Edad Media Los árabes El ejército del Califato Omeya
El ejército del Califato Omeya

Administración Omeya

Una de las primeras tareas de los Omeyas fue la creación de una administración estable para el imperio. Siguió las ideas principales del Imperio bizantino, que había gobernado la misma región anteriormente, y tenía tres principales ramas del gobierno: asuntos políticos y militares, la recaudación de impuestos, y la administración religiosa. Cada uno de ellos se dividía a su vez en más sucursales, oficinas y departamentos.

Geográficamente, el imperio se dividió en varias provincias, cuyas fronteras cambiaron numerosas veces durante el reinado omeya. Cada provincia tenía un gobernador o wali nombrado por el califa. Estas provincias eran Damasco, Persia, Arabia, Egipto, África, Andalucía y Transoxiana.

A medida que el imperio crecía, el número de trabajadores árabes calificados era demasiado pequeño para seguir el ritmo de la rápida expansión del Imperio. Por lo tanto, Muawiya permitió que muchos de los trabajadores del gobierno local en las provincias conquistadas mantuvieran sus trabajos bajo el nuevo gobierno omeya. En consecuencia, gran parte del trabajo del gobierno local se registró en griego, copto y persa. Fue solo durante el reinado de Abd al-Malik cuando el trabajo del gobierno comenzó a registrarse regularmente en árabe.

El diwan o divan

Para ayudar al Califa en la administración, estaba el diwan (árabe) o divan (en turco) que era una junta de administración (similar al consejo de ministros actual). El primero fue creado bajo el califa Omar, comprendía los nombres de los guerreros de Medina que participaron en las conquistas musulmanas y sus familias; estaba destinado a facilitarles el pago de un salario (ata), bien en moneda o bien en raciones, según su servicio y su relación con Mahoma. Esta primera junta militar (diwan al-jund) pronto fue emulado en otras capitales de provincia como Basora, Kufa y Fustat.

Con el advenimiento del Califato Omeya, el número de diwans aumentó hasta seis:

  • Diwan al Kharaj que administraba todas las finanzas del imperio. También impuso y recaudó impuestos y desembolsó ingresos.
  • Diwan al-Rasa’il que administraba de correspondencia regular, redactaba las cartas y los documentos oficiales del califa. Emitía misivas y circulares estatales a los oficiales centrales y provinciales. Coordinaba el trabajo de todas los diwans y se ocupaba de toda la correspondencia como secretaría principal.
  • Diwan al-Jatam u oficina de registro, una especie de cancillería estatal. Solía hacer y conservar una copia de cada documento oficial antes de sellar y enviar el original a su destino. Así, con el transcurso del tiempo, los omeyas bajo Abd al-Malik desarrollaron un archivo estatal en Damasco. Este departamento sobrevivió hasta mediados del período abasí.
  • Diwan al Barid o servicio postal, Abd al-Malik lo extendió por todo su imperio y Walid lo aprovechó al máximo. Umar bin Abdul-Aziz lo desarrolló aún más mediante la construcción de caravasares en etapas a lo largo de la carretera de Jorasan. Se utilizaron relevos de caballos para el transporte de despachos entre el califa y sus agentes y funcionarios destacados en las provincias. Las carreteras principales se dividieron en etapas de unos 20 km cada una y cada etapa tenía caballos, burros o camellos listos para llevar el correo. Principalmente, el servicio satisfacía las necesidades de los funcionarios gubernamentales, pero los viajeros y sus importantes despachos también se beneficiaban del sistema. Los carruajes postales también se emplearon para el transporte rápido de tropas. Pudieron llevar de cincuenta a cien hombres a la vez.
  • Diwan al-Qudat para la administración de justicia. Después de la expansión del Estado Islámico, Omar al-Faruq tuvo que separar el poder judicial de la administración general y nombró al primer cadí en Egipto ya en el año 643/23 . Después de 661, una serie de jueces sirvieron en Egipto durante los califatos de Hisham y Walid II.
  • Diwan al Jund que asignaba rentas vitalicias a todos los árabes y a los soldados musulmanes de otras razas, sufrió un cambio a manos de los omeyas. Los omeyas se entrometían en el registro y los perceptores consideraban las pensiones como el subsidio de subsistencia incluso sin estar en servicio activo. Hisham lo reformó y pagó solo a los que participaban en la batalla.

Organización social

El califato omeya tenía cuatro clases sociales principales:

  • Árabes musulmanes.
  • Musulmanes no árabes (clientes de los árabes musulmanes).
  • Dhimmis o personas libres no musulmanas.
  • Esclavos.

Los árabes musulmanes estaban en la cima de la sociedad y vieron como su deber gobernar las áreas conquistadas. Los musulmanes árabes se tenían en mayor estima que los musulmanes no árabes y, en general, no se mezclaban con otros musulmanes.

A medida que se extendía el Islam, cada vez más la población musulmana consistía en no árabes. Esto provocó malestar social, ya que a los nuevos conversos no se les otorgaron los mismos derechos que a los árabes musulmanes. Además, a medida que aumentaron las conversiones, los ingresos fiscales (impuestos campesinos) de los no musulmanes disminuyeron a niveles peligrosos. Estos problemas continuaron empeorando hasta que ayudaron a causar la revuelta abasí en la década de 740.

Los grupos no musulmanes del califato omeya, que incluían cristianos, judíos, zoroastrianos y paganos, se llamaban dhimmis. Se les otorgó un estatus protegido legalmente como ciudadanos de segunda clase, siempre que aceptaran y reconocieran la supremacía política de los musulmanes gobernantes, es decir, pagaron un impuesto, conocido como Yizia, que los musulmanes no tenían que pagar, sino que pagarían el impuesto Zakat. Si se convertían al Islam dejarían de pagar Yizia y en su lugar pagarían Zakat.

El ejército omeya

Los ejércitos omeyas estaban mandados por miembros de la familia ejército omeya, aunque el califa Muawiya subió a miembros de origen humilde que se distinguieron.
Al principio el ejército estaba formado por la unidad árabe tribal o ashira, que pronto se quedó pequeña para formar un ejército. Reformó las tribus un 4 o 5 federaciones, creó tribus artificiales llamadas qabilas, para aquellos que no se ajustaban a las nuevas estructuras. Sin embargo, los enfrentamientos entre clanes continuaron.

Los califas confiaron cada vez más en los mawalis (musulmanes no árabes), así como en esclavos y antiguos prisioneros de guerra, que guarnicionaron palacios y fortalezas. A veces combatían como una división separada, y también eran seguidores de algún líder particular.

La élite del ejército lo formaban las unidades de Siria llamadas ahl al-Sham (Pueblo de Siria) era principalmente árabe, y su núcleo estaba formado por aquellos que se habían asentado en las zonas urbanas de Siria y las tribus árabes que originalmente sirvieron en el ejército del Imperio bizantino en Siria. Estos fueron apoyados por tribus en el desierto de Siria y en la frontera con los bizantinos, así como por tribus sirias cristianas. Los soldados estaban registrados en el Diwan al Jund, y eran asalariados. El ejército que atacó Constantinopla en el 718, que consistía en 200.000 efectivos, 12.000 trabajadores y 6.000 mulas de transporte, era en su mayoría de Siria.

El ejército Sirio se dividía en junds o provincias militares basados en ciudades fortificadas regionales. Estaban asentadas en Hims (Homs), Damasco, Urdunn (Jordania), y Filastin (Palestina), posteriormente el califa Yazid I, añadió Qinnasrin (25 km al sur de Alepo).

El ejército del Norte de África tenía 2 junds basadas en Fustat (sur de El Cairo) y Kayrawan (Túnez).

Las fuerzas sirias omeyas se especializaron en la guerra de infantería de orden cerrado y favorecieron el uso de una formación de muro escudos del que sobresalían las lanzas, los infantes tenía una rodilla en tierra durante la batalla, probablemente como resultado de sus encuentros con los ejércitos bizantinos. Esto era radicalmente diferente del estilo beduino original de lucha móvil e individualista. Al igual que los bizantinos, situaban a los más protegidos en las filas delanteras.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2015/02/ejercito-omeya-siglo-vii-y-siglo-viii-1024x672.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2015/02/ejercito-omeya-siglo-vii-y-siglo-viii-300x197.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2015/02/ejercito-omeya-siglo-vii-y-siglo-viii-768x504.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2015/02/ejercito-omeya-siglo-vii-y-siglo-viii-1536x1008.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2015/02/ejercito-omeya-siglo-vii-y-siglo-viii-100x66.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2015/02/ejercito-omeya-siglo-vii-y-siglo-viii.png 2047w
Ejército omeya siglo VII y siglo VIII. Izquierda (1) infantes de la guardia; (2) ansar; (3) camellero. Derecha (1 y 2) infantes de la guardia; (3) jinete de la guardia, la mayoría eran jefes beduinos; (4) infante arquero, autor Angus McBride

La caballería distinguió entre la caballería ligera y la caballería pesada. La ligera la proporcionaban los caballos árabe-sirios que darán lugar a los caballos de pura raza árabe y los caballos berberiscos mientras que los caballos pesados provendrían de las regiones de Turquía, Jorasán (antigua Media) y Tranxosiana (Farganá). Los omeyas fueron los que establecieron el estribo metálico tras la conquista de Jorasán, los primeros serían de cuero y se despreciaban porque les consideraban un signo de debilidad.

Los jinetes pesados árabes de Siria o ahl al-Sham, eran conocidos por su destreza y disciplina militar, estaba basado en el catafracto bizantino griego, sus antiguos maestros.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2015/02/caballeria-pesada-omeya-1024x624.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2015/02/caballeria-pesada-omeya-300x183.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2015/02/caballeria-pesada-omeya-768x468.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2015/02/caballeria-pesada-omeya-1536x937.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2015/02/caballeria-pesada-omeya-100x61.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2015/02/caballeria-pesada-omeya.png 1640w
Caballería pesada omeya. Los jinetes pesados árabes de Siria o Ahl al-Sham, eran conocidos por su destreza y disciplina militar, estaba basado en el catafracto bizantino griego, sus antiguos maestros. Autor Mubarizún para ArtStation

Los jinetes pesados de origen persa o asawira (del persa asawaran) eran principalmente jinetes pesados arqueros.

Como los caballos eran un activo importante en el ejército musulmán, tenían interés en criarlos y entrenarlos, y también en protegerlos durante el combate, colocaban protecciones a sus caballos que cubrían sus cuerpos y los protegían de los ataques de los enemigos.

También se mantuvo la caballería de élite o Fursan, que era la heredera de la Guardia Móvil, que permanecía junto al Califa. Estaba formada por 3 karadais de unos 200 hombres cada uno.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/04/jinetes-omeyas-1024x750.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/04/jinetes-omeyas-300x220.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/04/jinetes-omeyas-768x563.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/04/jinetes-omeyas-1536x1125.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/04/jinetes-omeyas-100x73.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2022/04/jinetes-omeyas.png 1968w
Jinetes omeyas: (1) gobernador de Balkh; (2) jinete de élite omeya; (3) jinete ligero de Egipto. Autor Angus McBride

También establecieron el servicio militar obligatorio, el Estado proporcionaba a los soldados todo lo que necesitaban de armas y municiones. Utilizaban varios tipos de armas:

  • Armas individuales como espadas, lanzas, arcos y flechas de todo tipo. También llevaban protecciones como cascos, armaduras (laminar y de anillas) y escudos.
  • Armas colectivas como las catapultas. Al Hayyây ibn Yûsuf Az-Zaqafi pudo fabricar un mangonel llamado Al Arûs (la novia), que necesitaba a unos 500 hombres a su servicio. También utilizaron las armas químicas, pues los musulmanes sobresalieron en el uso del fuego griego y lo desarrollaron y descubrieron a su vez materiales cáusticos y explosivos.
https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2015/02/el-ejercito-omeya-1024x469.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2015/02/el-ejercito-omeya-300x138.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2015/02/el-ejercito-omeya-768x352.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2015/02/el-ejercito-omeya-1536x704.png 1536w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2015/02/el-ejercito-omeya-100x46.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2015/02/el-ejercito-omeya.png 1920w
El ejército omeya. El califa Marwan II reformó el ejército omeya y fue durante su reinado cuando la caballería pesada musulmana superó en número a la bizantina. Sus fuerzas se subdividieron en unidades más pequeñas, cada una de las cuales incluía infantería pesada, arqueros y caballería pesada. Autor Mubarizún para ArtStation

Creó también un ejército profesional llamado los ghulams o ghilmans. Originalmente, procedían de esclavos turcos, de prisioneros de guerra, pero más tarde serían muy a menudo comprados desde niños. En Bagdad se formó un nuevo cuerpo en la guardia del califa bajo sus propios comandantes, muchos de los cuales ganaron rápidamente la influencia política. Este cuerpo se parecía a la guardia pretoriana romana, o la guardia Varega de los emperadores bizantinos, y debían solo lealtad al califa. Solían ser jinetes pesados arqueros.

Los ejércitos estaban completados por las unidades de guarnición que estaban formadas por la milicia urbana o ahdath que estaba asociada con la policía o shurta.

También estaba la milicia de la frontera llamada muqatila, que era de mala calidad.

En cuanto a la uniformidad, no existía. El color blanco era el del califato, el tiraz o bordado apareció por primera vez, eran inscripciones que se situaban en la parte superior de la manga. La vestimenta militar era igual que la civil, consistía en un izar o prenda suelta superior, un pantalón o sirwal, ambos se sujetaban con un cinturón o mintaqa.
Como prenda de cabeza llevaban un turbante o imana sobre un yelmo o qalansuwa. Como calzado llevaban sandalias o na’l o unas botas ligeras o khuff.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2015-02-11. Última modificacion 2022-04-02.
Valora esta entrada