Guerras Carnáticas (1.746-63) Guerra de los Nueve Años (1688-97) Tercera Guerra Carnática. Campaña 1.758
Tercera Guerra Carnática. Campaña 1.758

Operaciones francesas en la costa de Coromandel

Llegada de refuerzos británicos y franceses

El año anterior (6 de marzo de 1.757), un escuadrón francés bajo el mando del almirante de Aché había salido de Brest para reforzar los puestos franceses en la India. El escuadrón consistía en 3 barcos de la Marine Royale, y 1 barco y 1 fragata pertenecientes a la Compañía Francesa de las Indias Orientales, con aproximadamente 1.200 soldados a bordo bajo el mando del comandante de Lally. El escuadrón de de Aché inicialmente fue conducido de regreso a Brest por mal tiempo. Luego, 2 barcos de la línea habían sido retirados para servir en aguas canadienses, y el escuadrón había esperado hasta mayo de 1.757 a que su lugar fuera provisto por 5 barcos de las Indias Orientales equipados como barcos de guerra.

El 4 de mayo, de Aché finalmente zarpó de Brest hacia Île de France (actual isla Mauricio).

En junio de 1.757, un escuadrón británico con 5 buques de línea: el Elizabeth (64), el Yarmouth (64), el Weymouth (60) y el Newcastle (50), bajo el mando del comodoro Charles Stevens salieron de Inglaterra.

Desde la muerte de Watson en agosto de 1.757 en Calcuta, el vicealmirante Pocock mandaba el escuadrón británico que operaba en India.

El 18 de diciembre de 1.757, el conde de Ache llegó a Île de France, (isla Mauricio) donde se unió a un pequeño escuadrón al mando del señor Bouvet, con 4 barcos de la Compañía Francesa de Indias.

El 20 de enero de 1.758, el pequeño escuadrón británico del comodoro Stevens, que se había retrasado mucho en Bombay (actual Mumbai), finalmente llegó a la costa de Coromandel.

El 27 de enero, de Aché y Bouvet zarparon de Île de France (Mauricio) y se dirigieron a la costa de Coromandel en India. Debido al monzón, se retrasaron mucho.

El 24 de marzo, el escuadrón de Stevens llegó a Madrás y se unió al escuadrón del vicealmirante Pocock en el río Hooghly. Con estos refuerzos, el escuadrón de Pocock ahora consistía en: el Yarmouth (64), el Elizabeth (64), el Cumberland (66), el Weymouth (60), el Tiger (60), el Newcastle (50), el Salisbury (50), el Queensborough (24) (probablemente de la Compañia), y el Protector (almacén).

El 28 de marzo, Pocock izó su bandera a bordo del Yarmouth (64) en Madras.

El 27 de marzo, Pocock se hizo a la mar con su escuadrón para interceptar al escuadrón francés bajo el mando del señor de Aché.

El 17 de abril, los escuadrones combinados de Pocock y Stevens navegaron, con el objeto de llegar a barlovento del fuerte Saint David (cerca de Cuddalore), para interceptar el escuadrón de Aché que se esperaba en la costa de Coromandel. Pocock perdió el escuadrón francés en su viaje al sur y se dirigió hacia el norte.

El 25 de abril, el escuadrón francés llegó cerca del fuerte Saint-David. Llevaba el armamento largamente esperado sobre el cual los franceses habían construido todas sus esperanzas para la expulsión de los británicos de la India, y había tardado casi doce meses en su paso. Había perdido a unos 350 hombres por enfermedad durante su viaje. El escuadrón llevaba a bordo la infantería de Lally (1.080 hombres) y 50 artilleros franceses, junto con el propio Lally, que había sido designado para el mando supremo de los franceses en la India.

El 28 de abril, al amanecer, se vio una flota de 11 velas en la carretera del fuerte Saint e inmediatamente reconocieron al escuadrón de Aché. Las instrucciones de Lally desde Versalles eran primero a sitiar el fuerte Saint David. En consecuencia, de Aché separó con el Comte-de-Provence (68) y el Diligente (24) para llevar al señor Lally a Pondicherry para dar las órdenes necesarias. Las otras 9 velas de la flota francesa luego navegaron 3 km hacia el sur y anclaron en Cuddalore, 7 en el camino del fuerte Saint David y 2 navegar más lejos hacia el este.

El Bridgewater (24), y el Tritón (24) estaban anclados en el fuerte Saint David, viendo su salida cortada por el escuadrón francés. Para salvarlos de la captura, sus capitanes decidieron llevarlos a tierra y quemarlos. Sus tripulaciones fueron agregadas a la guarnición.

A mediodía, el almirante Pocock se dirigió a Negapatam (actual Nagapattinam).

Batalla de Cuddalore (29 de abril de 1.758)

El 29 de abril, a las 09,00 horas, Pocock divisó el escuadrón francés, que consistía en 8 barcos de línea, en sus amarres delante de Cuddalore.

A las 9:30 am, Pocock, que tenía 7 barcos en la línea, señaló los barcos no identificados pero, al no recibir respuesta, señaló una persecución general. De Aché de inmediato levantó anclas y salió con el viento del SE.

Al mediodía, las 7 naves francesas se unieron a las 2 naves en la salida y formaron en la línea de batalla, estaba compuesta por los buques Zodiaque (74), Vengeur (54), Bien-Aimé (58), Condé (44), Saint-Louis (50), Moras (44), Sylphide (36), Duc d’Orléans (50), y Duc de Bourgogne (60).

A las 12,30 horas, Pocock se acercó a 5 km del enemigo, que le esperaba en línea de batalla. Luego bajó la señal para un ataque general e hizo y formaron la línea, que por el mal tiempo tardo mucho tiempo.

Finalmente a las 14,15 horas, el Cumberland (66) y el Tiger (60), navegando mal, entraron en sus posiciones asignadas.

A las 15,00 horas, Pocock se lanzó sobre el Zodiaque (74) el buque insignia de Aché, que ocupaba el centro de la línea francesa. Los capitanes de Newcastle (50) y Weymouth (60) lamentablemente confundieron la señal de la línea y no se acercaron a los barcos que tenían delante. Además, cuando el vicealmirante ordenó cerrar distancias, estos barcos no obedecieron. Los franceses abrieron fuego cuando los británicos se acercaron. El Cumberland (66) tardó tanto en acercarse, que el vicealmirante y las 3 naves por delante de él tuvieron que sostener durante algún tiempo todo el fuego de los franceses. Sin embargo, Pocock no devolvió un disparo hasta que su nave se había colocado exactamente al lado del Zodiaque (74).

A las 15,55 horas, Pocock, que entonces estaba al tanto del Zodiaque (74), hizo la señal del ataque. El comodoro Stevens, con las naves delante del vicealmirante, se comportó magníficamente, pero las 3 naves a popa no apoyaban adecuadamente la vanguardia. Esto podría haber sido grave, e incluso fatal, si no hubiera habido los correspondientes errores y negligencias del deber en el lado francés. El capitán del Duc-de-Bourgogne (64) ocupó un puesto detrás de la línea francesa y, de la manera más cobarde, disparó contra los británicos. El Sylphide (36), una fragata, que parece haber encontrado un lugar incorrecto en la línea, fue expulsada en el primer costado. El Condé (44) perdió su timón y también se vio obligado a retrasarse. Sin embargo, en la vanguardia y en el centro, la acción se libró con la mayor determinación por ambos bandos.

A las 16,30 horas, observando que la retaguardia de la línea francesa se había acercado bastante al Zodiaque (74), Pocock señaló al Cumberland (66), Newcastle (50) y Weymouth (60) para que se acercaran. En sus intentos algo tardíos de entrar en acción, Cumberland (66) casi embiste al Yarmouth (64), y le obligó a frenar, obligando así al Newcastle (50) y al Weymouth (60) a frenar también. Pero cuando el Cumberland (66) finalmente logró ocupar su posición, el Newcastle (50) se contuvo, a pesar de las señales del vicealmirante, y a pesar de que el Weymouth (60) la había ordenado cerrar; después de lo cual el Weymouth pasando a barlovento del Newcastle, se alineó delante de él y rápidamente obligó al Moras (44) a alejarse. Mientras tanto, el Cumberland (66) se enfrentó al Saint-Louis (54), relevando al Yarmouth (64).

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-naval-de-cuddalore-29-de-abril-de-1758-1024x546.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-naval-de-cuddalore-29-de-abril-de-1758-300x160.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-naval-de-cuddalore-29-de-abril-de-1758-768x410.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-naval-de-cuddalore-29-de-abril-de-1758-100x53.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-naval-de-cuddalore-29-de-abril-de-1758.png 1430w
Batalla naval de Cuddalore (29 de abril de 1758). Entre los escuadrones francés de Bailli de Suffren y el británico de Edward Hughes. Autor Auguste Jugelet, castillo de Versailles

En el apogeo del enfrentamiento, las explosiones de pólvora a bordo tanto del Zodiaque (74) como del Bien-Aimé (68) causaron cierta confusión. De Aché ornenó a los barcos que se habían retirado volver a la acción, pero no prestaron atención. Aún así, la lucha fue ardiente y el Tiger (60) fue muy presionado hasta que fue asistido por el Salisbury (50) y el Elizabeth (64).

Unos minutos más tarde, de Aché rompió la línea y se alejo, las otras 2 naves que iban detrás procedieron de la misma manera y se alejaron.
A medida que la batalla se acercaba a su fin, el barco y la fragata que habían sido separados por de Aché a Pondicherry, y que el señor Lally se había negado a permitir que regresaran de inmediato, se estaban acercando.

Sobre las 18,00 horas, cuando la retaguardia británica se acercaba un poco y los barcos franceses no se acercaban, de Aché se dirigió a Pondicherry.

Los franceses deliberadamente, antes de abandonar la escena de la acción, efectuaron en el principal barco británico un movimiento de concentración, pasando delante de él. Pocock bajó la señal para participar y la volvió a subir para una persecución general; pero aquellos de sus barcos que habían luchado bien estaban demasiado incapacitados para enfrentarse al enemigo y, al acercarse la noche, se dirigió al sur con el fin de mantenerse a la barlovento del enemigo, y de poder enfrentarse a él en el mañana siguiente.

Los franceses ordenaron al Queenborough (24), para observar el movimiento enemigo.

Pocock continuó esforzándose por alcanzar a los franceses hasta las 06,00 horas del 1 de mayo, cuando, cuando perdía terreno y la persecución parecía inútil, ancló 5 km al sur de Sadras.

Los barcos británicos tuvieron 29 muertos y 89 heridos. Los mástiles, patios, velas y aparejos de Yarmouth (64), el Tiger (60) y Salisbury (50) estaban demasiado dañados como para poder perseguirles. Se vieron obligados a regresar a Madrás para reacondicionarse. Lally era libre de asediar el fuerte Saint David.

A las 22,00 horas del día de la acción, la flota francesa fondeó a unos 30 km al norte de Pondicherry en la carretera de Alumparva (ubicación no identificada). Allí, debido a la pérdida de sus anclas y al daño de sus cables, el Bien Aimé (58) fue conducido a tierra y se hundió, toda su tripulación, sin embargo, se salvó.

En el enfrentamiento, los franceses habían sufrido mucho más severamente que los británicos, habiendo perdido 162 muertos y 360 heridos; debido a que los barcos habían estado llenos de tropas y el fuego británico se había dirigido, como de costumbre, contra los cascos y no contra los aparejos. Aché luego se dirigió a Pondicherry, donde desembarcó a 1.200 enfermos.

Asedio francés del fuerte Saint David

El 30 de abril, el señor de Soupire se unió a de Estaing con tropas adicionales (entre las cuales parte del regimiento de infantería Lorraine y con cañones de asedio.

El 1 de mayo, Lally escoltado por 2 tropas de húsares apareció ante el fuerte de Saint David. Inmediatamente separó una fuerza bajo de Estaing contra Cuddalore. Lally temía el regreso de Pocock de Madras, por lo que apresuró el primer destacamento hacia Cuddalore sin ningún tipo de transporte o suministros. Las defensas de esta ciudad eran leves y la guarnición consistía en solo 5 compañías de cipayos y algo de artillería británica. Unos 50 prisioneros fueron en Cuddalore.

Sobre las 06,00 horas, Pocock echó el ancla a unos 5 km al norte de Sadras (actual Sadurangapattinam).

El 3 de mayo, la ciudad de Cuddalore, cerca del fuerte de Saint David, se rindió a los franceses con la condición de que la guarnición británica pudiera retirarse con sus cañones al fuerte de Saint David y que los prisioneros franceses fueran transportados a tierra un sitio neutral en el sur hasta que se decida el destino del fuerte de Saint David. Durante el breve asedio, las tropas francesas, que no tenían suministros, se vieron obligadas a saquear los alrededores en busca de comida.

El 4 de mayo, la pequeña guarnición de Cuddalore se retiró al fuerte de Saint David.

El 5 de mayo, el resto de la flota francesa llegó a salvo a Pondicherry.

El 6 de mayo, el escuadrón de d’Aché ancló nuevamente delante del fuerte de Saint David y desembarcó a las tropas restantes.

Días después, el almirante Pocock recibió 120 hombres recuperados del hospital y más de 80 lascars (marineros indios) del gobernador de Madras.

El 10 de mayo, Pocock, después de haber reparado los peores daños de sus barcos, navegó hacia el sur, con la esperanza de llegar a barlovento del fuerte de Saint David. Sin embargo, se encontró con fuertes vientos del oeste y las fugas en el Cumberland (66) aumentaron.

El 15 de mayo, los franceses comenzaron la construcción de su primera bateríade asedio delante del fuerte de Saint David, a unos 1.000 de las murallas, Lally tenía una fuerza considerable de 2.500 franceses y aproximadamente el mismo número de cipayos reunidos ante el pueblo; pero sus dificultades, sin embargo, eran muy grandes. Las autoridades de Pondicherry fueron desleales; el cofre militar estaba absolutamente vacío; y, aunque se esperaba su llegada, no se habían hecho preparativos para su transporte y suministros. Sin otro medio abierto para él, Lally decidió impresionar a los nativos para el trabajo de transporte, sin tener en cuenta la costumbre, los prejuicios o la casta. Las defensas del fuerte de Saint David eran respetables, pero la guarnición era demasiado débil en número para manejarlos adecuadamente, y la calidad de las tropas era notablemente pobre. Los cipayos sumaban unos 1.600 y los británicos unos 600; pero de estos últimos, menos de la mitad eran regulares, mientras que 250 del total eran marineros, recientemente desembarcados de las fragatas quemadas.

El 16 de mayo, dos cañones franceses abrieron fuego contra el fuerte de Saint David desde Cuddalore. El mayor Polier, que estaba al mando, cometió el error de intentar defender varios obras exteriores con una fuerza inadecuada, en lugar de destruirlos y retirarse a la fortaleza principal.

Durante la noche del 17 de mayo, los franceses asaltaron 4 obras exteriores y expulsaron a sus defensores. Los éxitos franceses bastaron para asustar a casi la totalidad de los cipayos que desertaron.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-del-fuerte-de-saint-david-en-1758--plano-del-asedio-752x1024.png 752w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-del-fuerte-de-saint-david-en-1758--plano-del-asedio-220x300.png 220w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-del-fuerte-de-saint-david-en-1758--plano-del-asedio-768x1046.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-del-fuerte-de-saint-david-en-1758--plano-del-asedio-100x136.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-del-fuerte-de-saint-david-en-1758--plano-del-asedio.png 994w
Asedio del fuerte de Saint David en 1758. Plano del asedio

El 17 de mayo, 5 morteros franceses abrieron contra el fuerte Saint David desde la nueva ciudad.

El 18 de mayo, los franceses abrieron la trinchera frente a fuerte de Saint David, incluso si aún no tenían artillería de asedio.

El 26 de mayo, los franceses abrieron fuego con una batería de 7 cañones y 5 morteros ubicados a unos 750 m. al oeste del fuerte. Pocock, al no poder llegar más arriba que Alumparva, ancló allí.

El 28 de mayo, Lally fue informado del acercamiento del escuadrón británico e inmediatamente partió hacia Pondicherry con 400 regulares y 200 cipayos.

El 30 de mayo, los franceses abrieron fuego con dos baterías nuevas: una batería de 9 cañones y 3 morteros ubicados a menos de 700 m al norte; y otra batería de 4 cañones ubicada a menos de 700 m al noreste

Pocock avistó Pondicherry y vio el escuadrón francés en el camino. Aché, al ver a los británicos, convocó a un consejo de guerra, que decidió que los barcos deberían permanecer amarrados cerca de las baterías para esperar el ataque; pero Lally, llegando antes desde el fuerte David, insistió en que los británicos deberían encontrarse en el mar. También envió como refuerzo a la flota las tropas que lo habían acompañado desde el fuerte Saint David. Como Lally tenía el mando supremo en India, Aché disponía de 8 barcos de la línea y 1 fragata; sin embargo, en lugar de presionar a Pocock, mantuvo la calma y trató de ir al fuerte de Saint David para cortar cualquier comunicación entre la flota y el fuerte. Lally luego regresó por tierra para proseguir con el asedio, las trincheras de aproximación se encuentran ahora a menos de 200 m del fuerte. Pero apenas Lally se fue, el gobernador y el consejo de Pondicherry, que tenía plenos poderes durante la ausencia de Lally, llamó a de Aché para proteger su ciudad. Esta orden fue muy útil para los británicos; porque, poco después del regreso del escuadrón francés, 3 valiosos barcos de la compañía de las Indias Orientales, que de otro modo debieron haber sido tomados, entraron a salvo en Madrás.

A principios de junio, la mayoría de los lascars y cipayos de la guarnición británica del fuerte de Saint David habían desertado. Además, 30 cañones y carros habían sido desmontados y desactivados y varios trabajos defensivos estaban en ruinas. Las municiones se estaban agotando y había que recoger agua por la noche en el camino cubierto.

El 1 de junio, la artillería francesa (21 cañones y 13 morteros) mantuvo un fuego incesante contra el fuerte.

Al mediodía, el escuadrón de Aché (8 barcos de la línea y 2 fragatas) entró en la carretera.

Por falta de pólvora, la artillería británica no pudo responder al fuego. El capitán Polier le pidió a Alexander Wynch, el vicegobernador del fuerte de Saint David, que convocara un consejo de guerra donde se acordó por unanimidad rendirse.

El 2 de junio, el fuerte de Saint David capituló, su guarnición se rindió como prisioneros de guerra y se ganó el primer gran objeto de Lally. Entre los rehenes recluidos en el fuerte, los franceses encontraron un pretendiente al trono de Tanjore (actual Thanjavur). Además, Lally no era un hombre para contentarse con un solo éxito. El mismo día de la rendición, destacó una fuerza bajo el mando de Estaing contra Devicotah (actual Devakottai), que fue forzosamente abandonada por los británicos (30 británicos y 600 cipayos) a su llegada; y había muchas razones para temer que su energía ahora se dedicaría hacia la captura de Madras. Además, Lally destruyó el fuerte de Saint David. Ese mismo día, Lally regresó a Pondicherry con su ejército desde Saint David e hizo una entrada triunfal. Se cantó el Te Deum y la acción de gracias que fue seguida por banquetes y festividades, todo en un momento en que el tesoro público estaba vacío.

El 2 y 3 de junio, el escuadrón de Pocock perdió terreno considerablemente.

La caída del fuerte de Saint David causó una gran alarma en Madrás. Inmediatamente, el gobierno británico en Madrásconvocó a todas sus guarniciones dispersas en el Carnatic en Arcot, Chengalaput y Carangoly; manteniendo solo la de Trichinopoly, y los concentró en Madrás; agregando así 250 británicos y 2.500 cipayos a las fuerzas de esa ciudad. Mientras tanto, la guarnición de Devicotah recibió instrucciones de evacuar el lugar si los franceses alguna vez intentaron invertir el lugar y retirarse a Madrás o Trichinopoly.

De hecho, por mucho que Lally lo anhelara, todavía no había posibilidad de atacar a Madras.

Invasión francesa de Tanjore

El 4 de junio, declarando que su deber lo convocaba a navegar por la costa de Ceilán, Aché navegó hacia el sur. Se negó a ahorrar la flota para ayudar en la empresa contra la sede del poder británico en el Carnatic. Con la flota desaparecida, el ejército de Lally requirió equipo para una marcha por tierra sobre Madrás. Sin embargo, el equipo significaba dinero, que las autoridades de Pondicherry afirmaron que no podían suministrar. Por lo tanto, siguiendo el consejo de un sacerdote jesuita, Lally decidió marchar a la región de Tanjore y extorsionar la suma de dinero que necesitaba del rajá. Las autoridades civiles alarmados llamaron a de Aché para proteger a Pondicherry.

El 6 de junio, Pocock fue informado de que el fuerte de Saint David se había rendido y que el fuerte de Saint George, cerca de Madrás, probablemente sería invertido; y al darse cuenta de que así sería, sus barcos no podrían volver a aguar en la costa, se dirigió a Madrás, donde llevó a los capitanes negligentes a la corte marcial. El capitán George Legge del Newcastle (50) fue separado del servicio; el capitán Nicholas Vincent del Weymouth (60) se le quitó el mando de su barco; y el capitán William Brereton del Cumberland (66) fue sentenciado a la pérdida de la antigüedad de un año.

En junio, una fuerza francesa apareció frente a Devicotah, la guarnición británica se retiró hacia el Trichinopoly, marchando por el país Tanjore. Los franceses tomaron posesión de Devicotah.

El 17 de junio, Aché llegó a Pondicherry.

El 18 de junio, Lally ordenó partir con una fuerza de 2.500 hombres (incluyendo 1.600 tropas francesas y una gran cantidad de cipayos) y se dirigió hacia el sur. Lally cruzó el Coleroon (actual río Kollidam) con todo su ejército. Había dejado atrás a 600 europeos y 200 cipayos al mando del señor de Soupire para la defensa del territorio francés. Su marcha fue una larga sucesión de errores y desgracias. Las duras medidas empleadas hacia los hindúes durante el avance hacia el fuerte de Saint David habían alejado a cada uno de ellos de tomar el servicio con el ejército, por lo que la fuerza comenzó sin transporte.

La fuerza francesa apenas había llegado a Cuddalore y la infantería de Lorraine tuvo que abandonar sus tiendas por falta de carruajes. Los excesos cometidos por las tropas francesas en el saqueo del país llevaron a los aldeanos a esconder todo su ganado, por lo tanto, ni el transporte ni los suministros se obtuvieron durante la marcha. Por lo tanto, los soldados tuvieron necesariamente que buscar las provisiones lo mejor que pudieron, y su disciplina, que ya estaba seriamente afectada, rápidamente fue de mal en peor. Cuando entraron a Devicotah, no habían probado comida durante 12 horas; y descubriendo que solo el arroz en cáscara los esperaba allí, prendieron fuego a las cabañas dentro del fuerte y se acercaron a encender las almacenes.

El 25 de junio, el cuerpo de Lally llegó a Karaikal, después de recorrer 160 km. Allí las tropas finalmente recibieron una comida de verdad. Nuevas locuras marcaron el progreso de la marcha. El puerto marítimo de Nagoor (actual Nagore), perteneciente al rey de Tanjore, fue capturado y su rescate fue entregado al capitán de los húsares franceses, un cuerpo que reciéntemente había llegado a la India y se había distinguido por encima de todos los demás por la violencia y el saqueo. Las municiones fueron obtenidas a la fuerza del asentamiento holandés de Negapatam y del asentamiento danés de Tranquebar (actual Tharangambadi). Las dificultades de Lally eran indudablemente grandes, pero es difícil entender cómo un hombre que se hace llamar soldado podría haber liderado deliberadamente alrededor de 3.500 hombres a una distancia de 160 km de su base sin hacer la más mínima provisión para su subsistencia, o el menor esfuerzo para mantener su disciplina.

A la llegada de Lally a Karaikal, 7.000 tanjoreanos bajo del monacjee (primer ministro del reino de Tanjore) avanzaron a Trivalore (quizás el actual Thiruvarur) para oponerse a él. En el Trichinopoly, los británicos ordenaron que 1.000 cipayos y 500 coolies y 10 artilleros británicos fueran enviados para reforzar a los tanjoreanos.

En julio, Lally marchó hacia Trivalore, una pagoda en el camino a Tanjore, donde estableció un almacén. Monacjee tuvo que retirarse frente a la fuerza de Lally. Finalmente, dos pagodas fueron saqueadas, aunque sin ventaja, y los brahmanes fueron expulsados a punto de pistola.

Lally convocó al rey de Tanjore para pagar los atrasos, permitir el paso libre hacia el Trichinopoly y suministrar tropas para ayudar a los franceses. El Rey consintió en un paso por su país, pero no por el camino deseado. También ofreció pagar una pequeña parte de los atrasos, pero se negó a suministrar tropas.

Los franceses permanecieron en Trivalore hasta el 12 de julio, barriendo el país incautando todo el ganado. Cuando los franceses finalmente avanzaron, Monacjee retrocedió ante Lally paso a paso hacia la ciudad de Tanjore, pero su caballería nunca dejó de hostigar a los destacamentos franceses que buscaban comida, para espantar el ganado que habían recogido e interceptar los suministros.

El 18 de julio, Lally llegó a la vista de la ciudad de Tanjore. Por la noche, la vanguardia del ejército francés realizó algunos disparos contra la ciudad que pusieron fin a todas las negociaciones. Los franceses desplegaron unos 2.370 regulares, una gran cantidad de cipayos disciplinados, 14 piezas de artillería campaña y 3 cañones pesados (tenían 14 más en Trivalore).

El rey de Tanjore envió un cuerpo de caballería, pronto acompañado por los palaiyakkarars (barones) del país, para cortar la comunicación de Lally con Karaikal. Tondeman, un gobernante hindú, envió un gran cuerpo de tropas para ayudar al rey de Tanjore.

El 19 de julio, los franceses asentaron baterías frente a Tanjore, pero al estar expuestos al fuego desde de la muralla, perdieron a muchos hombres y no pudieron causar ninguna impresión.

El 25 de julio, el escuadrón del vicealmirante Pocock (7 barcos de la línea) zarpó de Madrás con viento favorable hacia el sur a lo largo de la costa para buscar la flota francesa.

En la noche del 26 de julio, Pocock fondeó frente a Alumparva. Envió botes armados para quemar y hundir 7 chelingas (botes artillados ligeros utilizados en la costa de Coromandel).

En la noche del 27 de julio, el escuadrón de Pocock se dirigió a 15 km de la carretera de Pondicherry, donde el escuadrón francés (8 barcos de la línea, 1 fragata) estaba anclado.

El 28 de julio, a las 10,00 horas, el escuadrón francés se puso a navegar y se dirigió hacia el sur con una brisa terrestre; en el que Pocock ordenó una persecución general; pero el enemigo se mantuvo a barlovento.

Temprano en la mañana del 29 de julio, el escuadrón de Aché ancló frente a Porto Novo (actual Parangipettai) a unos 50 km al sur de Pondicherry. Cuando surgió la brisa terrestre, los franceses se pusieron a barlovento y alrededor de las 08,00 horas estaban fuera de la vista. A las 16,00 horas, el almirante Pocock descubrió un barco en el barrio sureste y lo persiguió. A las 17,00 horas, el barco alzó los colores franceses (era el Restitución un trofeo británico en su camino a Pondicherry desde Karaikal). Pocock le llevó a tierra unos 10 km al norte de Porto Novo y envió los barcos a bordo para tratar de sacarla. Al encontrarle impracticable sin perder demasiado tiempo, finalmente le prendió fuego.

Batalla naval de Negapatam (3 de agosto de 1.758)

A principios de agosto, las autoridades de Madrás pidieron ayuda a Bengala, que fue rechazada. Clive no era indiferente al peligro, pero había preparado sus propios planes para realizar una operación de diversión en favor del Carnatic.

El 1 de agosto, a las 10,00 horas, Pocock volvió a ver al escuadrón de Aché, que navegaba frente a Tranquebar y que poco después formó en línea de batalla y se dirigía hacia el escuadrón británico. Pero cuando Pocock zarpó para enfrentarse a los franceses, tenían el viento en contra.

Aproximadamente a las 13,00 horas, sin embargo, formaron una línea de batalla y se dirigieron contra Pocock a vela fácil. Él, a las 13,30 horas, ordenó la línea de batalla y que sus barcos tomaran posición, esperando a los franceses. A las 17,00 horas, la vanguardia francesa estaba frente al centro británico a una distancia de aproximadamente 3 km. Los franceses mantuvieron la línea hasta que su vanguardia estuvo al lado de la vanguardia británica, y luego se mantuvieron a esa distancia hasta las 18,30 horas, cuando izaron velas superiores, establecieron su rumbo y se pararon hacia el sureste. El almirante Pocock hizo una señal a su vanguardia para que se separara, y puso rumbo hacia el sur, manteniendo su línea hasta la medianoche, cuando juzgó que los franceses habían virado.

En la ciudad sitiada de Tanjore, el rajá rechazó los términos ofrecidos por Lally.

Durante la noche del 1 al 2 de agosto, Pocock ordenó a su flota que se pusiera detrás de los franceses hacia el oeste.

El 2 de agosto, las baterías de Lally abrieron fuego contra la ciudad de Tanjore.

Caillaud, posicionado en Trichinopoly, envió inmediatamente al Rajá un refuerzo adicional de 500 de sus mejores cipayos 2 sargentos y 27 hombres del regimiento europeo de Madrás.

Pocock intentaba en vano localizar el escuadrón francés que no se veía. En la noche, sin embargo, se avistaron 4 velas en la costa noroeste.

El 3 de agosto a las 05,00 horas, los británicos avistaron la flota francesa frente a Negapatam, a unos 5 km hacia barlovento, formada en línea de batalla.
El vicealmirante George Pocock disponía de 7 naves de la línea y 1 fragata: Yarmouth (64), Elizabeth (64), Tiger (60), Weymouth (60), Cumberland (66), Salisbury (50), Newcastle (50), y Queenborough (24).

El almirante francés de Aché disponía de 8 naves de la línea y 1 fragata: Zodiaque (74), Comte-de-Provence (68), San Luis (54), Vengeur (60), Duc de Orleans (54), Duc de Bourgogne (64), Condé (44), Moras (44), y Sylphide (24).

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-naval-de-negapatam-3-de-agosto-de-1758-1024x540.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-naval-de-negapatam-3-de-agosto-de-1758-300x158.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-naval-de-negapatam-3-de-agosto-de-1758-768x405.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-naval-de-negapatam-3-de-agosto-de-1758-100x53.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-naval-de-negapatam-3-de-agosto-de-1758.png 1266w
Batalla naval de Negapatam (3 de agosto de 1.758). Entre los escuadrones británico del vicealmirante George Pocock y el francés del almirante de Aché. Autor Dominic Serres

A las 07,00 horas, observando que los franceses mantenían el viento, Pocock hizo una señal para hacer más velas para llegar a barlovento y posiblemente llevarlos a la acción.

A las 08,30 horas, el escuadrón francés comenzó a caer sobre el escuadrón británico.

A las 09,00 horas, los dos escuadrones estaban separados por menos de 5 km. Al ver que el Comte-de-Provence (68) conducía la vanguardia francesa, Pocock ordenó al Elizabeth (64) que tomara el lugar del Tiger (60), un barco inferior, como líder de su propia línea.

A las 10,00 horas, el escuadrón francés se alejó y se dirigió hacia la retaguardia del escuadrón británico.

A las 11,00 horas, cuando el viento se estaba apagando, los británicos estaban en calma; aunque los franceses todavía tenían una ligera brisa de tierra y, con ella, se pararon, su línea se extendía de este a oeste. En ese curso, los franceses pasaron en ángulo recto tan cerca de la parte trasera de los británicos que casi podrían haber cortado al Cumberland (66) y al Newcastle (50), los barcos más alejados.

A mediodía, brotó una brisa marina y le dio a Pocock el factor meteorológico. Ambas flotas formaron una nueva línea.

A las 12,20 horas, Pocock hizo señas para presionar y participar.

A las 13,00 horas, los barcos británicos se acercaron al azar de los franceses; su línea entonces tenía forma de media luna, su vanguardia y su retaguardia estaban a barlovento de su centro.

Sobre las 13,20 horas, los barcos franceses en la vanguardia comenzaron a disparar contra el Elizabeth (64) que estaba cerca de ellos. El almirante Pocock dió la señal para la batalla y todo el escuadrón británico se empeñó.

El Elizabeth (64) y Comte-de-Provence (68) entraron en acción, pero, la mesana de este último se incendió, tuvo que salir de la línea y cortar el mástil. Los franceses acusaron a Pocock de arrojar substancias inflamables a bordo; pero el vicealmirante no parece haber tomado ninguna medida especial para prender fuego a sus oponentes, aunque ciertamente en esta batalla fueron inusualmente desafortunados a ese respecto. El siguiente oponente del Elizabeth (64) fue el Duc-de-Bourgogne (64), que apenas presionado, habría sido asistida por el Zodiaque (74), si este último no hubiera sido alcanzado en el timón por un disparo del Yarmouth (64), su primer antagonista. Para repararlo, se puso a sotavento del Duc de Orleans (54); pero, tan pronto como regresó a la línea, uno de sus cañones de la cubierta inferior estalló y se produjo un incendio. En la consiguiente confusión, el barco chocó con el Duc d’Orléans (54); y, mientras las dos naves estaban enredadas, fueron fuertemente atacadas con impunidad por el Yarmouth (64) y el Tiger (60). Para entonces, el Condé (44) y el Moras (44) habían sido expulsados de la línea.

A las 14,00 horas, el Comte-de-Provence (68), que estaba al frente de la línea francesa, se puso delante del viento, cortando su mástil cuando el fuego se incendió. El Zodiaque (74) y las naves delante de él se marcharon.

Alrededor de las 14,15 horas, los barcos franceses en la retaguardia continuaron en una línea irregular y aumentando su distancia un poco con el escuadrón británico.

Pocock dió la señal de una acción más cercana; y los barcos franceses que se retiraban fueron maltratados. Siguió la señal para una persecución general; con lo cual los franceses cortaron los botes que remolcaban a los buques.

Se mantuvo una lucha hasta aproximadamente las 15,00 horas, cuando los franceses estuvieron fuera de alcance.

El escuadrón británico continuó la persecución hasta casi la oscuridad.

Sobre las 20,00 horas, el escuadrón británico ancló a 5 km de Karaikal, mientras que los franceses siguieron su curso hacia Pondicherry.

El combate, considerando como indeciso, fue muy sangriento, especialmente del lado de los franceses, que perdieron a 540 hombres muertos o heridos (incluido el propio Aché y su capitán). El Zodiaque (74) tuvo 183 muertos o heridos graves. Los franceses no parece haber sufrido mucho en los aparejos.

Los británicos perdieron 130 hombres muertos y 116 heridos (incluidos el comodoro Stevens y el capitán Martin). En los aparejos, los británicos sufrieron más que los franceses; y, si el tiempo no hubiera sido bueno, muchos de ellos habrían perdido sus mástiles.

Aché se reacondicionó en Pondicherry y, temiendo un ataque allí, ancló sus barcos cerca de la ciudad y los fuertes. Sintiendo también que no podía, en su estado, luchar nuevamente contra los británicos, y que su permanencia en la costa podría conducir al desastre, nuevamente anunció su intención de ir a la Isla de Francia (actual Mauricio). El señor de Lally y los oficiales militares y civiles franceses quedaron asombrados por esta nueva determinación, y se esforzaron por disuadirlo, pero sus capitanes lo apoyaron y, tras desembarcar 500 infantes de marina y marineros para reforzar el ejército en tierra, navegaron hacia su destino el 3 de septiembre.

El 5 de agosto, el Queensborough (24) interceptó el Rubis, una nave francesa de 120 toneladas, que navegaba hacia Pondicherry cargado de vacunas y medicinas.

El 6 de agosto, los refuerzos enviados recientemente por Caillaud llegaron a Tanjore.

El 7 de agosto, las baterías francesas se abrieron contra el lado sur de Tanjore y se produjo una brecha practicable.
Los franceses tomaron un barco holandés de Batavia (actual Yakarta) con destino a Negapatam y le llevaron a Pondicherry, donde el dinero fue confiscado, la carga descargada y el barco detenido.

Retirada francesa de Tanjore

El 8 de agosto, la inquietante inteligencia llegó a Lally de la derrota de un escuadrón francés por parte de los británicos y de una ocupación británica de Karaikal, el único puerto desde el cual su ejército, ya muy angustiado por la falta de tiendas y municiones, podría ser aliviado. Lally decidió levantar el asedio de Tanjore.

El 9 de agosto, Lally envió a los enfermos y heridos (más de 150 hombres) a la retaguardia e hizo los preparativos para la retirada.

En la mañana del 10 de agosto, las tropas tanjoreanas ejecutaron un ataque y atacaron el campamento francés, un grupo de caballería logró penetrar hasta la tienda de Lally. Fue gravemente herido y pisoteado pero se salvó.

Los cipayos británicos capturaron 2 piezas de artillería de campaña y el campamento francés entró en la mayor confusión antes de que pudieran rechazar a sus asaltantes. Durante esta sesión, los tanjoreanos mataron a unos 100 europeos y capturaron 1 cañón, 2 elefantes y algunos caballos.

En la noche del 10 al 11 de agosto, Lally levantó el asedio de Tanjore y se retiró hacia Karaikal, dejando 3 cañones pesados clavados. Al instante, los tanjoreanos lo persiguieron, acosándole por todos lados durante su marcha, atacando a los rezagados y cortando suministros. Capturaron a 50 hombres, 2 cañones y 2 morteros.

Los sufrimientos de las tropas francesas fueron espantosos. Durante su retirada a Karaikal, Lally fue informado de la decisión de Aché de navegar hacia Île de France (Mauricio). Inmediatamente envió el conde de Estaing a Aché para protestar contra él. Pero Aché fue apoyado por sus capitanes y mantuvo su decisión.

Fue solo con la mayor dificultad que Lally llevó su fuerza a Karaikal, para encontrar a su llegada que la flota británica estaba anclada en la desembocadura del río.

Mientras tanto, los cipayos británicos y los pocos europeos enviados a Tanjore como refuerzos regresaron al Trichinopoly.

El 18 de agosto, Lawrence con 520 hombres del regimiento europeo de Madrás , 1.200 cipayos y una partida de las tropas de los nawab abandonaron Madrás y tomaron Trivatore (Tiruvottiyur actual) por asalto.

El 20 de agosto, el escuadrón de Pocock navegó desde Madráshacia Bombay, pidiendo agua a Trincomalee en la isla de Ceilán.

Durante el mes de agosto, los franceses tomaron todos los pequeños puestos británicos en los alrededores de Madras, excepto Chengalaput (actual Chengalpattu) que pronto se reforzó con 3 compañías de cipayos bajo el teniente Airey.

En la última semana de agosto, el señor de Soupire llegó a Pondicherry después de marchar hacia Wandiwash (actual Vandavasi) y regresar por el camino de Alumparva.

Al llegar con su ejército a Pondicherry desde Karaikal a finales de agosto, Lally repitió sus protestas a Aché, pero fue en vano. Aché se había asegurado 30.000 libras por la captura ilegal de ciertos barcos holandeses en las carreteras de Pondicherry, y este estaba contento de irse con sus colegas, pero estaba decidido a su partida de la costa.

A finales de agosto, las autoridades de Madrásque fueron expulsadas con sus propios recursos decidieron retirar a Caillaud y todas sus tropas británicas del Trichinopoly, y dejar al capitán Joseph Smith a cargo de esa ciudad con solo 2.000 cipayos.

En septiembre, los franceses retiraron toda su guarnición de Seringham (actual Srirangam), excepto unos pocos cipayos, que se quedaron para entregar el lugar a los mysoreanos.

Partida de la flota francesa

El 3 de septiembre, después de desembarcar 500 marines y marineros para reforzar el ejército en la costa, Aché zarpó de Pondicherry. Pocock no podía creer que Aché tuviera idea de retirarse de la escena de las operaciones y supuso que se embarcaría en un crucero. El Queensborough (24), por lo tanto, fue enviado a Ceilán para obtener noticias de los franceses, pero no pudo obtener ninguna.

Antes de su partida del Trichinopoly, Caillaud se dispuso a atacar a los cipayos franceses que defendían a Seringham. Al acercarse la fuerza de Caillaud, los cipayos evacuaron el lugar y los británicos tomaron posesión de Seringham.

El 17 de septiembre, el Queensborough (24) regresó de Ceilán, donde no había localizado al escuadrón francés.

El dinero tomado por Aché proporcionó a Lally fondos suficientes para iniciar los preparativos para una marcha a Madrás y, dado que los británicos habían aprovechado la oportunidad de su propia ausencia para recuperar algunos de los fuertes dispersos en el Carnatic, envió expediciones a Trinomalee (no identificado su ubicación, tal vez Thiruvannaamalai), Carangoly y Trivatore para despejar el camino a Arcot, ordenándoles que se concentrasen a unos 55 km al sureste de Arcot, en Wandiwash (actual Vandavasi). Habiendo hecho su trabajo varias columnas, Lally se unió a la fuerza unida en persona en Wandiwash y marchó con ella en Arcot.

El 4 de octubre, Arcot, al no tener guarnición británica, se rindió sin resistencia.

Entonces solo quedaban dos puestos en la ocupación de los británicos entre él y Madras, Conjeeveram (actual Kanchipuram) en el camino directo de Arcot a Madras, y Chengalaput en el río Palar, ninguno de los cuales estaba fuertemente guarnecido y ambos eran fáciles de capturar. Sin embargo, al no apreciar la importancia de estos dos fuertes, y al descubrir que su stock de dinero se estaba agotando, Lally envió a sus tropas a acantonamientos y regresó a Pondicherry para recaudar fondos. De este modo, desechó su última oportunidad de empeorar la situación de los británicos en la India.

Mientras estaba en Trincomalee, Pocock ordenó al Revenge, un barco de la Compañía, que patrullara fuera de ese puerto y en realidad fue avistado y perseguido por Aché en su camino hacia la Isla de Francia. El escuadrón británico se hizo a la mar pero no pudo encontrar a los franceses. Pocock luego continuó su viaje a Bombay. Había dejado un capitán, un teniente y 103 infantes de marina para fortalecer la guarnición de Madras.

Asedio de Madrás (1.758)

Con su reputación ligeramente dañada por los asuntos de Tanjore y su temperamento agrio en igual proporción, el conde Lally hizo los preparativos para el asedio de Madrás. Convocó a Bussy desde Hyderabad y este último se unió a regañadientes pero sin tropas. En octubre de 1.758, cuando los monzones del nordeste habían expulsado a Peacoc, el almirante inglés de la costa, Lally se dirigió a Madrás para capturar todos los puestos avanzados, excepto Chingleput y asedió el asentamiento en el Deccan. Para entonces, Madras, Trichinopoly y Chinglepet eran las únicas posesiones en manos de los ingleses. El haber dejado a Chinglepet en la retaguardia en manos de los ingleses fue una falta de previsión de la que surgirían problemas inminentes para Lally. George Pigot, el gobernador inglés de Madras, había hecho amplias provisiones para el asedio y los esfuerzos de Lally, como de costumbre, se dirigieron a rendir plaza por hambre, y como siempre hubo falta de coordinación.

El 13 de diciembre, toda la fuerza de Lally acampó en la llanura, a unos 2 km al suroeste del fuerte Saint George. La aproximación más cercana al fuerte fue bloqueada por dos ríos, el más al norte, llamado Triplicane, que desembocaba al mar a unos 1.000 metros al sur del glacis; el otro, conocido como Rio Norte, llegando al pie del glacis, pero girando desde allí abruptamente hacia el sur para unirse al Triplicane y fluir con él hacia el mar. Por lo tanto, Lally pasó al otro lado del fuerte Saint George, los británicos evacuaron los puestos exteriores antes que él mientras avanzaba.

A mediados de diciembre, el mayor Caillaud, que había sido enviado desde Madrás para obtener ayuda del rey de Tanjore, de Tondeman y otros palaiyakkarars (barones), partió de Tranquebar y llegó a Tanjore. Pronto descubrió que Monacjee había sido reemplazado por un nuevo primer ministro. A Caillaud se le prometió la ayuda de 500 caballos. Finalmente Caillaud logró obtener 300 jinetes y 300 cipayos.

El 14 de diciembre, Lally se estableció en la ciudad de Madras, en el frente noroeste de la fortaleza, y desde allí a lo largo de su lado norte hasta el mar.

Con su flanco derecho descansando en la ciudad y su izquierdo en la playa, preparándose para establecer el asedio de Madrás. La infantería de Lally se instaló cerca de la playa, mientras que la infantería de Lorraine y el batallón de la Compañía de Indias tomaba posición en el terreno ascendente a su derecha. La ciudad era rica, y las tropas francesas, con la indisciplina que entonces se han convertido en habitual entre ellos, cayeron de inmediato en un saqueo indiscriminado, con el resultado de que en poco tiempo muchos de ellos se estaban emborrachando. Entonces el coronel Draper propuso una salida en fuerza desde el fuerte Saint George, y la sugerencia fue aprobada como un intento de elevar la moral de la guarnición.

A las 11,00 horas del 14 de diciembre, Draper con 500 hombres y 2 cañones salió del revellín occidental del fuerte, y manteniendo su rumbo hacia el oeste durante cierta distancia, giró hacia el norte por las calles de la ciudad para atacar a la derecha francesa, mientras el mayor Brereton con otros 100 hombres siguió una ruta paralela a él, pero más cerca del fuerte, para cubrir su retirada. Por algún error, los bateristas de Draper comenzaron a tocar la Marcha de los Granaderos directamente cuando entraron en la ciudad, y así dieron la alarma. Los franceses formaron en una calle transversal para recibir el ataque, pero en la confusión confundieron la línea del avance británico y los esperaron a la cabeza de la calle equivocada, demasiado lejos hacia el oeste. Draper, por lo tanto, subió por completo en su flanco izquierdo, vertió una descarga y, al asentar sus cañones, abrió fuego con metralla.

En pocos minutos, todos los franceses se habían refugiado en las casas contiguas, y Draper, ordenando a sus cañones que cesaran el fuego, se apresuró a asegurar 4 cañones que los franceses no se habían llevado con ellos. El oficial francés a cargo de ellos se rindió, cuando Draper, mirando detrás de él, descubrió que lo seguían solo cuatro hombres, el resto, como el enemigo, habían huido para refugiarse en las casas. Si los británicos hubieran mantenido la disciplina, el ataque de Draper probablemente habría puesto fin al asedio en ese momento. El batallón de la Compañía de Indias, al oír el cese del fuego de los cañones, se recuperó rápidamente y salió corriendo de las casas en mayor número y abrió fuego. Draper se vio obligado a abandonar los cañones y ordenar una retirada, los franceses lo siguieron persiguéndoles. Su posición era crítica, ya que no podía retirarse por la ruta de su avance, pero se vio obligado a tomar un camino que conducía a la cara norte del fuerte.

El camino estaba bloqueado por un brazo estancado del Rio Norte con solo un puente que estaba en poder de la infantería de Lally. Bussy, sin embargo, que estaba al mando de la izquierda francesa, no aprovechó esa oportunidad. Brereton llegó a tiempo para cubrir la retirada de Draper, y los británicos volvieron a entrar al fuerte con seguridad. Habían perdido más de 50 muertos, 50 heridos y 103 prisioneros en este ataque abortado; y aunque los franceses habían sufrido una pérdida tan grande (Saubenet fue herido de muerte), salieron victoriosos mientras que los británicos quedaron desmoralizados.

Si la infantería de Lally hubiera cumplido con su deber, Madrás probablemente habría caído en unos días. Así terminó un episodio totalmente desacreditado para ambas partes.

El mismo día (14 de diciembre), el ingeniero jefe J. Call supervisó la construcción de una presa para cerrar la comunicación entre el río y la zanja, evitando así que se drenase la zanja. También instaló una empalizada en una abertura bajo el flanco sur del bastión Real.

El 15 de diciembre Lally comenzó el asentamiento de baterías contra los frentes norte y noroeste del fuerte, desde la ciudad hasta el mar. Sin embargo, sus cañones de asedio todavía estaban en el mar. Mientras los británicos comenzaron el asentamiento de una batería en el glacis delante de la cara que mandaba la guarnición en Chengalaput (actual Chengalpattu), hostigaba a los franceses mediante constantes ataques menores y amenazaba a sus líneas de comunicación. A las 23,00 horas de la noche del 15, 40 voluntarios y 40 cipayos intentaron hacer una salida, pero fueron rechazados de inmediato.

El 16 de diciembre, 100 soldados británicos y 55 cipayos fueron asignados para completar el trabajo en la batería y la empalizada comenzada el día anterior. Estas obras se completarían la noche siguiente.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-frances-de-madras-1758-59--mapa-del-asedio-1024x603.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-frances-de-madras-1758-59--mapa-del-asedio-300x177.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-frances-de-madras-1758-59--mapa-del-asedio-768x452.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-frances-de-madras-1758-59--mapa-del-asedio-100x59.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-frances-de-madras-1758-59--mapa-del-asedio.png 1254w
Asedio francés de Madrás 1758-59. Mapa del asedio

El 17 de diciembre, los británicos asignaron a 100 hombres, 2 sargentos, 1 cabo y 200 nativos a grupos de trabajo, pero la lluvia impidió cualquier progreso serio.

El 17 o 18 de diciembre, el capitán Preston envió al teniente Airey desde Chengalaput para interceptar un convoy francés, clavando un gran mortero y dos cañones y llevando algunas municiones con todos los bueyes. Para entonces, 33 hombres habían abandonado el ejército francés y se habían refugiado en Madrás. En la noche del 17 al 18, los franceses erigieron un fuerte en las casas en la playa cerca del casco antiguo al lado del mar.

El 18 de diciembre, el grupo de trabajo británico estaba formado por 100 hombres. En la noche del 18 al 19 de diciembre, los franceses construyeron un parapeto de 15 metros de largo, unos 100 metros del fuerte Saint George.

En la noche del 19 al 20 de diciembre, los franceses comenzaron a trabajar en la paralela, erigiendo unos 50 metros al oeste de su parapeto más avanzado. Los primeros cañones franceses asentados detrás del primer parapeto finalmente abrieron fuego. Mientras los británicos realizaron una salida con 21 europeos y algunos cipayos, pero fueron repelidos de inmediato. Un destacamento de 10 compañías de cipayos avanzaron hacia el monte de Santo Tomás, pero fueron rechazados fácilmente.

El 20 de diciembre, un grupo de trabajo británico de 100 hombres terminó el parapeto del bastión del Nordeste. Por la noche, la artillería británica disparó regularmente contra los trabajos franceses.

El 21 de diciembre a las 10,00 horas, 20 británicos y 1.000 cipayos bajo el mando del mayor Bannatyne y el alférez Crawley salieron del fuerte Saint George y avanzaron hacia el sur, pero se retiraron cuando vieron que una fuerza superior les bloqueaba el paso. Los cañones británicos del bastión de Nawab dispararon contra cañones franceses acribillados que eran transportados hacia los parapetos. Luego, los británicos enviaron 300 cipayos desde la puerta Oeste para clavar esos cañones. Sin embargo, la rápida intervención de 200 jinetes franceses los obligó a retirarse. El Nawab de Arcot fue evacuado de Madrás por mar y desembarcó en Negapatam (actual Nagapattinam) desde donde se dirigió a Trichinopoly (actual Tiruchirapalli). Su caballería luego abandonó gradualmente de Madrás. Por la noche, la artillería británica disparó regularmente en dirección a los trabajos franceses.

El 22 de diciembre, los cañones de asedio franceses llegaron a bordo de la balandra Harlem. Esa noche, la artillería británica disparó regularmente en dirección a los trabajos franceses.

El 23 de diciembre, el Támesis llegó a Madrás con la noticia de la victoria de Forde sobre el marqués de Conflans en la batalla de Condore. Esa noche, la artillería británica intensificó su fuego en dirección a las obras francesas, que se repetirían casi todas las noches.

El 26 de diciembre, los británicos tenían 100 europeos y 300 cipayos asignados a grupos de trabajo. Muhammed Yusuf Khan, el subahdar (gobernador provincial) de Nellore, regresó a Chengalaput al frente de cipayos de la Compañía de Indias después de haber reducido varios puestos pequeños y devastó el país en todas las direcciones.

El 27 de diciembre, los británicos asignaron 100 europeos y 250 cipayos a grupos de trabajo. La caballería de Muhammed Yusuf Khan fue enviada para devastar a fuego y espada el país alrededor de Conjeeveram (actual Kanchipuram) del cual los franceses obtenían sus suministros.

La infantería de Muhammed Yusuf Khan; apoyado por 80 hombres del regimiento europeo de Madrás, 2 piezas de campaña y 6 compañías de cipayos (600 hombres); dejaron Chengalaput y marcharon hacia el monte de Santo Tomás. Esa noche, los franceses arrojaron de tierra entre las ruinas de las casas un poco al norte del antiguo hospital. También engrosaron y aumentaron su trabajo hacia el norte, que entonces parecía más una batería que una paralela.

El 28 de diciembre, se realizó otra salida fracasada desde el fuerte Saint George a través del Triplicane. Esa noche, los franceses formaron un sólido parapeto con tres troneras hacia el oeste.

El 29 de diciembre, Muhammed Yusuf Khan se unió a su caballería, que previamente había sido separada contra Conjeeveram.

Alrededor de las 10,00 horas, los defensores de Madrás vieron que una bandera roja había reemplazado a la bandera blanca francesa en la cima del monte de Santo Tomás y correctamente asumieron que el capitán Preston y Muhammed Yusuf Khan habían retomado el puesto.

El 30 de diciembre, un destacamento francés de 500 europeos (incluyendo 100 de caballería), 300 cipayos y 800 de caballería enviados por Lally atacaron a Muhammed Yusuf cerca del monte de Santo Tomás. El destacamento de Lally fue rechazado y los británicos capturaron 2 piezas de campaña. En esa acción, los franceses perdieron 15 hombres muertos; y el coronel Kenelly, 1 capitán y 25 hombres heridos.

Esa noche los franceses trabajaron con dos baterías al oeste del fuerte Saint George.

El 31 de diciembre, al amanecer, un gran cuerpo de cipayos británicos, la primera compañía de granaderos y la tropa de caballos pasaron por encima del obstáculo hacia el sur y sorprendieron a un puesto avanzado ocupado por cipayos franceses en el pueblo de Trivelcane, interceptando varias cartas.

Alrededor de las 22,00 horas, los defensores fueron informados de que la fuerza de Preston había rechazado un ataque en el monte de Saint Thomas.

Operaciones británicas en Deccan

Situación en Bengala

Los asuntos en Bengala en el otoño de 1.758 no se mantuvieron firmes. El nawab Mir Jafar Khan no estaba completamente resignado a su títere; pero sus nobles estaban descontentos, su tesoro estaba vacío y estaba amenazado en su frontera norte por una invasión de Oudh (actual Awadh); por lo que se vio obligado de mala gana a lanzarse bajo la protección del teniente coronel Robert Clive. Una situación tan inestable no presentaba un momento ideal para debilitar la pequeña fuerza de la que podía depender la influencia británica en esas provincias.

En septiembre, llegaron a Calcuta informaciones sobre las operaciones francesas en la costa de Coromandel, donde el fuerte de Saint David, cerca de Cuddalore, había caído y había sido destruido y donde los franceses habían fracasado delante de Tanjore. Sin embargo, Clive decidió no enviar tropas a Madrás.

Situación en Deccan

En septiembre, Bussy, que estaba al mando de un cuerpo francés en Deccan, fue llamado con su tropa para reforzar el cuerpo de Lally-Tollendal y apoyarlo en el asedio de Madrás. La única presencia militar francesa en esa región consistía en un cuerpo muy pequeño bajo el señor de Conflans que ocupaba los Circars del Norte. Ese país se encuentra al sur de Bengala, extendiéndose 750 km a lo largo de la costa del mar en dirección a Madraá, y tierra adentro a una profundidad que varía de 50 a 160 km.

Clive, al percibir que la retirada de Bussy de Hyderabad le daba la oportunidad de sustituir a la influencia francesa por la británica en la corte del Deccan, determinó a toda costa tomar el control. Cuando el ejército francés que procedía a las operaciones en la costa de Coromandel se retiró de Tanjore en agosto, el gobernante de un distrito de los Circars del Norte, el rajá Anunderaj de Visanapore ( ubicación no identificada), aprovechó la oportunidad y se rebeló contra los franceses, reuniéndose un ejército de 3.000 hombres.

El 2 de septiembre, Anunderaj capturó Vizagapatam (actual Visakhapatnam), tomó al prisionero jefe francés, saqueó la factoría y tiró de la bandera francesa. Sabiendo que la guerra existía entre Francia y Gran Bretaña en Europa, y con la esperanza de obtener ayuda de este último, izo la bandera británica.

El marqués de Conflans marchó desde Masulipatam (actual Machilipatnam) a Visanapore para castigar al rajá que de inmediato envió un mensajero al Consejo en Calcuta informándoles lo que había hecho. Señaló que sus compatriotas estaban ansiosos por deshacerse del control francés, y que con la ayuda de una pequeña fuerza británica expulsaría al enemigo de su país. Johnstone fue designado por el Consejo para actuar como agente político y fue enviado para concertar operaciones con Anunderaj mientras Clive hicía los preparativos para una fuerza expedicionaria que consistía en dos tercios de su fuerza.

Preparación de Clive para su expedición

El teniente coronel Francis Forde, anteriormente 39 de infantería, había sido enviado recientemente desde Madrás para mandar las tropas de la Compañía en Bengala; y Clive reconociendo la más alta opinión de su juicio, frialdad y capacidad, le confió el mando militar de la expedición. Las tropas de Forde comprendían: el regimiento europeo de Bengala (5 compañías con lascares, 2.000 cipayos, y 18 piezas de artillería (6 de 6 libras, 4 de 24 libras, 4 de 18 libras, 1 obús, 1 mortero de 8 pulgadas, 2 morteros reales).

A fines de septiembre, la fuerza expedicionaria británica estaba lista en Calcuta, pero su partida fue pospuesta por el mal tiempo.

El 12 de octubre, la fuerza expedicionaria británica se embarcó y navegó hacia Vizagapatam.

El 15 de octubre, el señor Andrews, que había sido enviado desde Madrás para acordar los términos, concluyó el siguiente tratado con los Rajah Anunderaj:

  • El rajá pagaría los gastos adicionales del ejército británico durante el tiempo en que debería ser empleado, 5.000 libras al mes; pagar a los oficiales 600 libras al mes; estas sumas se pagarán tan pronto como el Rajá tomase posesión de la ciudad de Rajahmundry.
  • El Rajá poseería todo el territorio interior que pertenece a las potencias del país, pero la Compañía retendría toda la costa del mar desde Vizagapatam a Masulipatam, con las diversas ciudades y puertos en esa línea.
  • Ningún tratado de la subsecuente disposición o restitución, ya sea de las posesiones del rajá o de la Compañía, se realizará sin el consentimiento de ambas partes.
  • Todo el saqueo y premios se dividirán en partes iguales.

Entrada de los británicos en el Deccan

El 20 de octubre, el cuerpo de Forde finalmente llegó a Vizagapatam. El ejército del rajá (unos 3.500 hombres) acampó a unos 50 km de ese lugar. Se anticipó que el general Conflans no capturaría Vizagapatam antes de la llegada de las tropas británicas, pero estaba esperando tímidamente refuerzos en Rajahmundry, a unos 200 km de Vizagapatam, con una fuerza de 600 soldados franceses, 5.500 cipayos y una brigada de artillería con 30 cañones y alrededor de 500 jinetes nativos.

En Vizagapatam, la falta de voluntad de rajá Anunderaj causó más demoras para cumplir su compromiso de pagar a las tropas británicas. Después de considerable dificultad, se proporcionó el transporte.

El 1 de noviembre, el teniente coronel Forde partió de Vizagapatam.

El 3 de noviembre, Forde llegó a Cossimcotah (actual Kasimkota) donde hizo un cruce con el ejército de Anunderaj (entonces cuenta con 5.000 hombres en su mayor parte sin instrucció y desarmados). Forde también se unió a 40 europeos de diferentes nacionalidades con 4 piezas de artillería campaña, bajo un aventurero llamado Bristol. Forde y Anunderaj luego decidieron marchar sobre Rajahmundry.

El 1 de diciembre, las fuerzas combinadas del rajá Anunderaj y el teniente coronel Forde marcharon hacia Rajahmundry.

El 3 de diciembre, Forde y su aliado vieron a los franceses que estaban acampados a 60 km al norte de Rajahmundry a la vista del fuerte de Peddapore (actual Peddapuram), una posición bien elegida que dominaba el camino hacia el sur. La fuerza francesa estaban mandada por el señor Conflans y su ejército consistía en nativos. El ejército de Forde, por su parte, había recibido la adhesión de 500 jinetes y 5.000 infantes, principalmente armados con picas y arcos, que representaban el contingente de Anunderaj.

El 6 de diciembre, Forde avanzó por la carretera a menos de 6 km de Conflans y tomó posesión de una altura llamada Chambole (quizás Chebrolu), pero cada oficial pensó que el otro era demasiado fuerte para ser atacado. La inacción continuó durante dos días.

Batalla de Condore (9 de diciembre de 1.758)

El 9 de diciembre a las 04,00 horas, según su plan, Forde marchó con sus propias tropas mientras el ejército del Rajá, que aunque advertido, no estaba listo para moverse, permaneciendo en el campamento.

Un poco antes del amanecer, la artillería francesa comenzó su cañoneo, sin información sobre la maniobra de Forde. Esto desconcertó enormemente al Rajá, que envió un mensajero a Forde. Forde ordenó a sus hombres que se detuvieran. Luego se unió al Rajá. Con todo su ejército luego marchó a la aldea de Golapool (ubicación no identificada ) donde se detuvo alrededor de las 08,00 horas en una pequeña llanura.

Mientras tanto, Conflans se había dado cuenta de que Forde tenía la intención de envolver su posición. Inmediatamente ordenó a sus tropas en línea de marcha y avanzó hacia las posiciones británicas, permaneciendo entre el ejército de Forde y su propio campamento.

Los británicos no se habían detenido más de 30 minutos cuando descubrieron los cipayos a unos 1.100 metros en la parte trasera de su ala izquierda.

El batallón de la India de Conflans estaba en su centro, con 13 piezas de campo distribuidas en sus flancos, mientras que sus alas derecha e izquierda estaban compuestas cada una de 3.000 cipayos con algunas armas nativas.

Alrededor de las 09,00 horas, Forde formó su línea. En su centro, desplegó el regimiento europeo de Bengala, con 6 cañones en sus flancos, y los cipayos en 2 grupos de 900 hombres cada uno a cada lado. Sin embargo, las tropas del Rajá estaban en una completa confusión. El Rajá le dijo a Forde que podía desplegar sus tropas como quisiera. Forde ordenó inmediatamente que se formaran todos los hindúes con armas de fuego en ambos flancos de su propio ejército. El capitán Bristol, un oficial al servicio del Rajá, recibió la orden de unirse a la artillería británica desplegada a la izquierda con sus cuatro cañones.

Sobre las 10,00 horas, los franceses comenzaron un cañoneo que fue seguido por un fuerte intercambio de fuego entre ambos ejércitos durante más de 40 minutos.

Forde luego avanzó bajo el fuerte cañoneo el enemigo hasta cierta distancia delante de Condore, y se detuvo con su centro en la parte trasera de un campo de maíz, que ocultó por completo a los británicos, pero dejó a los cipayos descubiertos en la llanura a cada lado. Estos cipayos en ambos flancos, ya que las tropas de Anunderaj se habían ocultado en un hueco, estaban a la vista del enemigo. Entonces, los cipayos que acompañaban a la fuerza británica habían sido, por orden de Clive, uniformados recientemente de rojo. Los franceses nunca habían visto el escarlata, excepto en los cuerpos de las tropas británicas, y Forde era plenamente consciente del hecho; porque ordenó a los cipayos que enarbolaran las antiguas banderas de la Compañía, que todavía portaban, como también sus colores de regimiento, para que pudieran confundirse más fácilmente con un batallón regular británico.

La línea francesa, debido a su superioridad numérica, superaba ampliamente a los británicos en ambas alas; pero a medida que se acercaba, el batallón de la India (Compañía Francesa de Indias) en el centro de repente se desvió a la derecha hacia el ala izquierda de cipayos de Forde.

Sobre las 10,45 horas, el batallón de la India y los cipayos de su ala derecha, con un cuerpo de caballería, avanzaron contra el flanco izquierdo británico. Identificaron erróneamente al 2º batallón cipayo vestido de rojo como un batallón británico. Conflans se había tragado el cebo que Forde le había puesto. En el ardor de su avance, la infantería de Conflans progresó sin sus cañones.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-condore-9-de-diciembre-de-1758-1024x554.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-condore-9-de-diciembre-de-1758-300x162.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-condore-9-de-diciembre-de-1758-768x416.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-condore-9-de-diciembre-de-1758-100x54.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-condore-9-de-diciembre-de-1758.png 1284w
Batalla de Condore (9 de diciembre de 1758). El coronel Forde ataca al marqués de Bussy.

Forde, quien de inmediato vio que el enemigo se dirigía hacia ellos, cabalgó hasta el 2º batallón de cipayos para alentarlos.

El batallón francés evidentemente confundió a los cipayos con los británicos, ya que antes de atacarlos cerró sus filas, y luego abrió fuego por pelotones a una distancia de 180 metros. A pesar de que este alcance era para el viejo mosquete, el 2° batallón cipayo vio a los franceses al frente y a los nativos amenazando su flanco apenas dispararon una volea, inmediatamente se rompieron, a pesar de los esfuerzos de Forde, huyeron en dirección a Chambole perseguidos por la caballería enemiga.

Conflans, ahora pensando que había hecho huir a los europeos británicos, separó de inmediato a varios pelotones de sus tropas francesas para unirse a la persecución. Estos avanzaron rápidamente, obligando a su derecha, pero al hacerlo se dispersaron poco. Forde aprovechó la oportunidad y ordenó al regimiento europeo de Bengala que cambiara de frente y atacara a los franceses de flanco.

Conflans, para su consternación, vio una segunda línea escarlata presentada constantemente detrás del maíz indio hasta la zona donde los cipayos se habían detenido, se detuvieron y se enfrentaron tan fríamente como si estuvieran en un desfile, y luego con igual frescura abrieron fuego con ráfagas de divisiones desde el izquierda (un batallón de 500 hombres habría estado dividido en 5 compañías, cada una de 100). La primera descarga derribó a la mitad de los granaderos franceses del batallón de la India. Mientras tanto, los cañones británicos atacaron a los franceses con fuego de metralla y, cuando la quinta y última compañía disparó, todo el batallón de la India de Conflans se rompió y huyó desordenadamente hacia sus cañones 800 metros a retaguardia.

El regimiento europeo de Bengala, eufórico con su éxito, persiguió vigorosamente al enemigo, atacando en escalones de compañías, que se fueron al frente. El capitán Adnet, que comandaba el regimiento, lideraba y el capitán Yorke con la 4ª compañía actuaba en reserva, para brindar ayuda inmediata a cualquiera de las compañías que necesitaran ayuda.

Los franceses se alcanzaron sus cañones y abrieron fuego contra las tropas británicas que avanzaban. Adnet resultó herido de muerte y varios de sus hombres cayeron. Sin embargo, los franceses no tuvieron tiempo de disparar más de una ronda o dos antes de que los británicos cayeran sobre ellos, los expulsaron de sus baterías y capturaron los 13 cañones.

Mientras tanto, el 1er batallón cipayo había estado tomando una parte principal en la lucha; atacado por los cipayos franceses, que los superaron en gran medida en número; pero los cipayos británicos se mantuvieron firmes con tenacidad.

Los cipayos franceses, al ver a sus camaradas europeos en plena huida y sus cañones capturados, también huyeron, y el 1er batallón de cipallos se unió a los europeos británicos. El 2º batallón cipayo, que había huido temprano hacia Chambole, regresó al campo de batalla y se unió al ejército británico.

Tan pronto como llegaron los batallones cipayos, Forde tomó nuevas disposiciones y marchó sin perder un momento para atacar el campamento de Conflans, decidido a explotar rápidamente su éxito. Forde también intentó inducir a Anunderaj para que enviase parte de su caballería, pero todos estaban ocultos en el hueco y se negaron a exponerse al peligro. Forde empujado y sin sus cañones, que, debido al estado embarrado de los caminos, habían quedado atrás.

Los restos del batallón de la India habían sido situados en un hueco delante de su campamento y habían colocado en posición algunas cañones pesados para protegerlo y detener el avance británico.

Forde se detuvo en busca de sus cañones, desplegó su infantería y tomó una posición desde la cual podía, en cualquier momento, lanzarse sobre las posiciones francesas. Este movimiento acababa de completarse cuando apareció la artillería británica. Forde luego ordenó a la compañía de vanguardia del regimiento europeo de Bengala avanzar y disparar una volea; el enemigo huyó, abandonando su campamento y los cañones restantes en posesión de las tropas de Forde.

El ejército británico persiguió ardientemente, muchos de los fugitivos arrojaron sus armas y se rindieron; el resto huyeron en una desesperada confusión. Abandonaron su campamento, equipaje, municiones y la mayor parte de su artillería.

Conflans, después de enviar su cofre militar y 4 cañones de campaña, montó a caballo y se alejó al galope, sin detenerse, excepto para cambiar de caballo hasta llegar a Rajahmundry, a 60 km de distancia.

Conflans perdió 6 oficiales y 80 hombres muertos o heridos de muerte, y 6 oficiales y 70 hombres hechos prisioneros o heridos. Además, perdió 32 cañones, 50 tambores y otros carruajes, 7 morteros, 3.000 bueyes de tiro y todo el equipo del campamento. Los hindúes capturaron algunos cañones más.

Los británicos perdieron al capitán Adnet y 15 hombres del regimiento europeo de Bengala murieron, 4 oficiales y 30 hombres resultaron heridos, y más de 200 cipayos de Bengala muertos o heridos.

Si la caballería del rajá hubiera sido de mejor calidad, las pérdidas de los franceses habrían sido mucho mayores; pero la rapidez de Forde en el seguimiento de su primer éxito hizo que su victoria fuera lo suficientemente completa.

Retirada de los franceses a Rajahmundry

El 10 de diciembre, Forde fue informado de que los franceses habían reunido a la mayoría de sus tropas europeas y algunos cipayos en Rajahmundry. Destacó al capitán Maclean con dos batallones de cipayos para reforzar las fuerzas de Knox. Después de la reunión de los destacamentos de Maclean y Knox, los tres batallones cipayos avanzaron a Rajahmundry. Los franceses, todavía bajo la influencia del pánico, evacuaron el fuerte. Los británicos los atraparon mientras cruzaban el río en botes. Mataron a algunos europeos y tomaron 15 prisioneros.

Los cipayos franceses arrojaron sus armas y se dispersaron. El capitán Knox inmediatamente tomó posesión del fuerte de Rajahmundry y cañoneó a los franceses al otro lado del río, obligándolos a abandonar los 4 cañones que habían logrado llevar con ellos, y un obús. En Rajahmundry, los británicos capturaron más artillería, municiones y tiendas con cerca de 500 bueyes de tiro y carruajes, algunos caballos y camellos. Forde reservó todas las tiendas militares para la Compañía, y el resto de los efectos se vendieron en subasta y se dividieron como recompensa para las tropas. El ejército acampó fuera de la ciudad a lo largo del río. Una compañía de cipayos fue asignada como guarnición del fuerte y otra asentada en la ciudad.

Así, Rajahmundry, la puerta y barrera del distrito de Vizagapatam, pasó a manos de los británicos.

El 11 de diciembre, Forde llegó a Rajahmundry con el resto del ejército, ansioso por explotar el éxito mediante un avance en Masulipatam.

El 12 de diciembre, Conflans llegó a la fortaleza de Masulipatam. En el camino, había ordenado a todos sus comandantes de avanzada que lo siguieran lo más rápido posible.

Forde cruzó el río Godavari, preparándose para avanzar hacia Masulipatam. Era la ciudad más importante y el centro de influencia francesa en la provincia, era doblemente importante para los franceses como base desde la cual podrían recuperar en cualquier momento su territorio perdido. Forde, sin embargo, necesitaba dinero, para lo cual había confiado en las promesas de Anunderaj. El Rajá entonces se negó a suministrar fondos o a poner a su ejército en movimiento para acompañar a Forde.

El 26 de diciembre, para su disgusto, Forde se vio obligado a cruzar el río; tras lo cual, Anunderaj, pensando que Forde regresaba para castigarlo por su perfidia, huyó con sus tropas a las colinas, donde se escondieron.

Forde, sin dinero, era incapaz de continuar la guerra. Por lo tanto, dejó una pequeña fuerza para proteger Rajahmundry y marchó a Peddapore, a unos 16 km de Condore, y allí se atrincheró.

Finalmente, después de muchas negociaciones, Anunderaj fue inducido a cumplir su compromiso, pero se habían perdido 50 días preciosos y los franceses habían ganado tiempo para recuperarse.

Por lo tanto, en enero de 1.759, Forde emprendió una expedición contra Masulipatam para expulsar definitivamente a los franceses de Deccan.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2020-03-08. Última modificacion 2020-03-08.
Valora esta entrada