Edad Media La guerra de las Rosas (1455-87) Batalla de Bosworth 1485

Cargando anuncio...

Tuvo lugar el 22 de agosto de 1.485 (según el calendario gregoriano vigente actualmente el 31 de agosto de 1.485), entre Ricardo III, de la casa de York, último rey de la dinastía Plantagenet y el aspirante de la casa de Lancaster a la corona, Enrique Tudor, más tarde sería Enrique VII. Acabó con la derrota y muerte de Ricardo III y el inicio de la dinastía Tudor.

Antecedentes

Ricardo III era tío del rey Eduardo IV, y se vio envuelto en la dureza de la política durante la guerra de las Rosas desde una temprana edad, ostentando diversos cargos.

Ricardo tuvo que buscar asilo en los Países Bajos, que formaban parte del ducado de Borgoña. Su hermana Margarita había contraído matrimonio con Carlos el Temerario, duque de Borgoña en 1.468. Ricardo huyó junto a su hermano el rey en octubre de 1.470 después de que Warwick se pasara al bando de Margarita de Anjou. Con sólo 18 años, Ricardo desempeñó un papel crucial en dos batallas que propiciaron la restauración de Eduardo en la primavera de 1471: Barnet y Tewkesbury.

Durante el reinado de Eduardo IV, Ricardo demostró su lealtad y habilidad como comandante militar en el norte al noreste de York, en el castillo de Middleham, donde se había establecido con Ana Neville, su esposa, quien pronto le dio un hijo legítimo, Eduardo de Middleham, príncipe de Gales (1473-1484). Se lo recompensó con grandes posesiones en el norte de Inglaterra y fue designado gobernador del Norte y con el título escocés e inglés de guardián de las Marcas (lord warden of the Marchs), convirtiéndose en el noble más rico y poderoso de Inglaterra. El 17 de octubre de 1.469, se le nombró condestable de Inglaterra. En noviembre reemplazó a Guillermo Hastings, primer barón de Hastings, como Justicia Mayor del Norte de Gales. Al año siguiente, fue designado administrador y chambelán del Sur de Gales. El 18 de mayo de 1.471, se lo nombró gran chambelán y lord almirante de Inglaterra. Por el contrario, su hermano Jorge, duque de Clarence, cayó en desgracia con Eduardo y fue ejecutado por traición.

Ricardo controló el Norte de Inglaterra hasta la muerte de Eduardo IV. Allí, especialmente en la ciudad de York, donde era muy querido, elevó las iglesias de Middleham y Barnard al estatus de colegiatas. En 1482, Ricardo recuperó Berwick-upon-Tweed del reino de Escocia, la última vez que esta población cambió de manos entre los dos reinos.

Tras la muerte de Eduardo IV, el 9 de abril de 1.483, los hijos del rey difunto (sobrinos de Ricardo), Eduardo V de 12 años y Ricardo, duque de York de 9, eran los siguientes en la línea de sucesión. Ricardo fue nombrado lord protector del joven rey por lo que tuvo disputas con la familia de la madre, los Woodville, por el ejercicio del poder. El hermano de Isabel, Antonio Woodville, segundo conde de Rivers y otros fueron llevados al castillo de Pontefract y ejecutados acusados de planear el asesinato de Ricardo. Él se llevó a Eduardo y a su hermano pequeño a la fortaleza de la Torre de Londres siguiendo el consejo del barón Hastings. Todavía hoy en día se ignora qué sucedió con los «príncipes de la Torre», y desde siempre la historia ha sospechado que Ricardo III los asesinó o mandó asesinarlos, como en efecto se muestra en la pieza Ricardo III de Shakespeare.

Poco después, Ricardo dictó sentencia de muerte contra Hastings, acusado de unirse a la conspiración de los Woodville, instigado por su amante, Jane Shore, que también era amante de Tomás Grey, primer marqués de Dorset, hijo de Isabel Woodville. Hastings fue decapitado el 13 de junio en la Torre de Londres, siendo esta la primera ejecución llevada a cabo allí. Ricardo puso a su viuda Catalina directamente bajo su protección.

En 1.483, se gestó una conspiración entre parte de la nobleza descontenta, muchos de ellos partidarios de Eduardo IV. La conspiración estaba dirigida por el antiguo aliado de Ricardo, Enrique Stafford, segundo duque de Buckingham. En un principio planeaban deponerlo para restaurar a Eduardo V. Cuando se difundió el rumor de que Eduardo y su hermano estaban muertos, Buckingham intervino, proponiendo a Enrique Tudor, que era descendiente ilegítimo de la casa Lancaster, para subir al trono y casarse con Isabel de York, hija de Enrique IV. Por su parte él reclutaría una fuerza considerable de sus tierras y de las Marcas (Marchs). Enrique, exiliado en Bretaña, contaba con el apoyo del valido Pierre Landais, quien se proponía que su victoria forjaría una alianza entre Bretaña e Inglaterra.

La flota de Enrique navegó hacia una tormenta, teniendo que regresar a Bretaña. Las tropas de Buckingham tuvieron también problemas con la tormenta y desertaron cuando Ricardo se acercaba. Buckingham trató de escabullirse disfrazado, pero fue capturado por la recompensa que se ofreció por él. Fue encarcelado, acusado de traición, y ejecutado en Salisbury el 2 de noviembre. Su viuda, Catalina, se casó con Jasper Tudor, quien se unió con su sobrino Enrique para organizar otra rebelión.

Ricardo intentó aproximarse al ducado de Landais ofreciendo apoyo militar al débil ducado de Francisco II a cambio de la entrega de Enrique Tudor, conde de Richmond que estaba prisionero junto con su tío Jasper. Enrique huyó a París, donde encontró apoyo en la regente Ana de Beaujeu, quien le proporcionó tropas para la invasión de 1.485.

Movimientos previos

La situación de Ricardo III había empeorado, muchos nobles del sur que apoyaban a la casa de York, se habían pasado a la casa de Lancaster, alguno de los cuales habían abandonado literalmente Inglaterra como el caso de Juan de Vere, conde de Oxford. La muerte repentina de Eduardo, príncipe de Gales, había dejado sin heredero a Ricardo, así como la intranquilidad producida por los rumores sobre la muerte de los príncipes en la Torre, a los que se sumó la muerte temprana de su mujer en 1.485, algunos acusaron a Ricardo de envenenarla.

Ricardo se estaba preparando para rechazar la invasión, se prepararon fuegos de señales por todo el reino y se alojó en Nottingham, una posición que le permitía acudir fácilmente en cualquier dirección.

La regente Ana de Francia prestó a Enrique Tudor 60.000 francos, y acompañado por su tío, Jasper Tudor conde de Oxford, reunieron 1.500 soldados franceses del rey bajo el mando de Filiberto de Chaundé; 1.000 escoceses que habían sido llevados a Francia para combatir al duque de Orleans; unos 500 mercenarios reclutados entre bretones, aventureros y escopeteros y unos 500 ingleses exiliados entre los que se encontraban Eduardo Woodville, Juan Welles heredero del condenado Barón de Welles, Eduardo Courtenay que reclamaba el condado de Devon, su pariente Pedro Courtenay obispo de Exeter, Morton obispo de Ely. El marqués de Dorset y Juan Bourchier se habían quedado en París como prenda por el préstamo otorgado por el gobierno francés. Enrique Tudor no deseaba llevarse al marqués con él, porque había detectado en la correspondencia con su madre la reina viuda, que le instaba a abandonar la conspiración y presentarse al rey Ricardo.

Batalla de Bosworth 22 de agosto de 1.485. Movimientos previos

Por fin el 1 de agosto Enrique Tudor zarpó de Harfleur, navegó por la costa bretona, a fin de evitar la flota Inglesa, el 7 de agosto desembarcó en la bahía de Milford Haven, cerca de Dale, en Penbrokeshire al sur de Gales, había elegido esta remota región como punto de desembarco porque sabía que la flota inglesa le esperaba en la costa sur inglesa, y porque tenía la seguridad de la ayuda de muchos antiguos servidores de su tío Jasper conde de Pembroke. Al desembarcar izó el estandarte de Cadwallader, un dragón rojo sobre un campo de blanco y verde, que fue posteriormente utilizado animal de la casa de Tudor, y de su escudo de armas.

Enrique Tudor en la cima de un acantilado que domina la bahía Mill en Pembroquesfire. Abajo los barcos anclados, detrás el estandarte de Cadwallader con un dragón rojo sobre un campo blanco y verde. Autor Graham Turner para Osprey Publishing

Posiblemente tomaron el castillo de Dale acampando en la granja Brunt, otro grupo desembarcó en Angle, donde probablemente se unió Rhys ap Thomas, que fue la figura principal en el oeste de Gales. Ricardo había designado Rhys teniente en el oeste de Gales por su negativa a unirse a la rebelión de Buckingham, pero le pidió que entregara a su hijo Gruffydd ap Rhys ap Thomas como garantía, aunque según algunas versiones Rhys había logrado evadir esta condición. Sin embargo, Enrique había cortejado con éxito Rhys, ofreciéndole la tenencia de toda Gales a cambio de su lealtad. Rhys siguió una ruta más al sur, reclutando 500 galeses en su camino para engrosar el ejército de Enrique cuando se reuniesen en Welshpool.

Al día siguiente Enrique Tudor inició la marcha hacia el norte, recibiendo apoyos según avanzaba, fue aclamado por los bardos galeses contemporáneos como el príncipe nativo que iba a traer a su país de nuevo a la gloria, Enrique recibió una débil respuesta por parte de la población local. No celebraron su bienvenida ni le esperaron en la orilla, y pocos galeses individuales se unieron a su ejército cuando avanzaba hacia el interior.

La historia cambió cuando Enrique alcanzó Haverfordwest, la capital del condado de Pembrokeshire. Ricardo Griffith y Evan Morgan, se unieron con sus hombres el 9 de agosto en Carmerthenshire. Otra figura local prominente, Rhys Fawr ap Maredudd, también se unió Enrique.

Avanzó por el camino de la costa a través de Cardigan, a un paso regular tirando a lento, el 14 de agosto escribió una carta desde Machynlleth a unos 130 km del punto de partida, desde aquí envió fuertes partidas para reclutar hombres en su avance hacía el este, reuniéndose con Rhys ap Thomas en Welshpool, Walter Herbert el más poderoso de los alrededores se unió poco después, así como más hombres del norte de Gales.

Hacia el 15 o 16 de agosto de Enrique y sus hombres habían cruzado la frontera inglesa y llegaron a la ciudad de Shrewsbury donde descansaron. Lo más lógico era dirigirse a Londres por Watling Street, pero en lugar de eso se dirigió al este, pronto se unió el primer aliado inglés Gilberto Talbot con 500 hombres, y otros aliados ingleses, incluyendo desertores de las fuerzas de Ricardo.

Desde 22 de junio 1.485 Ricardo III era consciente de la inminente invasión de Enrique, y había ordenado a sus señores para mantener un alto nivel de preparación y alerta. Las noticias del desembarco llegaron le llegaron el 11 de agosto, pero le llevó tres o cuatro días para que sus mensajeros notificasen a sus señores de la movilización de su rey. El 16 de agosto, el ejército de York comenzó a reunirse; Juan Norfolk partió hacia Leicester, que era el punto de reunión, esa misma noche. La ciudad de York, un bastión tradicional de la familia de Ricardo, le pidió al rey para obtener instrucciones y recibió la respuesta tres días más tarde de enviar 80 hombres para unirse al rey. Simultáneamente Northumbria (Northumberland), cuyo territorio del norte era el más distante de la capital, había reunido a sus hombres y cabalgado a Leicester.

Le preocupaba que las familia de los Standley y delos Percy que se mostraban poco dispuestos a cooperar con las fuerzas del norte como se les había pedido.

Aunque su tamaño ha aumentado sustancialmente desde el desembarco, el ejército de Enrique aún no era lo suficientemente grande como para lidiar con los números efectivos que Ricardo pudo reunir. Ritmo de Enrique Tudor través de Staffordshire era lento, lo que retrasaba la confrontación con Ricardo, lo que le permitió reunir más efectivos para su causa. Enrique había estado comunicándose en términos amistosos con los Stanley durante algún tiempo antes de poner un pie en Inglaterra, y los Stanley habían movilizado sus fuerzas al enterarse de desembarco de Enrique. Iban por delante del ejército de Enrique por tierras inglesas. Se reunieron dos veces en secreto con Enrique mientras marchaban a través de Staffordshire, una en Stafford donde es posible que le pidiese que ralentizase su avance y otra en Atherstone.

El 21 de agosto, los Stanley levantaron su campamento en la ladera de una colina al norte de Dadlington, mientras que Enrique acampó su ejército en White Moors al noroeste de los Standley.

Ricardo despreciaba la debilidad de su rival, el 16 de agosto partió de Nottingham hacia Leicester, con toda la pompa y con la corona puesta en su cabeza, esperaba encontrarase con su enemigo en Hickley, esa noche la pasó en Elmosthorpe, donde sus oficiales durmieron en una iglesia, por la mañana partió con la misma pompa acampando en un lugar llamado Bradshaws, continuando a continuación hacia Leicester.

El 20 de agosto, Ricardo llegó a Leicester, uniéndose a Norfolk. Northumberland llegó al día siguiente. El domingo 21 partió con igual pompa, avanzando hacia el oeste para interceptar la marcha de Enrique hacía Londres. Pasando Sutton Cheney, dirigiendo su ejército hacia la colina Ambion, pensando que sería de gran valor táctico acampar allí.

Ricardo III saliendo de Leicester el 21 de agosto de 1485, están cruzando el puente sobre el río Bow, al al fondo se ve la abadía franciscana Austin Friars, detrás va la bandera personal con el escudo real y su estandarte con el jabalí blanco sobre un campo azul y rojo. Lleva una armadura estilo italiano, con la corona dorada sobre el yelmo. Posiblemente el duque de Norfolk iba en vanguardia y Northumberland en retaguardia. Autor Graham Turner. Fuente Cranston Fine Arts

El factor decisivo del combate fueron los hermanos Stanley, Guillermo y Tomás, este último padrastro de Enrique. Ricardo tenía motivos para desconfiar de ellos, pero dependía de su lealtad, había tomado rehenes para asegurar que, incluso si Talbot y Stanley no se unían a él, por le menos permanecerían neutrales durante el combate. Ricardo contaba con ventaja, al menos aparentemente.

Despliegue inicial

El ejército de Ricardo, que suman cerca de 10.000 efectivos, entre ellos se encontraba un capitán español Juan Salazar, que debía estar al servicio de Maximiliano de Habsburgo, es posible que sirviese en caballería pesada de Borgoña. Desplegaron en la cima de la colina Ambion. Parece ser que en el campamento hubo un cierto desorden, nadie podía encontrar un capellán para celebrar los oficios y cuando lo encontraron, no había pan para la comunión, esto hizo que se retrasase el desayuno que tuvo que ser anulado cuando vieron que el enemigo estaba avanzando. Desplegando a la manera tradicional en tres divisiones o batallas:

  • La derecha estaba mandada por Juan de Vere, conde de Norfolk, con unos 3.000 efectivos en total, con varios cañones, y 1.200 arqueros.
  • El centro mandada por el propio rey Ricardo III, con unos 3.000 efectivos, desde su posición podía observar a los Stanley y sus 6.000 hombres que ocupan su posición en Dadlington, y al ejército de Enrique que se encontraba en White Moors.
  • La izquierda esta mandada por Enrique Percy, conde de Northumberland, que disponía de unos 4.000 efectivos, muchos de ellos montados.

Enrique tenía unos 5.000 efectivos, desplegó en una única batalla o división, bajo el mando del competente Juan de Vere, conde de Oxford, la fuerza principal sería los 1.800 soldados franceses bajo el mando de Filiberto de Chandee, que ocuparían el centro junto con los arqueros galeses probablemente dirigidos Rhys ap Thomas, y los escoceses dirigidos por Bernardo Steward, a ambos flancos se situaron hombres de armas ingleses, el izquierdo mandado por Juan Sabage y el derecho por Giberto Talbot. Mantuvo una reserva montada mandada por Enrique y sus seguidores más cercanos, entre los que se encontraba su tio Jasper, conde de Pembroke y el obispo de Exeter.

Los hermanos Standley disponían de unos 3.000 efectivos cada uno, Tomás estaba en Dadlington y Guillermo en Stoke Golding a la expectativa del desarrollo de los acontecimientos.

Ricardo disponía de más hombres, más arqueros y más piezas de artillería, Eduardo disponía de más ballesteros.

Batalla de Bosworth 22 de agosto de 1485. Despliegue inicial

La batalla

Enrique comenzó haciendo avanzar su ejército hacia la colina de Albión donde Ricardo y sus hombres estaban acampados. Cuando el ejército de Enrique llegó más allá del pantano al pie sudoeste de la colina, Ricardo envió un mensaje a Stanley, que amenaza con ejecutar a su hijo, si no se unía al ataque inmediatamente. Stanley respondió que tenía otros hijos. Indignado, Ricardo dio la orden de decapitarle, pero sus oficiales ganaron tiempo, diciendo que la batalla era inminente, y que sería más conveniente para llevar a cabo la ejecución después. Enrique también había enviado mensajeros a Stanley pidiéndole que declarase su lealtad. La respuesta que obtuvo fue evasiva le dijo que estaría a mano, y Enrique no tuvo más remedio que enfrentarse a las fuerzas de Ricardo solo.

Al llegar al pie de la colina de Albión Oxford desplegó el ejército y Enrique se situó a retaguardia con su reserva montada guardaespaldas. Oxford, viendo la gran línea del ejército de Ricardo, decidió mantener sus hombres juntos en lugar de dividirlos en las tradicionales tres batallas y ordenó a las tropas que no se separasen más allá de 3 metros de sus banderas, temiendo que fueran a quedar envueltas. Los grupos individuales se agruparon, formando una sola masa grande flanqueado por los jinetes en los flancos.

Oxford en un principio se dirigió hacia el centro del despliegue enemigo, pero giró a la izquierda para situarse fuera de la artillería del centro de Ricardo, evitar el pantano y no dar la retaguardia a los Stnsdley. Siguió el río Sence hasta situarse en frente de la división de Norfolk. Dejando el pantano a su derecha. Y una vez desplegado dio la orden de avanzar a sus fuerzas hacia la posición enemiga.

Batalla de Bosworth 1485. Artillería realista. Los artilleros abren fuego con sus cañones de campaña desde la cima de la colina Ambion al principio de la batalla, son del tipo Veuglaire o Fawler, se puede ver las bolas de hierro, así como el humo que sale por la recamara durante el disparo. Autor Graham Turner para Osprey

La artillería y los arqueros de Norfolk abrieron fuego, los arqueros de Oxford respondieron y ambos dispararon las armas de fuego, llegando a continuación al combate cuerpo a cuerpo. Los hombres de Oxford que tenían superioridad numérica local, hicieron retroceder a sus adversarios a pesar de atacar cuesta arriba, muchos soldados de Norfolk huyeron del campo. Reconociendo que su fuerza estaba en desventaja, Ricardo dio la orden a Northumberland para ayudase, pero el grupo de Northumberland no realizó ningún movimiento (unos dicen que Northumberland optó por no ayudar a su rey por motivos personales, y otros sugirieren que la estrecha cresta de la colina Ambion le impidió unirse a la batalla).

Batalla de Bosworth 1.485. Melée entre las tropas de del conde Norfolfk y las tropas del conde de Oxford. Norfolk lleva una sobrevesta roja con el escudo de armas de leones y cruces, y su bandera está al lado. A la izquierda el estandarte de Oxford con el javali azul. Autor Graham Turner para Osprey.

 

Batalla de Bosworth 1485. Melée entre las fuerzas de Oxford y Norfolk. Autor Mariusz Kozik. http://www.mariuszkozik.com/

En esta coyuntura Enrique se dirigió hacia la posición de los Stanley. Al ver esto, Ricardo decidió poner fin a la lucha rápidamente matando al comandante enemigo. Lideró una carga colina abajo con unos 800 jinetes.

Batalla de Bosworth 1485. Ricardo III observando la batalla. El rey con la corona sobre el yelmo y una armadura dorada observa la batalla desde la colina Albion. Detrás se ve su estandarte con el javali blanco sobre, junto a él está Roberto Percy, señalando a Enrique Tudor. Tomó la decisión de cargar con 800 jinetes. Autor Graham Turner para Osprey

 

Batalla de Bosworth 1485. Ricardo III observando la batalla desde la colina Albión. Roberto Percy, señalando a Enrique Tudor, se puede ver ballesteros protegidos por paveses con el jabalí blanco pintado. Tomó la decisión de cargar con 800 jinetes. Autor Mark Churms. Fuente Cranston Fine Arts http://www.militaryart.co.uk/

 

Batalla de Bosworth 22 de agosto de 1485. Movimientos de las fuerzas de Ricardo y de Enrique

Durante la carga el rey Ricardo en persona mató a Guillermo Brandon, abanderado de Enrique en la carga inicial y fue desafiado por corpulento Juan Cheyney, ex abanderado de Eduardo IV, al que derribó de su caballo con un golpe en la cabeza con su lanza rota, buscando a continuación a Enrique.

Batalla de Bosworth 1485. Carga de Ricardo III (1). El rey con la la corona sobre el yelmo seguido por el portaestandarte y 800 jinetes inicia la carga en busca de Eduardo Tudor. Autor Brian Palmer. Fuente Cranston Fine arts. http://www.militaryart.co.uk/

 

Batalla de Bosworth 1485. Carga de Ricardo III (2). Sello conmemorativo. Fuente Royal Mail stamps

 

Batalla de Bosworth 1481. Carga de Ricardo III (3). Ricardo lanza en ristre carga Guillermo Brandon, portaestandarte de Enrique Tudor, matándole y partiendo su lanza. Autor Graham Turner para Osprey

 

Batalla de Bosworth 1481. Carga de Ricardo III (4). Ricardo lanza en ristre derriba al portaestandarte de Enrique Tudor, matándole y partiendo la lanza, a su izquierda Juan Cheyney exabanderado de Enrique IV espolea su caballo para dirigirse contra Enrique, siendo derribado de un golpe en la cabeza por la lanza rota de Ricardo . Autor Graham Turner. Fuente http://www.studio88.co.uk/

Los guardaespaldas de Enrique le rodearon, logrando mantenerlo alejado de Ricardo. Al ver a Ricardo rodeado por sus hombres, y Enrique separado de su fuerza principal, Guillermo Stanley inició su movimiento. Condujo a sus hombres a la lucha al lado de Enrique. Superados en número, el grupo de Ricardo estaba rodeado y era presionado gradualmente hacia atrás contra el pantano. Percival Thirwell, abanderado de Ricardo había perdido las dos piernas, pero aún sostenía el estandarte hasta que fue asesinado a machetazos.

Ricardo fue rodeado y muerto, unos sugieren que un galés le dio el golpe mortal con una alabarda, mientras que el caballo de Ricardo estaba atrapado en el terreno pantanoso, otros que fue rodeado y muerto a golpes, lo cierto es el esqueleto tenía 10 heridas, ocho de ellos en la cabeza, claramente infligidas en la batalla y lo que sugiere que había perdido su casco. El cráneo muestra que una hoja había cortado la parte trasera del cráneo. Una lápida conmemorativa señala el lugar donde se supone que murió el rey, hay otra que señala el manantial del rey Dick, donde se supone que el rey bebió.

Batalla de Bosworth 1485. Muerte de Eduardo III (1). Ricardo y sus fuerzas son empujadas hacia el pantano, caballo se enfanga y tiene que desmontar, siendo rodeado por sus enemigos, en alabardero galés le dio el golpe mortal en la cabeza por la espalda. Al fondo se ve a Percival Thirwell, abanderado de Ricardo que había perdido las dos piernas, pero aún sostenía el estandarte, es matado a golpes. Autor Graham Turner para Osprey

 

Batalla de Bosworth 1485. Muerte de Eduardo III (2). Ricardo y sus fuerzas son empujadas hacia el pantano, caballo se enfanga y tiene que desmontar, siendo rodeado por sus enemigos, en alabardero galés le dio el golpe mortal en la cabeza por la espalda. Detrás se ve a Percival Thirwell, abanderado de Ricardo que había perdido las dos piernas, pero aún sostenía el estandarte, es matado a golpes. Autor Graham Turner para Osprey

 

Batalla de Bosworth 1485. Muerte de Eduardo III (3). Ricardo rodeado por sus enemigos

Tras la muerte del rey Ricardo, sus fuerzas se desintegraron al conocer la noticia. Northumberland y sus hombres huyeron hacia el norte sin haber intervenido, es resto huyó.

Secuelas

Las bajas se estiman en unos 1.000 muertos en el bando de Ricardo, y unos 200 en el bando de Enrique. Entre ellos se encontraba Juan Howard, duque de Norfolk que contaba con 60 años.

Ricardo III fue el último rey de Inglaterra que murió en combate y el último rey Plantagenet. Su cuerpo fue llevado hasta Leicester por los vencedores, donde fue exhibido desnudo y apaleado, por las calles, y acabó siendo aplastado accidentalmente contra el parapeto de un puente sobre el Río Soar. Después de dos días, el cadáver fue enterrado en una tumba sin marcar en la iglesia de la Greyfriars, la iglesia fue destruida en 1.538 y sus restos desaparecieron completamente. En 2.012 sus restos fueron descubiertos y enterrados con solemnidad en la catedral de Leicester.

Según la leyenda la corona que había perdido el rey Ricardo fue encontrada debajo de un espino, fue puesta sobre la cabeza del rey por Tomas Standley, en la cima de la colina conocida actualmente como de la Corona, cerca del pueblo de Stoke Golding.

Batalla de Bosworth 1485. Enrique VII coronado en el campo de batalla. Tomas Standley coloca la corona encontrada bajo un espino, en la cabeza de Enrique Tudor, en la cima de la colina conocida actualmente como de la Corona, cerca del pueblo de Stoke Golding. Autor Graham Turner. Fuente http://www.studio88.co.uk/

Enrique despidió a los mercenarios en su fuerza, manteniendo sólo un pequeño grupo de soldados locales para formar el “alabarderos de su guardia” (Yeomen of the Guard), y procedió a establecer su gobierno de Inglaterra. El Parlamento revocó su proscripción y decretó ilegal el reinado de Ricardo, aunque reinado del rey yorkino permaneció oficialmente en los anales de la historia de Inglaterra. También se revocó la proclamación de los hijos de Eduardo IV como ilegítimos, y restituyendo a Isabel como princesa real. El matrimonio de Isabel, heredera de la casa de York, con Enrique heredero de la casa de Lancaster, marcó el final de la lucha entre las dos casas y el comienzo de la dinastía Tudor, cuya rosa sería a partir de entonces blanca y roja.

Northumberland, que había permanecido inactivo durante la batalla, fue encarcelado, pero más tarde puesto en libertad y reintegrado para pacificar el norte, en nombre de Enrique. Los partidarios de Enrique fueron recompensados, especialmente Oxford que fue nombrado condestable de la Torre y el almirante de Inglaterra, Irlanda, y Aquitania, Tomas Standley se convirtió en conde de Derby, Jasper Tudor fue nombrado duque de Bedford, estos privilegios fueron disfrutados a corto plazo, en años posteriores, cambió de parecer y promoveó aquellos que mejor servían a sus intereses.

La purga de aquellos que lucharon por Ricardo le ocupó durante los dos primeros años de gobierno, aunque más tarde se demostró dispuesto a aceptar los que mejor le servían, independientemente de sus antiguas lealtades.

Al igual que los reyes anteriores a él, Enrique VII se enfrentó a los disidentes. La primera revuelta se produjo dos años después de la batalla de Bosworth, Lambert Simnel afirmó ser heredero de los Plantagenet como el 17º conde de Warwick, como sobrino de Eduardo IV. El conde de Lincoln lo respaldó para el trono y lideró las fuerzas rebeldes en el nombre de la casa de York. El ejército rebelde se defendió de varios ataques de las fuerzas de Northumberland, antes de iniciar el ejército de Henry en la batalla de Stoke Field el 16 de junio 1.487.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2017-08-25. Última modificacion 2017-08-25.