Edad Antigua La República Romana El ejército de la República Romana

Cargando anuncio...

La legión Manipular de Camilo

Marco Furio Camilo, el vencedor de Veyes, después de la derrota de los galos, realizó la reestructuración del ejercito romano, empleando como unidad táctica el manipulo, cuyo nombre tuvo su origen en un puñado de heno atado a la punta de una lanza y alzado en el campo de batalla como enseña para agrupaciones de 100 hombres de cada clase, que formaban las acies o grupos de filas de la falange, con el fin de poder evolucionar.

Al recibir los soldados una paga, se pierden en importancia las clases de soldados y adquiere mayor importancia la veteranía, con estas condiciones y buscando un ejército mucho más flexible se creó la legión manipular.

A partir de ahora la legión quedará formada por manípulos cada uno formado por dos cuadros de 12 soldados de frente por 5 de fondo, con excepción de los últimos o triarios que eran de 10 x 3, estaban compuestos de soldados de la misma clase, denominados velites, astados o hastati, príncipes y triarios o triari:

  • Vélites que eran infantería ligera (sustituyeron a los accenti y leves), seguían siendo 1.200 cubrían todo el frente de la legión en 20 cuadros de 12 x 5, estos soldados procedían de las clases sociales más bajas y de los soldados más jóvenes. Como armamento principal llevaban un haz de venablos (hastae velitares) de 90 cm de largo que arrojaban al enemigo a distancia; tenían una punta metálica de unos 25 cm de largo, para el cuerpo a cuerpo llevaban una espada de larga de unos 75 cm, como protección llevaban un escudo circular (rodela) de unos 40 cm; se les proporcionaba un yelmo acolchado (galea) aunque algunos preferían protegerse con una piel de lobo u otro animal. Su empleo era acabar con los escaramuzadores rivales antes de comenzar el combate. En batalla, estaban destinados a hostigar a las tropas enemigas mediante escaramuzas, para minar su moral y romper la formación. También cubrían el avance de los astados o hastati. Tras arrojar sus jabalinas, se retiraban a través de los huecos abiertos entre las líneas de hastati, hasta retaguardia.
  • Astados o hastati, eran jóvenes de menos de 24 años, formaban en 10 manípulos de 12×10, divididos en 2 cuadros de 12×5, estaban armados con dos lanzas cortas, o hastae, (de aquí recibieron su nombre) de hasta 1,8 metros de longitud, posteriormente evolucionaron en las pilum, para el cuerpo a cuerpo, usaban la espada que se acortó hasta imponer la gladius hispaniensis de 40 a 50 cm de largo, que se llevaba en el lado derecho. Como protección llevaban el escudo ovalado o scutum, casco de bronce, a menudo con un número de plumas o penacho de color blanco fijados en la parte superior para aumentar la estatura. Llevaban armadura ligera, la forma más común eran pequeñas placas rectangulares, llamados “protectores del corazón”. Posteriormente fueron adquiriendo mayor protección. Eran los más jóvenes de la infantería pesada, y podían acometer acciones de ataque y repliegue rápidos mejor que los soldados de más edad y menos condiciones físicas. Su forma de ataque cuando el enemigo se encontraba a unos 20 m lanzaban primero la hasta o pilum ligera y a continuación la más pesada y a la carrera acometían la formación enemiga.
  • Principes, tenían entre 24 y 35 años formaban en 10 manípulos de 12×10, en dos cuadros de 12×5, estaban armados con dos lanzas o pilum y una gladius, constituían el punto fuerte de la legión, sustituían a los antiguos falangistas, y como protección llevaban casco de bronce, cota de malla, un equipo muy superior al de sus enemigos. Llevaban sobre el yelmo plumas o penachos de color rojo.
  • Triarios o triari, eran los más veteranos, formaban 10 manípulos de 10×6, en dos cuadros de 10×3, eran los más veteranos y su equipo eran parecidos al de los príncipes, llevaban una lanza o hastae y una gladius. Llevaban sobre el yelmo plumas o penachos de color negro. Tito Livio los describe: ”con la pierna izquierda adelantada, los escudos apoyados en el hombro y las astas clavadas en tierra y apuntando en diagonal hacia delante, de manera que formaran una densa empalizada para protegerse”.
Primeras legiones romanas: los triarios llevan un yelmo etrusco-corintio, coraza, una greva y escudo redondo, los triarios llevan yelmo montefortino, pectoral redondoy una greva, con un escudo redondo o escutum, los vélites llevan casco acolchado y escudo redondo. Los jinetes llevan coraza, escudo redondo y yelmo tipo samnita. Autor Marco Astracedi

Primeras legiones romanas: los triarios llevan un yelmo etrusco-corintio, coraza,  greba en el pie izquierdo y escudo redondo metálico o clipeus, los astados y príncipes  llevan yelmo montefortino, pectoral redondo y una greba, con un escudo alargado o escutum, los vélites llevan casco acolchado,  escudo redondo o rodela y varios venablos o hastae velitares. Los jinetes llevan coraza, escudo redondo y yelmo tipo samnita. Autor Marco Astracedi

Legión romana Segunda Guerra Púnica. El triario lleva scutum, yelmo montefortino, cota de malla, lanza y espada larga (aún no se ha introducido la gladius hipaniensis), los hastati/príncipes llevan scutum, yelmo etrusco-corintio, pectoral cuadrado, pilum y espada, greba en el pie izquierdo, los vélites llevan piel de lobo en la cabeza, varios venablos, espada y un escudo redondo. Autor Peter Connolly

Legión romana Segunda Guerra Púnica. El triario lleva scutum, yelmo montefortino, cota de malla, lanza y espada larga (aún no se ha introducido la gladius hipaniensis), los hastati/príncipes llevan scutum, yelmo etrusco-corintio, pectoral cuadrado, pilum y espada, greba en el pie izquierdo, los vélites llevan piel de lobo en la cabeza, varios venablos, espada y un escudo redondo. Autor Peter Connolly

Cada manipulo estaba mandado por un centurión prior que mandaba la derecha o la vanguardia, ayudado por un segundo centurión elegido por el prior y que mandaba la izquierda o la retaguardia, cada uno estaba ayudado así mismo por un ayudante denominado optio, un signifer que llevaba la enseña, un cornicen y un tesserario (encargado de la tessera o contraseña para la seguridad).

Manípulo de la legión romana en tiempos de la República

Manípulo de la legión romana en tiempos de la República

El armamento sufrió importantes cambios, copiando lo que les interesaba de sus enemigos, de los galos copiaron el escudo alargado (scutum), las carrilleras del casco, y sobre todo la cota de malla. De los hispánicos copiaron la espada corta o gladius hispana, las armas arrojadizas como el soliferrum y la falárica se deformaban al chocar con el objetivo, impidiendo volver a ser utilizada, con las que desarrollando la pilum, también copiaron el cuchillo pequeño al que llamaron pugio.

La legión estuvo en constante evolución, aunque en un principio tenía 4.200 infantes, después de Cannas fueron 5.000, Escipíon en África 5.200 y Emilio Paulo en Macedonia 6.000.

El mando de la legión correspondía a 6 tribunos militares organizados en parejas que uno hacía de jefe y el otro de segundo jefe, rotando las parejas y el resto hacía de estado mayor. En un principio eran elegidos por los cónsules, posteriormente las curias elegían la mitad.

Funcionamiento de los manípulos

Es muy posible que la legión formase inicialmente en las tres lineas (triplex acies) las centurias unas junto a las otras para que las distancias entre las centurias fuesen las correctas, a continuación las centurias de los prior se quedaría en su lugar, mientras que las segunda centuria retrocederían a retaguardia, las hastati quedarían a tresbolillo para permitir el repliegue de los vélites, mientras que las de los príncipes y triarios situarían una detrás de la otra una de tras de la otra , la anterior o situada más a vanguardia sería la prior.

El combate lo iniciaban los vélites contra la infantería ligera adversaria, cuando se les daba la orden, se replegaban por entre los huecos dejados por las centurias priors, estos una vez que hubiesen pasado, retrocedían hasta alcanzar a la centuria posterior cerrando la línea.

Una vez cerrada la línea, cargaban contra el enemigo, mientras los vélites se dirigían a retaguardia, algunos eran empleados para replegar a los heridos y suministrar a los legionarios con agua y comida.

Funcionamiento de los manipulos en una legión romana de la República

Funcionamiento de los manipulos en una legión romana de la República

Cuando los astados o hastati tenían dificultades o tenían que ser relevados por el cansancio, retrocedían hasta los príncipes, que estaban a tresbolillo, las centurias priors hastati que estaban frente a los huecos de los príncipes, se mantenían en sus posiciones para permitir el repliegue de la otra centuria, una vez que ésta se replegaba, los prior retrocedían ocupando el hueco y replegándose a continuación a retaguardia, donde volvían a formar a retaguardia de los triarios, organizando de nuevo los manipulos.

Una vez replegados las centurias priors príncipes retrocedían para cerrar la línea, una vez cerrada cargaban todos a la vez contra el enemigo. Cuando estaban en dificultades o estaban cansados, y tenían que replegarse se repetía el proceso sobre los triarios.

 

Caballería

En el 403 durante el asedio de Veyes se instituyó por primera vez en Roma que los ciudadanos que servían como soldados recibieran un salario (tanto infantes como jinetes), siendo el sueldo de los equites más alto que el de los pedites, casi el el triple, un denario por día.

A partir de entonces dentro de la caballería legionaria podía haber tanto individuos con caballo pagado por el Estado (equites equo publico) como individuos que se costeaban el caballo (equites equis suis). Sin embargo no hay razones para creer que el tipo de origen implicaba algo a efectos militares. Eventualmente se haría un censo con todos ciudadanos los romanos que podían ser reclutados como jinetes en función de su nivel de renta.
El servicio en la caballería era altamente prestigioso. Además del honor de pertenecer a la caballería y el hecho de ser un primer paso para poder desarrollar después una carrera política, los equites se veían favorecidos por un periodo obligatorio de servicio más limitado que el de la infantería: estaban obligados a servir un máximo de 10 años (en diferentes campañas) frente a los 16 de la infantería; siendo el tramo de edad de entre los 17 a los 46 años.

Asignada a cada legión, había un destacamento de caballería llamada ala mandada por un prefecto (praefecti equitum), compuesta por  casi 400 jinetes divididos en 10 turmas de 40 jinetes cada una mandadas por un centurión asistido por un tesserarius (oficial de seguridad, encargado de la tessera o contraseña) y un duplicarius (lugarteniente, el nombre viene porque cobraba el doble de un jinete) y un signifer (porta estandarte o vexillum), que se dividían a su vez en tres decurias compuestas de 10 jinetes más el decurión y el optio que actuaba como segundo jefe.

Composición de una turma de caballería

Composición de una turma o turmae de caballería

 

Equite romno siglo III AC. Lleva yelmo tipo ático con crinera y carrillera, escudo redondo, lanza de acometida o contus y espada larga o spatha. Autora Marcella Mattesini

Equite romno siglo III AC. Lleva cota de malla o lorica hamata, yelmo tipo ático con crinera y carrillera, escudo redondo o parma equestris, lanza de acometida o contus y espada larga o spatha. Autora Marcella Mattesini

Caballería de la República Romana. Se observa que llevan diferentes uniformidades yelmos tipo etrusco-corintio, montefortino, ático, en cuanto a la protección llevan cotas de malla, linotorax, y corazas, en cuanto al armamento llevan jabalinas, lanzas de acometida o contus y espadas largas. Autor Andrey Karashchuk

Caballería de la República Romana. Se observa que llevan diferentes uniformidades yelmos tipo etrusco-corintio, montefortino, ático, en cuanto a la protección llevan cotas de malla, linotorax, y corazas, en cuanto al armamento llevan jabalinas, lanzas de acometida o contus y espadas largas. Autor Andrey Karashchuk

Jinetes romanos Segunda guerra Macedónica. Se ve dos jinetes con un vélite en Tesalia. Autor Angus McBride

Jinetes romanos Segunda guerra Macedónica. Se ve dos jinetes con un vélite en Tesalia. Autor Angus McBride

 

Caballería mediados República Romana, se observa que el jefe lleva coraza y linotorax con casco ático, mientras que la tropa llevan cotas de malla, y casco montefortino, llevan la silla de montar de antenas copiada de los celtas, Giuseppe Rava

Caballería mediados República Romana, se observa que el jefe lleva coraza y linotorax con casco ático, mientras que la tropa llevan cotas de malla, y casco montefortino, llevan la silla de montar de antenas copiada de los celtas, Giuseppe Rava

Los jinetes no tenían al principio nada más protección que un casco, un escudo de cuero de buey y por arma ofensiva solo una lanza o azagaya. El encuentro con las tropas de Pirro rey de Epiro les hizo comprender su utilización y valía en el campo de batalla aprendiendo a conocer las ventajas que se pueden obtenerse de una buena caballería como elemento decisorio de las batallas. A partir de entonces copiaron el material de la caballería tesaliana, usando el mismo casco, la misma lanza de acometida o kontos con doble punta a la que denominaron contus, en caso de romperse, usaban el otro extremo, usaron una espada tipo celta larga (espatha) apropiada para atacar con el filo en vez de la punta, cota de malla (lorica hamata) y un escudo circular convexo (parma equestris).

Bajorelieves de jinetes romanos

Bajorelieves de jinetes romanos

En su forma más simple, la caballería se usaba en el ejército consular para proteger los flancos, la caballería romana en el flanco derecho y la aliada en el flanco izquierdo. Escipión consiguió la victoria da Zama gracias a la superioridad en Caballería.

Formaciones de una turma: columna y linea

Formaciones de una turma en tiempos de la república romana: columna y linea

 

Aliados o socii

A parte de las legiones los romanos disponían de aliados o socii, estos eran de dos tipos latinos e itálicos,

Latinos procedían de 30 colonias situadas estratégicamente en la península (Cremona, Placencia, Brindisi, etc.) eran capaces de proporcionar 80.000 infantes y 5.000 jinetes.

Itálicos procedían de pueblos que ocupaban la península (etruscos, sabinos, umbríos, samnitas, etc.) eran capaces de proporcionar hasta 260.000 infantes y 34.000 jinetes, proporcionaban hombres en función de la fórmula togatorum, es decir la lista hombres adultos.

Ambos pueblos actuaban bajo sus propios jefes y empleaban unidades tipo legión con unos efectivos en torno a los 5.000 efectivos divididas en cohortes empleándolas antes que los romanos, eran unidades de 450, 500 o 600 infantes, divididas en 3 manípulos cada una. Cada unidad era de un mismo pueblo o cantón.

La caballería aliada era el doble o el triple que la romana, estaban formados en turmas y decurias, normalmente desplegaban en el ala izquierda a las órdenes de un prefecti equitum romano.

Existía una unidad llamada extraordinari que eran un tercio de caballería y un quinto de la infantería elegidos entre las mejores tropas aliadas que acampaban cerca del cónsul (pretorium) y estaban a su inmediata disposición.

Auxiliares o auxilia

Eran tropas no itálicas que apoyaban a la legión y suplían el defecto de ésta en armas especiales, de las más conocidas son la caballería númida, los honderos baleares y los arqueros cretenses. Mantienen la estructura propia del país de origen y se agrupan en cohortes. Eran, en su mayoría, tropas de carácter mercenario, bien por alistamiento individual o por medio de un príncipe o jefe de los lugares de origen.

Ejército consular

El ejército consular estaba mandada por tribunos consulares nombrados por en Senado, posteriormente por uno de los dos cónsules que se elegían anualmente, uno era representante de los patricios y otro era representante de los plebeyos, al cónsul le ayudaban 6 prefectos militares. El ejército consular normalmente se componía de dos legiones romanas que se situaban en el centro y dos alas sociorum o legiones aliadas mandadas por un prefecto sociorum que se situaban a los flancos. En las alas del ejército se situaba la caballería romana mandada por un prefecto equitum tenía 800 jinetes se situaba en el ala derecha, en el ala derecha también mandada por un prefecto equitum romano se situaba la caballería aliada que era mucho más numerosa, llegando a ser el triple.

Cuando existía un gran peligro o cuando había desavenencias entre los cónsules, se nombraba un dictador ayudado por un magister equitum que hacía de lugarteniente. Normalmente tenía una duración de seis meses.