un Tiergarten o parque de juegos). Browne ocultó la mayor parte de su ejército detrás, aproximadamente 11.000 de infantería mandada por Kollowrat a la derecha, en dos líneas la primera 10 BIs en 3 BRIs (Wied, Perony y Maquire) y la segunda línea 8 BIs en 2 BRIs (Krottendorf y Wolffersdorff) y casi 5.000 caballería a la izquierda en primera línea 36 Escons mandados por Radicati, y en segunda línea 24 Escons. La infantería estaba tumbada en la hierba alta para esconderse y la caballería estacionada detrás de los espesos bosques del Tiergarten, donde no podían ser detectados incluso desde la altura de Homolka.
https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--despliegue-de-fuerzas-1024x838.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--despliegue-de-fuerzas-300x246.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--despliegue-de-fuerzas-768x628.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--despliegue-de-fuerzas-100x82.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--despliegue-de-fuerzas.png 1200w
Batalla de Lobositz (1 de octubre de 1756). Despliegue de fuerzas. Autor John Fawkes

Los prusianos avanzaron desde el valle Velemin entre Lobosch y Homolka. En dos columnas de infantería, seguidas por una columna de caballería. Poco antes del amanecer le llegaron a Federico dos mensajes diferentes.

Uno decía que las tropas imperiales se retiraban y el otro decía que avanzaban contra los prusianos. Sin saber a qué atenerse, Federico II ordenó la retirada.

El derecha prusiana se atrincheró en la cresta del Homolka. El centro ocupó las dos carreteras que conducen a Lobositz y el ala izquierda tuvo más dificultades porque al replegarse recibieron fuego por parte del destacamento croata imperial.

Alrededor de las 07,00 horas, cuando amanecía, una niebla espesa cubría la llanura, extendiéndose hasta las cimas de las colinas y reduciendo el campo de visión a solo 100 metros. En el ala izquierda prusiana, se podían observar tropas ligeras de grenzers de Draskowitz en los viñedos. Estaban sólidamente ubicados detrás de los muros de piedra bajos (1 m de altura) que separaban estos viñedos. También se podían ver Escons de caballería austriacos cerca de Lobositz. Esa fue toda la información que Federico pudo vislumbrar. Para evitar cualquier ataque sorpresa en sus columnas que avanzaban, Federico ordenó al príncipe Fernando de Brunswick, expulsar a los grenzers con 7 BIs de los RIs de Alt-Braunschweig, Quadt y Blanckensee.

La lucha se desarrolló de forma irregular durante horas sin progreso por ambas partes.

Federico II seguía sin conocer las fuerzas de su enemigo y su disposición, el paisaje estaba envuelto en una densa niebla. Federico II ascendió al Homolka, pero solo pudo ver que Lobositz estaba ocupada por infantería y caballería. Federico II mandó bombardear las posiciones que ocupaba la caballería austriaca, la cual no cargó, sino que cambió varias veces de posición sufriendo grandes bajas.

La artillería austriaca respondió abriendo fuego contra las columnas prusianas que avanzaban mientras desembocaban entre el Lobosch y el Homolka. Durante este duelo de artillería, el teniente general Franz Ulrich von Kleist y el mayor general barón von Quadt resultaron heridos de muerte y el general austriaco Radicati, al mando de la caballería de derecha, fue muerto por una bala de cañón. El general O’Donnell asumió entonces el mando de la caballería de derecha austriaca.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--situacion-sobre-las-0800-horas-y-1500-horas-1024x556.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--situacion-sobre-las-0800-horas-y-1500-horas-300x163.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--situacion-sobre-las-0800-horas-y-1500-horas-768x417.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--situacion-sobre-las-0800-horas-y-1500-horas-1536x833.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--situacion-sobre-las-0800-horas-y-1500-horas-100x54.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--situacion-sobre-las-0800-horas-y-1500-horas.png 1563w
Batalla de Lobositz (1 de octubre de 1756). Situación sobre las 08,00 horas y 15,00 horas. Fuente Kriege Friedrichs des Grossen, volume III by the German Grosser Generalstab.

Alrededor de las 11:00 horas, con la neblina persistente, Federico ordenó al teniente general barón von Kyau, situado en el centro de sus líneas, hacer un reconocimiento en fuerza de las líneas austriacas. Kyau con 3 RCs (Gardia de Corps, Gens d’Armes y 2 Escons del Príncipe de Prusia) avanzó a través de la niebla hacia el centro, estaban apoyados por los dragones de Bayreuth. El flanco derecho de los coraceros de Kyau pronto se vio envuelto por el fuego de los granaderos austriacos que ocupaban Sullowitz (actual Sulejovice).

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--enfrentamiento-entre-coraceros-austriacos-y-prusianos-1024x688.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--enfrentamiento-entre-coraceros-austriacos-y-prusianos-300x202.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--enfrentamiento-entre-coraceros-austriacos-y-prusianos-768x516.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--enfrentamiento-entre-coraceros-austriacos-y-prusianos-100x67.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--enfrentamiento-entre-coraceros-austriacos-y-prusianos.png 1200w
Batalla de Lobositz (1 de octubre de 1756). Enfrentamiento entre coraceros austriacos y prusianos.

El RD austriaco de Erzherzog Joseph luego cargó en el flanco de los coraceros de Kyau que fueron rescatados por los dragones de Bayreuth. Con la ayuda de estos dragones, Kyau empujó a la caballería austriaca hacia el camino hundido. La caballería prusiana recibió fuego de las Bías austriacas de Lobositz y fuego de mosquetería de los grenzer atrincherados en el camino hundido. Un contraataque de los coraceros austriacos de Stampach y de Cordoba finalmente hizo retroceder a la caballería prusiana hasta el pie del Homolka. Después de este primer enfrentamiento de caballería, ambas caballerías se refugiaron bajo sus cañones.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--enfrentamiento-entre-el-regimiento-de-coraceros-prusianos-no-10-de-gendarmes-y-el-regimiento-de-dragones-austriacos-no-1-1024x655.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--enfrentamiento-entre-el-regimiento-de-coraceros-prusianos-no-10-de-gendarmes-y-el-regimiento-de-dragones-austriacos-no-1-300x192.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--enfrentamiento-entre-el-regimiento-de-coraceros-prusianos-no-10-de-gendarmes-y-el-regimiento-de-dragones-austriacos-no-1-768x491.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--enfrentamiento-entre-el-regimiento-de-coraceros-prusianos-no-10-de-gendarmes-y-el-regimiento-de-dragones-austriacos-no-1-100x64.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--enfrentamiento-entre-el-regimiento-de-coraceros-prusianos-no-10-de-gendarmes-y-el-regimiento-de-dragones-austriacos-no-1.png 1144w
Batalla de Lobositz (1 de octubre de 1756). Enfrentamiento entre el regimiento de coraceros prusianos nº 10 de Gendarmes y el regimiento de dragones austriacos nº 1 Erzherzog-Joseph. Autor Günter Dorn

Sobre las 11,30 horas, la niebla finalmente se despejó y Federico tuvo su primera oportunidad de estudiar las líneas austriacas. Inmediatamente envió nuevas órdenes a la caballería prusiana para detener su asalto. Sin embargo, estas órdenes llegaron demasiado tarde y su caballería, que había sido reforzada con 13 ECs adicionales (3 ECs del Príncipe de Prusia, y carabineros de Leib y Rochow), lanzó una segunda carga contra las posiciones austriacas. Nada podría detener a los 59 Escons prusianos (unos 10.000 soldados de caballería) en su carga hasta que se toparan con el Morellenbach. Las Bías austriacas atrincheradas en el lado opuesto del arroyo abrieron fuego contra la caballería prusiana que se vio obligada a retroceder fuera del alcance con la pérdida de varios hombres. Federico luego ordenó a su caballería batida dirigirse al Homolka y la colocó en la retaguardia donde estuvo el resto de la batalla.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--federico-en-el-homolka-1-1024x596.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--federico-en-el-homolka-1-300x175.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--federico-en-el-homolka-1-768x447.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--federico-en-el-homolka-1-100x58.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--federico-en-el-homolka-1.png 1188w
Batalla de Lobositz (1 de octubre de 1756). Federico en el Homolka contempla la derrota de su caballería.

Mientras tanto, Bevern tenía dificultades para tomar el control del Lobosch y se vio obligado a aumentar gradualmente las fuerzas comprometidas, enviando 4 batallones adicionales para reforzar los 7 BIs ya comprometidos contra las fuerzas grenzers de Draskowitz, que continuaban oponiéndose con obstinada resistencia.

Cuando Browne se dio cuenta de que estaba perdiendo lentamente el control del Lobosch, ordenó 6 compañías de granaderos y 3 BIs de su ala izquierda para unirse a Lacy, que los envió a reforzar a los grenzers en el Lobosch. Varios RIs austriacos (Kaise, Kolowrat y Joseph Esterházy) también se concentraron cerca de Lobositz. Browne también trató de avanzar su ala izquierda hacia Sullowitz, pero el intenso fuego de la artillería prusiana de Homolka pronto detuvo este intento y prendió fuego a varias casas dentro de Lobositz.

Alrededor de la 13,00 horas, Federico dudaba del resultado de la batalla. Decidió abandonar personalmente el campo de batalla, dejando el mando al general a Keith. Antes de su partida, le ordenó a Bevern que renovara su asalto a Lobosch y Keith para apoyar ese asalto con todo lo que pudiera. Bevern finalmente logró tomar el control del Lobosch.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--tropas-austriacas-durante-la-batalla-1014x1024.png 1014w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--tropas-austriacas-durante-la-batalla-297x300.png 297w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--tropas-austriacas-durante-la-batalla-150x150.png 150w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--tropas-austriacas-durante-la-batalla-768x776.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--tropas-austriacas-durante-la-batalla-100x101.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--tropas-austriacas-durante-la-batalla.png 1324w
Batalla de Lobositz (1 de octubre de 1756). Tropas austriacas durante la batalla. Autor cortesía de Peter Dennis.

Keith luego organizó el ataque decisivo contra Lobositz. Para hacerlo, ordenó que la segunda línea de su ala izquierda marchara y se uniera a la primera. Mientras tanto, su ala derecha se desplegó en una sola línea y se extendió hacia el norte para cubrir también el Lobosch.

Una vez dueño del Lobosch, el ala izquierda prusiana, liderada por Bevern, salió de los viñedos y tomó posición a unos 600 metros de Lobositz. Los BIs de Browne pronto se enfrentaron a él.

Después de tres horas más de lucha, los austriacos finalmente fueron rechazados a Lobositz. La lucha había sido tan intensa que la mayoría de los soldados de infantería prusianos habían agotado sus 90 cartuchos y tuvieron que seguir luchando con las bayonetas o a culatazos. El Bn de granaderos 5/20 Jung-Billerbeck fue la primera unidad prusiana en forzar su camino hacia Lobositz, pronto seguido por la infantería Braunschweig-Bevern y el Bon de granaderos 3/6 Kleist. Las calles de la ciudad eran demasiado estrechas para dar cabida a los nuevos Bns enviados como refuerzos por Browne. Los granaderos prusianos incendiaron la aldea, obligando a las tropas austriacas a evacuarla. Toda la derecha austriaca se estaba desintegrando rápidamente, la mayoría de las tropas se retiraron sobre Welhotta, algunos incluso se lanzaron al río Elba, y se ahogaron.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--derrota-de-la-infanteria-austriaca-1024x674.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--derrota-de-la-infanteria-austriaca-300x198.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--derrota-de-la-infanteria-austriaca-768x506.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--derrota-de-la-infanteria-austriaca-100x66.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-lobositz-1-de-octubre-de-1756--derrota-de-la-infanteria-austriaca.png 1124w
Batalla de Lobositz (1 de octubre de 1756). Derrota de la infantería austriaca, que se lanza al río Elba para huir. Autor Günter Dorn

Browne reaccionó rápidamente y empujó hacia adelante su centro y su ala izquierda, numerosos batallones aún frescos, para interponerse entre los prusianos persiguiendo y los fugitivos. La infantería prusiana por sí sola no pudo reanudar la persecución en esas condiciones y la caballería prusiana estaba muy atrás en la Homolka.

A las 15,00 horas, los disparos habían cesado en casi todas partes. Lobositz fue ocupado por batallones de Alt-Anhalt y Zastrow.

A las 17,00 horas, Browne dió la señal de retirada y se retiró a Budin (actual Budyně nad Ohří).

La batalla había durado 7 horas, las últimas 4 muy intensas.Federico había perdido 3.308 muertos y heridos. El mayor general prusiano barón von Quadt y el teniente general Franz Ulrich von Kleist murieron poesteriormente de sus heridas. Por su parte, Browne perdió 2.863 muertos y heridos, 418 hombres tomados prisioneros, 3 cañones de 3 libras y dos estandartes. Esto estaba lejos de ser una victoria decisiva para Federico.

Rendición del ejército sajón

El 2 de octubre, Federico destacó a Bevern con un fuerte contingente hacia el sur, fuera de Lobositz, para apoderarse de Tschischkowitz (actual Čížkovice) en el camino hacia Budin. Para evitar ser cortado de sus suministros, Browne marchó de regreso a Budin por la noche.

Los prusianos permanecieron en la zona de Lobositz durante un par de semanas, esperando la reacción de Browne.

La fuerza prusiana que bloqueaba a Pirna celebró ruidosamente la victoria en Lobositz mientras que el ejército sajón bloqueado sintió desesperación ante esta noticia.

A pesar de esta derrota, María Teresa no dudó de su resolución inicial y ordenó al mariscal de campo Browne que aliviara al ejército sajón a toda costa. Browne logró comunicarse con el elector de Sajonia , pidiéndole que esperase hasta el 11 de octubre. Le estaba pidiendo mucho a las tropas sajonas que ya que estaban a media ración y habían visto un aumento de enfermos debido al mal tiempo. El mensaje fue recibido en el campamento sajón el jueves 7 de octubre.

El 5 de octubre, la guarnición sajona de Pirna se mudó a Königstein, dejando solo a 116 hombres de la guarnición de Wittenberg. A pesar de las malas condiciones, la deserción se mantuvo notablemente baja en el ejército sajón.

El 6 de octubre cerca de Pirna, los prusianos erigieron un reducto en Copitz y lo guarnecieron con 200 hombres y 4 piezas de artillería.

El 7 de octubre, Browne dejó su campamento de Budin a la cabeza de una fuerza seleccionada de 8.000 efectivos; la infantería con 6 BIs y 13Cías de granaders, y 1 Bon de grazers, estaba bajo el conde Kolowrath; la caballería con 4 Cías de granaderos a caballo, 200 dragones y 400 húsares de bajo el mando del príncipe de Lichtenstein, y 20 cañones de campaña.

Browne marchó a Raudnitz (actual Roudnice nad Labem) donde cruzó el Elba y luego avanzó por malos caminos de montaña hacia Gastorf (actual Hoštka) y Bleiswedel (actual Blíževedly). Tenía la intención de hacer un amplio movimiento de barrido hacia el este por las estribaciones de Lusacia. Para ocultar su marcha, había desplegado una cadena de puestos avanzados a lo largo del Elba entre Leitmeritz (actual Litoměřice) y Schreckenstein (actual Střekov).

El viernes 8 de octubre, el mariscal de campo Rutowski, general en jefe del ejército sajón, tenía un escuadrón de barqueros, timoneles y campesinos listos para remolcar botes hacia Königstein para construir un puente.

Fueron escoltados por unos pocos Bns con piezas de campaña para protegerlos de las Bias prusianas en la orilla norte opuesta.

Durante la noche del 8 al 9 de octubre, se puso en marcha la flotilla de pequeñas embarcaciones remolcadas. Alrededor de la 1 de la madrugada, fue vista desde el reducto prusiano en Pötzscha (50 hombres del BG de Kanitz y 2 piezas) que abrieron fuego. Las piezas de campaña sajonas no eran rivales para las prusianas. La partida de remolque pronto se marchó. Los soldados de la escolta tuvieron que reemplazarlos, pero fue en vano. La operación tuvo que ser interrumpida. Los prusianos capturaron 7 barcos y hundieron algunos otros. Mientras tanto, el teniente general prusiano von Lestwitz se había apresurado desde Mockethal a las alturas de Wehlen al frente del BI Schwerin.

El 9 de octubre, Lestwitz construyó atrincheramientos en las alturas de Wehlen y disparó contra los pontones sajones que se encontraban en la orilla opuesta del Elba.

Durante la noche del 9 al 10 de octubre, se hizo otro intento vano de llevar barcos a Königstein.

El domingo 10 de octubre, considerando que era imposible llevar botes a Königstein, Rutowski cambió su plan y ordenó que los pontones fueran transportados desde Pirna a Thürmsdorf a unos 1,6 km de Königstein.

Se suponía que los sajones cruzarían el Elba en Thürmsdorf al amparo de los cañones en Königstein. El plan requería que los austriacos tomaran posición en Lichtenhayn mientras que los sajones se concentrarían en Ebenheit durante la noche. Luego, al día siguiente, los sajones dispararían dos disparos de cañón desde Königstein como una señal para comenzar los ataques simultáneos a los puestos prusianos. Sin embargo, en el lado sajón del río, los pontones aún no se habían ensamblado en un puente. Rutowski atribuyó esto al pequeño número de pontoneros disponibles. El general prusiano Leschwitz fue enviado entre Schandau y Wendischefere con 11 batallones y 15 escuadrones, bloqueando el camino hacia el mariscal de campo Browne que estaba acampado frente a este cuerpo prusiano entre Mittelndorf y Altendorf. La pequeña llanura donde los sajones pretendían desembarcar estaba dominada por la montaña Lilienstein. Ambos lados de esta montaña estaban custodiados por 5 Bns de granaderos prusianos atrincherados. Dos BRIs prusianas se desplegaron 500 pasos atrás en el desfiladero de Burgersdorf, apoyados por 5 EDs.

En la noche del 11 al 12 de octubre, el mayor general prusiano von Manteuffel al frente del regimiento Schwerin abandonó su campamento en Mockethal. Desde su campamento en Pirna, los sajones podían ver las fogatas de Browne.

El martes 12 de octubre, la señal esperada del ejército sajón no llegó. Sus pontoneros con algunos oficiales y soldados todavía estaban trabajando activamente en la construcción del puente de pontones. Mientras tanto, el comandante prusiano estaba reforzando sus puestos en la zona de Lilienstein y Lichtenhayn.

Desde las 21,00 horas, durante la noche del 12 al 13 de octubre, el ejército sajón (18.558 hombres) se movió bajo una fuerte lluvia desde sus posiciones que se extendían desde Pirna hasta Hennersdorf para llegar al lugar de cruce en Thürmsdorf. Debido a caminos muy estrechos, solo podía avanzar en una sola columna. El ejército tuvo que abandonar la mayoría de sus cañones en las carreteras empapadas. A las 23,30 horas, comenzó el cruce en el puente de pontones, el movimiento todavía estaba en marcha cuando amaneció. Para entonces, solo los 7 BGs convergentes habían completado el cruce con sus 2 cañones de batallón. La niebla impedía que la artillería sajona de las fortalezas de Sonnenstein y Königstein cubriera el movimiento del ejército. Mientras tanto, el elector de Sajonia y su corte se habían refugiado en la fortaleza de Königstein.

El miércoles 13 de octubre, seguían cayendo fuertes lluvias mientras los sajones cruzaban el Elba. Sobre las 15,00 horas, el ejército sajón finalmente completó su travesía.

La misma mañana, cuando Federico se enteró de las operaciones en Pirna, y regresó rápidamente de Lobositz con 15 Escons de dragones y llegó a Arbesan.

El jueves 14 de octubre, a pesar de haber tenido éxito en el cruce del Elba, el pequeño ejército sajón aún enfrentaba obstáculos formidables, 12.000 prusianos esperaban en reductos cerca de Lichtenhayn.

Sin embargo, a los sajones se les ordenó avanzar. La infantería prusiana II./Prinz Ferdinand von Preußen se unió a su primer batallón en Naundorf. Todo esto mientras Browne estaba empacando, planeando irse alrededor de las 09,00 horas. Alrededor del mediodía, la señal tan esperada fue disparada desde Königstein, pero Browne ya no estaba en la zona.

Con el clima aún lloviendo y sin ayuda a la vista, Rutowski convocó a un consejo de guerra en Ebenheit, donde se tomó la decisión de rendirse. En consecuencia, Rutowsky escribió una carta al Elector Friedrich August II, informándole de la imposibilidad de cualquier otra defensa. El Elector inicialmente se negó a capitular.

El mismo día a las 13,00 horas, Federico acompañado de sus dragones llegó a Struppen. Mantuvo a los dragones de Truchseß en Struppen y envió dragones Bayreuth a Langen-Hennersdorf, mientras que el BG de la Guardia de Corps ocupó Gross-Cotta. Margrave Karl envió a los dragones de Normann para reforzar las posiciones prusianas en Lilienstein. Los prusianos restablecieron tres puentes adicionales a través del Elba en Pirna, Rathen y Krippen, además del puente en Pratzschwitz.

Sobre de las 14,30 horas, Lestwitz, que observaba el cuerpo de Browne, se dio cuenta de que se estaba retirando bajo la protección de la retagurdia bajo el mando de Hadik (300 húsares y 200 grenzers). Lestwitz envió inmediatamente al teniente coronel Warnery con 300 jinetes para hostigar a esta retaguardia. Sin embargo, Hadik se retiraba de una manera muy ordenada y Warnery inicialmente no pudo encontrar la oportunidad de atacar. Finalmente, se produjo un enfrentamiento al este de Lichtenhain, donde los austriacos perdieron 80 granaderos y 7 húsares, mientras que los prusianos perdieron al mayor von Kleist y 7 húsares muertos, 19 heridos y 4 desaparecidos. Warnery se retiró al campamento prusiano y Browne reanudó su marcha hacia Hinter-Hermsdorf.

El viernes 15 de octubre, Browne continuó su retirada, llegando a Schönlinde (actual Krásná Lípa). El mismo día en la mañana, los prusianos ocuparon la fortaleza de Sonnenstein. Mientras tanto, Rutowski había vuelto a Struppen. Sin la autorización del Elector, abrió negociaciones con Winterfeldt y Federico II. Rutowsky luego informó al Elector que finalmente lo autorizó a negociar una capitulación.

Las principales preocupaciones del Elector eran: obtener un paso franco a Varsovia para él y su corte; evitar la integración forzada de su ejército en el ejército prusiano; mantener neutral la fortaleza de Königstein durante la guerra; y evitar el encarcelamiento de sus guardias y cadetes. Sin embargo, Federico II rechazó la mayoría de estas condiciones. Insistió en que el elector Federico Augusto II simplemente debía entregar sus tropas. No se hizo ninguna excepción para los guardias y cadetes. Sin embargo, los oficiales sajones no se verían obligados a servir en el ejército prusiano si prometían no luchar más contra los prusianos. Los términos finales otorgados al ejército sajón fueron difíciles.

El sábado 16 de octubre, Browne llegó a Böhmisch-Kamnitz con su cuerpo principal. Se le informó que los prusianos estaban trabajando en un puente en Tetschen, amenazando así su línea de retirada. Browne destacó al Tcol Loudon de Kamnitz con 500 infantes y el Tcol MacElliot con 60 húsares para atacar Tetschen. El hijo de Browne, el teniente coronel von Browne, el coronel von Kheil, el coronel von Mitrowski y varios otros voluntarios, también acompañaron a Loudon. La tarde del mismo día, se firmó la capitulación del ejército sajón y se envió pan a sus soldados. Federico II luego envió al mayor-general von Ingersleben con órdenes de que todos los soldados sajones le juraran lealtad. El mariscal de campo Rutowski envió al general von Arnim a Federico II para protestar contra esta medida, pero fue en vano.

El domingo 17 de octubre, Browne llegó a Politz.

El mismo día, Federico II cruzó a Niederrathen, donde el puente pontón reconstruido fue arrojado sobre el Elba. Luego fue a Waltersdorf para revisar el ejército sajón capturado. Los oficiales sajones fueron separados de sus regimientos y enviados de regreso a casa (de un total de unos 600 oficiales, solo 37 aceptaron ingresar al servicio prusiano). Los soldados sajones por su parte pasaron entre dos batallones de Guardias prusianas y fueron recibidos por los 2 BIs del Príncipe de Prusia. Luego depositaron las armas. Los regimientos sajones se vieron obligados a jurar lealtad a el mariscal de campo Moritz von Anhalt-Dessau, quien había sido nombrado comandante de los «nuevos» regimientos. Solo unos pocos soldados juraron lealtad, aunque los prusianos comenzaron a golpearlos. Los granaderos de la Guardia de Corps, la Guardia de Corps, el BG de Kurprinzessin y la infantería Königin se negaron a jurar lealtad.

La ceremonia de lealtad duró hasta el 19 de octubre. Los regimientos consiguieron oficiales prusianos y luego marcharon a un campamento entre Struppen y Pirna, custodiados por soldados prusianos. Federico intentó convencer a la Guardia de Corps sajona para que se uniera a su propio Guardia de Corps, pero inicialmente se negaron. Tuvieron que renunciar a sus sables y Federico amenazó con distribuirlos entre sus regimientos de caballería. Finalmente, deseando permanecer con sus viejos camaradas, aceptó la oferta de Federico. Todos los demás RCs sajones capturados se disolvieron y sus tropas se distribuyeron entre varios RCs prusianos.

10 de los 13 RIs sajones capturados se mantuvieron intactos, vestidos con uniformes prusianos y supervisados por oficiales prusianos. Los tres RIs restantes se disolvieron y sus soldados se distribuyeron entre los otros diez. A los oficiales sajones se les permitió partir en libertad condicional.

Más tarde, tan pronto como tuvieron la oportunidad, los soldados de infantería sajones desertaron de compañías enteras. A fines de 1.757, la mayoría de los regimientos sajones se habían disuelto y los soldados que no habían desertado se distribuyeron entre varios regimientos prusianos.
A finales de octubre los prusianos se retiraron a sus cuarteles de invierno al sur de Sajonia, y los austriacos.

La invasión de Sajonia por las tropas de Federico desencadenó una ola de indignación, cuyos efectos alcanzaron a la Dieta Imperial, hasta el punto de que, creyendo segura la derrota prusiana, fue decretado fuera de la ley, y la coalición determinó poner 500.000 soldados para aplastar al agresor. Francia, Austria, y Rusia estaban dispuestos a aportar fuerzas para participar en la casi segura victoria aliada y participar en el reparto.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2020-03-02. Última modificacion 2021-11-17.
Valora esta entrada