Siglo XVIII Guerras Anglo-Españolas siglo XVIII (1762-98) Asedio de Gibraltar (1.779-83). Batalla del Cabo de San Vicente
Asedio de Gibraltar (1.779-83). Batalla del Cabo de San Vicente

Asedio de Gibraltar

El asedio de Gibraltar o Gran Sitio de Gibraltar, que duró desde el 16 de junio de 1.779 al 7 de febrero de 1.783, fue la primera acción española en la guerra.

Fuerzas españolas

El 21 de junio de 1.779 fue cerrada por parte española la frontera con Gibraltar, comenzando el bloqueo dirigido por Martín Álvarez de Sotomayor. Las fuerzas terrestres españolas estaban compuestas por dos batallones de Guardias Españolas, dos de Guardias Valonas, un conjunto de fuerzas de regimientos de infantería de Aragón, Cataluña, Guadalajara, Soria y Saboya, 1.000 artilleros y 12 escuadrones de caballería, en total unos 13.000 efectivos. La artillería estaba al mando de Rudesindo Tilly, mientras que la caballería y los dragones franceses serían comandados por el marqués de Arellano. Las fuerzas marítimas que debían realizar acciones de bloqueo de suministros en la bahía estaban a las órdenes de Antonio Barceló, que tenía su base establecida en Algeciras y estaba al mando de una flota de varios jabeques y lanchas cañoneras. Una flota de 11 navíos y 2 fragatas se situó en el golfo de Cádiz al mando de Luis de Córdoba con el objetivo de impedir el paso de refuerzos británicos.

Desde los primeros días del asedio se comenzaron a reconstruir las antiguas baterías del istmo que vendrían a completar las ya creadas en los años treinta bajo la supervisión del marqués de Verboom. Estas obras, parte de un ambicioso proyecto de fortificación llevado a cabo en toda la bahía de Algeciras, fortificaban especialmente la zona del istmo en la llamada línea de contravalación de Gibraltar mientras el resto del litoral estaba reforzado por gran número de fuertes y baterías que eran capaces de cruzar fuegos contra el Peñón. La construcción de estos fuertes y baterías artilladas había comenzado en 1.729, siendo objeto de quejas por parte de las autoridades gibraltareñas durante los años siguientes.

En octubre llegaron a la zona 20.000 hombres para engrosar las filas españolas que se asentarían en una zona especialmente preparada para ello y aún hoy denominada Campamento, en los alrededores del fuerte de Punta Mala. La artillería se situaría en la zona de la Tunara, junto a la batería del mismo nombre y más cerca de la frontera.

El escuadrón naval español en Algeciras comprendió, durante gran parte del asedio, dos o más barcos de la línea (74), dos o tres fragatas, varias embarcaciones con aparejos de faluca con hasta 32 cañones, varias galeras y hasta veinte barcos armados, todos tripulados por más de 6.000 marineros españoles.

Las unidades a caballo en la campaña de Gibraltar representaron a la mayoría de estos regimientos de caballería y de dragones españoles del momento. Entre los primeros, dos escuadrones de los regimiento Borbón, Alcántara, Algarve, Calatrava, Desmontados de Caballería, Farnesio e Infante, así como uno de los regimientos de Montesa, Príncipe, Rey, Reina y Santiago. También estuvieron presentes los Voluntarios de Caballería, con un escuadrón de esta unidad de caballería ligera, destinada de manera habitual al Campo de Gibraltar. Entre los dragones se encontraban 2 escuadrones de Pavía y de Lusitania y unidades de Almansa, Rey, Sagunto, Villaviciosa y Dragones Desmontados.

Las fuerzas de infantería estaban compuesta por batallones de los regimientos regulares en ese momento: La Guardia Real con los Guardias Españolas y Guardias Valonas; los regimientos de América, Córdoba, Saboya, Zamora, Extremadura, Guadalajara, Murcia, Burgos y Princesa.

Además de las unidades del ejército regular, las tropas bajo el mando del comandante general del campo de Gibraltar encuadraban muchas unidades de milicias provinciales y de infantería ligera, como el regimiento 1 de Cataluña y un batallón de los Voluntarios de Aragón, con un gran protagonismo en las escaramuzas de las trincheras avanzadas del istmo, ya que a estas dos unidades competía el control de la tierra de nadie situada en los arenales, tanto para prevenir salidas enemigas como para interceptar la fuga de los desertores propios; 3 divisiones de Granaderos y Cazadores Provinciales, entre ellos los granaderos provinciales de Andalucía, Ciudad Real, Guadix, Logroño y Toro, así como los Cazadores Provinciales de Jerez, Lorca y Soria, además de tropas del regimiento Fijo de Ceuta. También unidades de los regimientos de Voluntarios Provinciales de Écija, Murcia, Salamanca y Toledo y de los de Milicias de Bujalance, Jaén y Sevilla, el batallón de Voluntarios de Crillón y su compañía de cadetes, los escopeteros de Getares y la llamada Compañía de Voluntarios del Bloqueo.

En cuanto a la infantería extranjera del ejército español se dieron cita el regimiento irlandés del Ulster (llamado Ultonia), los italianos de Milán y Nápoles y el suizo de Betchart.

Tras la toma de Menorca, llegó la brigada Francesa bajo el mando del duque de Crillón, con unos 4.000 efectivos compuesta de los regimientos franceses Lyonnais y Bretagne, y de los alemanes Royal Suedois y Bouillon, que llevaban su propia dotación de artilleros e ingenieros. Se asentaron el extremo oriental del campamento aliado, entre la Pedrera y la Torre Sierra Carbonera.

El despliegue habitual de las fuerzas de bloqueo se organizaba de la manera siguiente: los puestos avanzados del istmo eran ocupados por la infantería ligera de los regimientos de voluntarios de Cataluña y de Aragón. El extremo de la derecha de la línea correspondía a las Guardias Españolas, el de la izquierda a las Valonas y, el centro, a otros regimientos de infantería de línea.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asedio-de-gibraltar-1-779-83--mapa-de-la-bahia-de-algeciras.png 823w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asedio-de-gibraltar-1-779-83--mapa-de-la-bahia-de-algeciras-300x294.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asedio-de-gibraltar-1-779-83--mapa-de-la-bahia-de-algeciras-768x752.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/asedio-de-gibraltar-1-779-83--mapa-de-la-bahia-de-algeciras-100x98.png 100w
Asedio de Gibraltar 1.779-83. Mapa de la bahía de Algeciras donde se indican las posiciones de los fuertes y baterías españoles y británicos.

Fuerzas inglesas

El gobernador de Gibraltar, George Eliott, al enterarse del inicio del bloqueo, puso a su guarnición en pie de guerra y reunió un consejo de guerra. Logie, el cónsul británico en Tánger, regresó de Gibraltar a su puesto en Marruecos, para organizar el suministro regular de suministros para la guarnición. La población de Gibraltar eran unos 3.200 habitantes que incluían 519 británicos residentes, 1.800 habitantes católicos (españoles, portugueses, genoveses, 863 judíos y unos 400 marroquíes no censados.

Se hicieron arreglos para enviar a la mayor cantidad posible de residentes civiles de Gibraltar, enviándolos en los buques que llevaban los suministros. Los barcos fueron trasladados desde Old Mole en el extremo norte de la ciudad, a New Mole en el extremo sur, donde eran menos vulnerables a los disparos españoles.

La guarnición disponía una guarnición de 5.382 efectivos distribuidos en: 5 compañías de la Royal Artillery con 305 artilleros, que fueron completados con 180 voluntarios hasta alcanzar 485 artilleros que atendían a los 77 cañones de 32 libras, 149 cañones de 24 y 26 libras, 113 de 18 libras, 74 de 12 libras, 106 cañones de calibre más pequeño, 100 morteros y 29 obuses; en total 648 piezas.

En cuanto a infantería estaba compuesta de fuerzas de los regimientos 12 (599) al mando del Tcol Trigge, 39 (586) al mando del comandante Kellet, 56 (587) al mando del comandante Fancourt, 58 (605) al mando del Tcol Cochrane, 72 (1046) al mando del Tcol Gledstanes; voluntarios de Hanover (452) al mando del Tcol Hugo, voluntarios de Hardenburg (más tarde Sydow) (444) al mando del Tcol Dauchehausen , voluntarios de La Motte (456) al mando del Tcol Scheleppegrell. Ingenieros y artificieros 122 hombres.

El almirante Robert Duff una flota de un navío, tres fragatas y una goleta.

Inicio de las hostilidades

La ciudad rompió fuego contra los trabajos de reparación de fuertes el domingo 12 de septiembre desde las baterías de Green’s Lodge, Wills’s y Queen Charlotte cercanas a los sitiadores. La señora Skinner, la esposa de un oficial de ingenieros, fue la encargada de realizar el primer disparo bajo la dirección del gobernador, mientras una banda tocaba.

El fuego español no se hizo esperar y pronto las baterías del istmo abrieron fuego contra las batería situadas en las faldas del Peñón.

La principal baza para la toma de la ciudad no era, sin embargo, la acción de la artillería y el asalto directo; este tipo de acciones ya habían demostrado ser insuficientes en los anteriores asedios de 1.704 y de 1.727.

Debía ser fundamental el bloqueo de suministros a la ciudad, ya que en los anteriores sitios se puso de manifiesto que mientras la ciudad tuviese víveres resistiría la acción armada. De este modo, durante las primeras semanas la flota de Juan de Lángara y Huarte situada en las proximidades del Estrecho conseguía evitar la llegada de ayuda a Gibraltar, de modo que al cabo de unos meses la situación dentro de la ciudad comenzaba a ser desesperada al escasear los alimentos. A partir de entonces, los cañones de Gibraltar dispararon contra las líneas y barcos españoles, día y noche, durante todo el asedio. Los oficiales de artillería británicos tuvieron total discreción sobre cuándo y dónde disparar contra los españoles.

En los primeros días, los españoles no respondieron a los disparos británicos y, una vez que se dieron cuenta de que había poco peligro de ser alcanzados, los soldados españoles que trabajaban en las obras de asedio dejaron de ponerse a cubierto y continuaron con sus tareas.

En noviembre de 1.779, la guarnición de Gibraltar se estaba quedando sin alimentos. Los intentos de reanudar el cultivo de verduras en el istmo fueron impedidos por el fuego de los cañones españoles. A los soldados y civiles se les permitió cultivar alimentos en las laderas de la montaña al sur de la Roca.

El 15 de enero de 1.780, un bergantín inglés llegó desde el Atlántico, eludiendo los buques españoles que bloqueaban y entró para el New Mole (Muelle Nuevo). Llevaba noticias de que se acercaba un gran convoy de Inglaterra, escoltado por la Royal Navy.

La guarnición de Gibraltar escuchó las noticias con alegría y las tiendas de vinos, cerradas durante mucho tiempo para evitar el desorden, se abrieron para celebraciones.

Se notaba que la flotilla del almirante español Barceló no salía al mar para encontrarse con los barcos entrantes, sino que se mantenía bien en el puerto de Algeciras e intentaba instalar un auge protector.

Batalla naval del Cabo de San Vicente o del Claro de Luna (16 de enero de 1.780)

Los ingleses equiparon un convoy de suministros, y a finales de diciembre de 1.779 una gran flota zarpó de Inglaterra bajo el mando del almirante George Brydges Rodney. Aunque el destino final de Rodney era mandar la flota de las Antillas, tenía instrucciones secretas para primero reabastecer Gibraltar y Menorca.

El convoy partió de Plymouth el 29 de diciembre de 1.779, con 22 navíos de línea y 10 fragatas escoltando un convoy 200 velas. Después de un retraso considerable causado por la falta de preparación de algunos de los buques y los vientos adversos.

El 4 de enero de 1.780, la flota de Rodney estaba a 300 millas al oeste del cabo Finisterre, donde los buques mercantes de las Indias Occidentales abandonaron el convoy para navegar a través del Atlántico. Estos barcos fueron escoltados por el Hector (74), el Phoenix (44), el Greyhound (44) y el cutter Tapageur. Rodney se quedó al mando de 19 navíos de línea, para escoltar al convoy de suministros hacia Gibraltar y Menorca.

El 8 de enero de 1.780 la flota británica avistó un grupo de velas. Dándolas caza con sus naves más veloces, estaban revestidas con una lámina de cobre, comprobó que se trataba de una flota española de suministro de 12 barcos cargados con provisiones y tres barcos que transportaban pólvora y tiro, tiendas para la flota española en Cádiz, escoltados por 7 buques de guerra españoles: Guipuzcuana (64), San Carlos (32), San Rafael (30), San Bruno (26), Santa Teresa (24), San Fermín (16) y San Vicente (14).

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-de-rodney-persigue-a-la-flota-espanola-el-8-de-enero-1024x565.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-de-rodney-persigue-a-la-flota-espanola-el-8-de-enero-300x166.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-de-rodney-persigue-a-la-flota-espanola-el-8-de-enero-768x424.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-de-rodney-persigue-a-la-flota-espanola-el-8-de-enero-100x55.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-de-rodney-persigue-a-la-flota-espanola-el-8-de-enero.png 1201w
Batalla del Cabo de San Vicente o del Claro de Luna (16 de enero de 1780). La flota de Rodney Persigue a la flota española el 8 de enero. Autor John Christian Schetky

El convoy entero fue capturado, la solitaria nave de línea, Guipuzcoana (64), rindió el pabellón después de un intercambio superficial de fuego, tras ser apresada sería renombrada Prince William (64), en honor de Príncipe Guillermo, tercer hijo del rey, que servía como guardiamarina en la flota.

Los 12 barcos de provisiones españoles continuaron con el convoy, mientras que los barcos de municiones y tiendas fueron enviados de regreso a Gran Bretaña, escoltados por el navío America (74) y la fragata Pearl (28).

Entretanto, los españoles se habían informado de las actividades de la flota de socorro británica. Para interceptar el convoy de Rodney, desde el Escuadrón de Bloqueo se destacó una flota compuesta por 11 buques de línea comandada por el almirante Juan de Lángara, alertando también a la flota atlántica, que se encontraba fondeada en Cádiz al mando del almirante Luis de Córdoba para que se uniese a la persecución. No obstante, al comprobar la fuerza de la flota británica, Córdoba decidió regresar a Cádiz en lugar de confluir con Juan de Lángara.

El 16 de enero, alrededor de las 13,00 horas, las flotas de Lángara y Rodney se avistaron al sur del cabo de San Vicente. El tiempo era nebuloso, con oleajes fuertes y chubascos ocasionales, la flota española estaba formada en dos grupos y no estaba preparado para la batalla, mientras que los británicos ya estaban en línea.

La flota de Lángara estaba formada por 9 buques de línea y 2 fragatas: el Real Fenix (80), Princesa (70), Diligente (70), Monarca (70), San Augustín (70), San Eugenio (70), San Jenaro (70), San Justo (70), San Lorenzo (70), San Domingo (70), San Julián (64); y las fragatas Santa Cecilia (34) y Santa Rosalia (34).

Rodney estaba enfermo y pasó la acción entera en su litera. Su capitán Walter Young, instó a Rodney para dar órdenes de batalla inmediatamente que la flota española fue descubierta, pero Rodney sólo dio órdenes para formar en línea. Lángara comenzó a establecer una línea de batalla, pero cuando se dio cuenta del tamaño de la flota de Rodney, dio órdenes para virar rumbo a Cádiz.

Alrededor de las 14,00 horas, cuando Rodney confirmó que las naves avistadas no eran la vanguardia de una flota más potente, ordenó la persecución a toda velocidad por el lado de la costa, con objeto de impedir a los barcos españoles buscasen refugio y dificultando la utilización de la artillería de la cubierta inferior, atacándolos por la retaguardia según les dieran alcance. Debido al recubrimiento de cobre en los cascos (que reducía las incrustaciones marinas y el consiguiente rozamiento), las naves inglesas fueron más rápidas y pronto alcanzaron a las españolas.

La flota inglesa estaba formada por 19 navíos de línea y 5 fragatas: Sandwich (90), Royal George (100), Prince George (98), Monarch (74 ), Edgar (74), Bedford (74), Alcide (74), Culloden (74), Terrible (74), Defence (74), Resolution (74), Ajax (74), Montagu (74), Invincible (74), Alfred (74), Cumberland (74), Marlborough (74), Bienfaisant (64), Prince William (64); y las fragatas: Apollo (32), Pegasus (28), Tritón (28), Hyaena (24) y Porcupine (24).

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--mapa-de-la-batalla.png 561w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--mapa-de-la-batalla-274x300.png 274w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--mapa-de-la-batalla-100x110.png 100w
Batalla del Cabo de San Vicente o del Claro de Luna (16 de enero de 1780). Mapa de la batalla. Autor John Fawkes

La persecución duró aproximadamente dos horas, comenzando la batalla alrededor de las 16,00 horas. El Santo Domingo (70), que iba en cola, recibió fuego de costado del Edgar (74), el Marlborough (74) y el Ajax (74) antes de estallar alrededor de 16,40, sobreviviendo solo un miembro de la tripulación. El Princesa (70) fue sobrepasado por el Marlborough (74) y el Ajax (74) que continuaron su rumbo con el propósito de atacar otros barcos españoles, finalmente fue bombardeado por el Bedford (74) en una batalla de una hora de duración antes de arriar su bandera sobre la 17,30 horas. A las 18,00 estaba oscureciendo, y hubo una discusión a bordo del Sandwich (90), buque insignia de Rodney, sobre si continuar la búsqueda.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--explosion-del-santo-domingo-1024x515.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--explosion-del-santo-domingo-300x151.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--explosion-del-santo-domingo-768x386.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--explosion-del-santo-domingo-100x50.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--explosion-del-santo-domingo.png 1199w
Batalla del Cabo de San Vicente o del Claro de Luna (16 de enero de 1780). Explosión del Santo Domingo. Autor Richard Paton
https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--explosion-del-buque-santo-domingo-1024x543.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--explosion-del-buque-santo-domingo-300x159.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--explosion-del-buque-santo-domingo-768x407.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--explosion-del-buque-santo-domingo-100x53.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--explosion-del-buque-santo-domingo.png 1198w
Batalla del Cabo de San Vicente o del Claro de Luna (16 de enero de 1780). Explosión del buque Santo Domingo. Autor Thomas Luny
https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-inglesa-persiguiendo-a-la-espanola-1024x507.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-inglesa-persiguiendo-a-la-espanola-300x148.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-inglesa-persiguiendo-a-la-espanola-768x380.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-inglesa-persiguiendo-a-la-espanola-100x49.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-inglesa-persiguiendo-a-la-espanola.png 1198w
Batalla del Cabo de San Vicente o del Claro de Luna (16 de enero de 1780). La flota inglesa persiguiendo a la Española. El Sandwich buque insignia de Rodney y detrás el buque Santo Domingo explotando delante del Sandwich. Autor Francis Holman.

La persecución continuó en la noche oscura y ventosa, por lo que la batalla sería conocida también como la batalla del Claro de Luna, puesto que era infrecuente en la época que las batallas navales continuasen después de la puesta del sol. A las 19,30, el buque insignia de Lángara, el Real Fenix (80), fue alcanzado por el Defence (74) entablando una batalla que duró más de una hora, en ese momento llegaron el Montagu (74) y el Prince George (98), que también abrieron fuego a consecuencia del cual Lángara resultó herido; el buque sufrió muchos disparos,desarbolado del palo de mesana, del mastelero de gavia y del de juanete de proa, quedándole no más que jirones de las velas de trinquete y velacho. Así prolongó la defensa bizarra hasta las diez de la noche, que se rindió, al Bienfaisant (64), que se incorporó a la lucha y le destruyó el palo mayor. La captura del Real Fenix (80) se complicó a causa de un brote de viruela a bordo del Bienfaisant (64).

El capitán John MacBride, en lugar de enviar un equipo de abordaje, posiblemente infectado, informó a Lángara de la situación concediéndole a él y a su tripulación libertad condicional.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--combate-entre-la-flota-de-rodney-y-la-de-lancara-1024x520.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--combate-entre-la-flota-de-rodney-y-la-de-lancara-300x152.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--combate-entre-la-flota-de-rodney-y-la-de-lancara-768x390.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--combate-entre-la-flota-de-rodney-y-la-de-lancara-100x51.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--combate-entre-la-flota-de-rodney-y-la-de-lancara.png 1198w
Batalla del Cabo de San Vicente o del Claro de Luna (16 de enero de 1780). Combate entre la flota de Rodney y la de Lancara. Autor Dominic Serres

Mientras los barcos británicos avanzaban atacando la retaguardia de la escuadra española, otros barcos británicos tomaron la delantera, para perseguir a los barcos de la vanguardia española.

A las 21,15 horas el Montagu (74) atacó al Diligente (70), que quedó fuera de combate tras ser derribado su palo mayor. Alrededor de las 23,00 el San Eugenio (70) se rindió después de ser todos sus mástiles abatidos por el Cumberland (74), pero la situación del mar imposibilitó enviar a bordo una tripulación de abordaje hasta la mañana siguiente. Entretanto el Culloden (74) y el Prince George (100), atacaron al San Julián (64) obligándolo a rendirse alrededor de la 01,00. La última capitulación fue la del Monarca (70) que, bombardeado a distancia por el Alcide (74) casi logró escapar, pero fue alcanzado por la fragata Apollo (32)que logró mantener la desigual batalla hasta la llegada, sobre las 02,00, del buque insignia de Rodney, el Sandwich (80), que disparó una andanada, sin darse cuenta que el Monarca (70) ya había arriado su bandera.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--combate-en-san-julian-64-contra-el-culloden-74-y-el-prince-george-100.png 895w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--combate-en-san-julian-64-contra-el-culloden-74-y-el-prince-george-100-300x183.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--combate-en-san-julian-64-contra-el-culloden-74-y-el-prince-george-100-768x469.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--combate-en-san-julian-64-contra-el-culloden-74-y-el-prince-george-100-100x61.png 100w
Batalla del Cabo de San Vicente o del Claro de Luna 16 de enero de 1780. Combate del San Julián (64) contra el Culloden (74) y el Prince George (100).

El barco español San Agustín (70) se vio obligado a rendirse ante el Monarch (74), pero escapó en la noche antes de que pudiera ser abordado. Los dos barcos españoles en la vanguardia de la escuadra también lograron escapar, con otro barco.

Los británicos hundieron un buque el Santo Domingo (70) que explotó, y capturaron 6 barcos españoles, el San Julián (64) y San Eugenio (70) que no llegaron a Gibraltar; el Monarca (70), Diligente (70) y el Princesa (70), con el buque insignia español Fénix (80) fueron llevados a Gibraltar. 4 buques de línea y 2 fragatas lograron escapar, aunque las fuentes no son claras si dos de ellas estaban presentes en el momento de la batalla.

A la luz del nuevo día, estaba claro que la flota británica y sus naves apresadas estaban peligrosamente cerca de la costa y con brisa en dirección a tierra. Una de las capturas, el San Julián (64), fue considerado por Rodney como demasiado dañado para navegar y fue conducido a tierra. El destino de otra presa, el San Eugenio (70), no está claro. Algunas fuentes informan que también fue enviado a tierra, pero otros aseguran que fue retomado por su tripulación y logró llegar a Cádiz. Un relato español afirma que los equipos de abordaje de ambas naves solicitaron a sus cautivos españoles ayuda para escapar a la orilla. Los capitanes españoles retomaron el control de sus naves, encarcelaron a los marinos británicos y zarparon para Cádiz.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-de-rodney-se-aproxima-a-gibraltar-despues-de-la-batalla-1024x538.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-de-rodney-se-aproxima-a-gibraltar-despues-de-la-batalla-300x158.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-de-rodney-se-aproxima-a-gibraltar-despues-de-la-batalla-768x404.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-de-rodney-se-aproxima-a-gibraltar-despues-de-la-batalla-100x53.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-de-rodney-se-aproxima-a-gibraltar-despues-de-la-batalla.png 1199w
Batalla del Cabo de San Vicente o del Claro de Luna (16 de enero de 1780). La flota de Rodney se aproxima a Gibraltar después de la batalla. Autor Dominic Serres

Los británicos evaluaron sus bajas en 32 muertos y 102 heridos. El convoy de suministros llegó a Gibraltar el 19 de enero obligando a la flota sitiadora, de menor tamaño, a retirarse a la seguridad de Algeciras. Rodney, tras una escala en Tanger, llegó varios días más tarde, desembarcando a los prisioneros heridos, entre los que se encontraba el propio almirante Lángara. La moral de la guarnición británica se elevó con la llegada de los suministros y la presencia del príncipe William Henry.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-de-rodney-entrando-en-gibraltar-1024x527.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-de-rodney-entrando-en-gibraltar-300x154.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-de-rodney-entrando-en-gibraltar-768x395.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-de-rodney-entrando-en-gibraltar-100x51.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/02/batalla-del-cabo-de-san-vicente-o-del-claro-de-luna-16-de-enero-de-1780--la-flota-de-rodney-entrando-en-gibraltar.png 1198w
Batalla del Cabo de San Vicente o del Claro de Luna (16 de enero de 1780). La flota de Rodney entrando en Gibraltar. Autor Dominic Serres

Tras la escala en Gibraltar se continúa el viaje para reabastecer a la guarnición de Menorca. Finalmente, en febrero, Rodney puso rumbo a las Antillas, aunque segregando parte de su flota original para destinarla al servicio del Canal. Este destacamento interceptó una flota francesa destinada a las Indias orientales, capturando un buque de guerra y tres naves de carga. Gibraltar fue reabastecido dos veces más antes de que el asedio fuese levantado con el final de la guerra en 1.783.

El almirante Lángara y otros oficiales españoles serían puestos finalmente en libertad condicional. Lángara recibió un ascenso a teniente general y continuó su distinguida carrera, convirtiéndose en ministro español de Marina en las guerras revolucionarias francesas.

El almirante Rodney (pese a las críticas del capitán Young, que lo acusó de debilidad e indecisión) fue alabado por su triunfo, la primera gran victoria de la Royal Navy sobre sus oponentes europeos. Se distinguió por el resto de la guerra, en particular ganando en 1.782 la batalla de los Santos en la que capturó al almirante francés Comte de Grasse. Sus observaciones sobre la influencia ventajosa del revestimiento de cobre en la victoria fueron determinantes en la decisión del ministerio de Marina británico para desplegar más ampliamente la tecnología.

Eliott aprovechó la oportunidad de la partida de Rodney para deshacerse del ineficaz almirante Duff, quien regresó a Inglaterra y fue relegado al ostracismo.

Durante la permanencia de la flota de Rodney, las fuerzas españolas en el continente se encontraban en circunstancias difíciles, ya que se detuvo su reabastecimiento regular por el tráfico marítimo costero. El aumento del número de desertores valones describió la escasez de alimentos y la inundación de las obras de asedio españolas.

Egdar partió de Gibraltar el el 13 de febrero de 1.780, dejando el navío Panther (54) y las fragatas Enterprise (28) y Porcupine (24), y los sloops (barco tipo balandra de un palo) Gibraltar y Fortune. Tambien dejó al regimiento 73 de infantería al mando del teniente-coronel George Mckencie con 36 oficiales, 72 suboficiales y 960 de tropa para reforzar la guarnición. Este regimiento escocés estaba destinado a Menorca, pero se decidió dejarlo en Gibraltar. El almirante tubo que dejar al buque Edgar (74) debido a la enfermedad de la tripulación, dicho buque partió el 20 de abril.

Los 20 buques de guerra españoles y 4 franceses se encontraba en el puerto de Cádiz, no hicieron ningún intento de interferir con los barcos de Rodney mientras estaban en Gibraltar.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2020-02-24. Última modificacion 2020-02-24.
Valora esta entrada