Edad Antigua La República Romana Tercera Guerra Samnita (298 – 290 AC)

Cargando anuncio...

Antecedentes

Los romanos veían claro que los samnitas aun no habían sido conquistados. Y durante los años de paz aprovecharon para fortalecerse en todas direcciones. Se anexiono el territorio situado al este del Lazio y al norte del Samnio, llegando al mar Adriático por primera vez. De esta manera, tenía una franja de territorio romano entre los samnitas en el sudoeste y los galos del noroeste. Fundaron colonias en los Apeninos para que sirvieran como centros de fuerza en la ofensiva y de resistencia en la defensiva.

Enviados de Lucania llegaron a Roma en el 298 AC, quejándose de que los samnitas habían comenzado de nuevo a hostigarlos. Este pretexto era todo lo que Roma necesitaba. Rápidamente invadieron el Samnio y dio comienzo la Tercera Guerra Samnita, que fue el último desesperado intento de los samnitas, para mantenerse independientes. Persuadieron a los etruscos, umbrios, y galos, para unirse a ellos, con el fin de aplastar a la naciente potencia que era una amenaza para todos.

Guerreros itálicos: izquierda infante samnita, centro celta, derecha lucano detrás jinete campano. A la derecha oscano y etruscos

Guerreros itálicos: izquierda infante samnita, centro celta, derecha lucano detrás jinete campano. A la derecha izquierda oscano, centro etrusco con coraza metálica, derecha etrusco con linotorax

La guerra comenzó de nuevo en 298 AC, en las llanuras cercanas a Neapolis. Cuando los romanos vieron a los etruscos y los galos en el norte de Italia, uniéndose a los samnitas, se alarmaron, hasta entonces se habían beneficiado, de la falta de coordinación entre sus enemigos, pero ahora Roma encaraba a todos ellos a la vez.

 

Batalla de Camerinum 298 AC

Mientras los romanos el Samnio, los sammitas invadieron Campania, Umbria y Gelio Egnacio llegó hasta el territorio de los senones, donde reunió un ejército de sammitas, etruscos, galos y umbrios para acabar de una vez por todas con Roma. Los Lucio Escipión Barbato y fue mandado a interceptarlos e impedir que esta fuerza cruzase los Apeninos.

Se dirigió con sus fuerzas a ocupar un territorio elevado para cerrar el paso, pero se encontró con la sorpresa de que la posición estaba ocupada por los enemigos, Gelio Egnato les atacó, y los romanos resultaron totalmente derrotados.

Batalla de Tiferno 297 AC

En el 297 AC, Roma, aprovechándose de la paz con los etruscos, envió dos ejércitos consulares al Samnio liderados por Quinto Fabio Máximo Ruliano y Publio Decio Mus, cada uno compuesto por aproximadamente 20.000 hombres. Ambos ejércitos deberían arrasar la zona central de la península itálica avanzando separados pero paralelamente. Así un ejército podía asistir al otro en caso de problemas. El ejército samnita, con 25.000 guerreros bajo el mando de Estacio, basaba toda su estrategia en emboscar a uno de los ejércitos romanos en el estrecho valle de Tiferno, para luego enfrentarse con el otro. Por ello dispuso una pequeña fuerza visible que actuara de cebo dentro del valle, y ocultó toda su fuerza principal en las colinas circundantes. Pero Ruliano, comandante precavido, envió por adelantado a sus exploradores y éstos descubrieron la trampa, por lo que no entraron al valle.

Estacio, temeroso de que el segundo ejército romano, de Decio Mus, se uniera a Ruliano, optó por presentar batalla a campo abierto, aunque conservando la considerable ventaja de estar colina arriba. Cuando ambos ejércitos estuvieron enfrentados, y comenzaban las escaramuzas, un pequeño destacamento de astados (hastati) liderados por Lucio Cornelio Escipión Barbado apareció en la retaguardia de los samnitas.

Ruliano era consciente de su inferioridad numérica frente a los samnitas, además de estar en peor posición estratégica, pues sus legionarios deberían de luchar cuesta arriba. En esa situación no conseguiría una batalla de enfrentamiento de líneas, que tanto dominaban los romanos. Así que decidió enviar a su legado Lucio Cornelio Escipión Barbado con los asteros (hastati) de la primera legión, que deberían rodear al enemigo y caer sigilosamente retaguardia enemiga justo en el momento en que la caballería romana cargara contra la primera línea samnita. Si el plan tenía éxito, conseguirían romper el frente de batalla enemigo de un solo golpe y conseguirían una victoria aplastante. Sin embargo la carga de caballería partió demasiado pronto y se estrelló estrepitosamente contra el muro de escudos samnita. Éstos, envalentonados por el fracaso romano, contraatacaron las líneas romanas, hasta que Barbado y sus asteros aparecieron a sus espaldas. Estacio creyó aquellos hombres eran la avanzadilla del ejército de Decio Mus, con lo que la moral de los romanos subió enormemente; al contrario que la de los samnitas, que temían verse rodeados y se  dio la orden de retirarse.

A pesar de la derrota, los samnitas tuvieron relativamente pocas bajas, unos 3.000 muertos y 800 prisioneros, lo que les permitió continuar la guerra en otros escenarios. Los romanos sufrieron 2.000 bajas.

Los ejércitos consulares estuvieron cinco meses, devastando y asolando el país. Decio lo hizo en 45 lugares distintos y Fabio el otro cónsul lo hizo en 86, capturando la ciudad de Cimetra, donde los samnitas perecieron 900 y 2.900 fueron hechos prisioneros durante el asalto.

Tercera Guerra Samnita. El general romano Quinto Fabio Máximo Rulliano (derecha) habla con un representante samnita (izquierda).

Tercera Guerra Samnita. El general romano Quinto Fabio Máximo Ruliano (derecha) habla con un representante samnita (izquierda).

Batalla de Sentino o Sentium 295 AC

En el 296 AC, las ciudades de la periferia del Samnio siguieron cayendo mientras una amenaza más grave contra Roma se estaba organizando en Etruria, en la que iban a tomar parte muchas naciones. El principal organizador fue Gelio Egnacio, un samnita. Casi todos los pueblos etruscos se habían decidido por la guerra, llevando el contagio a los pueblos vecinos de la Umbría y habiendo solicitado ayuda de los galos.

Cuando las noticias de este repentino levantamiento llegaron a Roma, el cónsul Lucio Volumnio ya había marchado hacia el Samnio con las legiones segunda y tercera y quince mil tropas aliadas; se decidió, por consiguiente, que Apio Claudio debía dirigirse a la mayor brevedad posible en Etruria. Dos legiones romanas le seguirían, la primera y la cuarta, y 12.000 aliados.

En el 295 AC, entraron en funciones los cónsules Quinto Fabio Máximo Ruliano y Publio Decio Mus. Nada más comenzar surgió un desacuerdo entre ambos. Asi que en echaron a suertes, a Fabio le tocó Etruria y las tropas de Apio Claudio, más las tropas de refuerzo que el cónsul considerase iba a necesitar. A Decio le tocó el Samnio.

Apio Claudio envió despachos alarmantes sobre el estado de cosas en Etruria, a su juicio, un general con un solo ejército era muy insuficiente para hacer frente a cuatro naciones, aconsejaba dos ejércitos consulares.
Al final el Senado decidió fuera el otro cónsul, Publio Decio Mus, el que acompañara a Quinto Fabio Máximo Ruliano.
La coalición contra Roma estaría, más o menos, al oeste de Sentinum, en Umbría, ya que era un lugar intermedio para la unión de los ejércitos etrusco, galo, umbro y samnita.
Apio Claudio Ceco permanecía frente al enemigo en Etruria con dos legiones y doce mil aliados, y estaba siguiendo los movimientos del ejército enemigo y enviando despachos a Roma.

Los cónsules Quinto Fabio y Publio Decio parten al encuentro de las fuerzas enemigas y llegan a territorio de Sentinum (actual Sassoferrato), en Umbría y sitúan allí el campamento a 6 km del enemigo.

Los cuatro ejércitos aliados celebran un consejo y decidieron establecer campamentos separados y no formar todos a la vez en el campo de batalla. Los galos se unieron a los samnitas, los umbros a los etruscos. Una vez fijado día para la batalla se acuerda que samnitas y galos se enfrentarían al grueso del ejército romano mientras que umbros y etruscos atacarían el campamento y a las tropas de reserva en el transcurso del combate. Pero estos planes llegaron a conocimiento de los romanos, ya que tres desertores de la ciudad de Clusium, durante la noche establecieron contacto con Quinto Fabio, desvelando

los planes del enemigo, siendo generosamente recompensados, con el fin de que comunicasen cualquier cambio de planes que pudiera haber volvieron a su lugar.

Los romanos celebran un consejo y deciden mandar órdenes a los propretores Cneo Fulvio y Lucio Postumio Megelo para que trasladen rápidamente sus ejércitos desde los campos del Vaticano y territorio falisco en dirección a Clusium, y procediesen a devastar todo lo que encontrasen a su paso.
Los etruscos al enterarse de que sus tierras estaban siendo atacadas, junto a los umbros, se retiraron para defender sus fronteras. Los cónsules intentaron por todos los medios entrar en combate mientras los etruscos y umbríos estaban ausentes, durante dos días enviaron tropas ligeras para provocarles, pero no consiguieron que se entablase una batalla.

Al tercer día formaron los dos ejércitos en el campo de batalla con todas las tropas.

 

Despliegue inicial

El ejército romano estaba compuesto por 2 ejércitos consulares, cada uno con 2 legiones romanas y 2 aliadas y numerosa caballería reforzada con 1.000 jinetes campanos. Desplegaron a la manera tradicional la caballería en las alas, las legiones romanas en el centro y las legiones aliadas en los flancos. Decio mandaba la izquierda y Fabio la derechaEn total serían unos 40.000 efectivos.

Los samnitas se situaron a la izquierda frente a fabio y los galos a la derecha frente a Decio, Situaron también la caballería en las alas, pero los galos situaron a su retaguardia carros de guerra. En total serían unos 50.000 efectivos.

Batalla de Sentium 295 AC. Despliegue inicial. Autor Marco Astracedi

Batalla de Sentium 295 AC. Despliegue inicial. Autor Marco Astracedi

 

Primera fase

Ambos ejércitos desplegados no se movieron de sus posiciones en un primer momento, contemplándose mutuamente.

Fabio prefirió mantener una postura defensiva, atacando a los samnitas con sus vélites en pequeños ataques no concluyentes. Por el contrario, Decio Mus, quien según Livio era más vehemente debido a una edad más temprana, atacó con todos sus medios. Como el combate de infantería le parecía poco decisivo mandó cargar a la caballería.

Batalla de Sentium 295 AC. Primera fase. Decio ataca a los galos. Autor Marco Astracedi

Batalla de Sentium 295 AC. Primera fase. Decio ataca a los galos. Autor Marco Astracedi

Segunda fase

Por dos veces Decio rechazó a la caballería gala que le había salido al encuentro pero al envolver las filas de la infantería enemiga, se vieron atacados por los carros de guerra galos, cuyos tripulantes iban armados de pie sobre los carros, se presentaron con enorme estrépito, espantando a los caballos romanos. La caballería romana emprendió la retirada sembrando el temor en las filas de su infantería, siendo arrollados algunos soldados de las primeras filas.

En ese momento la infantería gala, envalentonada por el colapso romano, se avalazó contra las legiones de Decio que comenzaron a ceder.

Decio consiguió reagrupar a algunos jinetes y lanzarse contra el enemigo, pero a costa de su propia vida. Sin embargo, su arrojo sirvió para inspirar a sus hombres y éstos consiguieron aguantar con muchas bajas.

Mientras, el cónsul Fabio, al observar lo que ocurría en el ala izquierda, ordenó a Lucio Cornelio Escipión y a Caio Marcio que tomasen sus tropas que mantenía en reserva y se dirigiesen allí para restablecer el combate. Se enteró entonces de la muerte de su colega se mantuvo a la defensiva.

Batalla de Sentium 295 AC. Segunda fase. Los carros galos derrotan a la caballeria de Decio y cargan contra las legiones de éste. Fabio envia contiene a los samnitas y envia refuerzos del otro ejército para mantener la posición Autor Marco Astracedi

Batalla de Sentium 295 AC. Segunda fase. Los carros galos derrotan a la caballeria de Decio y cargan contra las legiones de éste. Fabio envia contiene a los samnitas y envia refuerzos del otro ejército para mantener la posición. Autor Marco Astracedi

Tercera fase

El cónsul dejó que transcurra el día y cuando se percató de que las fuerzas del enemigo iban mermando, ordenó a los prefectos de la caballería que, en un movimiento envolvente, atacasen el flanco samnita mientras la infantería abandonó su actitud defensiva y comenzó a avanzar. Cuando vio que no había resistencia lanzó a todas las tropas auxiliares y al resto de las tropas que le quedaban de reserva. Los samnitas, incapaces de aguantar la acometida, emprendieron la huida.

Batalla de Sentium295 AC. Al finalizar el día los romanos de Fabio atacan a los samnitas y les ponen en fuga. Autor Marco Astracedi

Batalla de Sentium295 AC. Al finalizar el día los romanos de Fabio atacan a los samnitas y les ponen en fuga. Autor Marco Astracedi

Los galos se mantuvieron firmes en formación cerrada. Fabio ordenó entonces que 500 jinetes campanos rodeasen y atacasen por retaguardia la formación gala y que a continuación la segunda línea de la legión III les persiguiese. Él se dirigió mientras tanto hacia el campamento samnita que, tras un breve combate, es capturado.

Batalla de Sentium 295 AC. Final. Los sammitas son derrotados y los galos que resisten Son atacados por la caballerría por retaguardia. Autor Marco Astracedi

Batalla de Sentium 295 AC. Final. Los sammitas son derrotados y los galos que resisten. Son atacados por la caballería por retaguardia. Autor Marco Astracedi

Batalla de Sentium 295 AC. La caballería romana atacando a los galos por retaguardia. Autor Marco Astracedi

Batalla de Sentium 295 AC. La caballería romana atacando a los galos por retaguardia. Autor Marco Astracedi

Finalmente los galos, al ser rodeados, no ofrecieron resistencia.

Las pérdidas romanas fueron de alrededor de 8.200, mientras que los galos y samnitas perdieron 25.000 muertos incluyendo al propio Estacio, y 8.000 prisioneros

 

Batalla de Aquilonia 293 AC

En el 294 AC, fueron elegidos cónsules Lucio Postumio Megelo y Marco Atilio Régulo siéndoles encomendado a los dos el Samnio. Tras una larga serie de combates contra los samnitas. Postumio, sin encontrar nada que pudieran hacer sus tropas entre los samnitas, las llevó a Etruria y empezó a arrasar el territorio volsonio. Tras rechazar a un ejército de volsinio infligiéndole dos mil ochocientas bajas, Lucio Postumio se interna más al noroeste, en territorio de la ciudad de Rusellae. Allí, no solo asoló los campos sino que capturó la misma ciudad con un balance de unos 2.000 enemigos muertos y otros tantos prisioneros.

Al año siguiente, fueron nombrados cónsules Lucio Papirio Cursor y Espurio Carvilio Máximo.

Los samnitas estaban desesperadamente faltos de hombres, por lo que llamaron a un reclutamiento general en Aquilonia, en la cual todos los hombres del Samnio estaban obligados a acudir. Allí, tomaron estricto juramento religioso de servir a su país, y fueron forzados a unirse al ejército ante un altar dedicado a los dioses. Al principio hubo algunos que se negaron a prestar este juramento; se les dio muerte junto al altar y sus cuerpos yacientes entre los restos de las víctimas resultaron una clara indicación para que el resto.

Una vez acabado, el general nombró especialmente a diez y les dijo a cada uno que escogiese un compañero de armas, y a estos, de nuevo, que eligiesen a otros hasta alcanzar el número de 16.000. A estos se les llamó Legio Linteata (legión del Lino), por el tejido con que se había cubierto el lugar donde juraron. Se les proporcionó una resplandeciente armadura y cascos emplumados para distinguirlos de los demás. El resto del ejército se componía de algo menos de 20.000, pero eran algo inferiores.

Guerreros samnitas 293 AC durante la batalla de Aquilonia: 1 legio linteata con armamento plateado lleva casco tipo calcídico pectoral, coraza de triple disco, greba y scutum; 2 lancero con yelmo montefortino; 3, lancero yelmo tipo ático y pectoral cuadrado; 4 javalinero con yelmo tipo ático y coraza musculada. Autor Richar Hook

Guerreros samnitas 293 AC durante la batalla de Aquilonia: 1 Legio Linteata o legion del Lino con armamento plateado lleva casco tipo calcídico,  coraza de triple disco, greba y scutum; 2 lancero con yelmo montefortino y coraza de triple disco; 3, lancero yelmo tipo ático y pectoral cuadrado; 4 jabalinero con yelmo tipo ático y coraza musculada. Autor Richar Hook

Espurio Carvilio Máximo se hizo cargo de las legiones de Marco Atilio, el cónsul del año anterior, y se dirigió hacia el Samnio. Tomó la ciudad de Amiterno, matando a 2.800 y haciendo 4.200 prisioneros.

Lucio Papirio Cursor, con un ejército recién alistado, atacó con éxito la ciudad de Duronia. Hizo menos prisioneros que su colega, pero mató a un número algo mayor.

A continuación, los cónsules atravesaron el Samnio en diferentes direcciones; Carvilio, después de devastar el territorio atinate, llegó hasta Cominio; Papirio llegó hasta Aquilonia, donde estaba situado el grueso del ejército samnita. Durante algún tiempo, sus tropas, aunque no completamente inactivas, se abstuvieron de cualquier enfrentamiento serio. El tiempo transcurrió acosando al enemigo cuando estaba tranquilo y retirándose cuando mostraba resistencia, amenazándole más que presentando batalla.

El otro campamento romano estaba a unas 30 km, Lucio Papirio, estaba preparado para entrar en combate al día siguiente, le comunica a Espurio Carvilio que ataque Cominio con todo su ejército para evitar que desde allí se mandasen refuerzos a Aquilonia. Carvilio estaba de acuerdo con el plan. Sabía perfectamente que el grueso del ejército samnita estaba en Aquilonia.

Lucio Papirio dio la señal para la batalla. Justo mientras formaban en sus posiciones, llegó un desertor con la noticia de que 20 cohortes samnitas, de 400 hombres cada una, habían llegado a Cominio. Inmediatamente el cónsul envió un mensajero para advertir a su colega de este movimiento.

Tras asignar puestos a las legiones auxiliares, puso el mando del flanco derecho a Lucio Volumnio, el izquierdo a Lucio Escipión. El mando de la caballería recayó sobre los legados Caio Cedicio y Tito Trebonio; a Espurio Naucio le ordenó que cogiese tres cohortes de auxiliares y reuniese todas las mulas de carga con el fin de alcanzar una elevación cercana para que, desde allí, aparecer en pleno combate levantando la mayor polvareda posible.

Samnita contra romano 295 AC. A la izquierda samnita a la derecha príncipe romano. Autor Graham Sumner

Samnita contra romano 295 AC. A la izquierda samnita a la derecha príncipe romano. Autor Graham Sumner

Se dio la señal de ataque y las legiones presionaron por los flancos y el centro cuando de repente aparece una polvareda parecida a la provocada por la llegada de un ejército; eran Espurio Naucio y las tres cohortes de auxiliares con las mulas. Esto engañó de igual modo a samnitas y a romanos que no habían sido advertidos. Acto seguido ordenó que se abriesen pasillos por los que Trebonio y Cedicio lanzaran a toda la caballería contra el enemigo. La caballería rompió las filas samnitas al primer embiste mientras Volumnio y Escipión, aprovechando el desconcierto, atacaron desde las dos alas con la infantería. El ejército samnita huyó al completo, unos en dirección a su campamento, otros a refugiarse tras los muros de Aquilonia; la nobleza y la caballería tomaron el camino hacia Bovianum.

Volumnio tomó el campamento samnita rápidamente mientras que Escipión, consciente de que si duda, el enemigo puede atrincherarse tras las murallas, se dirigió hacia las puertas seguido por sus hombres en formación de tortuga. Tras entrar en la ciudad despejó las murallas pero al contar con muy pocos hombres no se aventuró en el interior.

Lucio Papirio cuando se dió cuenta que sus hombres habían tomado las murallas, dio orden a las tropas que tenía libres de que entrasen en la ciudad. Entraron por el punto más cercano y se detuvieron porque la noche ya había llegado. Al día siguiente tomaron la ciudad.

Aquel día murieron 20.340 samnitas y fueron apresados 3.870 junto con 97 enseñas militares.

Conquista de Cominio

Ese mismo día tal y como habían acordado, en el momento que Lucio Papirio atacaba al grueso de las fuerzas samnitas, su colega Espurio Carvilio dieron la señal de presionar con todas sus tropas la ciudad de Cominio para evitar que desde allí se mandaran refuerzos a Aquilonia.

Sitúa a todos sus hombres al pie de las murallas creando un cordón que rodeaba la ciudad y estableciendo delante de las puertas fuertes retenes en previsión de una salida inesperada. En este momento llega el mensajero enviado por Papirio para advertirle de que hacía él. Carvilio se ve obligado a retrasar el ataque y a ordenar al legado Decimo Bruto Esceva que tomara una legión, diez cohortes auxiliares y la caballería para partir al encuentro de los refuerzos samnitas que se aproximaban. Éstas ni siquiera entraron en combate ya que se detuvieron a 12 km de Cominio y no entraron en ninguna de las batallas.

Carvilio inició el asalto a Cominio llevando escalas por todo el contorno de los muros y efectuando un ataque contra las puertas de la ciudad.

De forma coordinada se echaban abajo las puertas y se asaltaban las murallas desde todas partes. Los samnitas, tras una primera defensa, observaron que los romanos estabán combatiendo y tomando varias partes de la muralla; abandonaron sus posiciones y se agrupan todos en la plaza para una última defensa desesperada. Aunque tras una breve resistencia acabaron arrojando las armas y rindiéndose. Murieron 4.880 samnitas y 11.400 fueron hechos prisioneros.

Los cónsules entregaron las dos ciudades al saqueo y al fuego. El mismo día ardieron Aquilonia y Cominio.

Tras los combates los cónsules se dedicaron al asalto a las ciudades, Papirio asaltó Sepino y Carvilio tomó Velia, Palumbino y Herculáneo (las tres de ubicación desconocida). En estas tres ciudades fueron muertos o apresados unos 10.000 hombres, resultando ligeramente superior el número de prisioneros.

Desde que se empezó la campaña de ese año se produjeron varios levantamientos en Etruria, y Carvilio recibió la orden de partir hacia Roma.

En el 290 AC, Los samnitas firmaron la paz con Roma, toda la Campania quedó bajo el poder de Roma y Samnio quedó rodeada por colonias romanas.

Italia en el 290 AC

Italia en el 290 AC

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2016-06-21. Última modificacion 2017-02-02.