Siglo XVIII Guerras Carnáticas (1.746-63) Tercera Guerra Carnática. Campaña 1.757
Tercera Guerra Carnática. Campaña 1.757

Operaciones en Calcuta

Recaptura británica de Calcuta (2 de enero de 1.757)

El 15 de julio, la noticia de la caída de Cossimbazar (actual Kasim Bazar) llegó a Madrás. Se resolvió de inmediato hacer arreglos para enviar refuerzos a Calcuta, ya que se pensaba que no era improbable que el Nawab de Baengala, enaltecido por su miserable victoria en Cossimbazar, pudiera intentar la conquista de Calcuta. El vicealmirante Watson fue convocado a Madrás, donde se enteró de que el nawab de Bengala, Siraj Ud Daulah, había lanzado una expedición contra Calcuta y ya se había apoderado de Cossimbazar. Casi en el mismo momento, Watson recibió órdenes del Almirantazgo de regresar con su escuadrón a Gran Bretaña . En ese momento, el escuadrón de Watson estaba formado por los siguientes buques: Kent (70) buque insignia, Cumberland (66), Tiger (60), Salisbury (50), Bridgewater (24), y Kingfisher (Martín pescador) (14).

Considerando la situación general, Watson hizo caso omiso de las órdenes recibidas del Almirantazgo y decidió permanecer en la India. Una fuerza expedicionaria de 230 efectivos, principalmente europeos, fue puesta bajo el mando del mayor Kilpatrick de la Compañía.

El 20 de julio, la fuerza de Kilpatrick zarpó de Madrás en el buque de tropa Delaware hasta el río Hooghly (actual Hugli).

El 2 de agosto, la fuerza de Kilpatrick llegó a Fulta (actual Falta), 40 km debajo de Calcuta. A su llegada, Kilpatrick se enteró por primera vez de que Calcuta había sido capturada y parcialmente destruida. Aunque su fuerza había sido aumentada considerablemente por los refugiados, no se sintió lo suficientemente fuerte como para intentar recuperarla; y por lo tanto decidido a esperar las instrucciones de Madrás antes de tomar más medidas. Mientras tanto, las autoridades británicas en Madrás habían estado dudando en enviar una fuerza de socorro más grande a Calcuta porque temían que la guerra con Francia estallaría pronto.

El 5 de agosto, la noticia de la pérdida del fuerte de Calcuta, la terrible historia de la tragedia del Agujero Negro y la huida de los defensores llegaron a Madrás. El Consejo fue convocado apresuradamente y finalmente decidió enviar todos los barcos y hombres disponibles, lo que entonces se consideraba una fuerza abrumadora, para unirse a Kilpatrick en Fulta y recuperar Calcuta.

El 18 de agosto, al teniente coronel Robert Clive se le ofreció el mando de la expedición. La expedición punitiva, bajo el mando de Clive, consistía en 250 hombres del 39 regimiento de infantería bajo el capitán Grant; 5 compañías (570 hombres) del regimiento europeo de Madrás bajo los capitanes Gaupp, Pye y Fraser; 80 artilleros europeos del regimiento europeo de Madrás; y 1.500 cipayos.

El 15 de octubre, las 5 naves de la Compañía que transportaban la fuerza de Clive zarparon de Madrás, escoltadas por 4 buques de guerra: Cumberland (66), Tiger (60), Salisbury (50), y Bridgewater (24) ) bajo el vicealmirante Watson.

Algún tiempo después de la partida de Watson a Bengala, dos pequeñas embarcaciones británicas llegaron de Gran Bretaña para unirse a él: el Triton (24) y el brulote Blaze (10). Este último no pudo llegar al Ganges y tuvo que alejarse a Bombay (actual Mumbai).

El 5 de diciembre, el escuadrón de Watson llegó al puerto de Balasore en Bengala.

El 15 de diciembre, a pesar de las grandes dificultades, Watson reunió en Fulta un escuadrón compuesto por Kent (70), Tiger (60), Bridgewater (24), Salisbury (50) y Kingfisher (14), con algunos barcos pertenecientes al Compañía de Indias. En Fulta, Watson encontró al gobernador Blake y otros fugitivos de Calcuta y se enteró del horrible destino de aquellos europeos que habían sido confinados en el infame Agujero Negro. Watson reforzó su escuadrón con la compra de una nave, a la que llamó Thunder (Trueno), y que se instaló como un brulote.

El 20 de diciembre, después de largas demoras, la flota que transportaba la fuerza de Clive finalmente llegó a Fulta. Sin embargo, dos barcos, uno que transporta 2 compañías del regimiento europeo de Madrás (200 hombres) y otro que transportaba la mayor parte de la artillería de campaña, todavía estaban rezagados. En Fulta, Clive se renió con la fuerza de Kilpatrick. El último, que originalmente contaba con 230 hombres, pero solo 30 hombres estaban aptos para el servicio. Había perdido más de 100 hombres por enfermedad. Luego estaba el remanente de la fuerza militar de Bengala, que había sido fortalecida por una compañía de 70 voluntarios, formada por civiles y habitantes respetables que habían escapado de Calcuta y las factorías. Además, varios marineros, pertenecientes a barcos que habían llegado y no podían descargar sus cargas, se ofrecieron para el servicio y se unieron al ejército en tierra. Los capitanes Minchin y Grant estaban bajo arresto por haber abandonado sus puestos durante la defensa de Calcuta.

El 22 de diciembre, varios destacamentos (restos de la fuerza de Kilpatrick, restos de la fuerza militar de Bengala, voluntarios y marineros) se reunieron en un campamento ubicado al este de la ciudad de Fulta. Pocos días después, se formaron, bajo la supervisión del mayor Kilpatrick, en un regimiento, que luego se llamó el batallón europeo de Bengala.

Clive había recibido despachos del gobierno de Madrás para el nawab Siraj-ud-Daulah. Estos, junto con las cartas de presentación de Clive y el almirante Watson, que estaban llenas de amenazas.

Manakchand no había perdido de vista la importancia de defender los enfoques de su capital. Primero dirigió su atención a la reparación de los muros del fuerte William, parcialmente destruido cuando fue capturado por el Nawab el junio anterior. También había reparado y fortalecido los muros del fuerte de Tanna (ubicación no identificada); y comenzó un nuevo fuerte como puesto avanzado, al que llamó Alighur (ubicación no identificada). También hizo que dos grandes barcos, cargados de ladrillos y otros materiales pesados, se mantuvieran listos, para que pudieran hundirse en el canal del río si los barcos británicos intentaran su remonte.

Pero fue al fuerte de Budge Budge, en la orilla izquierda del río Hugli, entre el fuerte de Tanna y el puerto de Fulta, a donde Manakchand había dedicado su atención especial. Se construyeron trabajos de tierra dominando las vías de aproximación, se fortalecieron las defensas y algunas de las mejores tropas de Manakchand lo guarnecieron. Obviamente Budge Budge sería el primer punto del ataque de Clive; y de hecho, de su captura dependía el éxito de su expedición.

El 27 de diciembre, la flota navegó por el río Hugli.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/reconquista-inglesa-de-calcuta-1756-57--movimiento-de-fuerzas-804x1024.png 804w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/reconquista-inglesa-de-calcuta-1756-57--movimiento-de-fuerzas-235x300.png 235w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/reconquista-inglesa-de-calcuta-1756-57--movimiento-de-fuerzas-768x978.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/reconquista-inglesa-de-calcuta-1756-57--movimiento-de-fuerzas-100x127.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/reconquista-inglesa-de-calcuta-1756-57--movimiento-de-fuerzas.png 971w
Reconquista inglesa de Calcuta 1.756-57. Movimiento de fuerzas. Fuente Osprey

El 28 de diciembre, la flota ancló en Mayapore (ubicación no identificada), 3 km debajo del fuerte Budge Budge. Clive y el vicealmirante Watson no estaban de acuerdo con el plan de ataque. El plan de Watson prevaleció. El 39 regimiento de infantería actuaría como infantes de marina a bordo de los barcos de guerra, mientras que el batallón Eeropeo de Bengala, las 3 compañías del regimiento europeo de Madrás y los 1.500 cipayos de Madrás, junto con la artillería europea y 2 piezas de campaña con municiones; formarían el ejército para el avance por tierra. Este ejército fue desembarcado en Mayapore durante la noche la noche. El mismo día, anticipando un ataque inmediato en el fuerte Budge Budge, Manakchand reunió a sus tropas, unos 2.000 hombres, y marchó a su apoyo, ocupando a su llegada el terreno donde el ejército británico tenía la intención de tender una emboscada. Manakchand, que había enviado exploradores para observar e informar sobre los movimientos de los británicos, habían recibido información de su desembarco en Mayapore, y sus exploradores vigilando las tropas británicas que avanzaban, le llevaban información de sus movimientos.

Durante la noche del 28 al 29 de diciembre, Kilpatrick, al mando inmediato, aunque Clive acompañó a la fuerza terrestre, encontró que sus dificultades comenzaron tan pronto como desembarcó sus tropas. Había esperado conseguir ganado para arrastrar sus cañones y municiones, pero los aldeanos, advertidos por los exploradores de Manakchand, y temiendo el resentimiento del Nawab, habían llevado su ganado a la selva. Entonces Kilpatrick se encontró rodeado de pantanos y cursos de agua, y no había caminos, y los guías presionados a su servicio pronto demostraron su incapacidad o falta de voluntad para ayudarlo. La primera dificultad fue superada por los soldados que se ofrecieron como voluntarios para arrastrar los cañones, la segunda confiando en la sagacidad de los líderes; y así la fuerza británica comenzó su marcha; y el almirante Watson movió sus barcos río arriba, tomando posición durante la noche cerca del fuerte Budge Budge. Se encontró que el país entre Mayapore y Budge Budge era un vasto pantano, atravesado por numerosos barrancos; y las dificultades y la fatiga de la marcha se describieron como enormes. Los guías en quienes se había depositado la confianza deliberadamente extraviaron a las tropas; y no fue hasta después de 16 horas de dura marcha cuando se detuvieron en la carretera de Calcuta, a 2.5 km al noreste del fuerte Budge Budge.

Sorprendentemente, el campamento estaba sin vigilancia. Desde la posición que ocupaban las tropas británicas, los barcos podían verse anclados; pero el fuerte estaba oculto a su vista por grupos de árboles. Cerca del camino había un pueblo desierto, en el lado occidental del cual había un espacio, formado por un gran estanque o lago, entonces seco. En ese hueco la fuerza principal, incluido el batallón europeo de Bengala, descendieron; los 2 cañones se asentaron en el lado norte de la aldea desierta. Un destacamento de 200 cipayos fue enviado desde est posición para reconocer en dirección a la fortaleza y para abrir la comunicación con los barcos. La partida de reconocimiento estaba seguida por el capitán Pye al frente de la compañía de granaderos y el resto de los cipayos, con órdenes de conquistar los suburbios de la ciudad, y enviar un informe inmediato cuando lo hubiera efectuado; pero que no intentase nada más. El capitán Pye, al encontrar los suburbios abandonados, marchó río abajo y se puso a las órdenes del capitán Eyre Coote, quien había sido desembarcado con las tropas del rey.

Acababan de plantar una bandera en una de las baterías avanzadas.

Cuando Manakchand se enteró de las disposiciones de Clive, decidió atacar el campamento al anochecer.

Mientras tanto, el 29 de diciembre, el vicealmirante Watson ordenó al Kent (70) navegar hasta el fuerte Budge Budge y silenciar sus cañones. El barco braco hizo fuego sobre el fuerte Budge Budge, y al mediodía, había logrado silenciar los cañones enemigos y había abierto una brecha considerable. El 39 de infantería, que servía como infantes de marina a bordo del escuadrón de Watson, avanzaron hacia la batería avanzada cerca del río, que el enemigo había abandonado por la mañana. El 39 regimiento se detuvo frente al fuerte, al amparo de una elevación. Al atardecer, 250 marineros, con 2 cañones de 9 libras, fueron desembarcados del Kent (70), estos cañones se montaron en una batería avanzada del enemigo; durante la operación, algunos del 39 de infantería fueron heridos. Se ordenó a las tropas que estaban completamente agotadas montar un vivac, se pusieron centinelas y se toman todas las precauciones para evitar sorpresas.

Durante la noche del 29 al 30 de diciembre, la fuerza de Manakchand lanzó un ataque sorpresa en el campamento de Clive mientras todas sus tropas dormían. Los artilleros británicos abandonaron sus cañones y se refugiaron entre la infantería. Las 2 cañones fueron capturados sin realizar un disparo, y, de hecho, podrían haberse vuelto contra el campamento, si sus captores hubieran entendido cómo manejarlos; sin prestar atención a las cañones y sin tener ganado de tiro, los soldados de Manakchand no intentaron llevarlos. Clive ordenó a sus hombres que se mantuvieran firmes y destacó dos pelotones (uno del centro, y el otro de la izquierda) para realizar un contraataque, conduciendo al enemigo de regreso hacia la aldea. La fuerza de Clive se estaba recuperando de la sorpresa. Una compañía del batallón europeo de Bengala recapturó los 2 cañones y pronto los artilleros volvieron a sus armas, cargando rápidamente con metralla y abriéndose brecha en el enemigo en retirada. Mientras tanto, la infantería formó en una línea de batalla. En ese momento, se observó que la caballería india avanzaba con impetu, encabezada por Manakchand sobre su elefante.

Clive ordenó un avance general. Manakchand se detuvo y luego ordenó a su fuerza que se retirara. La escaramuza había durado solo 30 minutos; los británicos perdieron 1 oficial y 9 soldados y 8 heridos; los indios 200 muertos o heridos.

El 30 de diciembre a las 7 de la mañana, se emitieron órdenes a las tropas que asediaban el fuerte Budge Budge tomar la puerta bajo la cobertura de los 2 cañones de campaña. La partida de asalto consistía en un destacamento del 39 de infantería , la compañía de granaderos del batallón europeo de Bengala, 100 marineros y 200 cipayos. A las 8 de la mañana, justo antes de que las tropas avanzaran para atacar, un marinero llamado Strahan, que con algunos de sus camaradas había estado bebiendo libremente en previsión del trabajo duro, concibió la idea de ver lo que estaba sucediendo dentro del fuerte. Trepando por la brecha, Strahan encontró las murallas desiertas y, gritando a sus compañeros, proclamó con vítores que había capturado el fuerte. Sus compañeros lo siguieron rápidamente, pero pronto se encontraron involucrados con la retaguardia del enemigo, que estaban fumando alrededor de un fuego antes de unirse a sus camaradas, quienes, al recibir la noticia de la derrota y la huida del ejército de Manakchand, habían evacuado el fuerte durante la noche.

Pronto siguieron más marineros británicos, y después de una breve escaramuza se demostró que el marinero borracho, Strahan, tenía razón cuando proclamó que había tomado el fuerte. Hubo que lamentar la pérdida capitán Dugald Campbell del batallón buropeo de Bengala fue muerto por accidente mientras ponía centinelas en un polvorín capturado.

En el fuerte, se encontraron 22 cañones y 33 barriles de pólvora. Después de deshabilitar las cañones, las baterías fueron demolidas y los edificios dentro del fuerte destruidos. En la noche, las tropas volvieron a embarcarse, los cipayos tomaron la ruta a lo largo de las orillas del río y la artillería los siguió en botes. La flota avanzó río arriba hasta Alighur.

El 31 de diciembre, Manakchand se detuvo unas horas en Calcuta con su ejército. Dejando a 500 hombres solo para proteger el fuerte William, marchó a toda prisa para unirse al Nawab en Murshidabad e informarle de sus desastres. Mientras tanto, a las 10 de la mañana, la flota británica avistado el fuerte Tanna donde estaba anclado el Kingfisher (14) que había llegado el día anterior. Más tarde se demostró que el enemigo en Tanna estaba tan sorprendido por la repentina aparición del Kingfisher (14) justo cuando se estaban preparando para hundir sus barcos cargados en el canal del río, que desistieron, y los barcos fueron encontrados anclados bajo los cañones del fuerte Tanna. A medida que la flota británica se acercaba, el enemigo disparó al azar, pero a las 2 de la tarde, sus cañones fueron silenciados.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/reconquista-inglesa-de-calcuta-1756-57--el-escuadron-de-watson-navegando-por-el-rio-hugli.png 675w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/reconquista-inglesa-de-calcuta-1756-57--el-escuadron-de-watson-navegando-por-el-rio-hugli-240x300.png 240w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/reconquista-inglesa-de-calcuta-1756-57--el-escuadron-de-watson-navegando-por-el-rio-hugli-100x125.png 100w
Reconquista inglesa de Calcuta 1756-57. El escuadrón de Watson navegando por el río Hugli

El 1 de enero de 1.757, cuando los barcos británicos entraron en el canal entre el fuerte Tanna y la batería opuesta, el enemigo abandonó a ambos. El Salisbury (50) se quedó allí para retirar las cañones de las obras y demoler las defensas, y por la noche el vicealmirante Watson tripuló y armó los botes de su escuadrón y los envió a unas pocas millas río arriba, donde abordó y quemó algunos brulotes enemigos, que habían sido reunidos allí.

El 2 de enero a las 5 de la mañana, el teniente coronel Clive, con el batallón europeo de Bengala , 3 compañías del regimiento europeo de Madrás y 2 piezas de campaña desembarcaron en Alighur, se unieron con los cipayos y comenzaron la marcha hacia Calcuta. Mientras la columna de Clive avanzaba sobre Calcuta, 4 naves del escuadrón del vicealmirante Watson (Kent (70), Tiger (60), Bridgewater (24) y Kingfisher (14)) procedieron a atacar al enemigo en el fuerte William. A las 9,40 de la mañana, el enemigo abrió fuego sobre el Tiger (60) con sus baterías debajo de Calcuta, pero los abandonó cuando las naves se acercaron. A las 10,20, el Tiger (60) y el Kent (70) comenzaron un cañoneo contra el fuerte William y después de dos horas expulsó a los defensores. En esta acción, los británicos perdieron solo 9 marineros y 3 soldados muertos, y 26 marineros y 5 soldados heridos. Las tropas del Nawab también abandonaron la ciudad de Calcuta. Un destacamento del 39 de infantería, bajo el capitán Coote, ocupó inmediatamente el fuerte William. La fuerza expedicionaria británica se convirtió rápidamente en dueña de Calcuta, capturando 4 morteros, 91 cañones y una gran cantidad de municiones.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/fort-william-en-calcuta-recuperado-con-exito-por-los-britanicos-en-1757.png 912w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/fort-william-en-calcuta-recuperado-con-exito-por-los-britanicos-en-1757-300x144.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/fort-william-en-calcuta-recuperado-con-exito-por-los-britanicos-en-1757-768x370.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/fort-william-en-calcuta-recuperado-con-exito-por-los-britanicos-en-1757-100x48.png 100w
Fort William en Calcuta recuperado con éxito por los británicos en 1757.

Después de la reconquista de Calcuta, Clive reunió y recupero algunos de los cipayos de Bengala que habían huido del asentamiento cuando fue capturado por Siraj-ud-Daulah. Estos cipayos se integraron en el batallón europeo de Bengala.

El 10 de enero, al informar que una parte del tesoro que Siraj-ud-Daulah había capturado en Calcuta, había sido transportado a la ciudad y al fuerte de Hugli (actualmente parte de Hugli-Chuchura), a 48 km de Calcuta, el vicealmirante Watson preparó una expedición para apoderarse de la ciudad. La parte naval de ese destacamento estaba bajo el capitán Richard King con una fragata de 20 cañones y 3 buques más pequeños, mientras que las tropas, bajo Coote, consistían en 150 hombres del 39 de infantería y 200 cipayos.

El 12 de enero, la fuerza combinada británica tomó por asalto la ciudad de Hugli con una pérdida insignificante. Quemaron los almacenes de sal utilizados por el ejército del nawab de Bengala. Otra expedición, bajo el mando del capitán Speke, quemó los graneros del enemigo en Gongee (ubicación no identificada) y, con la ayuda de las tropas, derrotó a un cuerpo de indios que los había atacado.

El 19 de enero, el destacamento inglés regresó a Calcuta.

Ataque inglés al campamento del Nawab de Bengala (23 de junio de 1.757)

Cuando llegaron las noticias sobre el estallido de la guerra entre Francia y Gran Bretaña, la Compañía de las Indias Orientales, temiendo una alianza entre nawab Siraj-ud-Daulah y los franceses, trató de llegar a un acuerdo con el Nawab. Sin embargo, el intento falló. El Nawab reunió un ejército de 40.000 hombres y se dirigió a Calcuta. Aproximadamente por esa época, el transporte de la Compañía el Marlborough llegó a Calcuta con los 2 compañías restantes del regimiento europeo de Madrás y algo de artillería de campaña. Clive disponía entonces de una fuerza de unos 650 soldados regulares, 1.200 cipayos y alrededor de 15 cañones.

El 30 de enero, el Nawab cruzó el río Hugli en el fuerte Hugli. También obtuvo tributo del asentamiento holandés en Chinsurah (actual Hugli-Chuchura) y el asentamiento francés en Chandernagar.

El 2 de febrero, la vanguardia del Nawab vio a Calcuta. Clive ya había tomado una posición en el extremo norte de la ciudad para impedir el acceso a la ciudad.

El 3 de febrero, todo el ejército del Nawab (18.000 jinetes, 50 elefantes, 25.000 infantes y 40 cañones) acampó a lo largo del lado este de Calcuta, al lado del atrincheramiento conocido como la Trinchera Maratha. Clive hizo un último intento infructuoso de negociación. Luego, inmediatamente le pidió al almirante Watson un destacamento de marineros. En consecuencia, Watson envió al capitán Warwick con 600 marineros.

El 4 de febrero, Clive atacó el campamento de Siraj-ud-Daulah. Tenía la intención de un ataque nocturno, pero fue retrasado, Clive atacó en una espesa niebla en las primeras horas de la mañana. Distribuyó sus fuerzas en una vanguardia de cipayos, seguidos por una compañía de granaderos del 39 regimiento de infantería mandado por Coote, a continuación las tropas europeas organizadas en un batallón, a continuación los marinos con la artillería y a retaguardia el resto de los cipayos. A las 3 de la mañana Clive inició el movimiento en medio de una espesa niebla. A las 6 de la mañana la vanguardia penetró en la línea exterior del campamento del Nawab, Se desató el caos en el campamento y los guías se perdieron en la espesa niebla. La fuerza avanzó en medio de ataques descoordinados desde todos los lados. 300 jinetes de la guardia del Nawab cargaron contra los ingleses, que consiguieron rechazarlos con fuego de mosquete. Finalmente a las 9 de la mañana, la niebla se levantó, revelando la pequeña fuerza de Clive en medio del campamento, recibiendo fuego de cañón desde la Trinchera de los Marathas. Clive se abrió paso, hacía la salida, pero se la encontró con barricadas y fuertemente defendida, y decidió ir por el camino de Lal Bazaar. Sobre las 10 de la mañana, cuando llegó a Lal Bazaar, se encontró con que estaba cortada por infantería y caballería bengalíes, Clive ordenó dispersarlos con disparos de artillería. Una vez que cruzaron la Trinchera de los Marathas, Clive reagrupó sus fuerzas para realizar una acción retardadora con el fin de frenar las masivas fuerzas bengalíes que los perseguían, finalmente a las 7 de la noche, consiguieron volver a sus posiciones.

Las pérdidas sufridas por ambos bandos fueron considerables, el Nawab tuvo 1.300 entre muertos y heridos, y perdió 500 caballos y 5 elefantes. Clive tuvo 57 muertos y 117 heridos. Aunque la acción fue un fracaso desde el punto de vista militar, había dejado a Siraj-ud-Daulah tan intimidado por el agresivo asalto que se retiró.

A pesar de esta victoria marginal, el Nawab tenía dificultades para enfrentarse a una invasión desde Afganistán. Por lo tanto, el 9 de febrero, se concluyó un tratado entre los británicos y los Nawab. Las partes acordaron restaurar las factorías de la Compañía, dando permiso a los británicos para fortificar Calcuta como pudieran, para acuñar monedas de oro y plata en su propia casa de moneda, y mantener su mercancía exenta de impuestos; las 38 aldeas otorgadas a los británicos por la embajada en 1.717 deberían ser restauradas; y acordaba entregar la propiedad saqueada en la captura de Calcuta y Cossimbazar.

El 11 de febrero, el Nawab comenzó su marcha de regreso a su capital, Murshidabad. Envió a Amichand al coronel Clive con otro tratado de alianza, ofensivo y defensivo, contra todos los enemigos.

Poco después de la firma del tratado entre la Compañía de las Indias Orientales y Siraj-ud-Daulah, llegaron noticias de los ingleses en la India desde Europa sobre el estallido de la guerra de los Siete Años, en la que Inglaterra y Francia estaban involucrados. Esto planteaba un dilema considerable. Clive tenía órdenes de regresar a Madrás con su ejército. Eso dejaría a Calcuta a merced de una combinación entre Siraj-ud-Daulah y los franceses. Clive resolvió actuar con decisión antes de dejar Bengala para Madrás.

Clive luego propuso atacar a los franceses en Chandernagar donde tenían una fuerza de 300 europeos y un tren de artillería. Sin embargo, el Nawab prohibió positivamente tal iniciativa, pidiendo que se permitiera a 20 artilleros británicos servir en su artillería y además que un residente británico pudiera ser nombrado en su corte. Ambas solicitudes fueron fácilmente aceptadas, los artilleros fueron enviados y el señor Watts fue nombrado residente en Murshidabad. El Nawab ahora continuó su marcha hacia su capital.

Expedición británica contra Chandernagar 1.757

Para Clive, la línea de acción obvia era atacar y destruir el asentamiento francés en Chandranagar (actual Chandernagore). Esto sería una provocación para Siraj-ud-Daulah, el nawab, y para todos los asentamientos extranjeros estaban bajo su protección y la guerra entre ellos solo podía llevarse a cabo con su permiso. Siraj-ud-Daulah necesitaba a los franceses en Bengala como contrapeso a los ingleses cada vez más agresivos.

El 18 de febrero, Clive cruzó el río Hugli con toda su fuerza disponible, pero surgió una dificultad inesperada. Los franceses, alarmados por los preparativos británicos, rogaron al Nawab «por su propia seguridad» que les brindara su protección; señalando que si permitía a los británicos destruir los intereses franceses en Bengala, perdería la alianza de estos últimos y los británicos lo tendrían completamente a su merced. Estas representaciones tuvieron el efecto deseado. El Nawab escribió a Clive prohibiéndole atacar a los franceses, demostrando su seriedad y compromiso, envió al señor Renault, el gobernador francés de Chandernagore, una gran suma de dinero para ayudarlo en sus preparativos para defensa, así como una fuerza de 1.500 hombres, bajo el mando de Rajah Dulab Ram, para fortalecer su guarnición.

En marzo, simultáneamente con la recepción de la carta del Nawab, el Consejo de Calcuta se enteró de que los refuerzos que habían dejado Bombay (actual Mumbai) en octubre anterior bajo el mando del comodoro James, habían llegado a la desembocadura del río Hugli, y que constaban de 2 compañías del regimiento europeo de Bombay (400 hombres), bajo los capitanes Buchanan y Armstrong, y una compañía de artillería. El Cumberland (66), con un destacamento del regimiento 39 de infantería, también se encontraba cerca.

El ejército británico, con estos refuerzos, se consideraba lo suficientemente fuerte como para atacar a los franceses en Chandernagar, a pesar de que el Nawab pudiera ayudarlos con sus tropas. Los barcos de guerra británicos formaban una parte muy importante del armamento que Clive propuso llevar contra los franceses; pero el almirante no se vería influenciado por los argumentos de Clive. Todavía determinó que no se movería contra los franceses sin el consentimiento expreso del Nawab. Watson, por lo tanto, escribió una carta amenazadora al Nawab, acusándolo de no haber cumplido fielmente los términos del tratado y diciéndole que si las condiciones no se cumplieran durante 10 días más, “encendería una llama tal en el país, que todas las aguas del Ganges no serían suficiente para extinguirlo”. El Nawab, muy alarmado por el tono de la carta del almirante Watson, y con la esperanza de calmar su ira, respondió que había observado fielmente esa parte del tratado que preveía una alianza ofensiva y defensiva, y además negó haber ayudado de ninguna manera a los franceses; agregando “si un enemigo se acerca a ti e implora tu piedad con el corazón limpio, debes perdonarle la vida, pero si desconfías de su sinceridad, actúa de acuerdo con el tiempo y la ocasión”.

En esta carta, el almirante consideró una autoridad suficiente para garantizar su adhesión a Clive en la expedición contra Chandernagar; pero el Nawab, reflexionando y temiendo haber dicho demasiado en su carta, escribió a Watson al día siguiente, prohibiendo positivamente un ataque contra el asentamiento francés. Sin embargo, el almirante determinó actuar de acuerdo con la primera carta, que consideró que le había dado el permiso deseado.

El asentamiento francés de Chandernagar estaba situado a orillas del río Hugli, a unos 50 km aguas arriba de Calcuta; el territorio cubría solo un espacio de aproximadamente 3 km de longitud a lo largo de la orilla del río y 2.5 km tierra adentro; el asentamiento holandés de Chinsurah (actual Hugli-Chuchura) era contiguo al norte.

El fuerte francés de Chandernagore, se llamaba fuerte de Orléans, era un edificio cuadrado, situado a unos 30 metros del río, con bastiones en las esquinas, cada uno montando 10 cañones de 32 pulgadas. En el lado este había un revellín, colindando con el río y cubriendo el acceso a la puerta del Agua, tenía montado 8 cañones de 32 libras. Había 40 cañones de 24 libras en una terraza que rodeaba la iglesia y que se encontraba en el centro del fuerte; muchos cañones también se montaron en las murallas detrás de las almenas. El señor Pierre-Mathieu Renault de Saint-Germain estaba a cargo del del fuerte, la guarnición francesa consistía en 146 de infantería europea, 300 cipayos y aproximadamente 300 milicias formadas entre los habitantes europeos de la ciudad; y había, además, varios marineros franceses, sacados de los barcos que y que estaban a cargo de los cañones del fuerte.

El 7 de marzo, la fuerza de Clive comenzó su marcha río arriba. Consistió en 850 europeos de los regimientos europeos de Bengala (250 hombres), de Bombay (un destacamento), y de Madrás (un destacamento), artillería europea (150 hombres); y 1.500 cipayos, en total 2.400 hombres. Clive estaba asistido por una fuerza naval bajo el mando del vicealmirante Watson que consta de 4 navíos de la línea: Kent (70), Cumberland (66), Salisbury (50), y Tigre (60); y 3 fragatas: Bridgewater (24), Marlborough (de la Compañía), y Walpole (de la Compañia).

Los franceses hundieron varios barcos grandes en el río para bloquear la progresión de los barcos británicos.

El 14 de marzo, Clive vio a Chandernagar. La aproximación británica se hizo desde el oeste, a lo largo de la carretera que conduce hacia la cara norte del fuerte. Allí los franceses habían asentado baterías apoyadas por fuertes destacamentos para retrasar el avance británico. Clive hizo retroceder a los escaramuzadores franceses, avanzó hacia la posición francesa y se apoderó de varias casas que ofrecían una buena cobertura y de las cuales se mantuvo un fuego continuo, obligando a los franceses a clavar los cañones que no pudieron llevarse, y refugiarse en su fortaleza.

Cuatro de sus puestos avanzados al sur del fuerte también fueron retirados durante la noche, ya que los cañones habían sido retirados previamente. El barco que transportaba las compañías del regimiento 39, tenía tantos enfermos a bordo, que se vio obligado a abandonar el río y dirigirse a Vizagapatam (actual Visakhapatnam), donde más tarde 90 hombres del regimiento europeo de Madrás fueron desembarcados para reforzar la guarnición. La nave luego se dirigió a Madrás y desembarcó el resto.

El 15 de marzo, las tropas británicas ocuparon la ciudad que rodea el fuerte de Chandernagar.

El 16 y 17 de marzo, se desembarcaron los cañones de asedio de los buques británicos. Estos cañones se pusieron en posición bajo un pesado cañoneo desde el fuerte de Chandernagar. Por lo cual una batería en la orilla del río fue ocupada por tropas británicas y 3 cañones de 32 libras fueron colocados en posición y comenzaron el bombardeo del fuerte.

En la mañana del 18 de marzo, esta primera batería británica fue silenciada.

El 19 de marzo, los barcos británicos destruyeron algunos brulotes franceses que estaban situados cerca de Chandernagar.

El 20 de marzo, los buques británicos se acercaron a los buques franceses hundidos.

Los refuerzos enviados por Siraj Ud Daulah bajo el mando del rajá Dulab Ram nunca llegaron a Chandernagar. De hecho, su comandante había sido falsamente informado por Nandkumar, el nawab de la ciudad de Hugli, que había sido comprado por los ingleses, de que Chandernagar estaba a punto de rendirse a los británicos y que debía esperar nuevas órdenes del Nawab.

El 21 de marzo, el contraalmirante Pocock se unió al asedio, pero se vio obligado a abandonar su propio buque insignia en Balasore, el nivel de agua del río era demasiado bajo, y él llegó en un bote. El mismo día, el fuego francés derribó una casa cerca de una de las baterías británicas, en cuyas ruinas varios hombres habían sido encarcelados temporalmente, pero ninguno resultó herido de muerte.

El 22 de marzo, Pocock izó su bandera en el Tiger (60). La batería británica fue reparada y reforzada de tal manera que los 3 cañones de 32 libras volvieron a ser utilizados contra el fuerte.

Al amanecer del 23 de marzo, las baterías británicas abrieron fuego. Mientras tanto, Watson finalmente encontró un pasaje entre los barcos hundidos y navegó. El Tiger (60) disparó por primera vez contra el revellín forzando su evacuación, el Kent (70) se unió y disparó contra Chandernagar mientras las baterías de Clive hacían lo mismo. El Salisbury (50), debido a un accidente, no pudo entrar en acción. El Tiger (60) luego tomó posición frente al bastión del noreste y disparó sus cañones; y, al mismo tiempo, sus marineros, que subían a la cima y descargaban un fuego constante de mosquetería en el cuerpo del fuerte. Mientras tanto, el Kent (70), llevando la bandera del almirante Watson, tomó la posición central; pero justo cuando estaba a punto de echar el ancla, se lanzó un fuego mortal sobre su cubierta, matando a varios de sus marineros e inhabilitando a su comandante, quien, aturdido por su herida, no pudo dar sus indicaciones con suficiente rapidez. El Kent (70) en su confusión deslizó su cable y fue arrastrado por la marea unos 50 metros río abajo hasta la posición que debería haber sido ocupada por Cumberland (66) y quedó expuesto a un fuego fulminante tanto desde los bastiones sudoriental como sudoeste del fuerte.

El cañoneo se volvió intenso, unos 80 cañones disparaban simultáneamente; los costados del Kent (70) y del Tiger (60) fueron asistidos por las baterías británicas en tierra, que batían hábilmente los dos bastiones del fuerte con su fuego cruzado. Pero los cañones franceses no eran silenciadas fácilmente, y de hecho pareció que, aunque el Tiger (60) que se enfrentaba al bastión del noreste, se mantuvo firme sufriendo importantes daños. El comandante francés, reuniendo a sus hombres, concentró todo su fuego sobre el Kent (70) e inmediatamente el barco se incendió. La conflagración se extendió rápidamente, y se produjo pánico, durante el cual unos 80 hombres abandonaron sus puestos e intentaron escapar. Fue un momento de ansiedad, pero el almirante Watson se mantuvo firme, rodeado por las llamas, mientras sus oficiales se esforzaban por apagar el fuego. Pronto se les unieron algunos de los marineros que, recuperando su propia posición y descubriendo que el coraje y el esfuerzo aún podían salvar su barco, se unieron a sus oficiales y se pusieron a trabajar con una voluntad que pronto dominaron el fuego. El cañoneo de los barcos ahora se reanudó con toda su furia, los franceses dieron señales de agotamiento. Uno tras otro, sus cañones fueron desmantelados y su fuego se debilitó, pero durante dos horas más la batalla continuó, cada minuto que pasaba la victoria caía del lado de los británicos. A las 09,00 horas, se vio una bandera blanca ondeando en las murallas del fuerte, y el combate cesó de repente.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/captura-de-chandranagar-por-los-britanicos-23-de-marzo-de-1757-por-el-almirante-watson-y-robert-clive-1024x534.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/captura-de-chandranagar-por-los-britanicos-23-de-marzo-de-1757-por-el-almirante-watson-y-robert-clive-300x156.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/captura-de-chandranagar-por-los-britanicos-23-de-marzo-de-1757-por-el-almirante-watson-y-robert-clive-768x400.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/captura-de-chandranagar-por-los-britanicos-23-de-marzo-de-1757-por-el-almirante-watson-y-robert-clive-100x52.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/captura-de-chandranagar-por-los-britanicos-23-de-marzo-de-1757-por-el-almirante-watson-y-robert-clive.png 1261w
Captura de Chandranagar por los británicos (23 de marzo de 1757) por el almirante Watson y Robert Clive. Los navíos ingleses Kent (70) y Tiger (60) y Cumberland (66) bombardeando el fuerte. Autor Dominic Serres

Al almirante Watson se le pidió recibir una delegación francesa a bordo de su barco; pero, temeroso de que vieran el daño que le habían causado y la difícil situación en la que se encontraba, se acordó enviar al capitán Eyre Coote del 39 regimiento de infantería recibir las propuestas francesas. Pero mientras se discutían los términos de la rendición, 50 de los oficiales y soldados franceses escaparon del fuerte y tomaron el camino hacia Cossimbazar (actual Kasim Bazar) para unirse al señor Law de Lawrieston, quien, con un pequeño cuerpo de artillería e infantería francesas, se encontraba en la factoría de ese lugar. Después de avanzar unos pocos kilómetros, los fugitivos alcanzaron la fuerza de rajá Dulab Ram, enviada por el Nawab para ayudar a los franceses, y bajo la protección de Dulab Ram lograron llegar a su destino. A las 15,00 horas, los británicos tomaron posesión formal del fuerte francés.

En Chandernagar, los británicos capturaron a 500 europeos, 700 indios, 183 cañones, 3 pequeños morteros y una gran cantidad de municiones. La Royal Navy perdió 130 hombres entre muertos y heridos (el Kent tuvo 19 muertos, incluido el primer teniente Perrot, y 49 heridos; el Tiger 13 tuvo muertos y 50 heridos). Entre los heridos estaba el contralmirante Pocock. Las tropas terrestres británicas perdieron alrededor de 35 hombres muertos o heridos.

El Kent fue condenado poco después. Los franceses perdieron 40 hombres muertos y 70 heridos.

Esta acción por parte de Clive enfureció a Siraj-ud-Daulah. Tenía solo 20 años de edad. Las descripciones inglesas de Siraj-ud-Daulah lo consideran mimado e inexperto, en contraste con su adversario Clive, un soldado y estadista altamente talentoso y despiadado. Además, el reino de Siraj-ud-Daulah estaba constantemente amenazado con invasión en su frontera occidental por los afganos y los marathas, desviando sus recursos y atención de sus problemas con los ingleses en el este.

Clive tenía muchos años de experiencia en la manipulación de los líderes nativos contra los que se había enfrentado en su Trabajo en la Compañía. Desde su llegada a Bengala, Clive trabajó para corromper a los generales y cortesanos de Siraj-ud-Daulah. A medida que la guerra se hizo inminente, con la destrucción de Chandranagar, Siraj-ud-Daulah solo podía confiar en un pequeño número de sus comandantes superiores, con muchos de los principales intereses en su capital, Murshidabad, comprometidos con los ingleses.

El único cuerpo de tropas en el que Siraj-ud-Daulah habría podido confiar plenamente, el señor Law y sus tropas francesas, Siraj-ud-Daulah ordenaron moverse 160 km hacia el oeste, a Bhagalpur.

Después de la captura de Chandranagar, Siraj-ud-Daulah y el Comité de la Compañía de las Indias Orientales en Calcuta intercambiaron una larga serie de cartas de queja. Durante los tres meses de esta correspondencia, Siraj-ud-Daulah trasladó su ejército a Plassey en el río Bhagirathi, a 35 km al sur de Murshidabad. Su ejército estaba mandado por el rajá Durlabh Ram y tenía una gran fuerza dirigida por su tío por matrimonio, Mir Jafar Khan. Ambos generales proponían traicionar a Siraj-ud-Daulah.

Clive y el Comité de la Compañía en Calcuta decidieron tomar la presencia del ejército de Siraj-ud-Daulah en Plassey como una amenaza directa a Calcuta.

Durante ese tiempo, Clive negoció un tratado, a través del intermediario William Watts, con Mir Jafar Khan, mediante el cual los ingleses ayudarían a Mir Jafar Khan a obtener el cargo de nawab de Bengala, Bihar y Orissa, a cambio de pagos sustanciales a la Compañía y sus diversos oficiales.

Muchos de los oficiales superiores de Siraj-ud-Daulah apoyaron a Mir Jafar Khan en esa conspiración. Según el tratado, Mir Jafar Khan se comprometió a cambiar de bando durante las hostilidades.

Durante el enfrentamiento entre Siraj-ud-Daulah y las autoridades de la Compañía, una carta llegó a Calcuta del jefe maratha en Berar, proponiendo que debería invadir Bengala con un ejército de 12.000 hombres y luchar contra Siraj-ud-Daulah en alianza con los ingleses.

Clive sospechaba, erróneamente, que esa carta era una falsificación, enviada en nombre de Siraj-ud-Daulah para establecer cuáles eran las intenciones inglesas hacia él. Actuando sobre esa suposición, Clive envió la carta al nawab Siraj-ud-Daulah, que se horrorizó ante la amenaza de tal invasión y llamó a su ejército para defender Murshidabad.

Batalla de Plassey (23 de junio de 1.757)

Movimientos previos

El 12 de junio de 1.757, las tropas restantes en Calcuta, con 150 marineros del escuadrón del almirante Watson, marcharon para unirse a la fuerza de Clive en Chandranagar. Clive tenía 950 tropas europeas (incluidos 250 hombres del 39 regimiento de infantería del Rey), 48 tompasses (cristianos mestizos normalmente de origen portugués) bengalíes, 42 tompasses de Bombay, 2.100 cipayos, 171 artilleros (de los cuales 57 eran marineros), 8 cañones de 6 libras y 2 morteros Horn, en total 3.000 efectivos.

Clive salió de Chandranagar el 13 de junio, dejando una guarnición de 100 marinos. Al llegar el 16 de junio a Palti, Clive envió al mayor Eyre Coote del 39 de infantería con 200 europeos y 500 cipayos para tomar el puesto de Katwa, que tenía una guarnición nativa y una considerable cantidad de suministros. También porque en caso de una retirada, constituiría un buen punto de apoyo. La guarnición se rindió a Coote después de una resistencia simbólica.

Cuando Clive y su ejército se acercaron al campamento de Siraj-ud-Daulah, la correspondencia con Mir Jafar Khan se volvió menos que satisfactoria, dejando a Clive preguntándose si Mir Jafar Khan cumpliría con los compromisos establecidas en el tratado secreto y traicionaría a Siraj-ud-Daulah. Si no lo hacía, lo más probable era que el ejército de Clive se vería abrumado en la batalla.

Clive detuvo el avance en Katwa y escribió al Comité en Calcuta, pidiéndoles consejo sobre si continuar con el avance. Este fue un hecho inusual de vacilación en Clive, normalmente impetuoso hasta el punto de la precipitación. Esa noche, después de escribir al Rajah de Burdwan, pidiéndole que se uniera a su ejército con 1.000 jinetes, Clive celebró un consejo de guerra con todos sus oficiales. La pregunta discutida y sometida al consejo para votación fue si el ejército debía continuar avanzando o permanecer en Katwah, hasta que las intenciones de los traidores en el campamento de Siraj-ud-Daulah se aclarasen.

La mayoría de los oficiales eran partidarios de quedarse. El mayor Eyre Coote del 39 de infantería y la minoría de los oficiales más jóvenes eran partidarios de seguir adelante con el ataque. Clive votó con quienes abogaban por la precaución. Coote insistió a que un retraso permitiría al señor Law unirse a Siraj-ud-Daulah de Bhagalpur con sus tropas francesas, que se sabía señor Law en el ejército opositor, además de fortalecerlo significativamente, probablemente causaría que los muchos franceses que servían en el ejército de la Compañía de las Indias Orientales desertasen a su lado.

Al enterarse de que Clive estaba detenido en Katwah, Siraj-ud-Daulah apresuró su fuerza para ocupar el campamento en Plassey, un puesto establecido para su ejército.

Después del consejo de guerra, otra carta llegó a Clive de Mir Jafar Khan, confirmando que en caso de batalla se uniría a los ingleses contra Siraj-ud-Daulah. Clive inmediatamente cambió de opinión y el ejército inglés inició la marcha.

A las 6 de la mañana del 22 de junio, el ejército cruzó el río Bhagirathi hacia la orilla este, utilizando la flotilla de barcos que transportaba los suministros. El cruce tomó la mayor parte del día y llevó al ejército a 24 km de Plassey.

El ejército de Clive marchó de nuevo al atardecer del 22 de junio. Entonces llovía fuertemente, el Monzón anual había iniciado más temprano de lo habitual y, en algunos lugares, el río se había desbordado, obligando a los soldados a marchar con el agua que les llegaba a la cintura.

A la 1 de la madrugada del 23 de junio, el ejército inglés llegó a Plassey, un pequeño pueblo con un pabellón de caza propiedad del Nawab, Siraj-ud-Daulah. El ejército acampó en un bosque de mangos más allá del pueblo, colocando centinelas alrededor del bosque.

Las tropas inglesas podían escuchar música militar distante. El campamento del gran ejército de Siraj-ud-Daulah estaba al alcance del oído, a 1,5 km río arriba. Clive envió una partida para ocupar el pabellón de caza.

El bosque de mangos, en el que acampó el ejército inglés, tenía 800 metros de largo y 300 metros de ancho, y contenía hileras regulares de árboles de mango. Alrededor del bosque había una zanja y un terraplén.

El ejército de Siraj-ud-Daulah estaba compuesto por 35.000 soldados de infantería, la mayoría mal armados y carentes de disciplina formal. Su caballería era de unos 15.000 jinetes, en su mayoría pathanes (pashunes) del noroeste, bien montados, armados con espadas y lanzas. Todos los jinetes eran expertos y experimentados, disponía de unos 50 elefantes de guerra.

La artillería de Siraj-ud-Daulah comprendía 53 cañones, todos de gran calibre de 32, 24 y 18 libras. Los cañones de ese tamaño, que generalmente se empleaban en asedios, en una posición fija, no eran ideales para su uso en el campo de batalla, eran engorrosos, lentos de cargar y difíciles de mover. La pesada munición no podía transportarse fácilmente con las cañones en cantidad suficiente. Para transportar los pesados cañones habían construido enormes plataformas de madera con ruedas, remolcados por bueyes blancos criados en el país de Purnea, cada cañón tenía un elefante adiestrado para empujar y ayudar en pasos difíciles.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1-757--artilleria-bengali-en-plataforma-tirada-por-bueyes-1024x720.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1-757--artilleria-bengali-en-plataforma-tirada-por-bueyes-300x211.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1-757--artilleria-bengali-en-plataforma-tirada-por-bueyes-768x540.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1-757--artilleria-bengali-en-plataforma-tirada-por-bueyes-100x70.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1-757--artilleria-bengali-en-plataforma-tirada-por-bueyes.png 1092w
 Batalla de Plassey (23 de junio de 1.757). Artillería bengalí en plataforma tirada por bueyes. Autor Richard Caton Woodville

Los cañones aparentemente serían disparados desde esas plataformas. Es probable que la velocidad de disparo fuera incluso más lenta que en el suelo, con cada disparo y retroceso se dañaba las estructuras de madera y aterrorizaba a los animales, particularmente a los elefantes, notoriamente poco fiables en la batalla y peligrosos para el propio bando.

En el campo de batalla, una bola de un cañón de 32 libras haría poco más daño que una de un cañón de 6 libras. Los artilleros indios no estaban bien entrenados y producían una velocidad de disparo lenta, tardando según Malleson, alrededor de 15 minutos para disparar cada ronda, en comparación con 2 o 3 disparos por minuto para los artilleros europeos (esto se explica en parte por la disparidad en el número de cañones que cada bando desplegó).

Fabricados localmente, los cañones hindúes carecían de refinamientos modernos, como tornillos de elevación, lo que hacía casi imposible apuntar las armas con precisión desde las plataformas de madera.

A pesar de la gran cantidad de cañones, parece probable que la artillería de Siraj-ud-Daulah fuera de poca ayuda para su ejército, y al parecer infligió pocas bajas en el ejército de Clive.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1-757--artilleria-bengali-en-plataforma-dirigida-por-un-frances.png 723w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1-757--artilleria-bengali-en-plataforma-dirigida-por-un-frances-256x300.png 256w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1-757--artilleria-bengali-en-plataforma-dirigida-por-un-frances-100x117.png 100w
 Batalla de Plassey (23 de junio de 1.757). Artillería bengalí en plataforma dirigida por un francés.

Supervisando a los artilleros indios y trabajando ellos mismos en algunos cañones de campaña de menor calibre, había 40 o 50 franceses, de la fuerza del señor Law, todos profundamente resentidos por la destrucción de Clive del asentamiento francés en Chandranagar y comandados por el señor Saint Frais.

El campamento Plassey de Siraj-ud-Daulah estaba rodeado por obras atrincheradas, que se extendían a 200 metros del río y luego a unos 5 km hacia el norte. En la esquina había un reducto. A 800 metros al este del reducto había una colina cubierta de jungla. Entre los dos ejércitos y más cerca del bosque de mangos ocupado por la fuerza de Clive había un estanque y más allá, un estanque más grande, ambos rodeados por altos montículos de tierra.

Despliegue de fuerzas

Fuerzas hindúes

Al amanecer del 23 de junio, el ejército de Siraj-ud-Daulah salió del campamento de Plassey y tomó posiciones de batalla en un cuarto de círculo alrededor del ejército inglés en una vanguardia y el resto del ejército desplegados en semicírculo en un centro y dos flancos:

  • Vanguardia: 45 artilleros franceses de Saint Frais con 4 cañones ligeros ocuparon el montículo alrededor del estanque más grande, a aproximadamente 500 metros del ejército inglés. Entre el tanque más grande y el río había 2 cañones pesados tripulados por artilleros indios. Detrás de estos cañones se encontraba Mir Madan Khan, que era el único comandante fiel de Siraj-ud-Daulah, con 5.000 caballería y 7.000 soldados de infantería.
  • Flanco derecho mandado por el rajá Durlabh Ram con una fuerza cuyos efectivos se estiman en 10.000 efectivos.
  • Centro mandado por Yar Lutf Khan con una fuerza cuyos efectivos se estiman en 15.000 efectivos.
  • Flanco izquierdo mandado por Mir Jafar Khan, el traidor principal con una fuerza de caballería patana (pasthún) de 10.000 efectivos.

La artillería hindú (51 cañones) se distribuyó a los flancos de las divisiones del centro y de los flancos en grupos de 2 o 3. La fuerza de Clive estaba efectivamente rodeada y atrapada contra el río. Su supervivencia y éxito dependieron de la traición de Mir Jafar Khan y los otros comandantes indios.

Fuerzas inglesas

Clive observó el despliegue de las tropas de Siraj-ud-Daulah desde la azotea del pabellón de caza de Plassey. Mientras las tropas de Mir Jafar Khan se extendían alrededor del bosque de mangos, flanqueando a sus tropas y finalmente amenazando su retaguardia, debe haberse preguntado qué pasaría si los traidores lo traicionaran en lugar de su Nawab.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1-757--clive-observa-el-despliegue-de-suraj-ud-daulah.png 708w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1-757--clive-observa-el-despliegue-de-suraj-ud-daulah-251x300.png 251w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1-757--clive-observa-el-despliegue-de-suraj-ud-daulah-100x119.png 100w
Batalla de Plassey (23 de junio de 1.757). Clive observa el despliegue de Suraj ud Daulah desde la azotea del pabellón de caza. Autor Richard Caton Woodville

De acuerdo con su táctica habitual de mostrar un frente audaz, Clive ordenó a sus tropas que salieran del bosque para formar una línea, con su izquierda descansando en el pabellón de caza.

  • Flanco izquierdo, 1.050 cipayos conocidos como los Lal Paltan, (secciones rojas en hindi).
  • Centro las 950 tropas europeas distribuidas en 4 divisiones mandadas por: el mayor James Kilpatrick con 5 compañías del regimiento de Madrás; el capitán Alexadre Grant con 5 compañías del regimiento europeo bengalí; el mayor Eyre Coote con 250 efectivos del 39 regimiento; y el capitán George Gaupp con 2 compañías del regimiento europeo de Bombay, con 3 cañones de 6 libras en cada lado.
  • Flanco derecho 1.050 cipayos, y una división de las tropas nativas en cada flanco.
  • Destacamento avanzado con 2 cañones de 6 libras y 2 obuses para ocupar un grupo de hornos de ladrillos, 200 metros frente al flanco izquierdo.
https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--plano-de-la-batalla-a-las-0800-horas-1024x749.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--plano-de-la-batalla-a-las-0800-horas-300x220.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--plano-de-la-batalla-a-las-0800-horas-768x562.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--plano-de-la-batalla-a-las-0800-horas-100x73.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--plano-de-la-batalla-a-las-0800-horas.png 1200w
 Batalla de Plassey (23 de junio de 1757). Plano de la batalla a las 08,00 horas.

Desarrollo

Ambos ejércitos estaban en posición a las 08,00 horas. Los franceses, bajo Saint Frais, dispararon el primer cañón, que actuó como una señal para la apertura de un fuerte bombardeo a lo largo de la línea del ejército de Siraj-ud-Daulah. El disparo mató a un hombre e hirió a otro de la compañía británica de granaderos situados a la derecha del batallón europeo de Bengala. La inmensa mayoría de los disparos bengalíes se fueron altos.

Pronto toda la línea india estaba envuelta en una nube de humo de los cañones. Los cañones ingleses devolvieron el fuego e infligieron daños considerables a las tropas de Siraj-ud-Daulah.

Clive no podía permitirse ni siquiera las pocas bajas causadas por los disparos franceses e indios. Al cabo de media hora y con bajas de 20 europeos y 30 cipayos, Clive retiró su línea detrás del montículo a lo largo del perímetro del bosque de mangos. Las tropas y cañones colocadas en el horno de ladrillos y los hombres en el pabellón de caza permanecieron en posición.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1-757--plano-de-la-batalla-a-las-0900-horas-814x1024.png 814w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1-757--plano-de-la-batalla-a-las-0900-horas-239x300.png 239w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1-757--plano-de-la-batalla-a-las-0900-horas-768x966.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1-757--plano-de-la-batalla-a-las-0900-horas-100x126.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1-757--plano-de-la-batalla-a-las-0900-horas.png 963w
 Batalla de Plassey (23 de junio de 1.757). Plano de la batalla a las 09,00 horas.

Alentados por la retirada inglesa, los cañones de Siraj-ud-Daulah se acercaron y continuaron disparando.

Los hombres de Clive ya estaban a cubierto, cavaron troneras en el terraplén del bosque de mangos para que se pudieran disparar sus cañones, mientras que los cañones de Siraj-ud-Daulah causaron estragos solo entre los árboles de mango, disparando sobre las cabezas de los soldados ingleses ocultos detrás del montículo.

Los cañones de Clive reanudaron su fuego con un efecto considerable, matando a los artilleros indios y haciendo explotar la pólvora de dotación, generando pánico entre los animales de tiro y generando nubes de humo.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--el-ejercito-ingles-se-refugia-en-el-bosque-de-mangos-1024x571.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--el-ejercito-ingles-se-refugia-en-el-bosque-de-mangos-300x167.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--el-ejercito-ingles-se-refugia-en-el-bosque-de-mangos-768x428.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--el-ejercito-ingles-se-refugia-en-el-bosque-de-mangos-100x56.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--el-ejercito-ingles-se-refugia-en-el-bosque-de-mangos.png 1298w
 Batalla de Plassey (23 de junio de 1.757). El ejército inglés se refugia en el bosque de mangos.

Ese cañoneo continuó durante tres horas, pero sin ningún efecto decisivo.

Los cañones de Siraj-ud-Daulah mantuvieron su fuego y no había señales de que ninguno de sus comandantes lo abandonara.

A las 11 de la mañana, Clive llamó a sus comandantes a un consejo para decidir qué hacer. Se resolvió continuar la batalla hasta el anochecer y luego atacar el campamento de Siraj-ud-Daulah. Mientras tanto, las tropas británicas estaban protegidas y, en consecuencia, no sufrían pérdidas; mientras que desde detrás de los terraplenes que rodeaban el bosque de mangos continuaron haciendo un fuego bien dirigido sobre el enemigo; creando estragos entre las masas, que, apiñados cerca de las cañones en las plataformas elevadas, algunas ocasiones alcanzaban las municiones, causando muchas pérdidas y confusión.

A las 12,00 horas, se produjo una fuerte tormenta, que continuó durante una hora. Las tropas inglesas estaban acostumbradas a hacer campaña en un país donde el Monzón tenía tal impacto, llevaban lonas con las que cubrieron la munición de artillería para mantenerla seca. La artillería de Siraj-ud-Daulah no tenía lonas y gran parte de su pólvora fue mojada por la lluvia y quedó inutilizable. Su fuego se desvaneció.

A las 13,00 horas, creyendo que los británicos deben estar en la misma situación que él, Mir Madan Khan mandó avanzar sus fuerzas hacia el bosque de mangos para expulsar a los británicos de él, y lanzó un ataque con su caballería. Se encontraron con una descarga devastadora de metralla a corta distancia, que diezmó y repelió la carga caballería e hirió mortalmente a Mir Madan Khan. El comandante moribundo fue llevado a Siraj-ud-Daulah.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--carga-de-de-la-caballeria-de-mir-madan-khan-1024x631.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--carga-de-de-la-caballeria-de-mir-madan-khan-300x185.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--carga-de-de-la-caballeria-de-mir-madan-khan-768x473.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--carga-de-de-la-caballeria-de-mir-madan-khan-100x62.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--carga-de-de-la-caballeria-de-mir-madan-khan.png 1286w
 Batalla de Plassey (23 de junio de 1.757). Carga de de la caballería de Mir Madan Khan contra los ingleses en el bosque de mangos.

Este fue el punto culminante de la batalla. Mientras Mir Madan Khan estaba y mandaba en la parte clave del campo de batalla, era posible que Siraj-ud-Daulah ganara la batalla. Sin ese comandante capaz y fiel, estaba a merced de los otros tres comandantes, todos desleales.

Siraj-ud-Daulah envió a buscar a Mir Jafar Khan, arrojó su turbante al suelo y le rogó a Mir Jafar que lo protegiera. Mir Jafar prometió defenderlo al máximo, luego cabalgó de regreso a su ala del ejército y envió una carta a Clive informándole de la muerte de Mir Madan Khan e instándolo a atacar sin demora. Esa carta no llegó a Clive durante la batalla.

Siraj-ud-Daulah luego habló con sus otros dos comandantes. Raja Durlabh Ram instó a Siraj-ud-Daulah a que ordenara a su ejército que regresara al campamento y abandonara el campamento él mismo. Siraj-ud-Daulah adoptó este consejo y se fue en camello a su capital, Murshidabad, con una escolta de 2.000 jinetes.
A las 14,00 horas, cesó el fuego del ejército indio. Los tres generales traicioneros comenzaron la retirada al campamento, la artillería lideraba la columna. Se vieron limitados en su traición porque era un contrato personal con los ingleses, mientras que el resto del ejército generalmente seguía siendo fiel a su Nawab, Siraj-ud-Daulah. Se montaron algunas cañones un una especie de montículo en el centro del campamento bengalí.

En cualquier caso, el comandante francés, Saint Frais, se negó a retirarse y continuó luchando desde el gran tanque, aunque los soldados del fallecido Mir Madan Khan que los protegían, se unieron a la retirada al campamento.

Del lado inglés, una vez que terminó la lluvia, Clive se retiró al pabellón de caza para ponerse ropa seca. Dejó instrucciones para que se informara si algo cambiaba en la batalla.

En el flanco izquierdo de la línea europea, el mayor Kilpatrick vio el comienzo de la retirada de las tropas bengalíes y que los franceses se habían quedado aislados en el gran tanque. Kilpatrick se encargó de ordenar a su contingente de 250 tropas europeas y 2 de los cañones de 6 libras para atacarles. Envió a un oficial para informar a Clive de sus acciones.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--asalto-a-las-tropas-francesas-alrededor-del-tanque.png 915w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--asalto-a-las-tropas-francesas-alrededor-del-tanque-300x187.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--asalto-a-las-tropas-francesas-alrededor-del-tanque-768x478.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--asalto-a-las-tropas-francesas-alrededor-del-tanque-100x62.png 100w
Batalla de Plassey (23 de junio de 1.757). Asalto a las tropas francesas alrededor del tanque

La reacción de Clive ante la noticia de que Kilpatrick estaba avanzando fue de furia. Salió corriendo del pabellón, con la intención de arrestarlo, pero, al ver la retirada general del ejército de Siraj-ud-Daulah, confirmó la decisión de Kilpatrick y ordenó que el resto de la línea inglesa se uniera al avance.

Cuando Mir Jafar Khan llegó al punto opuesto al extremo occidental del bosque de mangos, sus tropas abandonaron la columna y se dirigieron hacia las posiciones inglesas. Las intenciones de Mir Jafar Khan aún no estaban claras y Clive no estaba seguro de si las tropas que se acercaban a su línea eran de Mir Jafar. A un pequeño destacamento inglés con un cañón de campaña se le encomendó la tarea de detener ese avance, lo que hizo.

Saint-Frais, aunque terriblemente superado en número, luchó valientemente, cediendo gradualmente, y disputando cada centímetro de terreno y deliberadamente llevando sus cañones en perfecto orden hacía el reducto en el ángulo del atrincheramiento, y se preparó para la acción una vez más.

Clive movió su fuerza hacia el tanque abandonado por Saint Frais y comenzó un bombardeo del campamento bengalí. La reacción de los miles de soldados de Siraj-ud-Daulah que no formaban parte de la conspiración fue retroceder, marchar del campamento y reanudar la batalla, que se estaba volviendo intensa.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--ataque-de-las-tropas-inglesas-1024x584.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--ataque-de-las-tropas-inglesas-300x171.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--ataque-de-las-tropas-inglesas-768x438.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--ataque-de-las-tropas-inglesas-100x57.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--ataque-de-las-tropas-inglesas.png 1447w
Batalla de Plassey (23 de junio de 1.757). Ataque de las tropas inglesas

A las 15,00 horas, Clive acercó su fuerza al campamento en tres destacamentos, uno que comprendía casi la mitad de su fuerza, se movió al montículo del más pequeño de los dos estanques, mientras que la otra mitad avanzó hacia el terreno más alto entre el estanque y el río. Un grupo adicional de unos 160 hombres de la compañía de granaderos del 39 de infantería y una compañía de granaderos cipayos se acercó aún más, ocupando el otro estanque. Todas las tropas y cañones inglesas abrieron fuego general contra el ejército de Siraj-ud-Daulah.

Los soldados de Siraj-ud-Daulah lucharon duro, pero no tenían líderes ni dirección, aparte de los franceses de Saint Frais. La artillería y el fuego de mosquete desde las posiciones de Clive infligieron una gran pérdida a las tropas de Siraj-ud-Daulah y en los bueyes que remolcaban las plataformas de los cañones pesados.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--carga-de-las-tropas-inglesas-1024x635.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--carga-de-las-tropas-inglesas-300x186.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--carga-de-las-tropas-inglesas-768x476.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--carga-de-las-tropas-inglesas-100x62.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--carga-de-las-tropas-inglesas.png 1176w
Batalla de Plassey (23 de junio de 1.757). Carga de las tropas inglesas. Autor E.S.Hardy

Para Clive quedaba claro que la fuerza bengalí numerosa, inmóvil pero en una posición que parecía amenazar su flanco derecho, debían ser las tropas de Mir Jafar Khan. Libre de la ansiedad de un asalto por esta fuerza, Clive lanzó ataques en la colina a la izquierda del reducto francés y, una vez que tuvo éxito, contra los hombres de Saint Frais en el reducto. Aislado y superado en número, Saint Frais se retiró del reducto.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--ataque-del-39-regimiento-de-infanteria-1024x626.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--ataque-del-39-regimiento-de-infanteria-300x183.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--ataque-del-39-regimiento-de-infanteria-768x470.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--ataque-del-39-regimiento-de-infanteria-100x61.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--ataque-del-39-regimiento-de-infanteria.png 1184w
Batalla de Plassey (23 de junio de 1.757). Ataque del 39 regimiento de infantería que se distinguió en la batalla. Autor Richard Simkin

A partir de ese momento, la resistencia del ejército de Siraj-ud-Daulah disminuyó y, a las 17,00 horas, los ingleses estaban en posesión del campamento de Siraj-ud-Daulah y la batalla terminó.

La persecución del ejército en fuga de Siraj-ud-Daulah fue presionada durante 10 km hasta Dudpore, donde fue abandonada con la caída de la noche.

El ejército de Clive sufrió 23 muertos y 49 heridos. Las bajas del ejército de Siraj-ud-Daulah fueron alrededor de 500 muertos y muchos heridos. Los ingleses capturaron caballos, elefantes y todas las 53 cañones que habían llevado.

Secuelas

Después de la batalla de Plassey, de conformidad con el tratado que había firmado con Clive y el comité de la Compañía de las Indias Orientales en Calcuta, Mir Jafar Khan entró en Murshidabad con Clive y se convirtió en nawab de Bengala, Bihar y Orissa. Sin embargo, fue en gran medida un honor vacío ya que el poder real en el este de la India era de la Compañía Inglesa de las Indias Orientales. Según el tratado, Mir Jafa Khan se vio obligado a pagar sumas sustanciales de dinero a la Compañía y también a Clive y a los oficiales reales de su ejército y el escuadrón de la Royal Navy del vicealmirante Watson que apoyaron las operaciones terrestres. Todos estos hombres se enriquecieron con esos pagos. Los que sobrevivieron para regresar a Inglaterra, Watson y Kilpatrick.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--clive-se-encuentra-con-mir-jafar-khan-1024x720.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--clive-se-encuentra-con-mir-jafar-khan-300x211.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--clive-se-encuentra-con-mir-jafar-khan-768x540.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--clive-se-encuentra-con-mir-jafar-khan-100x70.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-23-de-junio-de-1757--clive-se-encuentra-con-mir-jafar-khan.png 1099w
Batalla de Plassey (23 de junio de 1757). Clive se encuentra con Mir Jafar Khan después de la batalla. Autor Francis Hayman
https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-1757--robert-clive-se-entrevista-con-mir-jafar-1024x778.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-1757--robert-clive-se-entrevista-con-mir-jafar-300x228.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-1757--robert-clive-se-entrevista-con-mir-jafar-768x583.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-1757--robert-clive-se-entrevista-con-mir-jafar-100x76.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-plassey-1757--robert-clive-se-entrevista-con-mir-jafar.png 1280w
Batalla de Plassey 1757. Robert Clive se entrevista con Mir Jafar tras la batalla.

Operaciones en el Carnatic 1.757

A principios de 1.757, las factorías británicas de Ingeram (ubicación no identificada) y Bandermalanka (ubicación no identificada ) fueron tomadas por los franceses.

En febrero de 1.757, se ordenó al capitán Caillaud, que mandaba la guarnición británica de Trichinopoly, que marchara en ayuda de Yusuf Khan con 120 europeos, 500 cipayos y 2 cañones. Madura (hoy Madurai) estaba en posesión de Mahfuz Khan, el hermano rebelde del nawab de Arcot. Esto obligó a Caillaud a tomar un gran rofeo para llegar a la provincia de Tinnevelly (actual Tirunelveli) por otro camino.

Mahfuz Khan intentó en vano oponerse a la marcha de Caillaud. El 17 de marzo, el capitán Caillaud se cruzó con Yusuf Khan. El cuerpo de Caillaud estaba formado por más de 120 europeos, unos 1.500 cipayos, 5 cañones y alrededor de 550 caballería. Caillaud avanzó sobre las fuerzas de Mahfuz Khan (estrictamente caballería) que escaparon entre los bosques.

Fracaso británico frente a Nellore

En abril, las autoridades británicas enviaron al teniente coronel Forde del 39 regimiento de infantería a Madrás, a petición del nawab de Arcot, Muhammad Ali Khan, contra su hermano Nazeabulla Khan, gobernador de Nellore en el río Pennar que se había negado a pagar sus atrasos. Además, Nazeabulla había obtenido la ayuda del comandante francés en Masulipatam (actual Machilipatnam) que le había enviado unos 75 europeos y unos pocos cipayos. Abdul Wahab Khan, que mandaba las tropas del nawab en Nellore, no podía pagar a sus hombres y se había visto obligado a retirarse de Nellore. Nazeabulla había cedido los puertos de Ramahatam (ubicación no identificada) y Krishnapatnam a los franceses en reconocimiento por sus servicios. El teniente coronel Forde estaba a la cabeza de 100 europeos, 50 caffres y 300 cipayos con artillería (2 piezas de campo, 1 de 18 libras y 3 royals). Los cipayos fueron enviados por tierra a Krishnapatnam y Forde y sus tropas europeas procedieron por mar al mismo destino.

Mientras tanto, Leyrit, el gobernador francés de Pondicherry, al ver que las fuerzas británicas estaban divididas en dos puntos tan remotos como Tinnevelly y Nellore, ordenó al señor de Auteuil atacar el fuerte británico de Elavanasur.

El 6 de abril, Auteuil marchó desde Pondicherry con una fuerza compuesta por 200 europeos y 1.000 cipayos contra Mir Sahib, el gobernador de Elavanasur.

El 11 de abril, un refuerzo de 50 hombres recibió la orden del fuerte Saint David para marchar a toda prisa hacia el Trichinopoly.

El 13 de abril, Auteuil se hizo dueño del fuerte de Elavanasur. Dejando una pequeña guarnición en el fuerte, Auteuil luego avanzó a Verdachilum (probablemente Virudhachalam) donde se le unieron refuerzos enviados desde Pondicherry, Karikal (actual Karaikal) y todas las demás guarniciones.

En abril, Absul Wahab Khan efectuó una unión con el cuerpo de Forde en Krishnapatnam. La Ciudad de Nellore, a unos 25 km de Krishnapatnam, era aproximadamente dos veces más grande que Madrás. Tenía cinco puertas (dos grandes y tres pequeñas), estaba rodeada por una muralla de barro y casi completamente rodeada por un foso seco, excepto en el lado norte a lo largo del río.

En abril, el cuerpo de Forde avanzó hacia Nellore.

El mismo mes (abril), el marqués de Bussy se preparaba para marchar en ayuda de Chandernagore en Bengala a la cabeza de 500 franceses y 4.000 cipayos cuando escuchó que el lugar se había rendido.

A principios de mayo, el cuerpo de Caillaud marchó sobre Madura.

El 3 de mayo, Forde comenzó a bombardear las murallas de Nellore.

El 4 de mayo, Auteuil marchó de Verdachilum a Worriarpollam (probablemente Udayarpalayam).

El 5 de mayo, la artillería de Forde había abierto una brecha practicable en las murallas de Nellore. Al amanecer, lanzó un asalto: los 50 cafres liderados por el alférez Elliot avanzaron hasta el pie de la brecha, seguidos por los 300 cipayos (en 3 compañías). Sin embargo, los cipayos se cubrieron en una zanja a unos 60 pasos de la brecha y se negaron a avanzar más. Los 100 europeos se unieron a los cafres en la brecha. Juntos, avanzaron a la cima de la brecha donde fueron recibidos por los defensores con picas, mosquetes y piedras. Después de una lucha de unos 45 minutos, Forde se retiró. En esa acción, Forde perdió a 40 europeos muertos o heridos y unos 50 cafres y cipayos. El coronel Forde luego envió un informe a Madrás y esperó instrucciones.

Cuando el consejo de Madrásse enteró del fracaso de Forde frente a Nellore y de la presencia de una fuerza francesa en Worriarpollam, preparó a 300 europeos y 500 cipayos para marchar hacia el sur desde Madráse instruyó al coronel Forde para que se uniera con este cuerpo.

En mayo, mientras se realizaban los preparativos en Madras, se ordenó al capitán Polier, que fue enviado a Chengalaput (Chengalpattu actual) y Carangoly ( ubicación no identificada) a capturar el fuerte francés de Utramalore (actual Uttiramerur). Cuando Polier llegó frente al fuerte, los cipayos que lo guarnecían se retiraron. Polier envió 40 cipayos al fuerte y regresó a Chengalaput donde acampó.

En mayo, las tropas fueron enviadas por mar desde Pondicherry para reforzar la guarnición francesa de Allumparva (ubicación no identificada), llevándo a unos 100 europeos y topasses, y 300 cipayos. Esta guarnición retomó rápidamente Utramalore.

El 7 de mayo, Auteuil intentó forzar los pasos del bosque que conducían desde Worriarpollam hacia el Trichinopoly, pero fue rechazado. Luego compró su paso a los palaiyakkarars (barones) que controlan esos pasos.

El 12 de mayo, un grupo avanzado francés de las fuerzas de Auteuil acampó cerca de la isla de Seringham (actual Srirangam).

Caillaud llegó frente a Madura, una gran ciudad fortificada a la antigua usanza con dos murallas, torres redondas y un foso seco. Mahfuz Khan había logrado reunir una fuerza de 850 caballería y 3.000 de infantería y 14 cañones para defender el lugar.

En mayo, el capitán Caillaud envió a Trichinopoly a por algunos cañones de asedio. Mientras hacía los preparativos para el ataque del lugar, recibió una carta del consejo de Madrás informándole que una fuerza francesa estaba en movimiento, probablemente contra el Trichinopoly.

El capitán Caillaud lanzó un ataque sorpresa contra Madura. El grupo avanzado logró, usando escaleras, pasar la primera muralla sin ser vistos. Fueron detectados mientras se preparaban para escalar el muro interior.

Los defensores iluminaron la escena con luces azules (una mezcla de azufre y antimonio) y comenzaron a disparar desde las murallas. El grupo avanzado se retiró con pocas pérdidas. El mismo día, Caillaud recibió otra carta del consejo, informándole que los franceses no parecían marchar sobre el Trichinopoly y que se había enviado un pequeño refuerzo desde el fuerte Saint George para la guarnición de Trichinopoly.

Entonces se informó a Caillaud que los franceses avanzaban hacia Trichinopoly. Inmediatamente se dirigió a Trichinopoly con todas sus tropas europeas y 1.000 de los mejores cipayos con provisiones para cuatro días, dejando atrás al resto de su ejército para bloquear a Madura.

El 13 de mayo, Auteuil cruzó el río Kaveri con todo su ejército (150 europeos, 2.000 cipayos y 10 piezas de artillería) y tomó posición en Worriour (actual Woraiyur), una pagoda a 4 km al oeste del Trichinopoly.
Mientras tanto, el 15 de mayo, la fuerza de Bussy puso sitio a Vizagapatam (actual Visakhapatnam).

Fracaso francés frente Trichinopoly

El 14 de mayo, la fuerza de Auteuil apareció ante el Trichinopoly. El lugar tenía fuertes fortificaciones y dominaba una gran extensión del país. Era la clave para Madura y Tinnevelly. La posición de la guarnición británica nunca había sido más crítica durante todo el curso de la guerra que en este momento. Las mejores tropas estaban ausentes con Caillaud, y el capitán Joseph Smith estaba al mando con solo 700 cipayos y menos de 165 británicos (150 hombres del batallón europeo de Madrás y 15 artilleros) con los que mantener las fortificaciones y proteger a 500 prisioneros franceses que todavía estaban dentro de los muros. Auteuil, pensando en capturar el Trichinopoly con un bajo coste, trató de asustar a Smith para que se rindiera mediante bombardeos y por pequeños ataques incesantes, pero Smith se mantuvo firme.

El 15 de mayo, el gobierno de Madrás fue informado de la llegada de una fuerza francesa frente a Trichinopoly. Instruyeron al coronel John Adlercron para lanzar un ataque de distracción.

El 20 de mayo, Auteuil convocó a la guarnición británica para que se rindiera, pero Smith rechazó su oferta.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-frances-de-trichinopoly-1757--plano-de-la-zona.png 988w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-frances-de-trichinopoly-1757--plano-de-la-zona-300x227.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-frances-de-trichinopoly-1757--plano-de-la-zona-768x581.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-frances-de-trichinopoly-1757--plano-de-la-zona-100x76.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-frances-de-trichinopoly-1757--plano-de-la-zona-160x120.png 160w
Asedio francés de Trichinopoly 1757. Plano de la zona

El 21 de mayo, Auteuil escuchó que Caillaud se dirigía desde Madura con 120 europeos y 1.200 cipayos para aliviar la ciudad. Para evitar que Caillaud ingresase en la ciudad, Auteuil desplegó sus tropas (un batallón de 900 hombres, unos 3.500 Sepoys, 100 de caballería y húsares europeos y una gran cantidad de jinetes nativos) en cuatro divisiones, formando una cadena a través de la llanura hacia el sur y este de Trichinopoly; su caballería, dividida en pequeños grupos, se colocó frente a estas divisiones. Sin embargo, un tramo de arrozales que se extendía a unos 15 km al oeste del Trichinopoly se había considerado intransitable y se había dejado sin vigilancia.

El capitán Caillaud recibió inteligencia exacta de las posiciones francesas y decidió avanzar a través de estos arrozales sin protección.

El 25 de mayo, Caillaud apareció, habiéndose apresurado de vuelta a toda velocidad desde Madura. Alrededor de las 14,00 horas, se dirigió directo a la carretera para engañar a los franceses. Al final de la tarde, salió de la carretera. Alrededor de las 22,00 horas, sus tropas entraron en los campos de arroz. Caillaud destacó 2 compañías de cipayos a la derecha para llamar la atención de las fuerzas de bloqueo francesas, lo que lograron con éxito. Mientras tanto, el cuerpo principal de Caillaud siguió su agotadora marcha durante siete horas antes de llegar al fuerte del Trichinopoly.

La expedición de Madráspara aliviar la ciudad, finalmente partió del fuerte Saint George bajo el mando del coronel Adlercron. Consistía en 430 hombres de 39 regimiento y 800 cipayos. Evitando el camino directo al fuerte Saint David (cerca de Cuddalore) donde dos reductos franceses podrían retrasar su avance, Adlercron tomó el camino de Chengalaput y Wandiwash (actual Vandavasi).

En la noche del 26 al 27 de mayo, Las 2 compañías destacadas de cipayos se unieron al resto del pequeño ejército de Caillaud en Trichinopoly. Auteuil se retiró a la isla de Seringham. Fue acusado de su mala maniobra y se le ordenó regresar a Pondicherry. La ciudad estuvo una vez más a salvo.
Desde el 26 de mayo, cuando los franceses se retiraron del barrio de Trichinopoly, el capitán Caillaud estaba en libertad de proceder para la reducción de Madura. Sin embargo, no podía contar con ningún refuerzo de Madras, ya que todas las tropas estaban comprometidas contra los franceses.

Cuando d’Auteuil llegó a Pondicherry, le quitaron el mando del ejército.
Adlercron se acercó a Utramalore, su guarnición (100 cipayos y 10 artilleros franceses) se retiró a Wandiwash. Adlercron luego se detuvo en Utramalore para destruir el fuerte francés y esperar la llegada del cuerpo de Forde.

Mientras Adlercron estaba en Utramalore, recibió cartas dl consejo de Madrás informándole que el capitán Caillaud había logrado rechazar las fuerzas francesas en Trichinopoly y que su intervención ya no era necesaria. En consecuencia, se le ordenó invertir la fortaleza de Wandiwash.

Bussy captura Vizagapatam

Desde el 15 de mayo, la fuerza de Bussy (500 franceses y 4.000 cipayos) habían estado asediando y bombardeando el Vizagapatam, que era defendida por solo 140 soldados británicos y 420 cipayos y topasses.

El 20 de junio, Bussy pasó el Chicacole con 600 europeos y 6.000 cipayes con 30 cañones. Los acompañaron 4.000 piqueros suministrados por el Nizam.
El 24 de junio sobre las 15,00 horas, una gran partida de caballería que formaban la vanguardia del ejército de Bussy se acercó a Vizagapatam.

El 25 de junio, todo el ejército de Bussy llegó a las cercanías de Vizagapatam. Bussy inmediatamente convocó al jefe de la factoría que aceptó capitular y la guarnición se rindió como prisioneros de guerra.

El 27 de junio, la guarnición británica de la ciudad de Madapollam (probablemente actual Matlapalem), ubicada en una de las desembocaduras del río Krishna en la bahía de Bengala, se rindió a una pequeña fuerza francesa.

El 29 de junio, las fuerzas de Bussy se hicieron dueños de la fábrica británica de Ingeram (ubicación no identificada).

El 30 de junio, las fuerzas de Bussy capturaron la factoría británica de Bunderbalanka (ubicación no identificada) ubicada en la desembocadura del río Godavari.

La captura de Vizagapatam y de las otras factorías ubicadas en la desembocadura del río Godavari dio a los franceses toda la posesión de la costa desde Ganjam hasta Masulipatam.

Retirada británica de Wandewash

La mayor parte del ejército francés, que había asediado Trichinopoly, llegó a Pondicherry. Los franceses pronto reunieron una fuerza de ayuda para levantar el asedio de Wandewash. La expedición fue puesta bajo el mando del coronel Saubinet y consistía en 400 europeos y 200 cipayos.

El 5 de junio, el coronel Adlercron marchó a Wandiwash con su ejército.

El 6 de junio, Adlercron entró en la ciudad de Wandiwash, pero antes de que sus piezas pesadas de artillería pudieran abrir brecha en la fortaleza, la fuerza de socorro francesa finalmente llegó a Wandiwash. Era demasiado tarde para evitar la rendición de la ciudad que entonces estaba en manos de los británicos, pero la fortaleza estaba todavía intacta.

Adlercron se retiró de la ciudad de Wandiwash después de prender fuego a la ciudad y esperó más instrucciones de Madras. Saubinet acampó cerca de Wandiwash.

El consejo de Madrásordenó a Adlercron que regresara a Madras.

Cuando Adlercron se retiró, los franceses siguieron de cerca su ejército.

Unas horas después de que el ejército de Adlercron hubiera abandonado Utramalore, los franceses lo volvieron a ocupar.

El 15 de junio, Saubinet avanzó desde Utramalore en Conjeeveram (actual Kanchipuram) con 200 europeos, 500 cipayos y 2 cañones. Esa ciudad, a excepción de su pagoda, no estaba fortificada. La pagoda estaba guarnecida por 2 compañías de cipayos mandados por el sargento Lamberton, lucho calle por calle en la ciudad hasta que fue rechazado a la pagoda. El sargento Lamberton hizo tan excelentes disposiciones en la pagoda para recibir a los franceses, que fueron rechazados con pérdidas severas y obligados a abandonar la ciudad. En esa acción, los franceses perdieron 1 oficial y 6 europeos muertos; y 10 europeos heridos. Sin embargo, antes de partir, los franceses hicieron muchas destrucciones en la ciudad y sus alrededores.

Las autoridades británicas en Madrásordenaron a Adlercron que regresara a la zona de Conjeeveram.

El 19 de junio, la columna de Adlercron dejó el monte de Saint Thomas cerca de Chengalaput.

El 22 de junio, el coronel Lawrence desembarcó en Sadras (actual Sadurangapattinam) con unos 100 hombres del fuerte de Saint David y marchó para unirse con el ejército de Adlercron cerca de Chengalaput.

Su cuerpo cruzó el río Paliar y avanzó hacia Wandewash. Adlercron luego se detuvo en Utramalore para esperar algunos refuerzos, mientras que Saubinet atrincheró su fuerza cerca de Wandewash.

El 27 de junio, el capitán Caillaud marchó desde Trichinopoly en Madura a la cabeza de 90 europeos, 400 cipayos y 2 cañones de 24 libras. Con esa fuerza, se reunió con el teniente Rumbold, que había mantenido su puesto delante de Madura con cafres y cipayos que anteriormente habían quedado bajo su mando.

El 29 de junio, estalló una epidemia en el campamento de Adlercron en Utramalore. El 5 de julio, Adlercron trasladó su campamento y la epidemia cesó casi al instante.

El 9 de julio, la batería de Caillaud se abrió fuego contra las murallas de Madura y, antes del rechazado. En ese ataque, perdió alrededor de 35 europeos y cafres y 100 cipayos. Caillaud luego tomó disposiciones para reducir la ciudad por hambre. Mahfuz Khan abrió negociaciones. El monto de de las compensaciones finalmente se acordó y Madura se entregó a Caillaud, quien dejó una gran guarnición de cipayos en la ciudad y luego regresó al Trichinopoly.

El 10 de julio, el ejército de Adlercron avanzó una vez más a Wandiwash, donde el ejército francés ocupaba fuertes atrincheramientos.

El 11 de julio, Adlercron acampó muy cerca de los atrincheramientos de Saubinet. Una fuerza británica de unos 2.700 hombres (700 hombres del 39 de infantería y del batallón europeo Madrás, y 2.000 cipayos) se enfrentaban a a una fuerza francesa de unos 2.300 hombres (700 infantería europea, 100 húsares, 1.500 cipayos).

El 16 de julio, 500 soldados de caballería del ejército del Nawab de Arcot llegaron al campamento británico para reforzar a Adlercron. El mismo día, Lawrence asumió el mando general de la fuerza británica.

El 17 de julio, Lawrence atacó los atrincheramientos franceses con 300 de caballería del Nawab apoyado por 100 europeos y un cañóna. Este ataque no dio resultado.

El 26 de julio, Lawrence, considerando las posiciones francesas demasiado fuertes para ser atacadas, envió de vuelta parte del ejército a Chengalaput y Carangoly y el resto a Conjeeveram.

El 28 de julio, la fuerza de Lawrence llegó a Conjeeveram. Lawrence dejó 500 europeos y 1.500 cipayos para defender esta ciudad, el resto se retiró a los diferentes puestos de los que habían sido tomados.

En agosto, llegaron órdenes de Gran Bretaña, ordenado regresar al coronel Adlercron y al 39 de infantería. Sin embargo, la oficina de guerra permitió a los hombres ingresar al servicio de la Compañía y la mayoría de ellos se ofrecieron como voluntarios, los de Bengala se unieron al regimiento europeo de Bengala y los de Madrásse unieron al batallón europeo de Madrás que servía en el Carnatic.

Incursiones marathas

En 1.757, los cuerpos de caballería maratha que deambulaban por Deccan bajo el mando del primer ministro Balaji Baji Rao se habían hecho dueños de la provincia de Sira que limitaba con el país de Kadapa. El primer ministro dejó al general Balwant Rao con alrededor de 8.000 jinetes en Cadanattam (ubicación no identificada) a unos 130 km de Arcot, encargando al general que recolectase los tributos atrasados de los países de Arcot y Trichinopoly.

El general Balwant Rao envió un agente al Nawab de Arcot y otro al de Pondicherry. El nawab de Arcot logró negociar un tributo reducido, pero tuvo que pedirle al consejo de Madrás que adelantara el dinero. El agente de Maratha en Arcot y el nawab de Arcot fueron invitados a Madrás para discutir el asunto.

El 8 de agosto, el nawab de Arcot y el agente de Maratha, Amoorta Rao, llegaron a Madrás para iniciar negociaciones sobre el tributo que nawab de Arcot le debía a los marathas. Finalmente, lel Copnsejo aceptó deducir el tributo de los próximos pagos del nawab a la Compañía de las Indias Orientales.

Aproximadamente en ese momento, Mora Rao propuso al nawab de Kadapa Abdul Majid Khan, al Namab de Kanul y al rey de Mysore aliarse para recuperar la provincia de Sira de los marathas. Tan pronto como el general maratha Balwant Rao se enteró de estas negociaciones diplomáticas, marchó contra el nawab de Kadapa, lo mató en la batalla y se hizo dueño de la mayor parte de su país. Sin embargo, Abdul Mahomed Khan, con algunas de las relaciones y tropas del difunto nawab, se refugió en el fuerte de Sidhout. Finalmente se vio obligado a acomodarse con los sitiadores por una suma de dinero y entregar la mitad del país a los marathas.

Mientras Balwant Rao estaba invadiendo el país de Kadapa, el agente de Maratha, Amoorta Ra, avanzó con una parte de las tropas marathas contra Trepalour (ubicación no identificada), una dependencia de Kadapa. Fue conducido de regreso, herido de muerte y llevado de vuelta como prisionero. Murió unos días después.

Los marathas se volvieron y se reunieron con el primer ministro Balaji Baji Rao en Poona (actual Pune).

Refuerzos franceses

El comodoro James, del servicio de la Compañía de las Indias Orientales, en el Revenge (22), había sido posicionado frente a Pondicherry para observar los movimientos de los franceses y se había unido al Triton (24).

Para septiembre, los franceses tenían 1.900 europeos en la costa de Coromandel, excluyendo las fuerzas de Bussy. Por su parte, la Compañía podía reclutar a 1.300 hombres. Esta fuerza se incrementó con el alistamiento de 334 hombres de infantería del 39 regimiento, solo 84 soldados de este regimiento se embarcaron para Gran Bretaña en los barcos chinos.

En septiembre, un fuerte escuadrón francés llegó a Pondicherry y expulsó a los dos buques del comodoro James.

El 8 de septiembre, la ciudad de Madura, después de haber sufrido dos asaltos británicos desde febrero pasado, finalmente fue tomada al asalto.

El 9 de septiembre, un escuadrón francés desembarcó 2 batallones (2º y 3º) del regimiento de infantería de Lorena (1.000 tropas regulares) y 50 artilleros bajo el mando del coronel Antoine-Séraphin Baudoin, caballero de Soupire. Además, también se desembarcaron unos 600 marineros. Sin embargo, incluso después de la llegada de ese refuerzo, los movimientos franceses fueron de poca importancia. De hecho, su inactividad en ese período no fue menos sorprendente que la bienvenida a los británicos, ya que el consejo de Madrás, frente a sus números superiores, se vio obligada a retirar todas sus tropas a la guarnición y mantenerse estrictamente a la defensiva. De hecho, las naves del contralmirante Pocock estaban en bastante mal estado y algunas de ellas temporalmente no eran aptas para la acción. Además, un refuerzo británico esperado bajo el comodoro Charles Stevens, había sido detenido en Bombay (llegaría a la costa de Coromandel el 20 de enero de 1.758).

El secreto de la inactividad francesa era que el gobernador de Pondicherry, después de haber recibido órdenes positivas de Francia de esperar la llegada de nuevos refuerzos, no se contentaba con la reducción de algunos de los fuertes periféricos del Carnatic.

En consecuencia, el 20 de septiembre, el ejército francés de Saubinet, que había permanecido atrincherado cerca de Wandiwash, destacó una fuerza de 400 europeos, un número no especificado de cipayos y algo de artillería de asedio contra el fuerte de Chittapet (lugar no identificado) que era defendido por Nizar Mahomed Khan con un grupo de cipayos, asistido por un sargento y 16 hombres del fuerte Saint George. Los franceses asaltaron el lugar.

Luego llegó un escuadrón naval con 1.000 soldados. Además, también se desembarcaron unos 600 marineros. Por su parte, la Compañía pudo reclutar a 1.300 hombres, aumentados con el alistamiento de 334 hombres del 39 regimiento.

Pocos días después, Saubinet asedió y capturó a Trinomali.

Superados en número, los británicos decidieron suspender todas las operaciones y reunir sus tropas en varias guarniciones. En consecuencia, retiraron al ejército de Conjeeveram a Madras; redirigió al mayor Polier para proteger a Tripety, amenazado por Nazeabulla Khan, el gobernador de Nellore; y se ordenó al capitán Caillaud dirigirse de Madura a Trichinopoly con todos sus europeos y la mayoría de sus cipayos, y le ordenó que dejara a Yusuf Khan con el resto de los cipayos para proteger a Madura y Tinnevelly.

Así se cerró la campaña de 1.757 con ventaja para los franceses. Los británicos enonces ocupaban solo unos pocos lugares en Carnatic.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2020-03-08. Última modificacion 2020-03-08.
Valora esta entrada