Siglo XVIII Guerra de la Independencia de los EE UU (1) 1775-77 Batallas de Saratoga 1.777

Primera Batalla de Saratoga o de Freeman Farm (19 de septiembre de 1.777)

Movimientos previos

Las fuerzas estadounidenses no estaban particularmente bien organizadas o preparadas para una batalla campal. El mayor-general Horacio Gates acababa de tomar el mando del departamento del Norte, después de que Burgoyne capturara el fuerte Ticonderoga el 6 de julio.

George Washington envió ayuda al norte en forma del mayor-general Benedict Arnold, su comandante de campo más agresivo, y el mayor-general Benjamin Lincoln, un hombre de Massachusetts conocido por su influencia en la milicia de Nueva Inglaterra. Ordenó a 750 hombres de las fuerzas de Israel Putnam que defendían las tierras altas de Nueva York que se unieran al ejército de Gates en agosto, antes de estar seguro de que Howe había navegado hacia el sur. También envió algunas de las mejores fuerzas de su propio ejército: el coronel Daniel Morgany el recién formado cuerpo de tiradores, que comprendía unos 500 fusileros especialmente seleccionados de Pensilvania, Maryland y Virginia , elegidos por su precisión. Esta unidad llegó a ser conocida como fusileros de Morgan.

El 8 de septiembre, Gates había vuelto a ocupar la antigua posición de Schuyler en Stillwater, pero viendo que su flanco derecho descansaba en una llanura plana junto al río Hudson, ofreciendo a su enemigo mejor entrenado una obvia ventaja, se trasladó 5 km al norte a las alturas Bemis, cuyas laderas de unos 100 metros de altura, llegaban hasta 200 metros del río. Tierra adentro, las alturas alcanzaron los 300 metros, formando una meseta irregular, muy boscosa cruzada desde el este hacia el oeste por barrancos, con granjas aisladas unidas por caminos oscuros. La única ruta que podía llevar a un ejército era la carretera principal a Albany, a unos 30 km hacia el sur, que era paralela al río.

La posición de Gates era una ‘U’ invertida con lados de 1 km de largo, envuelto en árboles (excepto por el río) que impediría la vista a los exploradores enemigos. Su ingeniero, el polaco Tadeusz Kosciuszko, propuso proteger su derecha con dos líneas de trincheras a través del terreno bajo junto al río, dominado por una batería que flanquea, con los otros tres lados apoyados en las laderas; el centro estaba cubierto por un barranco al norte de la granja Neilson; el flanco izquierdo no se fortificó ni guarnicionó porque había colinas elevadas y faltaban hombres. Se construyó un puente flotante frente a la taberna de Bemis, y el granero de Neilson se convirtió en un fuerte, con una batería a cada lado unida por un pecho de árboles talados (aunque no se completaría hasta octubre). Para defender esta posición, Gates tenía 5.600 continentales y 1.500 milicias de Nueva York y Connecticut, con más milicias acudiendo. También llamó a Lincoln, que tenía 700 hombres, dejando a Warner en Manchester y patrullas alrededor de los fuertes Anne y Edward y laas fuerzas de Stark, suprimiendo efectivamente la amenaza por el flanco izquierdo a Burgoyne, que había sido cuidadosamente creado por Schuyler. Stark se negó, diciendo sus hombres tenían sarampión, pero luego luego envió a 800 hombres, que llegaron el 12 de septiembre, seis días antes de que sus alistamientos expiraran. Stark, llegó tres días después, y no hizo ningún intento de persuadirlos para que se quedasen.

Mientras tanto, los ejércitos británicos se acercaron. El 12 de septiembre Burgoyne cruzó el río Hudson y el 15 de septiembre avanzaba a lo largo del camino paralelo al río, mientras que el destacamento vanzado de Fraser seguia por las tierras altas al oeste. Sin embargo, el progreso era lento, solo 5 km al día, ya que los los estadounidenses habían bloqueado el camino y destruido los puentes.

Al día siguiente (16 de septiembre) avanzó 5 km más para llegar a la casa de Sword (espada), donde Burgoyne se detuvo durante 48 horas mientras se despejaba el camino. Ese mismo día, Arnold intentó emboscarlo, pero no pudo encontrar una posición adecuada, aunque capturó algunos recolectores y perturbó a los hombres que reparan el camino.

Primera Batalla de Saratoga o de Freeman Farm (19 de septiembre de 1777). John Burgoyne, general británico con su personal dirigiéndose a Saratoga. Era conocido como Gentleman Johnnie, y había combatido en Portugal. Autor Don Troiani

Más preocupantes eran las milicias que se habían concentrado en la orilla este del Hudson desde el 9 de septiembre y que se había movido a ambos lados del lago George y tres ataques en tres direcciones contra la retaguardia británica. Una columna bajo del coronel Benjamin Woodbridge después de haber dejado Skenesboro atacó el fuerte Anne, otra dirigida por el coronel John Brown atacó el embarcadero del fuerte Ticonderoga el 18 de septiembre, capturando cuatro compañías (156 hombres) del RI53, RI119 canadienses, 63 artilleros, un bergantín, varios botes de cañones y más de 200 barcos, además de liberar a más de 100 prisioneros. Una tercera columna, bajo el coronel Samuel Johnson, pidió la redición del fuerte de Ticonderoga, pero Powell se negó a la rendición. Johnson y Brown se retiraron del lago George para atacar la isla Dyamon. La guarnición (dos Cías del RI47) estaban alertadas y resistieron, por lo que la milicia quemó las naves capturadas y regresó vía Skenesboro.

El 17 de septiembre, los británicos acamparon cerca del vado de Sword, a solo 6,5 km al norte de la posición estadounidense en las alturas de Bemis. Los estadounidenses ocuparon un acantilado con vistas al río Hudson, cerca de la taberna de Bemis.

En el flanco derecho, Gates tenía 3.000 soldados y la mayor parte de su artillería. Un poco al oeste, cerca de una granja, Gates había colocado su centro, comandado por Brig. El general Ebenezer se enteró. En el flanco izquierdo, colocó varios regimientos, comandados por Arnold y los hombres del coronel Daniel Morgan.

El 18 de septiembre, la vanguardia del ejército de Burgoyne había alcanzado una posición justo al norte de Saratoga, a unas 6,5 km de la línea defensiva estadounidense, y se produjeron escaramuzas entre los destacamentos de cobertura estadounidenses y los elementos de reconocimiento del ejército británico.

El campamento estadounidense se había convertido en un nido de intriga enconada desde el regreso de Arnold desde el fuerte Stanwix. Mientras que Schuyler y Gates habían estado en términos razonablemente buenos, Arnold logró poner a Gates en su contra arrastrando a los oficiales de ambos en la contienda.

Esas condiciones aún no habían llegado a ebullición el 19 de septiembre, pero los acontecimientos del día contribuyeron a la situación. Gates había asignado el ala izquierda de las defensas a Arnold, y asumió el mando de la derecha, que se asignó nominalmente al general Lincoln, a quien Gates había separado en agosto con algunas tropas para hostigar las posiciones británicas detrás del ejército de Burgoyne.

Tanto Burgoyne como Arnold entendieron la importancia de la izquierda estadounidense y la necesidad de controlar las alturas allí.
El ejército norteamericano bajo el mayor-general Horatio Gates con unos 8.000 efectivos desplegó:

Ala izquierda bajo el MG Benedict Arnold con 3.400 efectivos:

  • Cuerpo del Col Daniel Morgan (700), con los tiradores de Morgan y la infantería ligera de Dearbonr.
  • BRI del GB Enoch Poor (1.292), con los RI1, RI2 y RI3 de Nueva Hampshire; RI2 y RI4 de Nueva York; RI1 y RI2 milicias de Connecticut.
  • BRI del GB Ebenezer Learned (1.393), con los RI2, RI8 y RI9 de Massachusetts; RI1 canadiense de Livingston, RI de Evans y RI Drake de la milicia de Nueva Hampshire.
  • BRI de la milicia de New York bajo el GB Abraham Ten (1.260), con los RI1, RI3, RI4, RI5, RI6, RI7, RI9, RI10, RI11, RI12, RI13, RI de Knickerbocker, y RI de Woert.

Ala derecha bajo el mayor-general Benjamin Lincoln con unos 4.100 efectivos:

  • BRI del GB John Glover (1.555), con los RI1, RI4, RI13 y RI15 de Massachusetts; RI 2 y RI17 del condado de Albany de la milicia de Nueva York Militia; RI de los condados de Dutchess de la milicia de Nueva York.
  • BRI del GB John Nixon (1.270), con los RI3, RI5, RI6 y RI7 de Massachusetts; RI2 de la milicia de Massachusetts.
  • BRI del GB John Paterson (1.243), con los RI10, RI11, RI12, RI14 de Massachusetts, RI3 de la milicia de Nueva York.

Caballería (200) de RCL2 de caballos ligeros de Connecticut y RDL2 dragones ligeros.

A las 10,00 de la mañana , después de que se levantara la niebla de la mañana, Burgoyne ordenó al ejército británico avanzar en tres columnas. El general Baron Riedesel encabezó la columna izquierda en el camino del río, llevando la artillería principal y custodiando los suministros y los barcos en el río. El general James Inglis Hamilton mandaba la columna central, que atacaría las alturas; y el general Simon Fraser lideró el ala derecha, para atacar el flanco izquierdo estadounidense moviéndose por el terreno arbolado al norte y al oeste de las alturas de Bemis.

Arnold se había dado cuenta de que tal maniobra de flanqueo era probable, y solicitó permiso a Gates para mover sus fuerzas desde las alturas para controlar posibles movimientos, donde la habilidad estadounidense en el combate en bosques sería una ventaja. Gates, cuya estrategia preferida era sentarse y esperar el asalto frontal esperado, a regañadientes permitió un reconocimiento en fuerza que consistía en los hombres de Daniel Morgan y la infantería ligera de Henry Dearborn.

Primera Batalla de Saratoga o de Freeman Farm (19 de septiembre de 1777). Movimientos de fuerzas y despliegue

Cuando los hombres de Morgan llegaron a un campo abierto al noroeste de las alturas de Bemis perteneciente al lealista John Freeman, vieron tropas de avance británicas en el campo. La columna de Fraser se retrasó ligeramente y aún no había llegado al campo, mientras que la columna de Hamilton también se abrió paso a través de un barranco y se acercaba al campo desde el este a través de bosques densos y terreno difícil. La fuerza de Riedesel, mientras estaba en el camino, se retrasó por los obstáculos puestos por los estadounidenses. El sonido de los disparos hacia el oeste llevó a Riedesel a enviar parte de su artillería por una pista en esa dirección. Las tropas que los hombres de Morgan vieron eran una compañía avanzada de la columna de Hamilton.

Las fuerzas británicas bajo el teniente general John Burgoyne disponía de unos 7.500 efectivos y desplegó 6.000 en tres columnas, su intención era hacer un reconocimiento en fuerza y según las circunstancias atacar en tres ejes.

Columna derecha bajo el MG William Phillips con 2.000 efectivos, tenía como misión envolver a la izquierda estadounidense tomando el terreno elevado al oeste del fuerte fuerte Neilson (una granja conocida como la granja de Neilson, que había sido fortificada por las fuerzas estadounidenses) para capturar el fuerte. Si tenía éxito, podría hacer retroceder a los estadounidenses contra el río y envolver su retaguardia, disponía de cañones 4×6 y 4×3, desplegaronen

  • Destacamento avanzado bajo el coronel Simon Fraser (BG, Cías RI24, BG infantería ligera, Cía tiradores selectos, 2 Cías de milicias de Montreal y Quebec, indios aliados).
  • BRI de Pawel bajo el GB Henry W. Powell (BI jäger, RI Prinz Friedrich, RI53, RI34, destacamento del buque Maria).

Columna central BRI de Hamilton (1.500) bajo el GB James Hamilton (RI9, RI20, RI21 y RI62), disponía de cañones 3×6 y 3×3. Burgoyne acompañó esta fuerza.

Columna izquierda bajo el MG Friedrich Adolph Riedesel (2.000), su misión era era moverse hacia el sur a lo largo del río Roa y atacar a la derecha estadounidense. Disponía de cañones 6×6 y 2×3.

  • RD Prinz Ludwig bajo Carl von Schlagenteufel.
  • BRI1 bajo el GB Johann Friedrich Specht (RIs Rhetz, Riedesel y Specht).
  • BRI2 bajo Wilhelm Rudolph von Gall (RIs Erbprinz).

Reserva bajo el Tcol Heinrich Breymann (BG de Löhneisen, BIL de Schottelius)

Desarrollo de la batalla

La madrugada del 19 de septiembre era fresca y neblinosa, pero sobre las 11 de la mañana despejó, el sol la había convertido en un buen día de septiembre. Un disparo de señal retumbó y comenzaron a moverse las columnas británicas. Alrededor de la 1 de la tarde, la cabeza de las columnas de Riedesel habían avanzado lentamente hacia el sur hasta llegar a un punto a 2,5 km al este de la granja Freeman.

Mientras Ridesel se movía hacia el sur, Fraser encabezaba la columna derecha a buen ritmo hacia el oeste. Su columna pasó la cabeza del Gran Barranco, continuando por otros 2,5 km hasta llegar a un cruce en T que se dirigía al sur hacia las alturas Bemis. Fraser hizo una columna a la izquierda en el cruce, marchó hacia el sur, luego se detuvo en un terreno elevado a aproximadamente 0,8 km al oeste de la granja Freeman. Allí esperó, aparentemente para la llegada del centro o recibir orden de de Burgoyne.

La columna de Hamilton en el centro siguió las huellas de la columna de Fraser durante un poco más de 1,5 km, luego se movió a la izquierda, hacia el sur, en un camino que finalmente giró hacia el oeste para cruzar el fondo del Gran Barranco sobre un puente que, milagrosamente, todavía estaba intacto.

Los exploradores y patrullas estadounidenses observaron durante toda la mañana los movimientos de los británicos, con sus uniformes de color escarlata, que se movían por el bosque. De todos los cuales, se informó a Gates, quien continuó sentado, quería que Burgoyne fuera a él.

Benedict Arnold, sin embargo, no estaba de acuerdo con el plan de Gates. Era un hombre de acción y audacia, y pidió a Gates que tomara medidas, si no en todos los frentes, al menos contra la amenaza al flanco izquierdo del ejército. Por fin obtuvo permiso para enviar a los tiradores de Morgan y a la infantería ligera de Dearborn. Envió James Wilkinson para que le informara de la situación.

La inteligencia de Gate también era mejor que la de Burgoyne, ya que parte de sus exploradores indios se fueron después de la batalla de Bennington. La inteligencia de Gates sobre los movimientos de Burgoyne era tan buena que rápidamente supo cuándo estaban haciendo movimientos importantes. El historiador Samuel W Patterson dice de la inteligencia de Gate: “La sabiduría favoreció la decisión del general Gates de esperar su momento. Estaba fuertemente atrincherado. Sus tropas estaban dispuestas a sacar provecho, su moral nunca mejor. Mantuvo un ojo vigilante y un oído atento en su cuartel general”.

Una vez que estuvo en posición, el Fraser envió un destacamento de lealistas, canadienses e indios para establecer puestos de avanzada en la zona al sur de la granja de Freeman. Sobre la 12,30 horas, después de que llegaran a la cabaña de Freeman, empezando a deambular por las zonas abiertas de la granja. De repente, el bosque cerca de la granja estalló con el fuego de los tiradores de Daniel Morgan, que había situado a sus hombres en posiciones estratégicas, y les había dado la orden de disparar preferentemente contra los oficiales. Todos los oficiales de la Cía avanzada fueron abatidos, al igual que muchos de los hombres de la unidad. Los supervivientes huyeron en pánico perseguidos por la infantería ligera de Dearborn.

Primera Batalla de Saratoga o de Freeman Farm (19 de septiembre de 1777). Los tiradores de Morgan disparando contra los británicos incluso subidos a los árboles. Autor Hugh Charles McBarron Jr
Primera Batalla de Saratoga o de Freeman Farm (19 de septiembre de 1777). La infantería ligera británica recibiendo fuego de los tiradores de Morgan que habían recibido la orden de disparar a los oficiles. Autor Don Triani

Mientras lograban hacer huir a la Cía de avanzada, la vanguardia de Fraser llegó justo a tiempo para atacar a la izquierda de Morgan, dispersando a sus hombres de vuelta al bosque. James Wilkinson, que había cabalgado para observar el fuego, regresó a la línea estadounidense en busca de refuerzos. Cuando la Cía británica retrocedió hacia la columna principal, el borde de ataque de esa columna abrió fuego y mató a varios de sus propios hombres al confundirlos con el enemigo.

Luego hubo una pausa en la lucha alrededor de la una de la tarde cuando los hombres de Hamilton comenzaron a formarse en el lado norte del campo, y los refuerzos estadounidenses comenzaron a llegar desde el sur. Al enterarse de que Morgan estaba en problemas, Arnold cuya frase favorita era “Vamos muchachos” ordenó a la BRI del GB Enoch Poor (1.292), con los RI1, RI2 y RI3 de Nueva Hampshire delante y detrás los RI2 y RI4 de Nueva York; RI1 y RI2 milicias de Connecticut, y ordenó a la BRI de Enoch Pobre para seguirlos.

Burgoyne situó a los hombres de Hamilton con el RI21 a la derecha, el RI20 a la izquierda y el RI62 en el centro, con el R9 en reserva, en el claro de la El claro en la granja de Freeman había colocado su artillería en el centro del borde del bosque en el lado norte.

Benedict Arnold un comandante audaz, rápidamente evaluó la situación y vio que todavía existía una gran brecha entre la fuerza de Phillips y el centro de Burgoyne en la granja de Freeman. Rápidamente decidió atacar el centro británico y luego, si podía reunir suficientes fuerzas, dividir al enemigo en dos y aplastar cada parte por separado. Comenzó a formar su línea de ataque tan rápido como pudo apresurar a sus RIs a su posición.
La batalla luego pasó por fases alternando entre intensas luchas y pausas en la acción. Los hombres de Morgan se habían reagrupado en el bosque y habían cogido a oficiales y artilleros británicos.

Primera Batalla de Saratoga o de Freeman Farm (19 de septiembre de 1777). Los tiradores norteamericanos expulsan a los sirvientes artilleros británicos y su fuerza de protección, las baterías cambiaron de dueño en varias ocasiones. Autor Adam Hook
Primera Batalla de Saratoga o de Freeman Farm (17 de octubre de 1777). Despliegue británico en el campo de trigo de Barber y el ataque norteamericano. Autora Pamela Patrick White

Los regimientos de Arnold avanzaron para golpear el centro y flanco derecho de Hamilton. Entonces comenzó la lucha más feroz de la batalla, que duró aproximadamente cuatro horas. Una penetración estadounidense en la posición de Hamilton creó una brecha en la línea británica que obligó a las unidades individuales a luchar, a veces en tres direcciones: al frente y a cada flanco. Fraser envió 8 Cías británicas, reforzadas por fusileros, para apoyar a Hamilton.

Los asaltos estadounidenses no lograron abrirse paso alrededor de la derecha de Hamilton, y la batalla se convirtió en un intercambio de ataques frontales y contraataques que surgieron de un lado a otro: de sur a norte, de norte a sur, los hombres rodaron por el claro de la Granja de Freeman.

El fuego en ambos lados fue tan continuo e intenso que los oficiales británicos, que habían visto y servido en las batallas más grandes de la guerra de los Siete Años, declararon que nunca habían experimentado un fuego tan intenso.

Primera Batalla de Saratoga o de Freeman Farm (19 de septiembre de 1777). Detalle del despliegue a las 15,00 horas

Fueron tan efectivos para reducir este último que los estadounidenses obtuvieron varias veces un breve control de las piezas de campaña británicas, solo para perderlas en la siguiente carga británica. En un momento se creía que Burgoyne mismo había sido derribado por un tirador, pero se trataba de uno de sus ayudantes, que montaba un caballo rico en ropa, quien era la víctima. El centro de la línea británica estaba casi roto en un punto, y solo la intervención del general Phillips, que lideró el RI20, que hizo posible que el R62 se reagrupara. En las memorias de Roger Lamb, (un soldado británico presente en la batalla), escribió: “En esta batalla cayó un número inusual de oficiales, ya que nuestro ejército abundaba con jóvenes respetables en ese momento, quienes después de varios años de paz general anterior a la revolución americana, se sintieron atraídos por la profesión de las armas. Tres subalternos del RI20 en esta ocasión, el mayor de los cuales no superaba la edad de 17 años, fueron enterrados juntos”.

Primera Batalla de Saratoga o de Freeman Farm (19 de septiembre de 1777). El RI62 y la artillería británica en la granja Freeman. Autor Kheith Rocco

El golpe final de la batalla perteneció a los británicos. Alrededor de las 3 de la tarde, Riedesel envió un mensajero a Burgoyne para recibir instrucciones. Regresó dos horas más tarde con la orden de vigilar el tren de bagajes, pero también de enviar tantos hombres como fuera posible hacia el flanco derecho estadounidense. En un riesgo calculado, Riedesel dejó a 500 hombres para proteger el vital tren de suministros y marchó hacia la acción con el resto de su columna. Dos de sus Cías avanzaron en columna doble y abrieron fuego contra la derecha estadounidense, y la fuerza de Fraser amenazó con envolver el flanco izquierdo estadounidense.

En respuesta a la última amenaza, Arnold solicitó más fuerzas, y Gates le permitió enviar la BRI de Ebenezer Learned, pero en lugar de apoyar a Arnold en la granja Freeman, donde lo necesitaban con tanta urgencia, Learned hizo un ataque a medias en el ala de Fraser y fue rechazado.

Afortunadamente para la derecha estadounidense, la oscuridad se instaló y puso fin a la batalla. Los estadounidenses se retiraron a sus defensas, dejando a los británicos en el campo de batalla.

Primera Batalla de Saratoga o de Freeman Farm (19 de septiembre de 1777). El general Riedesel y su personal liderando las tropas de Brunswick en la granja Freeman. Autor Don Troiani

Burgoyne había ganado el campo de batalla, pero sufrió casi 600 bajas. La mayoría de estas fueron de la columna central de Hamilton, donde el RI62 se redujo a una sola Cía, y tres cuartas partes de los artilleros fueron muertos o heridos. Las pérdidas estadounidenses fueron de casi 65 muertos, 218 heridos y 36 desaparecidos.

Se ha contado ampliamente en las historias de esta batalla que el general Arnold estaba en el campo, dirigiendo parte de la acción. Sin embargo, John Luzader, un antiguo historiador del parque en el Parque Histórico Nacional de Saratoga , documenta cuidadosamente la evolución de esta historia y cree que no tiene fundamento en materiales contemporáneos, y que Arnold permaneció en la sede de Gates, recibiendo noticias y enviando pedidos a través de mensajeros. El biógrafo de Arnold James Kirby Martin, sin embargo, no está de acuerdo con Luzader, argumentando que Arnold desempeñó un papel más activo en la granja de Freeman al dirigir a las tropas patriotas a su posición y posiblemente liderar algunas cargas antes de que Gates les ordenara regresar.

Interludio entre ambas batallas

El consejo de Burgoyne discutió si atacar al día siguiente, y se tomó la decisión de retrasar más acciones al menos un día, hasta el 21 de septiembre. El ejército se movió para consolidar la posición más cerca de la línea estadounidense mientras algunos hombres recogieron a sus muertos.

El ataque del 21 se suspendió cuando Burgoyne recibió dos noticias, una carta fechada el 12 de septiembre de Henry Clinton, quien estaba al mando de la guarnición británica en la ciudad de Nueva York. Clinton sugirió que podría “presionar al fuerte Montgomery en unos diez días“. (el fuerte Montgomery era un puesto estadounidense en el río Hudson, en las tierras altas de Nueva York al sur de West Point). Si Clinton salió de Nueva York el 22 de septiembre, “unos diez días” después de que escribió la carta, todavía no podía esperar llegar a las cercanías de Saratoga antes de fin de mes.

La otra noticia era que el general Lincoln había sorprendido y capturado el Pan de Azúcar en Ticonderoga, apoderándose de la mayor parte de la mayor parte de la flota de suministros en el lago Champlain, lo que significaba que sus líneas de comunicaciones habían sido cortadas.

Burgoyne, que se estaba quedando sin hombres y comida, todavía estaba en una posición muy difícil, pero decidió esperar con la esperanza de que Clinton llegara para salvar a su ejército.

Burgoyne escribió a Clinton el 23 de septiembre, solicitando algún tipo de asistencia o diversión para alejar al ejército de Gates.

En el campo estadounidense, el resentimiento mutuo entre Horatio Gates y Benedict Arnold finalmente explotó en una hostilidad abierta. Gates informó rápidamente la acción del 19 de septiembre al Congreso y al gobernador de Nueva York, pero no mencionó a Arnold en absoluto. Los comandantes de campo y los hombres universalmente acreditaron a Arnold por su éxito. Casi todas las tropas involucradas estaban bajo el mando de Arnold y fue él quien dirigió la batalla mientras Gates se sentaba en su tienda. Arnold protestó, y la disputa se convirtió en una pelea de gritos que terminó con Gates relevando a Arnold del mando.

Durante este período hubo enfrentamientos casi diarios entre piquetes y patrullas de los dos ejércitos. Los francotiradores de Morgan, familiarizados con la estrategia y las tácticas de la guerra forestal, hostigaban constantemente a las patrullas británicas en el flanco occidental.

A medida que septiembre pasó a octubre, quedó claro que Clinton no vendría a ayudar a Burgoyne, que puso al ejército en raciones cortas el 3 de octubre. La buena noticia era que habían clinton había recibido 3.000 refuerzos de Inglaterra y sus efectivos alcanzaban los 7.000 efectivos. Partió enseguida con 3.000 efectivos y el 5 de octubre se encontraba en Peekskill, donde recibió un mensaje de Burgoyne de que solo tenía provisiones hasta el 29 de octubre. El 6 de octubre capturó los fuertes Montgomery y Clinton.

Al día siguiente, Burgoyne convocó a un consejo de guerra en el que se discutieron varias opciones, pero no concluyentes. Cuando el consejo se reanudó al día siguiente, Riedesel propuso la retirada, en la que Fraser lo apoyaba. Burgoyne se negó a considerarlo, insistiendo en que la retirada sería vergonzosa. Finalmente acordaron llevar a cabo un ataque en el flanco izquierdo estadounidense con 2.000 efectivos, más de un tercio del ejército, el 7 de octubre con el fin de descubrir un punto vulnerable para atacar, si no encontraban ninguno, se retirarían el 19 de octubre.

El ejército estadounidense había incrementado, además del regreso del destacamento de Lincoln y Stark, los milicianos y los suministros continuaron llegando al campamento estadounidense, incluidas las municiones, que se habían agotado severamente en la primera batalla. El ejército al que se enfrentó Burgoyne el 7 de octubre tenía más de 12.000 hombres fuertes y estaba dirigido por un hombre que conocía los problemas en que se encontraba Burgoyne. Gates había recibido inteligencia constante de la corriente de desertores que abandonaban las líneas británicas y tenía También había interceptado la respuesta de Clinton a la petición de ayuda de Burgoyne.

Segunda batalla de Saratoga o de Bemis Hights (7 de octubre de 1.777)

Después de la Primera Batalla de Saratoga o de Freemans Farm, Burgoyne fortaleció sus líneas defensivas en posiciones que se extendían desde la granja de Freeman en el oeste hasta el río Hudson en el este. Al sur, la fuerza estadounidense, mandada por Gates, seguía en las fortificaciones en las alturas de Bemis.

Gates utilizó ese mismo tiempo para fortalecer sus líneas defensivas contra un ataque británico anticipado. Además, llegaron refuerzos adicionales durante este mismo tiempo.

Gates mantuvo su fuerza dentro de sus atrincheramientos a lo largo del terreno elevado al oeste del río Hudson. Alrededor de 3.000 soldados y la mayor parte de su artillería ocuparon posiciones con vistas al río. En la posición norte-noroeste de la línea estaba la división de 3.800 hombres del Benjamin Lincoln. Lincoln tenía otras 1.200 milicias de Nueva York, comandadas por el general de brigada Abraham T. Broeck, detrás de él dispuestas a prestar apoyo inmediato. Esa área estaba construida alrededor del terreno crítico conocido como la granja de Nielson. Si los británicos capturaron esa área, su artillería podría obligar a los estadounidenses a abandonar las alturas de Bemis. A la izquierda estadounidense (oeste) había 600 soldados de infantería ligera, comandados por los coroneles Daniel Morgan y Henry Dearborn al frente de los tiradores e infantería ligera.

Segunda batalla de Saratoga o de Bemis Heights (7 de octubre de 1777). Despliegue de fuerzas

Desarrollo de la batalla

El 7 de octubre, Burgoyne cuyos efectivos habían quedado reducidos a 6.600, decidió lanzar el ataque de reconocimiento contra las posiciones estadounidenses en Bemis Heights. Inició este plan con un avance dividido en 3 columnas, comandado por el brigadier Simon Fraser: el mayor lord Balcarres mandaba infantería ligera con 2×6 en la columna derecha, la infantería de Hesse y Brunswick de Riedsel en la columna central con 300 hombres seleccionados de 4 RIs con 2×12 y 4×6, y los granaderos mandados por el comandante John Dyke Acland en la columna izquierda con 2×6 cañones.

Segunda batalla de Saratoga o de Bemis Heights (7 de octubre de 1777). Artillería Hesse-Hanau junto a la granja de Freeman. Autor Don Troiani

Los rangers del mayor Fraser y 600 lealistas e indios liderarían un ataque envolvente describiendo un amplio arco hacia el oeste y el sur. (Terminarían marchando demasiado al oeste y no jugarían un papel importante en la batalla). Burgoyne decidió maniobrar sus columnas dependiendo de cómo se desplegaron los estadounidenses y cómo reaccionaría Gates a este movimiento.

Fraser sacó sus tres columnas de los atrincheramientos y avanzó aproximadamente 1 km hasta el borde del campo de trigo de Barber, donde se desplegaron detrás del arroyo (creek) Mill.

Los piquetes estadounidenses enviaron un mensaje a Gates de que los británicos habían avanzado y se estaban formando en el campo de trigo. Gates envió dos oficiales de su personal para informar y ordenó a 700 del cuerpo de Morgan atacar por la izquierda, 1.323 de la BRI de Poor por la derecha, y 1.801 de la la BRI de Learned por el centro avanzar y enfrentarse a loa británicos. Los 1.260 de la BRI de Ten de la milicia de Nueva York quedó en retaguardia.

La batalla comenzó cuando la artillería y los granaderos de Acland en la izquierda británica vieron a la BRI de Enoch Poor en el bosque debajo de ellos y abrieron fuego. Los hombres de Poor se habían formado en la base de una ligera elevación. Disparando cuesta abajo, el fuego de artillería voló sobre sus cabezas.

Acland luego ordenó una carga de bayoneta, pero antes de que pudieran comenzar, los hombres de Poor les dispararon una descarga mortal y lanzaron su propio contraataque. Los hombres de Acland fueron destrozados, y Acland recibió un disparo en ambas piernas y fue capturado. Al mismo tiempo que la BRI de Poor y Acland luchaban entre sí, los hombres de Morgan y Dearborn avanzaron por el bosque y atacaron por el flanco y la retaguardia a la infantería ligera de Balcarre.

Uno de los correos de Burgoyne fue enviado a Balcarre con la orden de retirarse, pero fue muerto. Balcarre nunca recibió la orden de retroceder. La fuerza de Balcarre colapsó rápidamente y huyó a la retaguardia. Ambos flancos británicos cedieron, exponiendo la columna de Riedesel al avance de BRI de Ebenezer Learned.

Al escuchar los sonidos de la batalla, Benedict Arnold, relevado del mando y confinado en su tienda, no pudo contenerse y dirigiéndose a su ayudante dijo: “¡Nadie conseguirá que me quede en la tienda en un día como hoy!, si no tengo mando lucharé como soldado, pero los hombres me seguirán”. Cabalgó hacia el campo de batalla justo cuando la BRI de Learned comenzaba su asalto, dijo a los soldado ”vamos muchachos, victoria o muerte” . Arnold se puso a la cabeza y dirigió a los hombres en su asalto. Los flancos de Riedelsel quedaron expuestos y finalmente tuvieron que retroceder. Fraser intentó reunir a sus hombres y formar una segunda línea de defensa. En un momento crítico de la batalla, a Timothy Murphy (uno de los tiradores de Morgan) se le ordenó disparar y matar a Fraser. Los primeros dos disparos de Murphy fallaron pero su tercer disparo encontró su objetivo, hiriendo mortalmente a Fraser.

Segunda batalla de Saratoga o de Bemis Heights (7 de octubre de 1777). Benedict Arnold a caballo lidera personalmente la carga de la brigada de Learned contra los hessianos, que retroceden. Autor Don Troiani

La presión por ambos flancos y por el frente obligó a las tropas británicas y hessianas a retroceder en la granja de Freeman. En la granja, había dos atrincheramientos conocidos como el reducto de Balcarre y el reducto de Breymann, y dos cabañas fortificadas en el medio. La pelea cerca del arroyo Mill había durado aproximadamente una hora. Arnold se dio cuenta de que ahora existía una oportunidad para seguir la derrota británica con una victoria decisiva en el campo de batalla.

La segunda parte de la batalla comenzó con las tropas norteamericanas asaltando los parapetos británicos. En el reducto de Balcarres, los estadounidenses se abrieron paso a través del abatís pero fueron rechazados.

Segunda Batalla de Saratoga o de (17-19 de septiembre de 1777). Asalto norteamericano contra el reducto de Balcarres defendidos por los ingleses, consiguieron cruzar el abatís, pero fueron rechazados. Autor Andy Thomas

En este momento, la BRI de Learned llegó a la escena y Arnold les ordenó despejar las cabañas reforzadas entre los reductos. Esto expuso el flanco sur (izquierdo) del reducto de Breymann. Pronto se abrieron paso alrededor de los flancos británicos y atacaron el reducto de Breymann por la retaguardia. Cuando Arnold estaba organizando un asalto, recibió un disparo en la pierna. Los hessianos resistieron tanto como pudieron. El reducto no fue construido para resistir asaltos repetidos y abrumadores desde varias direcciones. Los hessianos finalmente se vieron obligados a rendirse mientras caía la oscuridad. Burgoyne retiró su fuerza, dejando a los enfermos y heridos en el campo.

Segunda batalla de Saratoga o de Bemis Heights (7 de octubre de 1777). Benedict Arnold lidera una carga personalmente de la brigada de Learned entre los reductos de Balcarres y Breymann, permitiéndole tomar la posición alemana desde la retaguardia. En una de las últimas voleas de la batalla, recibió un disparo en la pierna y su caballo recibió un disparo por debajo de él. Arnold había sido relevado de su mando por insubordinación y no debería haber estado en el campo de batalla. Autor Adam Hook

El mayor Armstrong finalmente alcanzó a Arnold para ordenarle oficialmente que volviera a la al cuartel general, siendo llevado de vuelta en una litera.

Burgoyne sufrió 720 bajas, de los cuales 270 fueron muertos, 250 heridos y 200 prisioneros y Gates tuvo 50 muertos y 150 heridos.

Durante la batalla Gates no hizo nada y permaneció en los atrincheramientos hablando con un oficial inglés herido, Francis Clarke.

El 8 de octubre, durante la noche y bajo una fuerte lluvia, Burgoyne ordenó una retirada y comenzó a moverse hacia el norte. Finalmente regresaron al campamento británico fortificado en Saratoga, sobre el río Hudson. La oscuridad había salvado a Burgoyne de una derrota completa. A las 10 de la noche llegó a la granja Schuyler y al amanecer a cruzó el arroyo Fishkill y ocupo un terreno elevado.

Asedio de las fuerzas británicas en Saratoga (10- 17 de octubre de 1777). Despliegue de fuerzas

Gates el 10 de octubre alcanzó el campamento fortificado de Burgoyne y los rodeó por 3 lados. El 12 de octubre Burgoyne celebró un consejo de guerra en el que se acordó distribuir a cada soldado víveres para tres días y emprender la retirada por la noche, abandonando cañones y vagones, pero era demasiado tarde, los norteamericanos los habían rodeado completamente. El 13 de octubre Burgoyne celebró otro consejo de guerra en el que se acordó enviar parlamentarios a Gates. La respuesta fue la rendición incondicional.

El 17 de octubre, Burgoyne se vio obligado a rendirse formalmente a Gates y aceptó la rendición de Burgoyne del ejército británico. La rendición formalizada se conocía como los artículos de la Convención de Saratoga. Gates acordó que si los británicos dejarían las armas y regresarían a Inglaterra, podrían mantener sus colores e irse a casa como hombres libres.

A Burgoyne se le permitió marchar fuera del campamento “con los honores de guerra”, y comenzó su marcha hacia el oeste. Sin embargo, cuando llegaron a Nueva Inglaterra, los términos de Gates no fueron respetados por el Congreso Continental. En cambio, los soldados británicos fueron enviados a campos de prisioneros.

Rendición del general británico John Burgoyne en Saratoga (17 de octubre de 1777). El general británico entregando su espada al general americano Horatio Gates.
Rendición del general británico John Burgoyne en Saratoga (17 de octubre de 1777). El general británico entregando su espada al general americano Horatio Gates, que rehusa cogerla, invitándole costesmente a su tienda. Autor John Trumbull

Secuelas

La campaña fallida de Burgoyne, como se puede ver en los títulos de algunos de los libros que lo cubren en detalle, marcó un importante punto de inflexión en la guerra. Después de la batalla, retiró a sus hombres de 10 a 15 millas al norte, cerca de la actual Schuylerville, Nueva York. Burgoyne regresó a Inglaterra y nunca recibió otro puesto de mando en el ejército británico.

En reconocimiento a su contribución en las batallas en Saratoga, Arnold fue restaurado en su cargo. Su herida en la pierna le dejó postrado en cama durante cinco meses. Más tarde, aunque no era apto para el servicio de campo, desempeñó el cargo de gobernador militar de Filadelfia, Arnold entabló una correspondencia traidora con los británicos.

Recibió el mando del fuerte en West Point y planeaba entregarlo a los británicos, solo para huir a las líneas británicas cuando la captura de su contacto, el mayor John Andre, se descubrió la trama. Arnold pasó a servir al mando del general de brigada William Phillips, en una expedición de 1.781 a Virginia.

Aunque dejó la dirección de la batalla a sus subordinados, Gates recibió un gran crédito como el general al mando de la mayor victoria estadounidense de la guerra hasta la fecha. Es posible que hubiera conspirado con otros para reemplazar al general George Washington como comandante en jefe. En cambio, recibió el mando del principal ejército estadounidense en el sur.

Gates condujo al ejército a una derrota desastrosa en la batalla de Camden de 1.780, donde estuvo al frente de una retirada. Gates nunca volvió a mandar tropas en el campo. En respuesta a la rendición de Burgoyne, el Congreso declaró el 18 de diciembre de 1.777 como un día nacional “con una solemne Acción de Gracias y alabanza”.

Una vez que las noticias de la rendición de Burgoyne llegaron a Francia, el rey Luis XVI decidió entablar negociaciones con los estadounidenses que resultaron en una alianza franco-estadounidense formal y la entrada francesa en la guerra. Esto llevó el conflicto a un escenario global. Como consecuencia, Gran Bretaña se vio obligada a desviar los recursos utilizados para luchar en la guerra de América del Norte a los teatros de las Indias Occidentales y Europa, y confiar en lo que resultó ser la quimera del apoyo leal en sus operaciones norteamericanas.

El efecto de la victoria estadounidense en Saratoga fue enorme. Gates fue conocido como el “Héroe de Saratoga”. La victoria también le dio al país incipiente un impulso muy necesario. Con Francia y España uniéndose a la guerra, el esfuerzo estadounidense fue galvanizado.

La pérdida británica también debilitó aún más al gobierno británico bajo lord North. La victoria en las alturas de Bemis y la posterior rendición en Saratoga generalmente se consideran un importante punto de inflexión en la guerra da la Independencia de los EEUU.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2020-05-28. Última modificacion 2020-05-28.
Valora esta entrada