Edad Media La guerra de las Rosas (1455-87) Batalla del Puente de Ludford o de Ludford Bridge 1459

Cargando anuncio...

Después de la victoria en la batalla de Blore Heath, las fuerzas a disposición de Enrique y Margarita superaban a los ejércitos combinados de York de Salisbury y de Warwick en casi dos a uno. El ejército yorkista trató de avanzar hacia Londres, pero encontró su camino bloqueado por el ejército de Lancaster con el propio rey Enrique nominalmente en su frente.

El rey Enrique tenía al menos dieciocho pares con él, cada uno con sus séquitos armados. York sólo tenía seis pares en los tres ejércitos, a sí mismo, sus hijos Eduardo conde de March y Edmundo conde de Rutland, los dos Nevilles Salisbury y Warwick, y lord Clinton, se reunieron en Luzlow.

Al igual que en las batallas anteriores se intercambiaron una serie de mensajes entre los dos ejércitos. Los yorkistas emitieron un manifiesto en el que se reivindica una vez más que no tenían nada contra el rey, sino sólo contra sus consejeros (una reclamación estándar de los rebeldes a lo largo de la Edad Media). El rey respondió con una oferta de un indulto para los York y todos sus partidarios, menos los implicados en la muerte de Audley. Esto excluía a Salisbury, y dada la forma en que las proclamaciones reales podrían ser retorcidas, podría extenderse para incluir también a York como la persona responsable de toda la campaña. Ninguna de las partes estaba dispuesta a aceptar los términos de los otros.

Batalla del puente de Ludford o de Ludford Bridge 1459. Movimientos de fuerzas

El ejército yorkista reunido de trasladó al sureste de Ludlow a Worcester. A medida que el gran ejército real se acercaba se retiraron al sur de Tewkesbury, antes de retroceder noroeste a Ludlow. La ciudad Ludlow está en la orilla norte del río Teme. El casco antiguo se encuentra en un recodo del río que lo cubre desde el sur y el oeste, mientras que el río Corve corre a lo largo del lado norte, uniéndose al río Teme por el norte. El puente principal a través de la Teme estaba en el lado sur de la ciudad y conducía a Ludford.

Los yorkistas al parecer construyeron una posición defensiva en el puente de Ludford, y detrás se apostó el ejército. Los hombres de York estaban por lo tanto, en la orilla sur del río Teme, con el puente detrás de ellos. Tenían artillería de campaña montada en carros formando en la primera línea, y el resto de las tropas detrás.

Puente de Ludford sobre el río Teme que separaba los ejércitos de York y Lancaster, durante la batalla que lleva su nombre

El ejército real se acercó al puente Ludford desde el sur a última hora del día 12 de octubre de 1.459. Esa noche los cañones yorkistas dispararon contra el ejército real. Los yorquistas eran conscientes de que la presencia del rey era potencialmente desmoralizadora para sus hombres y la oferta del indulto era muy tentadora, por lo que trató de convencer a sus hombres que el rey había muerto. El ardid fracasó.

Esa noche, Andrés Trollope y los 600 hombres Calais cambiaron de bando, aceptando el perdón, alegando que no esperaban tener que luchar contra el rey en persona.

Artilleros yorkistas con su cañón. Autor Matthew Ryan http://matthewryanhistoricalillustrator.com/

La pérdida de los hombres experimentados de Calais significó que la causa yorkista estaba condenada. Esa noche los líderes yorkistas anunciaron que iban a retirarse al castillo de Ludlow por la noche. Una vez que decidieron huir, abandonaron a sus hombres. Los líderes yorkistas huyeron en distintas direcciones. York y su hijo menor Edmundo se dirigieron hacia el norte y luego a Irlanda. Salisbury, Warwick y March huyeron hacia el sur. Terminaron en Devon, donde encontraron un barco que los llevó a Calais.

A la mañana siguiente, abandonados por sus comandantes, los ejércitos de York se dispersaron, dejando libres a los Lancaster para perseguir al propio York.

Guerra de las Rosas infantes 1450-60: 1 ballestero del conde de Warwick; 2 ballestero ; 3 granadero; 4 arquero. Autor Gerry Embleton

El colapso vergonzoso de la posición yorkista en el puente Ludford parecía haber terminado la amenaza de Enrique VI, pero el respiro sería sorprendentemente breve. Ricardo de York estaba a salvo en Irlanda, donde reclutó a muchos seguidores, mientras que Salisbury, Warwick y March estaban igualmente seguros en Calais.

Los Lancaster recuperaron el control total, nombrando a Somerset gobernador de Calais. Sus intentos de derrotar a Warwick fueron fácilmente truncados. Entre 1.459 y 1.460, los seguidores de York acosaron, desde Calais, distintos puntos de la costa inglesa, acrecentando la sensación de caos y desorden.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2017-08-23. Última modificacion 2017-08-23.