Edad Media La guerra de las Rosas (1455-87) Batalla de Tewkesbury 147

Cargando anuncio...

La batalla de Tewkesbury tuvo lugar en esa ciudad en Gloucestershire, el 4 de mayo de 1471, en el marco de la guerra de las Rosas. Fue la última batalla ganada por la casa de York y supuso el fin, a las pretensiones de la casa de Lancaster de ascender al trono de Inglaterra.

Movimientos previos

Alentada por Luis XI, Margarita intentó el desembarco en Inglaterra, pero las tormentas obligaron a sus barcos de vuelta a Francia varias veces, ella y el príncipe Eduardo finalmente desembarcaron en Weymouth, en el condado de Dorset en el mismo día en que se libró la batalla de Barnet el 14 de abril. Mientras Margarita estaba resguardada en la abadía de Cerne, el duque de Somerset le trajo las malas noticias del desastre de Barnet. Inicialmente deseó regresar a Francia, pero el príncipe Eduardo la convenció para continuar y Jasper Tudor conde de Pembroke la prometió levantar un ejército en Gales. Somerset y el conde de Devon ya habían levantado un ejército de Lancaster, en el oeste del país. Su mayor esperanza era marchar hacia el norte y unir fuerzas con los de Lancaster en Gales, encabezados por Jasper Tudor. Otras fuerzas de Lancaster podrían empleadas para distraer el rey Eduardo; en particular, una flota bajo el mando del Bastardo de Fauconberg, que se disponía a descender a Kent, donde los Neville y los Warwick, donde habían sido siempre populares.

En Londres, el rey Eduardo había vuelto, volviendo a encerrar a Enrique en la Torre de Londres,tuvo conocimiento del desembarco de Margarita sólo dos días después de su llegada. A pesar de que muchos de sus partidarios se habían marchado tras la victoria en Barnet, fue capaz de reunir rápidamente una fuerza sustancial en Windsor, al oeste de Londres, esperando que se le sumaran muchos más. Fue difícil al principio para determinar las intenciones de Margarita, ya que los de Lancaster habían realizado varios amagos que sugerían que podrían estar dirigiéndose directamente a Londres, dirigiendo patrullas a Salisbury desde Exeter, y a Yeobil y Brutton desde Wells, pero el ejército de Eduardo partió hacia el oeste del país el 24 de abril.

Batalla de Tewkesbury 1.471. Movimientos previos

El 30 de abril, el ejército de Margarita había llegado a Bath, en su camino hacia Gales. Ella se desvió ligeramente para asegurarse armas, refuerzos y dinero de la ciudad portuaria de Bristol. El mismo día, el rey Eduardo llegó a Cirencester. Al enterarse de que Margarita estaba en Bristol, se dirigió al sur para encontrarse con su ejército. Sin embargo, los de Lancaster hicieron una finta hacia Little Sodbury, unos 20 km al noreste de Bristol. Cerca de allí se encontraba Sodbury Hill, un castro de la Edad de Hierro, que era un punto estratégico obvio que los de Lancaster podían aprovechar. Cuando los exploradores yorkistas llegaron a la colina, hubo un fuerte enfrentamiento en el que sufrieron fuertes bajas y tuvieron que retirarse. Creyendo que los de Lancaster estaban a punto de ofrecer batalla, Eduardo detuvo temporalmente su ejército para que descansase después de la marcha desde Widsor, y para que los rezagados y el resto pudieran incorporasen. Sin embargo, los de Lancaster realizaron un rápido movimiento hacia el norte durante la noche, pasando a menos de 5 km del ejército de Eduardo. Por la mañana del 2 de mayo, Eduardo descubrió el engaño, pero los de Lancaster ya habían llegado a la seguridad del castillo de Berkeley y tenía una ventaja de unos 25 kilómetros sobre Eduardo.

El rey Eduardo se dio cuenta de que los de Lancaster buscaban cruzar el río Severn en Gales. El punto de cruce más cercano que podrían utilizar se encontraba en la ciudad de Gloucester. Envió mensajes urgentes al gobernador, Ricardo Beauchamp, ordenándole cerrar las puertas de la ciudad a Margarita y sus hombres.

Cuando Margarita llegó sobre las 10 de la mañana del 3 de mayo a Gloucester, Beauchamp se negó a dejarla pasar con su ejército, había ocupado con las fuerzas de la ciudad el puente sobre el río Severn. Dándose cuenta de que no tenía tiempo suficiente para asaltar la ciudad antes de la llegada del ejército de Eduardo, decidió realizar otra marcha forzada de unos 15 km a Tewkesbury, tratando de alcanzar el siguiente puente en Upton-upon-Severn, unos 10 km más adelante. Beauchamp mandó fuerzas para perseguirles y acosarles, los de Lancaster se vieron obligados a abandonar parte de su artillería que fue capturada por los de Gloucester.

La reina Margarita es rechazada en Gloucester 1471. El 3 de mayo la reina Margarita se presentó con su ejército ante la ciudad de Gloucester, a su derecha se encuentra el príncipe Eduardo y a su izquierda se encuentra del duque de Somerset, al frente el heraldo que había acudido a entrevistarse con gobernador de la ciudad Ricardo Beauchamp con el pendón de los Lancaster. Autor Graham Tuerner

Los de Lancaster llegaron a Tewkesbury sobre las 16,00 después de una marcha de unos 25 km, cansados se ​​detuvieron para pasar la noche. La mayor parte de su ejército eran hombres de a pie, y no pudieron seguir adelante sin descanso, e incluso las tropas montadas estaban cansadas, pero para su horror, descubrieron que el vado en Lower Lode (aguas abajo de la población) no era transitable. El siguiente paso sobre el Severn estaba en Upton upon Severn, pero para llegar a Upton tendrían que cruzar el Avon. Esto implicaba mover sus tropas por las calles de Tewkesbury y después cruzar una compleja serie de puentes estrechos y mal mantenidos sobre el Avon. Sería muy arriesgado tratar de realizar la travesía con el ejército de Eduardo tan de cerca, y así que los de Lancaster decidieron descansar y enfrentarse al enemigo sin los refuerzos del norte. Eligieron para su campamento una zona de pastos al sur de la Abadía denominada Gastum (ahora Gaston).

Por el contrario, el ejército del rey Eduardo estaba compuesto principalmente por hombres a caballo, que sin embargo desmontaban para luchar a pie, ya la mayoría de los ejércitos ingleses lo hacían así en aquella época. Después de recibir información por los “prickers” o exploradores montados de la posición de Margarita, Eduardo condujo su ejército realizando otra marcha de unos 10 km desde Cheltenham donde se había detenido para permitir que sus hombres comieran y descansaran, para detenerse finalmente a unos 5 km de los Lancaster, acampando posiblemente en Tredington.

Despliegue inicial

Al amanecer del 4 de mayo, los de Lancaster tomaron posiciones defensivas al sur al sur de la ciudad de Tewkesbury. A su retaguardia se encontraban los ríos Avon y Severn. La abadía de Tewkesbury estaba justo detrás del centro de Lancaster. Una casa de campo entonces conocido como Gobes Hall marcaba el centro de la posición de los Lancaster; muy cerca estaba el “Campo de la reina Margarita” (Queen Margarita’s camp), cuya posición es incierta por los movimientos de tierra. La reina Margarita se dice que pasó la noche en Gobes Hall, antes de tomar apresuradamente refugio el día de la batalla en una casa religiosa a cierta distancia del campo de batalla, otras fuentes sugieren que observó la batalla desde la torre de la abadía. La principal fortaleza de la posición de los de Lancaster era proporcionada por el terreno a vanguardia, que era desigual con setos, árboles y terraplenes especialmente en el lado derecho. En el flanco derecho de la posición se encontraba el río fue especialmente cierto en su derecho había un arroyo llamado Colnbrook y en el flanco izquierdo el río Swillgate que no era más que una pequeña corriente. Otros autores afirman que desplegaron más cerca de la Abadia, delante de las lagunas.

El ejército de los Lancaster tenía unos 6.000 efectivos. Como era costumbre en la época, que se organizó en tres divisiones o “batallas”.

  • La batalla derecha estaba mandada por Edmundo de Beaufort duque de Somerset.
  • La batalla del centro de Lancaster estaba comandada por el príncipe Eduardo y Juan Wenlock.
  • La batalla de la derecha estaba mandada por  Juan Courtenay conde de Devon. A vanguardia desplegaron la artillería que era inferior a la yorkina.

Los yorkistas disponían de menos efectivos unos 5.000 de los cuales 3.000 serían infantes y 2.000 jinetes, pero más piezas de artillería, avanzaron en tres batallas:

  • La vanguardia mandada por Ricardo de Gloucester que se situaría a la izquierda.
  • El centro mandado por el rey Eduardo IV, que se situaría en el centro.
  • La retaguardia mandada por Guillermo Hastings, que ocuparía la derecha.

Eduardo hizo otra disposición táctica importante. A la izquierda de su ejército había una pequeña zona boscosa que le preocupaba, ya que los de Lancaster podían haber emboscado fuerzas, así que envió a 200 lanceros montados para desbaratar cualquier posible emboscada y ocupar el bosque, y atacar al enemigo de flanco cuando se iniciase la batalla.

Batalla de Tewkesbury 4 de mayo de 1471. Despliegue inicial con las dos posibles posiciones de la batalla y las dos posibles maniobras de Somerset bien por infiltración (1) bien por envolvimiento (2).

La batalla

Los cañones de los Lancaster, junto con los arqueros y escopeteros abrieron fuego y provocaron el ataque de los yorkistas.

A medida que avanzaban hacia la posición de Lancaster, el ejército del rey Eduardo se encontró que el terreno era desigual debido a los árboles, setos, arbustos, zanjas y terraplenes que hacía difícil mantener la cohesión de la fuerza atacante. Los yorkistas ciertamente tenían más armas que sus enemigos, y sufrieron más bajas.

Ya sea para escapar el cañoneo y andanadas de tiro con arco y armas de fuego o bien porque vio la oportunidad infiltrarse y atacar de flanco de la división del rey Eduardo, el duque de Somerset condujo parte de sus hombres para atacar el flanco izquierdo de Eduardo aprovechando la vegetación y el terreno desigual. Otras fuentes aseguran que Somerset realizó un movimiento envolvente para atacar por la retaguardia a los yorkistas. Aunque los yorkistas fueron cogidos por sorpresa, los hombres de Eduardo resistieron valientemente, aguantando y deteniendo el ataque de Somerset entre los setos y los bancales.

Batalla de Tewkesbury 1471. Avance de Somerset. El conde de Somerset que mandaba el flanco derecho de los Lancaster, consiguió infiltrarse y atacar el centro yorkino donde estaba el rey Eduardo. Autor Graham Turner para Osprey

En el momento culminante, los 200 lanceros que Eduardo había mandado ocupar el bosque a su izquierda, atacaron a Somerset por su flanco derecho y por retaguardia, al mismo tiempo Gloucester refuerza al rey Eduardo. Somerset tiene que detenerse para hacer frente a la nueva amenaza y Eduardo decide lanzar un contraataque, empujando a los hombres de Somerset contra una pendiente. La formación de Somerset se rompió y sus hombres huyeron hacia el río Avon y otros hacia la ciudad. Un grupo fue masacrado posiblemente por los jinetes en un prado que es conocido actualmente como Bloody Meadow (Prado Sangriento).

Batalla de Tewkesbury 4 de mayo de 1471. Eduardo IV se dirige contra Sommerset. El rey seguido por su estandarte dirige a sus hombres contra los hombres de Sommerset, se puede apreciar los estandartes de los duques de Gloucester, Clearance y Norfolk. Autor Graham Turner para Osprey

Somerset galopó hasta la posición de Wenlock, en la batalla central, y exigió saber por qué Wenlock no le había apoyado. Según la leyenda (basada en la crónica de Edward Hall, escrita varios años después, aunque a partir de relatos de primera mano), no esperó una respuesta, sino que abrió la cabeza de Wenlock con un hacha de guerra, y a continuación fue corriendo a buscar refugio en la abadía.

Batalla de Tewkesbury 4 de mayo de 1471. Melée. Autora Karen Sarkar

Después de haber derrotado y puesto en fuga a la división de Somerset, el rey Eduardo de inmediato pasó a la ofensiva. Él ordenó un avance general del ejército, los de Lancaster ahora estaban luchando una desesperada batalla cuerpo a cuerpo en el campo Gaston y perdiendo terreno. Toda la línea estaba comprometida y fueron atacados por el flanco izquierdo y retaguardia por las fuerzas que habían perseguido a la división de Somerset. El combate cuerpo a cuerpo rápidamente degeneró en una derrota, su moral se derrumbó, los hombres del ejército de los Lancaster trataron de huir, pero los yorkistas se dedican a una persecución implacable y despiadada principalmente los “prickers” a caballo, que se situaban a retaguardia para evitar deserciones y perseguían el enemigo en fuga, pero el río Swilgate convirtió en una barrera mortal. Muchos de los que lograron cruzarlo convergieron en una fábrica al sur de la ciudad de Tewkesbury y en un vertedero. Muchos se ahogaron o murieron a manos de sus perseguidores. Entre los muertos más famosos se encuentran el hermano de Somerset Juan Beaufort, Juan Courteney, conde de Devon, y lo más importante de todo del príncipe Eduardo. Sobre su muerte hay deferentes versiones, la más común es que murió luchando y la otra es que fue cogido prisionero y ejecutado inmediatamente.

Batalla de Tewkesbury 1471. Sello conmemorativo. Fuente Royal Mail stamps

Después de la batalla, los soldados yorkistas buscaron a los fugitivos, entraron incluso en las iglesias locales y arrastraron a los Lancaster fuera y los mataron en el exterior. El duque de Devon fue uno de los que murió de esta manera. Cuando Eduardo se enteró de que el duque de Somerset y varios de los comandantes de Lancaster se encontraban dentro de la abadía de Tewkesbury, él personalmente entró en la abadía, y a pesar de las protestas del abad, fueron arrestados para ser juzgados.

La reina Margarita cuando vio la batalla perdida, huyó en dirección a Gales, pero la alcanzaron y la arrestaron.

Batalla de Tewkesbury 1471. La reina Maragarita prisonera. La reina monta un caballo palafrén tordo y es escoltada por numerosos hombres de armas, al fondo la abadía Fuente: Royal Academy of Arts exhibition catalogue published by Wm. Clowes and Sons in 1901

Secuelas

La batalla duró unas tres horas, y la persecución unas horas más los muertos se estiman en 2.000 de Lancaster y unos 500 yorkistas.

Todos los prisioneros nobles fueron juzgados por un tribunal convocado apresuradamente tribunal el 6 de mayo que era domingo, y presidido por duque de Norfolk, condestable de Inglaterra y el duque de Gloucester, el mariscal de Inglaterra. El rey Eduardo había decidido que la única manera de poner fin a la guerra era eliminar brutalmente la dirección de los Lancaster, por lo que se dictó la pena capital para todos nobles y los que habían le habían jurado lealtad y cambiado de bando, respetando a los de Lancaster que habían sido fieles a su causa.

Batalla de Tewkesbury 1471. Secuelas de la batalla. Los prisioneros se dirigen al cadalso situado en la plaza de Tewkesbury para ser decapitados, la pena capital solo se aplicó a los que habían cambiado de bando, respetando a los Lancaster que habían sido fieles a su causa. Autor Graham Turner

Los sentenciados a muerte fueron decapitados en la plaza del mercado de la ciudad, entre los que se encontraban Edmundo Beaufort, cuarto duque de Somerset; Hugh Courtenay, el hermano menor del conde de Devon; Juan Langstrother, el prior de la orden militar de San Juan; y Sir Gervase Clifton de Nottinghamshire. Sin embargo el rey trató con dignidad al príncipe Eduardo, que fue enterrado en la Abadía.

Eduardo no pudo descansar después de la batalla. Los de Lancaster bajo el mando de Jasper Tudor estaban todavía activos en Gales, y había partidarios de Lancaster que se habían levantado en el norte.

El 7 de marzo, Eduardo partió a Coventry en Midlands para tomar disposiciones. El mismo día se enteró de que Margarita de Anjou había sido capturada en Little Malvern Priory. La reina era ahora una mujer rota, su hijo había muerto y su causa había terminado.

Eduardo tuvo que enfrentarse a una nueva crisis. Tomás Neville, el Bastardo de Fauconberg, y comandante de la flota de los Lancaster, había planteado una revuelta en las ciudades de Kent, Essex y Surrey, y su fuerza principal eran las tropas del gobierno Calais y que habían desembarcado en Sandwich, su ejército pudo alcanzar de 16.000 a 17.000 efectivos en total. Amenazada con tomar Londres, con el objetivo de liberar a Enrique VI, pero también amenazaba a la reina Isabel y su bebé del príncipe Eduardo.

El 8 de mayo Fauconberg estaba cerca de Londres y envió una carta al ayuntamiento pidiendo permiso para entrar en la ciudad. El 9 de mayo, el Consejo se negó y anunció que iban a defender la ciudad contra los rebeldes, sin duda alentados por las noticias de la victoria en Tewkesbury.

El 11 de mayo Eduardo alcanzó Coventry, donde se detuvo. Al día siguiente los rebeldes de Kent estaban en Southwark, y la flota de Fauconberg estaba amarrada cerca de la Torre de Londres. El mismo día que los rebeldes intentaron abrirse paso sobre el puente de Londres, pero fueron rechazados.

El 13 de mayo Fauconberg se desplazó al oeste en un intento de cruzar el Támesis sobre Londres, pero este falló y volvió a Southwark. Ese mismo día, Henrique Percy, conde de Northumberland, llegó a Coventry, con la noticia de que la revuelta del norte se había derrumbado. Eduardo estaba libre para volver su atención al sur. , y el 14 de mayo se envió una avanzadilla hacia Londres.

El 14 de mayo, atacaron Londres desde el sur. Sus hombres quemaron puente de Southwark y parte del barrio de Southwark, pero fueron rechazados en el puente de Londres. Al día siguiente, atacaron Aldgate y Bishopsgate desde el este. La guarnición de la Torre de Londres, dirigida por el conde de Rivers, el hermano de la reina Isabel, que había sido herido en Barnet, les rechazó. Los ciudadanos que defendían sus propiedades, sin duda, jugaban un papel importante. Ese mismo día Eduardo envió una avanzadilla hacia Londres.

Campaña del Bastardo de Faucomberg en mayo de 1.471

Fauconberg permaneció cerca de Londres hasta el 18 de mayo, pero su ejército se separó al enterarse de que el ejército de Eduardo se acercaba, Fauconberg regresó a su flota y se retiró a Sandwich.

El 21 de mayo Eduardo llegó con su ejército a Londres y hizo una entrada triunfal. Ricardo de Gloucester encabezó el desfile en reconocimiento a su actuación en Barnet y Tewkesbury, mientras que Margarita de Anjou cerraba la marcha en un carruaje para que todos pudieran ver a su derrota. Oficialmente murió de melancolía, pero es más que probable que fuera ejecutado siguiendo instrucciones de Ricardo de Gloucester.

El 27 de mayo Fauconberg se entregó junto con su flota a cambio de un indulto. Fue ejecutado en septiembre, después de intentar escapar de la custodia, aunque la razón no está clara.

Margarita permaneció prisionera en Inglaterra durante cuatro años hasta que fue rescatada por el rey Luis XI en 1.475. Regresó a Francia donde murió siete años después, en 1.482. La batalla de Tewkesbury aplastó todas las esperanzas de los Lancaster ya que acabó con la línea real directa.

Enrique Tudor era ahora el heredero de Lancaster. Durante gran parte de 1.471 estvo en Gales con su tío Jasper Tudor, y durante unos meses se las arreglaron para eludir la captura, incluso defendiendo con éxito el castillo de Pembroke. En septiembre, estaba claro que no tenía sentido seguir con los combates de momento y trató de escapar al exilio en Francia. El mal tiempo les obligó a desembarcar en Bretaña, donde se convirtieron en virtuales prisioneros durante la siguiente década. En 1.473 Juan de Vere, conde de Oxford, intentó desembarcar en Kent, y despues tomar el Monte de San Miguel, que ocupó hasta febrero de 1.474, pero este asedio a pequeña escala no representó una amenaza para Eduardo IV.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2017-08-24. Última modificacion 2017-08-24.