Siglo XVIII Guerra de la Independencia de los EE UU (1) 1775-77 Retirada de Washington al valle Forge

Batalla de Germantown (4 de octubre de 1.777)

Preparativos

Tras de la toma de Filadelfia por parte de Charles Cornwallis el 26 de septiembre, William Howe dejó 3.462 hombres para su defensa enviando 9.728 soldados a Germantown, a 8 km Norte, determinado a localizar y destruir a las fuerzas estadounidenses. Howe estableció su cuartel general en Stenton, antigua residencia de James Logan.

Al dividirse el ejército británico, Washington vio entonces la ocasión de lograr una victoria. Decidió atacar la guarnición inglesa en Germantown en un último esfuerzo antes del invierno. Su plan era el atacar a los ingleses en la noche con cuatro columnas desde diferentes direcciones, creando así una doble envolvente, sorprendiendo a los ejércitos ingleses y hessianos de la misma forma que había sorprendido a los hessianos en Trenton.

Germantown era un pequeño poblado de casas de piedra que se extendían desde el actual Mount Airy en el norte, hasta Market Square en el sur. Al suroeste de Market Square estaba Schoolhouse Lane, que recorría 2,4 km hasta el lugar donde el arroyo Wissahickon desemboca en el río Schuylkill por medio de una cascada. William Howe había establecido el campamento base en los terrenos elevados sobre los caminos de Schoolhouse y Church.

El sector oeste del campamento estaba dirigido por el general hessiano Wilhelm von Knyphausen, con dos batallones jäger en su flanco izquierdo justo sobre la desembocadura del Wissahickon. A lo largo de Market Square acamparon una brigada hessiana y dos brigadas británicas, y al este de ahí otras dos brigadas británicas dirigidas por el general James Grant, al igual que dos escuadrones de dragones y el BIL1 infantería ligera. Cubriendo el flanco derecho estaba la unidad lealista de Nueva York conocida como los rangers de la Reina (Queen’s Rangers).

Washington dividió sus fuerzas de unos 11.000 efectivos para el ataque en 4 columnas:

  • Columna derecha: bajo el general John Armstrong, con la milicia de Pensilvania, avanzaría por Ridge Road y debía reducir a los jägers hessianos estacionados en la extrema izquierda británica y continuar por Vandeering’s Mill para alcanzar la izquierda y la retaguardia del enemigo.
  • Columna centro: las divisiones de Nathanael Greene y de Adam Stephen, flanqueadas a su derecha por la brigada de Alexander McDougall, debían continuar hacia el sudeste y luego por Limekiln Road y el centro del enemigo. Inicialmente oponerse a ellos estarían piquetes del BI2 de infantería. Luego girarían hacia el suroeste y enfrentarían fuerzas bajo el general Grant . McDougall debía desviarse y atacar el flanco británico de extrema derecha.
  • Columna izquierda: las milicias de Maryland y Nueva Jersey, comandadas por los generales Smallwood y Forman, debían dirigirse hacia el sur a lo largo de Old York Road y atacar a los rangers de la Reina estacionados a lo largo de Old York Road, posteriormente Luego atacar el flanco izquierdo y retaguardia de las fuerzas británicas.
  • Reserva: la división de lord Stirling, con las brigadas de Nash y Maxwell, seguiría a las divisiones de Sullivan y Wayne para apoyar el ataque. Washington acompañaría a la reserva en la batalla.
Batalla de Germantown (4 de octubre de 1777). Despliegue de fuerzas.

Al anochecer del 3 de octubre, el ejército estadounidense inició una marcha de 26 km hacia el sur dirigiéndose a Germantown en completa oscuridad. Ya que el ataque iba a ocurrir al amanecer, los soldados fueron instruidos de poner un pedazo de papel blanco en sus gorrros para diferenciarse del enemigo. No fueron detectados ni por los jäger hessianos ni por la infantería ligera británica, y las tropas estadounidenses avanzaban sobre ellos. Parecía que los continentales iban a reeditar su éxito en la batalla de Trenton; sin embargo, la oscuridad complicó la comunicación entre columnas y el progreso fue más lento de lo esperado. Al amanecer, la mayoría de las fuerzas estadounidenses no habían llegado aún a sus posiciones, y habían perdido el elemento de sorpresa.

Batalla de Germantown (4 de octubre de 1777). Plano de la batalla. Autor John Fawkes

Desarrollo de la batalla

La columna del general Armstrong con la milicia de Pensilvania, avanzando a lo largo de Ridge Road en la izquierda del enemigo, logró posicionarse a la hora señalada. Sin embargo, en lugar de avanzar para ‘caer’ sobre el enemigo y atacar su retaguardia, se detuvo cerca de la desembocadura del Wissahickon, donde tuvo un breve enfrentamiento con las tropas de jägers, cañoneando el campamento de Knyphausen antes de retirarse. Lo único que logró el general Armstrong fue mantener una fuerza considerable de Hesse inicialmente fuera de la batalla durante la primera parte del día.

La milicia de Maryland bajo el general William Smallwood y la milicia de Nueva Jersey bajo el general David Forman lo hicieron mucho peor en la derecha británica. Se perdieron durante la noche y llegaron a tiempo para unirse a la retirada.

La columna de Nathanael Greene, formada por las divisiones de Greene y Adam Stephen, y la brigada de McDougall, bajaron por el camino Limekiln.

Las divisiones de Sullivan y Greene no llegaron a Chestnut Hill, su destino original el amanecer. Cuando descendieron el valle y se acercaron al Monte Airy, cuando salía el sol, pero pronto fue cubierto por una espesa niebla baja. La brigada de Conway abrió el camino con la división de Sullivan detrás y la división de Wayne en la retaguardia. Un regimiento de la brigada de Conway y uno de Maryland avanzaron al frente. Un destacamento comandado por el capitán Allen McLane de Delaware fue enviado a tomar el piquete avanado del enemigo en la casa de Allen en el monte. Sus hombres mataron a los centinelas dobles con la pérdida de un hombre. El puesto avanzado disparó un cañón de 6 lbs, alarmando a todo el ejército británico y retrocedieron sobre el BI2 de infantería ligera y el RI40 bajo el Tcol Thomas Musgrave que estaban formando en línea de batalla en el monte Airy.

Conway formó su BRI para atacar de frente a los británicos, mientras Sullivan desplegaba su división a la derecha de Allen Lane.

La infantería ligera y el RI40 lucharon obstinadamente, luchando detrás de cada zanja, valla y pared. A medida que se retiraban, Howe al oír los disparos cabalgó hacia adelante, pensando que eran atacados por un grupo de exploración o guerrilleros y dio orden de mantener las posiciones, en ese momento, un disparo canister esparció las hojas sobre su cabeza, convenciéndole de que no era una pequeña incursión, sino un ataque en fuerza. Inmediatamente giró su caballo y galopó de regreso a la línea británica principal y se preparó para el ataque.

Mientras tanto, los hombres de Musgrave se encontraron con la BRI de Conway y lo detuvieron en seco. Sullivan desplegó a sus hombres en línea de batalla al oeste y a la derecha de la carretera principal, pero Musgrave se negó a ceder.

Las tropas de Wayne que atacaron desde el este a la bayoneta. Los británicos retrocedieron, disputando el terreno vigorosamente mientras varios caían presas de las bayonetas estadounidenses.

Debido a la fuerte neblina, Musgrave pudo retirarse con la mayor parte de su mando, pero ordenó a 6 Cías del RI40 (unos 120 hombres) a la casa Chew, del presidente del tribunal supremo, ubicada en la carretera principal, y la usaran como un punto fuerte.

Batalla de Germantown (4 de octubre de 1777). Regulares del RI40 ocupando la casa de Chew. Autor Xavier della Gatta

Cuando Sullivan pasó al oeste de la casa y Wayne al este, Musgrave y sus hombres les dispararon. Sullivan, dejando atrás la casa de Chew, envió un mensaje a Washington para que se hiciera cargo, y continuaron el avance.

El general Washington con la reserva y se detuvo en la Chew House, que fue cercada. El general Knox, como jefe de artillería y cuya opinión era muy respetada por Washington, insistió en que no se podía dejar una fuerza en la retaguardia. Insistió en que se debía convocar a la guarnición para que se rindiera y, si no, tomarla por la fuerza. La opinión de Knox prevaleció y el Tcol William Smith, de Virginia, se ofreció para llevar la bandera de parlamentario. En cuanto salió a campo abierto, sonaron varios disparos y se desplomó en el césped. Moriría de sus heridas 20 días después.

Batalla de Germantown (4 de octubre de 1777). Los norteamericanos atacando la casa de Chew e intentando incendiarla. Autor Edward Lamson Henry

Maxwell, con su brigada y 4×3 cañones, atacó la casa vigorosamente. Se produjo un asedio que finalmente duró una hora que causó la muerte de más de 50 estadounidenses e innumerables heridos. Se trató por todos los medios para desalojar a los que estaban dentro. Cuando se abrió la puerta principal, los defensores habían apilado muebles y formado una barricada, rechazando a loa atacantes. Dos RIs de Nueva Jersey habían atacado una y otra vez recibiendo 46 bajas. Los cuerpos cubrían el césped cuando John Laurens de Carolina del Sur y el caballero Duplessis intentaron incendiar la casa. Llegaron a una ventana, Duplessis saltó dentro (el único soldado estadounidense que lo hizo), sin embargo, no tuvo éxito. Ambos oficiales se retiraron; Laurens levemente herido en el brazo. Durante este ataque continuo a la casa por las fuerzas de reserva, Sullivan y Wayne presionaron el ataque.

Batalla de Germantown (4 de octubre de 1777). Los norteamericanos acercan la artillería a la casa de Chew

Mientras tanto, el resto de la división de Greene lanzó un ataque salvaje contra la línea británica como estaba previsto y se abrió paso, capturando a varias tropas británicas.

Sullivan y Wayne continuaron pasando la casa de Chew y comenzaron su ataque. En la niebla, la brigada de Wayne se encontró con la brigada de Stephen y las dos brigadas estadounidenses intercambiaron disparos. Ambas brigadas se rompieron y huyeron.

La brigada de Sullivan fue atacada en ambos flancos, a su izquierda por Grant con los RI5 y RI55 británicos, y a su derecha por el brigadier Gray. La brigada de Sullivan se rompió. Luego, los británicos se volcaron contra la división aislada de Greene, capturando al coronel Matthews y su RI9 de Virginia.

Batalla de Germantown (4 de octubre de 1777). Los norteamericanos forzando la puerta de la casa de Chew

Atacados por los RI25 y RI27 de Guardias británicos, Greene se retiró hasta la carretera principal hacia el noroeste, asistido por los esfuerzos de la brigada de Muhlenberg. Sobre las 8,30 de la mañana, se ordenó una retirada general. Washington pudo llevarse todos los cañones y los heridos.

El Tcol Musgrave y sus 6 Cías del RI40 permaneció en la casa Chew hasta que las fuerzas del general Grant los rescataron.

Batalla de Germantown (4 de octubre de 1777). Regulares del RI40 defendiendo la entrada de la casa de Chew

Los estadounidenses fueron perseguidos hacia el norte por los británicos que mantuvieron una distancia respetable, lanzando ocasionalmente disparos de cañón y que fueron respondidos por los estadounidenses. Siguieron a los estadounidenses durante unos 15 km antes de retirarse a su campamento.

Washington llevó a su ejército de regreso al molino de Penneybacker, donde, después de veinticuatro horas de esfuerzos continuos y duros, hizo alojamiento para los heridos y reanudó su campamento.

Cuando las condiciones se deterioraron, Washington se vio obligado a retirarse unas 25 km, acosado por los dragones ligeros británicos.

Secuelas

Las bajas de Washington fueron 152 muertos (30 oficiales y 122 de tropa) y 521 heridos (117 oficiales y 404 hombres). Más de 400 fueron capturados incluyendo al coronel Mathews y el RI9 de Virginia al completo. Una bola de cañón amputó la pierna izquierda del general Francis Nash que falleció el 8 de octubre en la casa de Adam Gotwals. Su cuerpo fue enterrado con honores militares el día 9 de octubre en la casa de reunión menonita de Towamencin, Pensilvania. El mayor John White, herido en Cliveden, falleció el 10 de octubre. El Tcol William Smith, herido mientras llevaba la bandera de tregua a la casa de Chew, también murió como consecuencia de las heridas. En total, 57 americanos resultaron muertos en el ataque a la casa de Chew.

El mayor-general Stephen fue juzgado por corte marcial y degradado después de descubrirse que estaba borracho durante la batalla. El mando de su división fue entregado al marqués de Lafayette.

Los ingleses tuvieron un total de 70 muertos (4 oficiales y 66 soldados) y 450 heridos (30 oficiales y 420 soldados). Entre los oficiales ingleses fallecidos destacan el general James Agnew y el Tcol John Bird. El Tcol Walcott del RI5 fue herido mortalmente.

Batalla de White Marsh o de Edge Hill (5-7 de diciembre de 1.777)

Antecedentes

Después de su derrota en la batalla de Germantown, el ejército de Washington se retiró a lo largo de Skippack Pike hasta el molino de Pawling, más allá del arroyo Perkiomen, donde permanecieron acampados hasta el 8 de octubre. Luego marcharon hacia el este por Skippack Pike, giraron a la izquierda en Forty-Foot Road y marcharon hacia Sumneytown Pike, donde acamparon en la propiedad de Frederick Wampole cerca de Kulpsville en Towamencin Township.

El 16 de octubre, las fuerzas de Washington marcharon hacia Methacton, un grupo a través de la carretera Forty-Foot y Skippack Pike, el otro en Sumneytown Pike y North Wales Road.

El 20 de octubre , marcharon por Skippack Pike a Whitpain.

El 2 de noviembre , Washington marchó con sus fuerzas, una columna a través de Skippack Pike y la otra en Morris Road y la actual avenida de Pensilvania, a White Marsh, aproximadamente a 20 km al noroeste de Filadelfia.

A principios de diciembre, Howe decidió hacer un último intento de destruir el ejército de Washington antes del comienzo del invierno, y comenzó los preparativos para el ataque contra las fuerzas estadounidenses que se rumoreaba que estaban en proceso de cambiar a un nuevo campamento.

La red de inteligencia de Washington, dirigida por el comandante John Clark, se dio cuenta de los planes británicos para sorprender a los estadounidenses, a través de una ama de casa cuáquera llamada Lydia Darragh. El ejército Continental estaba listo cuando Howe salió de Filadelfia, con una fuerza de aproximadamente 14.000 hombres, a la medianoche del 4 de diciembre. La columna avanzada, dirigida por el teniente-general Charles Cornwallis, encabezó Germantown Pike. Una segunda columna, dirigida por el mayor-general Wilhelm von Knyphausen, marchó hacia la izquierda estadounidense.

Washington y sus hombres están ansiosos por pelear. A Washington, que escuchó quejas del Congreso después de perder dos batallas importantes y la ciudad de Filadelfia en 3 meses, no le gustaría nada más que un enfrentamiento más con Howe. A los soldados de Washington no les gustaría nada más que la oportunidad de sacar sus frustraciones con los casacas rojas de Howe.

Es la primera semana de diciembre. El Ejército Continental, acampado durante el último mes en Whitemarsh, a 20 km al noroeste de Filadelfia, estaba esperando un ataque que los espías de Washington le aseguraron que vendría. Atrincherados en colinas muy boscosas, las tropas continentales estaban de mal humor. Tienen frío, hambre y cansancio. Y no les habían pagado desde finales del verano. Ocupan terreno elevado fortificado, una circunstancia que fomenta sentimientos de invulnerabilidad. El cielo nocturno había convencido a algunos soldados estadounidenses de que se avecina una gran batalla.

Howe tenía en mente una batalla sangrienta, ya que partió con casi todo su ejército, unos 12.000 efectivos británicos y alemanes, de Filadelfia tarde en la noche del 4 de diciembre, dejando solo 3.000 tropas atrás. Con la esperanza de una victoria decisiva (o al menos hacer retroceder al ejército de Washington para que las tropas británicas puedan aventurarse con seguridad fuera de la ciudad en expediciones de búsqueda de alimento), Howe quería hacer un último ataque contra el ejército Continental antes de la llegada del invierno.

Howe ha tenido dos objetivos estratégicos en 1.777. Logró uno cuando su ejército ocupó Filadelfia a fines de septiembre. El otro, era destruir el ejército de Washington, lo ha eludido, a pesar de que derrotó a los estadounidenses en las batallas de Brandywine y Germantown. Tanto Howe como Washington estaban operando a la sombra de la devastadora derrota británica en la batalla de Saratoga.

Howe sabía que podía ser criticado por no haber hacho más para ayudar al teniente-general John Burgoyne, el derrotado comandante británico, en la invasión a Nueva York desde Canadá. Howe ya ofreció su renuncia al ministerio en Londres, quejándose de que el ministerio no le ha dado suficiente personal.

Washington también se estaba cubriendo la espalda. Algunos en el Congreso y el ejército habían comenzado a susurrar sobre su liderazgo, particularmente el general de brigada Thomas Conway, un ciudadano francés de nacimiento irlandés que servía en el ejército Continental. Conway creía que el mayor-general Horatio Gates, el vencedor de Saratoga, debería reemplazar a Washington como comandante en jefe. Si bien Washington estaba molesto por las críticas, no ha dejado que afectase su juicio. Con su deseo habitual de ver las cosas por sí mismo, había abandonado su cuartel general para explorar las defensas británicas de Filadelfia.

Washington encontró que las fortificaciones británicas, que ivan desde Kensington en el río Delaware hasta Upper Ferry en Schuylkill, eran mucho más fuertes de lo que le habían dicho, y un ataque a Filadelfia estaba fuera de discusión. Qué suerte para Washington, entonces, que Howe hubiera decidido ir a por él.

Howe y sus oficiales habían hecho todo lo posible para mantener el secreto del inminente ataque, pero los preparativos británicos no habían escapado a la atención de los ojos de los filadelfianos patriotas, que han transmitido la información a los espías de Washington.

Batalla de White Marsh o de Edge Hill (5-7 de diciembre de 1777). Despliegue de fuerzas

Desarrollo de la batalla

El 4 de diciembre, después de sacar raciones para 6 días, los británicos salieron de Filadelfia a medianoche. Cuando aparecieron a las afueras de la colina Chestnut en las horas previas al amanecer, los estadounidenses, unos 15.000 efectivos, incluidos los refuerzos del ejército de Gates, están despiertos y los esperan. Washington ordenó a la milicia de Pensilvania en su flanco derecho avanzar y escaramucear con las partidas ligeras avanzadas.

Irvine tomó 600 hombres y los hizo marchar por el valle de Wissahickon hacia la colina Chestnut. La brigada del general James Potter de aproximadamente 1.000 milicianos de Pensilvania y el RI2 continental de Webb de Connecticut de 200 hombres se movieron para apoyar la derecha de Irvine. La lucha fue corta y feroz; el comandante de la milicia, el general William Irvine, fue herido y capturado cunado intentaba reagrupar e los milicianos de Pensilvania se retiraban. La brigada de Potter huyó inmediatamente, a pesar de las órdenes de avanzar y escaramuzar con la infantería ligera británica. El RI2 de Connecticut hizo una breve parada, matando a tres e hiriendo a once, incluido el capitán británico James Murray-Pulteney.

El Tcol británico Robert Abercromby decidió aprovechar su ventaja después de dispersar a las tropas de Irvine. Avanzó hacia el norte y capturó la iglesia episcopal de Santo Tomás, ubicada en una colina. Howe llegó poco después, y ascendió a la cima del campanario de la iglesia en un intento de ver las posiciones estadounidenses. Decidiendo que las defensas estadounidenses eran demasiado fuertes para ser atacadas con su fuerza, optó por bombardear sus defensas con fuego de artillería; sin embargo, sus cañones no tenían el alcance para alcanzar las defensas de Washington. Sus fuerzas acamparon en la colina Chestnut Hill esa noche y planearon una nueva forma de ataque para el día siguiente.

La acción abrió tres días de maniobras, mientras las tropas de Howe se movían de un lado a otro a través del frente estadounidense, manteniéndose a una milla de distancia, en busca de una apertura. Detrás de sus líneas, los estadounidenses siguieron las fintas británicas, negando a Howe cualquier punto de ataque. Mientras los soldados de Howe marchaban y contramarchan, descargaban su ira contra la población civil y quemaban casas a medida que avanzan.

El 6 de diciembre, Howe decidió un movimiento de flanco hacia la izquierda de los estadounidenses, hacia Jenkintown y el municipio de Cheltenham, mientras que las fuerzas del mayor-general Charles Gray crearían una distracción atacando el centro estadounidense. Washington no se movió de sus posiciones, y entonces decidió quemar pueblos para provocarlo.

Johann Ewald, un oficial alemán que servía con los británicos, describió la escena de la noche cuando el ejército quemó casas en las aldeas de Cresheim y Beggarstown: “La vista era horrible. La noche era muy oscura. Las llamas ardientes se extendieron con toda rapidez y el viento soplaba violentamente. Los gritos de las voces humanas de jóvenes y viejos, que habían visto sus pertenencias consumidas por las llamas sin salvar nada, pusieron a todos en una melancolía”.

Incluso los opositores estadounidenses a la guerra están horrorizados. Robert Morton, un cuáquero adolescente de Filadelfia, escribe en su diario que los soldados “cometieron grandes atrocidades contra los habitantes … como si el único propósito de la expedición fuera destruir y difundir la ruina y la desolación, para disponer a los habitantes a la rebelión, despojandolos de su propiedad … “.

El 7 de diciembre, Howe hace un último esfuerzo para girar hacia el flanco izquierdo estadounidense a través de Abington y la colina Edge, una cresta que corre paralela a las líneas estadounidenses. Washington respondió rápidamente con el cuerpo de fusileros del coronel Daniel Morgan y la milicia de Maryland. Los estadounidenses se retiran después de algunos enfrentamientos duros, pero los británicos también se retiraron. Las luchas a pequeña escala, conocidas colectivamente como la batalla de Edge Hill, continuaron durante todo el día en los espesos bosques, pero no se desarrolla una batalla a gran escala.

Secuelas

En la mañana del 8 de diciembre, los generales e ingenieros británicos estudiaron una vez más las posiciones estadounidenses, buscando cualquier vulnerabilidad que pudiera ser explotada en las defensas estadounidenses. Para asombro tanto de los británicos como de los estadounidenses, Howe decidió retirarse y regresar a Filadelfia. A pesar de haber tenido éxito en dos grandes escaramuzas en los días anteriores, su maniobra no había llegado tan lejos como esperaba y las provisiones de sus tropas se estaban agotando. Además, las noches se estaban volviendo más frías y las tropas habían dejado su ventaja y equipo en Filadelfia.

A las 2 de la tarde, los británicos comenzaron su retirada, encendiendo numerosas fogatas, en una táctica similar a una utilizado por Washington tres días antes, para ocultar sus movimientos. Una partida de reconocimiento estadounidense, dirigida por el capitán McLane, descubrió que Howe marchaba de regreso por la carretera Old York hacia Filadelfia y comunicó esta información a Washington. Las tropas de Morgan acosaron al la retaguardia del enemigo, en particular la columna de Grey, que se vio obstaculizada por el peso de la artillería que transportaba. Un contingente de hessianos formó para oponerse a ellos con sus piezas de campaña y las tropas de Morgan se retiraron. Los británicos llegaron a Filadelfia ese mismo día.

Valle de Forge

Después de la retirada británica a Filadelfia. George Washington celebró un consejo de guerra para elegir los cuarteles de invierno para retirase. Aunque se propusieron varios lugares, él seleccionó valle Forge, en Pensilvania, 30 km al noroeste de la ciudad de Filadelfia. La zona estaba lo suficientemente cerca de los británicos como para mantener sus incursiones y buscar alimento en el interior de Pensilvania, pero lo suficientemente lejos para evitar los ataques sorpresa británicos. La tierra alta del monte Joy y el terreno colindante elevado del monte Misery combinado con el río Schuylkill hacia el norte, facilitaban la defensa de la zona.

El ejército Continental de George Washington dirigiéndose al valle Forge el 9 de diciembre de 1777

A los pocos días de llegar al valle Forge, las tropas construyeron entre 1.500 y 2.000 cabañas de troncos en líneas paralelas que albergarían a 12.000 soldados y 400 mujeres y niños durante todo el invierno. Washington ordenó que cada cabaña mida aproximadamente 4 por 5 metros. A veces las familias de los soldados se unieron a ellos en el espacio también. Los soldados recibieron instrucciones de buscar paja en el campo para usar como ropa de cama, ya que no había suficientes mantas para todos.
Además de las cabañas, los hombres construyeron kilómetros de trincheras, caminos militares y caminos. El campamento “tenía la apariencia de una pequeña ciudad” cuando se veía desde la distancia. El general Washington y sus ayudantes más cercanos vivían en una casa de piedra de dos pisos cerca de Valley Forge Creek.

Campamento del ejército Continental en el valle Forge 1777-78. Casa de piedra cuartel general de Washington. Fuente juego Assassin’s Creed III

La falta de organización, la escasez de alimentos y dinero plagaron al ejército Continental durante la primera mitad de la guerra de independencia. Estos problemas exacerbaron las duras condiciones de vida en el valle Forge, durante el tercer año de la guerra.

Si bien el invierno de 1.777-78 no fue excepcionalmente frío, muchos soldados carecían de ropa adecuada, lo que los dejaba incapaces para servir. Algunos incluso estaban descalzos. Como Washington describió en una carta del 23 de diciembre de 1.777 a Henry Laurens, “… cuando regreso al campo este día, no menos de 2.898 hombres están en el campamento no aptos para el servicio porque están descalzos y de otra manera desnudos …

Desnutridos y mal vestidos, viviendo en cuartos llenos y húmedos, el ejército estaba devastado por la enfermedad y la dolencia. La fiebre tifoidea, ictericia, disentería y neumonía se encontraban entre las muchas enfermedades que mataron a 2.500 hombres ese invierno. Aunque Washington solicitó en varias ocasiones socorro, el Congreso Continental no fue capaz de proporcionarlo, y los soldados seguían sufriendo.

Los registros del ejército sugieren que cada soldado recibió una ración diaria de media libra de carne de res durante enero de 1.778, pero la escasez de alimentos durante febrero dejó a los hombres sin carne durante varios días seguidos.

Un grupo de personas llamado Seguidoras del Campamento también ayudaron a aumentar la moral de los soldados y brindaron el apoyo necesario a los hombres. Las seguidoras del campamento consistían en familias, esposas, hijos, madres y hermanas de los soldados.

Campamento del ejército Continental en el valle Forge 1777-78. Vista del Campamento y fortificaciones

Estos seguidoras a menudo sirvieron como lavanderas, limpiando y cosiendo los uniformes de los soldados. Washington entendió que un soldado moriría rápidamente por enfermedad si su uniforme estaba sucio y raído. Estas mujeres y los niños también proporcionan el apoyo emocional a un soldado, lo que les permitió permanecer en el campamento y continuar en entrenando y ser soldado durante los meses de invierno. Estas mujeres recibían la mitad de las raciones de los soldados, la mitad del salario de un soldado, así como una pensión media después de la guerra, si es que habían hecho lo suficiente. Los niños recibirían un cuarto de ración si habían hecho suficiente trabajo.

A pesar de las duras condiciones, se llama el valle como el lugar de nacimiento del ejército estadounidense porque, en junio de 1.778, las tropas cansadas emergieron con un espíritu rejuvenecido y confianza como una fuerza de combate bien entrenada.

Gran parte del crédito va al ex-oficial militar prusiano Friedrich Wilhelm, barón de Steuben. En ese momento, el ejército prusiano era ampliamente considerado como uno de los mejores de Europa, y von Steuben tenía una mente militar aguda, y que incansablemente ejercitó a los soldados.

Forjando un ejército en el valle Forge durante el invierno de 1778. El general prusiano Friedrich Wilhelm, barón de Steuben instruyendo a los soldados americanos inexpertos pero determinados del ejército Continental. Autor Rick Reeves.
Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2020-05-29. Última modificacion 2020-05-29.
Valora esta entrada