Siglo XVIII Guerra Franco-India (1.754-63) Operaciones 1.758. Asedio de Luisburgo
Operaciones 1.758. Asedio de Luisburgo

Asedio británico de Luisburgo 1.758

El primer ministro inglés William Pitt, pensó que la guerra entre Inglaterra y Francia no se decidiría en Europa ese año, así que decidió aplastar a su adversario en América. Dejando a un lado los sistemas tradicionales, inició la búsqueda de los mejores soldados y marinos para las operaciones en América, reemplazó a Loudoun por Abercrombie y llamó al general Amherst que estaba en Alemania para que lo ayudase. Su plan para 1758 consistía en arrebatar a los franceses los 3 puntos claves de su sistema militar: Luisburgo, Ticonderoga y el fuerte Duquesne.

Asedio de la flota francesa en Cartagena (España)

En 1.757, un intento británico de capturar Luisburgo en América del Norte se vio frustrado por la acumulación de barcos franceses en los alrededores. Los franceses esperaban adoptar una estrategia similar para 1.758, y decidieron enviar la flota de Brest para aumentar sus fuerzas alrededor de Luisburgo. En noviembre de 1.757, una fuerza francesa de 15 buques bajo el mando del almirante La Clue zarpó de Tolón, pero después de una tormenta el 30 de noviembre se vieron obligados a refugiarse en el puerto de Cartagena, en España que en esos tiempos era neutral. Permanecieron allí mientras los británicos bajo Henry Osborn se dirigieron para bloquear a los franceses en el puerto.

La flota francesa quedó bloqueada en Cartagena hasta julio, cuando Osborn decidió que era demasiado tarde en el año para que los franceses navegaran a América del Norte, y se retiró de los alrededores de Cartagena para permitir que sus barcos se reabastecieran.

Preparación inglesa

A principios de 1.758, una flota británica se estaba preparando en Portsmouth durante algún tiempo. Consistía en 23 naves de la línea y 18 fragatas bajo el mando del almirante Edward Boscawen.

Además, al enterarse en la primavera de que los franceses estaban preparando un escuadrón considerable para escoltar, desde la Isle d’Aix cerca de Roquefort, una flota de transportes con tropas para América, el almirantazgo británico ordenó al almirante Edward Hawke que se esforzara por interceptarlo.

El 11 de marzo, Hawke zarpó de Spithead con 7 barcos de la línea y 3 fragatas para interceptar al escuadrón francés. En la noche del 3 de abril, Hawke llegó a la Isle d’Aix. A las 03,00 horas del 4 de abril, el escuadrón de Hawke se dirigió hacia el Camino Vasco y, a la luz del día, avistaron una serie de embarcaciones, escoltadas por 3 fragatas, algunos km a barlovento.

Hawke los persiguió pero entraron en Saint-Martin de Rhé, excepto un bergantín que fue llevado a tierra y quemado por el Húsar (28). Aproximadamente a las 14,00 horas, Hawke descubrió los buques franceses Florissant (74), Sphynx (64), Hardi (64), Dragon (64) y Warwick (60), además de 6 o 7 fragatas y unos 40 mercantes, que tenían a bordo 3.000 soldados. A las 16,30 horas, el almirante señaló una persecución general y a las 17,00 horas, los buques franceses comenzaron a huir en gran confusión. A las 18,00 horas, los barcos británicos en la cabeza estaban a poco más de un disparo de la retaguardia francesa, pero, para entonces, cuando muchos de los mercantes ya estaban encallados en el barro, los perseguidores estaban en aguas muy poco profundas y, aún más, la persecución era peligrosa y se acercaba la noche. Hawke fondeó frente a la isla.

En la mañana del 5 de abril, casi toda la flotilla francesa fue vista encallada a 7 km de distancia, varias de ellas de costado. Cuando subió la marea, el almirante envió al Intrepid (64) y al Medway (60), que anclaron allí. Los franceses estaban muy ocupados aligerando sus barcos y arrastrando y remolcando a los que pudieran moverse hacia la desembocadura del río Charente. Al anochecer 150 marines fueron desembarcados en la Isla de Aix y, bajo el capitán Ewer, destruyeron las obras allí y se embarcaron de nuevo con seguridad.

El 6 de abril, Hawke zarpó evitando efectivamente el envío de suministros y refuerzos a América.

Tan pronto como la temporada lo permitió, el contraalmirante Charles Hardy se situó fuera de Luisburgo para evitar que llegaran refuerzos. Sin embargo, debido a la niebla y los vendavales, no pudo evitar la entrada al puerto de del señor de Chaffault, que había sacado un escuadrón fuerte de Brest junto con 1 batallón de voluntarios extranjeros. Este escuadrón francés pronto fue seguido por 1 barco de la línea y 3 fragatas bajo el mando del señor de Gouttes, transportando al BI Cambis.

Chaffault, sin embargo, temiendo quedar bloqueado, dejó allí 6 barcos de la línea y algunas fragatas al mando del señor de Beaussier para ayudar en la defensa, y él mismo fue a Québec. El escuadrón de Beaussier consistía en 7 buques de línea: Prudente (74), Entreprenant (74), Bienfaisant (64), Bizarre (64), Capricieux (64), Célèbre (64) y Apollon (56); y 6 fragatas: Aréthuse (36), Biche (18), Chèvre (22), Comète (30), Écho (26), y Fidèle (24).

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--mapa-de-luisburgo-y-sus-alrededores-1024x460.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--mapa-de-luisburgo-y-sus-alrededores-300x135.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--mapa-de-luisburgo-y-sus-alrededores-768x345.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--mapa-de-luisburgo-y-sus-alrededores-100x45.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--mapa-de-luisburgo-y-sus-alrededores.png 1192w
Asedio de Luisburgo (junio-julio 1758). Mapa de Luisburgo y sus alrededores.

Desembarco británico

El 9 de mayo, después de un viaje muy largo, la flota de Boscawen finalmente llegó a Halifax en Nueva Escocia, su flota consistía en 23 barcos de la línea, 18 fragatas y 1 brulote, y una flota de transportes, a bordo de los cuales había 11.600 soldados, todos regulares, excepto 500 rangers provinciales.

Al oeste de Luisburgo había tres lugares accesibles, La Cormorandière (actual Freshwater Cove), a 6 km de la ciudad, Flat Point y White Point, que estaban más cerca, esta última a menos de 2 km de las fortificaciones. Al este de la ciudad había una entrada llamada Lorambec, también disponible para desembarcar. Con el fin de distraer la atención del enemigo, se resolvió amenazar todos estos lugares y formar las tropas en tres brigadas:

  • Brigada Blanca de Whitmore con BI I/1 Royal Scots, RI40, BI III/60, RI48 de Northamptonshire, RI22 de Cheshire; debía avanzar hacia Flat Point.
  • Brigada Azul de Lawrence con RI17 de Leicestershire, RI47 de North Lancashire, BI II/60, RI35 Royal Sussex; debía avanzar a White Point.
  • Brigada de Roja de Wolfe con RI28 de Gloucestershire, RI58 de Northamptonshire, RI haighlander de Fraser, RI45 de Sherwood Foresters, y RI15 de East Yorkshire; debían realizar el ataque real e intentar forzar un desembarco en La Cormorandière Cove, que, como se demostró, era la más fuertemente defendida de todas.

Al amanecer del 8 de junio, las fragatas del escuadrón anclaron delante de cada punto de ataque real o simulado: la Kennington (20) y Halifax (14) estaban estacionados a la izquierda, seguidos por la Gramont (18), Diana (32) y Shannon (28) en el centro y la Sutherland (50) y Squirrel (20) a la derecha. Abrieron un feroz fuego de cañón contra los atrincheramientos franceses. Cuando este fuego duró unos 15 minutos, después los botes se dirigieron a sus puntos de desembarco.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--9-de-mayo-las-fuerzas-de-desembarco-suben-a-los-botes-y-se-dirigen-a-la-costa-1024x583.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--9-de-mayo-las-fuerzas-de-desembarco-suben-a-los-botes-y-se-dirigen-a-la-costa-300x171.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--9-de-mayo-las-fuerzas-de-desembarco-suben-a-los-botes-y-se-dirigen-a-la-costa-768x438.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--9-de-mayo-las-fuerzas-de-desembarco-suben-a-los-botes-y-se-dirigen-a-la-costa-100x57.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--9-de-mayo-las-fuerzas-de-desembarco-suben-a-los-botes-y-se-dirigen-a-la-costa.png 1197w
Asedio de Luisburgo (junio-julio 1758). 9 de mayo las fuerzas de desembarco suben a los botes y se dirigen a la costa, las fragatas hacen fuego contra las posiciones francesas

En la zona de desembarco de La Cormorandière, había una playa en forma de media luna, de 400 metros de largo, con rocas en cada extremo. En la orilla de arriba, cerca de 1.000 franceses, bajo el Tcol de Saint-Julien, se encontraban detrás de atrincheramientos cubiertos al frente con abatís formado con abetos talados en el suelo con las copas hacia afuera. Habían realizados trabajos defensivos en cada lugar probable de desembarco. Además, se asentaron 8 cañones sobre cúmulos de madera perpendiculares para barrer la playa de flanco y sus accesos, y estas piezas estaban enmascaradas con árboles delante de ellos.

Los franceses actuaron inteligentemente y no abrieron fuego hasta que los barcos estuvieron cerca de la orilla. De este modo, a los británicos se les permitió acercarse sin ser molestados, cuando estaban cerca de la orilla abrieron fuego con metralla y mosquetería. En un instante quedó claro que avanzar más sería la destrucción; y Wolfe agitó su mano como una señal para volver. A cierta distancia a la derecha, y poco expuestos al fuego, había 3 botes de infantería ligera bajo los tenientes Hopkins y Brown y el alférez Grant; quien, confundiendo la señal o intencionalmente malinterpretándola, se dirigieron directamente hacia la orilla que tenían delante. Era uno de los pocos accesos al este de la playa; la costa estaba cubierta de rocas y azotada por por las olas, pero estaba protegida del del fuego de cañón por un pequeño saliente. Los tres oficiales saltaron a tierra, seguido por sus hombres. Wolfe vio el movimiento y se apresuró a apoyarlo. El bote del comandante Scott, que comandaba la infantería ligera y los rangers, subió a continuación y se posicionó en un instante; pero Scott ganó la orilla, subió los riscos y se encontró con 10 hombres frente a unos 70 franceses e indios. La mitad de sus seguidores estaban muertos o heridos, y tres balas habían atravesado su ropa; pero con admirable galantería se mantuvo firme hasta que otros acudieron en su ayuda. Las lanchas restantes llegaron a la zona de desembarco. Muchos estaban escondidos entre las rocas, y otros estaban abrumados; algunos de los hombres fueron arrastrados por las olas y se ahogaron; otros perdieron sus mosquetes y estaban empapados, pero la mayor parte llegó a salvo a tierra.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--9-de-junio-los-granaderos-del-ri40-y-ri78-higlanders-desembarcando-en-la-cormorandiere-1024x604.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--9-de-junio-los-granaderos-del-ri40-y-ri78-higlanders-desembarcando-en-la-cormorandiere-300x177.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--9-de-junio-los-granaderos-del-ri40-y-ri78-higlanders-desembarcando-en-la-cormorandiere-768x453.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--9-de-junio-los-granaderos-del-ri40-y-ri78-higlanders-desembarcando-en-la-cormorandiere-100x59.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--9-de-junio-los-granaderos-del-ri40-y-ri78-higlanders-desembarcando-en-la-cormorandiere.png 1225w
Asedio de Luisburgo (junio-julio 1758). 9 de junio los granaderos del RI40 y RI78 higlanders desembarcando en La Cormorandière. Se ve al brigadier Wolfe armado solo con un bastón. Autor Patrick Courcelle

Entre los primeros se vio la forma alta y atenuada del brigadier Wolfe, armado con nada más que un bastón, mientras saltaba a las olas y trepaba los riscos con sus soldados. Cuando llegaron a la cima se formaron en orden compacto, atacaron y llevaron con la bayoneta la batería francesa más cercana, a pocos metros de distancia. La división de Lawrence pronto surgió; y como la atención del enemigo estaba distraída, desembarcaron con poca oposición en el extremo más alejado de la playa donde les seguía el propio Amherst. Los franceses, atacaron a derecha e izquierda, y temiendo, con buenas razones, quedar aislados de la ciudad, abandonaron todos sus cañones y huyeron al bosque.

Unos 70 franceses fueron capturados y 50 fueron muertos. Los británicos perdieron 109 muertos, heridos y ahogados. y atacó y cargó con la bayoneta la batería francesa más cercana, a pocos metros de distancia. La división de Lawrence pronto surgió; y como la atención del enemigo ahora estaba distraída, aterrizaron con poca oposición en el extremo más alejado de la playa donde les seguía el propio Amherst. Los franceses, atacaron a derecha e izquierda, y temiendo, con buenas razones, que los aislaran de la ciudad, abandonaron todos sus cañones y huyeron al bosque. Unos 70 franceses fueron capturados y 50 asesinados. Los británicos perdieron 109 muertos, heridos y ahogados.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--9-de-junio-desembarco-de-las-fuerzas-inglesas-en-kennington-cove-1024x670.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--9-de-junio-desembarco-de-las-fuerzas-inglesas-en-kennington-cove-300x196.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--9-de-junio-desembarco-de-las-fuerzas-inglesas-en-kennington-cove-768x502.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--9-de-junio-desembarco-de-las-fuerzas-inglesas-en-kennington-cove-100x65.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--9-de-junio-desembarco-de-las-fuerzas-inglesas-en-kennington-cove.png 1061w
Asedio de Luisburgo (junio-julio 1758). 9 de junio desembarco de las fuerzas inglesas en Kennington Cove.

El resto de la fuerza francesa, avanzando alrededor de las colinas y de las marismas, se dirigieron a Luisburgo, y aquellos en los puestos intermedios se unieron a su huida. Los británicos les siguieron a través de un enmarañado bosque de abetos hasta que llegaron al terreno despejado; cuando los cañones, que se estaban eb las murallas, detuvieron la persecución. Los británicos habían logrado asegurar una cabeza de puente en la Isla Real.

El mismo día (8 de junio), el Bizarre (64) navegó hacia Francia, seguido pronto por la Comète (30) para llevar las noticias del desembarco británico.

Casi inmediatamente después del desembarco, se levantó el viento y la comunicación entre la flota británica y las tropas se cortó durante varios días.

Amherst estableció su campamento más allá del alcance de la artillería francesa, y Flat Point Cove fue elegido como el lugar de desembarco de los cañones y suministros. Despejar el terreno, hacer caminos y armar tiendas de campaña llenaron el resto del día. Por la noche hubo un resplandor de llamas desde la dirección de la ciudad. Los franceses habían abandonado la Gran Batería después de prender fuego a los edificios y a las casas y pesquerías a lo largo de la orilla del puerto. Durante los días siguientes, los británicos desembarcaron en los suministros tan rápido como lo permitía el oleaje, pero la tarea fue tan difícil que, de principio a fin, más de 100 barcos se emplearon para lograrlo.

Unos días después del desembarco, la guarnición francesa prendió fuego a los cuarteles y a los edificios exteriores. No dejaron nada en pie a menos de 3 km de las murallas de la ciudad. Sin embargo, una batería francesa en el puerto junto con los barcos franceses y las fragatas ancladas en el mismo puerto estaban en una posición que les permitía emplear todos sus cañones contra los acercamientos de los británicos.

El 12 de junio, Amherst envió a Wolfe con 1.200 hombres marchar alrededor del puerto hacia la Punta del Faro (Lighthouse Point) con instrucciones tomar posesión de todos los puestos franceses en la Punta del Faro que los franceses habían abandonado.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-en-1758--vista-de-la-cuidad-desde-la-punta-del-faro-durante-el-asedio-ingles-1024x493.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-en-1758--vista-de-la-cuidad-desde-la-punta-del-faro-durante-el-asedio-ingles-300x144.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-en-1758--vista-de-la-cuidad-desde-la-punta-del-faro-durante-el-asedio-ingles-768x370.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-en-1758--vista-de-la-cuidad-desde-la-punta-del-faro-durante-el-asedio-ingles-100x48.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-en-1758--vista-de-la-cuidad-desde-la-punta-del-faro-durante-el-asedio-ingles.png 1278w
Asedio de Luisburgo en 1758. Vista de la cuidad desde la punta del Faro durante el asedio inglés. Autor Pierre-Charles Canot

El asedio

Desde 1.748, Luisburgo había sido reparado y fortalecido. A principios de junio de 1.758, era la fortaleza más fuerte de la América francesa o británica. Sin embargo, tenía sus debilidades. El plan original de las obras no se habían llevado a cabo completamente; y se dice que, debido a la mala calidad del mortero, la mampostería de las murallas estaba en tan mal estado que había sido reemplazada en algunas partes por fascines. El circuito de las fortificaciones era de más de 2,5 km y la ciudad tenía unos 4.000 habitantes. Los mejores edificios en él eran el convento, el hospital, los almacenes del rey y la capilla y las dependencias del gobernador, que estaban bajo el mismo techo. De las casas privadas, solo 7 u 8 eran de piedra, el resto eran humildes estructuras de madera, adecuadas para una población de pescadores. La guarnición consistía en los BIs de Artois, Bourgogne, Cambis y Voluntarios Extranjeros, con 2 compañías de artillería y 24 compañías francas de la Marine de Canadá, en total unas 3.080 tropas regulares, además de oficiales; y a estos se sumaron un cuerpo de habitantes armados y una banda de indios. Además, 219 cañones y 17 morteros fueron montados en las murallas y obras exteriores. De estos últimos, los más importantes eran la Gran Batería en la orilla del puerto frente a su boca, y la batería de la Isla, en el islote rocoso en su entrada.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/luisburgo-en-1758--vista-del-puerto-1024x675.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/luisburgo-en-1758--vista-del-puerto-300x198.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/luisburgo-en-1758--vista-del-puerto-768x506.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/luisburgo-en-1758--vista-del-puerto-100x66.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/luisburgo-en-1758--vista-del-puerto.png 1192w
Luisburgo en 1758. Vista del puerto. Al fondo el edificio más grande de Norteamérica de la época situado en el bastión del Rey. Autor Lewis Parker

El frente más fuerte de las obras estaba en el lado de la tierra, a lo largo de la base del triángulo peninsular en el que se encontraba la ciudad. Este frente,de unos 1.100 metros de longitud, se extendía desde el mar a la izquierda hasta el puerto a la derecha, y constaba de 4 bastiones: de la Princesa, de la Reina, del Rey y del Delfín. El bastión del Rey formaba parte de la ciudadela. El glacis antes de inclinarse hacia un pantano extenso, que, con un estanque adyacente, protegía completamente esta parte de la línea.

Sin embargo, a la derecha, hacia el puerto, el terreno era lo suficientemente elevado como para ofrecer ventajas a un enemigo. La mejor defensa de Luisburgo era la costa escarpada, que solo era accesible en unos pocos puntos, e incluso allí con dificultad. Todos estos puntos fueron vigilados atentamente, pero no consiguieron detener a los ingleses.

Drucour decidió hundir 5 grandes barcos: Apollon (50), Chèvre (22), Biche (18), Diane y Fidèle (24) en la boca del puerto; y en una noche oscura y brumosa, esto se logró con éxito. Posteriormente se hundieron dos embarcaciones más, y se pensó que el puerto era seguro. Los cañones de los barcos fueron empleados en las defensas del fuerte.

El 18 de junio, los británicos finalmente lograron desembarcar sus cañones de asedio. Hasta entonces, la violencia de las olas había impedido esta operación.

El campamento británico se extendía 3 km a lo largo de un arroyo que fluía hacia la ensenada entre las colinas bajas y arboladas que rodeaban la ciudad y el puerto. Se hicieron reductos para proteger su frente y fortines para proteger su izquierda y su retaguardia de las bandas de acadianos que se sabía que atacarían desde el bosque.

Mientras Wolfe intentaba silenciar el fuego de artillería que provenía del puerto, Amherst había reconocido el terreno y había elegido una colina al borde del pantano, a menos de 800 metros de las murallas, como punto de apertura de sus trincheras. Primero se debía hacer un camino protegido; y como el camino estaba sobre un tramo de lodo profundo cubierto de algas y musgo, la labor fue prodigiosa. Alrededor de 1.000 hombres trabajaron día y noche bajo el fuego de la ciudad y de los barcos.

Madame Drucour, la esposa del comandante francés, iba a las murallas todos los días e intentaba disparar tres cañones con sus propias manos para levantar la moral de las tropas.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--la-senora-de-drucour-dispara-un-canon-durante-el-asedio-1024x700.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--la-senora-de-drucour-dispara-un-canon-durante-el-asedio-300x205.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--la-senora-de-drucour-dispara-un-canon-durante-el-asedio-768x525.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--la-senora-de-drucour-dispara-un-canon-durante-el-asedio-100x68.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1758--la-senora-de-drucour-dispara-un-canon-durante-el-asedio.png 1500w
Asedio de Luisburgo (junio-julio 1758). La señora de Drucour dispara un cañón durante el asedio. Autor Patrice Courcelle

El 8 de julio, llegaron noticias de que el partisano Boishébert se estaba acercando con 400 acadianos, canadienses y micmacs para atacar los puestos avanzados y destacamentos británicos. Sin embargo, hizo poco o nada, a parte de capturar a algunos rezagados.

Tarde en la noche del 9 de julio, 600 tropas francesas se reunieron para hacer una salida e interrumpir los trabajos. Los granaderos británicos de guardia en las trincheras lucharon obstinadamente con bayoneta y espada, pero fueron obligados a regresar a la segunda línea, donde tuvo lugar un enfrentamiento desesperado en la oscuridad; y después de severas pérdidas en ambos bandos, los franceses fueron expulsados. Algunos días antes, hubo otra salida en el lado opuesto, cerca de Barachois, que resultó en el rechazo de los franceses y la captura por parte de Wolfe de una posición más avanzada.

Las trincheras británicas se hacían cada vez más cercanas, y su fuego cada vez más destructivo. Desgouttes, el comandante naval, retiró a Aréthuse de su posición expuesta, donde su fuego había molestado mucho a los sitiadores.

A mediados de julio, gran parte de Luisburgo había sido reducida a cenizas por la artillería británica.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-1758--vista-de-la-ciudad.png 940w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-1758--vista-de-la-ciudad-300x126.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-1758--vista-de-la-ciudad-768x324.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-1758--vista-de-la-ciudad-100x42.png 100w
Asedio de Luisburgo 1758. Vista de la ciudad. Autor Donato Spiladiere

En la noche oscura del 14 de julio, el Aréthuse fue remolcado a través de las obstrucciones en la boca del puerto y enviado a Francia para informar la situación de Luisburgo. Más afortunada que su predecesora, escapó de los británicos en la niebla. Solo 5 buques franceses: Entreprenant (74), Capricieux (64), Célèbre (64), Prudent (74) y Bienfaisant (64) permanecían a flote en el puerto, estaban débilmente tripulados, ya que la mayor parte de sus oficiales y las tripulaciones habían sido llevados a tierra.

El 16 de julio, temprano en la noche, una partida de británicos, liderada por Wolfe, se lanzó hacia adelante, ahuyentó a una banda de voluntarios franceses, se apoderó de un terreno elevado llamado Hauteur-de-la-Potence (Gallows Hill) y comenzó a afianzarse apenas a 300 metros del bastión del Delfín. La ciudad se abrió fuego sobre ellos furiosamente con metralla; siguieron trabajando con sus picos y palas.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1757--asentamiento-de-una-bateria-inglesa-con-canones-navales-1024x700.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1757--asentamiento-de-una-bateria-inglesa-con-canones-navales-300x205.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1757--asentamiento-de-una-bateria-inglesa-con-canones-navales-768x525.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1757--asentamiento-de-una-bateria-inglesa-con-canones-navales-100x68.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-junio-julio-1757--asentamiento-de-una-bateria-inglesa-con-canones-navales.png 1280w
Asedio de Luisburgo (junio-julio 1757). Asentamiento de una batería inglesa con cañones navales. Autor Domeick d’Andrea

En la mañana del 17 de julio, se vio a los británicos arrojaban tierra de las trincheras como topos mientras se abrían paso hacia adelante.

El 21 de julio, los británicos abrieron la segunda paralela, a 200 metros de la muralla. Todavía sus zapadores seguían adelante. El mismo día en la tarde, una bomba cayó sobre el barco Célèbre y le prendió fuego. Siguió una explosión. Los pocos hombres a bordo no pudieron salvarla, y ella se alejó de sus amarres. El viento sopló las llamas en el aparejo del Entreprenant (74), y luego en el del Capricieux (64). Por la noche, los 3 estaban en llamas; porque cuando estalló el fuego, las baterías británicas les lanzaron un lluvia de disparos para evitar que extinguieran el fuego. El resplandor de los tres buques en llamas iluminó la ciudad, las trincheras, el puerto y las colinas circundantes, mientras los barcos en llamas disparaban sus armas al azar mientras se desplazaban lentamente hacia el oeste y encallaron por fin cerca de Barachois, ardiendo en el borde del agua.

En la mañana del 22 de julio, los 3 barcos franceses estaban consumidos en la orilla, y de todo el escuadrón solo quedaron el Prudent (74) y el Bienfaisant (64).

En la ciudadela, de la cual el bastión del Rey formaba el frente, había un gran edificio de piedra oblongo que contenía la capilla, alojamientos para hombres y oficiales, y en el extremo sur los cuartos del gobernador, era el mayor era el mayor edificio de Norteamérica en 1.758. En la mañana después del incendio de los barcos, un proyectil cayó por el techo entre un grupo de soldados en la cámara de abajo, estalló y prendió fuego al lugar.

En media hora, la capilla y toda la parte norte del edificio estaban en llamas. En cuanto el humo se elevó sobre el bastión, los británicos arrojaron una lluvia constante de proyectiles. Sin embargo, soldados, marineros y habitantes se apresuraron al lugar y trabajaron desesperadamente para controlar el fuego. Salvaron por fin el lugar ocupado por Drucour y su esposa, pero todo lo demás quedó destruido. Debajo de la muralla adyacente estaban las casamatas, una de las cuales estaba llena de oficiales heridos, y el resto con mujeres y niños que buscan refugio en esos refugios subterráneos. Delante de las entradas había una larga barrera de madera para protegerlos de las explosiones, pero como el viento soplaba las llamas lo empujaron hacia él, había peligro de que se incendiara y sofocara a los que estaban dentro. Los del interior salieron corriendo, enloquecidos de miedo y corrieron de un lado a otro con gritos y chillidos en medio de la tormenta de hierro.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-25-de-julio-de-1758--bateria-britanica-de-24-libras-puesta-sobre-una-plataforma-de-madera-1024x541.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-25-de-julio-de-1758--bateria-britanica-de-24-libras-puesta-sobre-una-plataforma-de-madera-300x159.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-25-de-julio-de-1758--bateria-britanica-de-24-libras-puesta-sobre-una-plataforma-de-madera-768x406.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-25-de-julio-de-1758--bateria-britanica-de-24-libras-puesta-sobre-una-plataforma-de-madera-100x53.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-25-de-julio-de-1758--bateria-britanica-de-24-libras-puesta-sobre-una-plataforma-de-madera.png 1137w
Asedio de Luisburgo 25 de julio de 1758. Batería británica de 24 libras, puesta sobre una plataforma de madera que que no se hundiese en el barro. Autor David Rwlands. Fuente Cranston Fine Arts.

En el bastión vecino de la Reina había una gran variedad de cuarteles construidos en madera por las tropas de Nueva Inglaterra después de su captura de la fortaleza en 1.745. Allí se alojaba la mayor parte de la guarnición: pero tal era el peligro de incendio, que ahora se les ordenó abandonarlo; y, en consecuencia, yacían en las calles o al pie de las murallas, bajo refugios de madera que daban poca protección contra las bombas. La orden estaba estuvo bien dada, ya que la noche después del incendio en el bastión del Rey, se incendió ese edificio también. Se produjo una escena de miedo. Todas las baterías británicas se abrieron fuego sobre él. Mientras, por el resplandor del incendio, los regimientos británicos fueron vistos formando para la batalla, delante de las murallas, como si se prepararan para un asalto.

El 24 de julio, el incendio de Luisburgo era muy débil. En el frente de la ciudad solo 4 cañones podían disparar. El resto habían sido desarticulados o silenciado por los mosqueteros de las trincheras. La mampostería de las murallas estaba siendo batida por la artillería de asedio; y los bastiones del Defín y del Rey estaban sufriendo el bombardeo británico. Las trincheras aproximación habían avanzado tan cerca que casi habían llegado al camino cubierto, mientras que una batería en una colina al otro lado del puerto barría todo el frente con un fuego de flanco.

Amherst había ordenado a los artilleros que perdonaran las casas de la ciudad; pero, según las fuentes francesas, la orden tuvo poco efecto, ya que los proyectiles cayeron por todas partes. El mismo día, el almirante Boscawen informó a Amherst que tenía la intención de enviar 600 marineros en botes al puerto para llevarse o destruir los buques franceses que quedaban (Prudent y Bienfaisant).

El 25 de julio a medianoche, aprovechando la niebla, los capitanes John Laforey y George Balfour a la cabeza de 600 marineros británicos remaron en silencio hacia el puerto. Mientras tanto, las tropas británicas mantenían un fuego muy vivo desde las trincheras para llamar la atención del enemigo desde el puerto. Alrededor de la 01,00 horas, cuando los marineros finalmente descubrieron los barcos franceses en la oscuridad, Laforey dirigió su división contra el Prudent (74), mientras que Balfour hizo lo mismo contra el Bienfaisant (64). Los marineros británicos abordaron los barcos franceses y los capturaron. El Prudent quedó encallado y los ingleses le prendieron fuego, permitiendo que los hombres a bordo escaparan a la ciudad en sus botes. Las llamas pronto le envolvieron de proa a popa; y mientras el resplandor atravesaba las nieblas. Los marineros británicos, remolcaron el otro barco, con todos a bordo, a un anclaje seguro bajo las baterías de Wolfe hacia el noroeste del puerto. Las bajas británicas fueron 7 muertos y 9 heridos.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-25-de-julio-de-1758--marineros-britanicos-se-apoderan-de-los-buques-franceses-1024x582.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-25-de-julio-de-1758--marineros-britanicos-se-apoderan-de-los-buques-franceses-300x170.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-25-de-julio-de-1758--marineros-britanicos-se-apoderan-de-los-buques-franceses-768x436.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-25-de-julio-de-1758--marineros-britanicos-se-apoderan-de-los-buques-franceses-100x57.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-de-luisburgo-25-de-julio-de-1758--marineros-britanicos-se-apoderan-de-los-buques-franceses.png 1172w
Asedio de Luisburgo 25 de julio de 1758. Marineros británicos se apoderan de los buques franceses Prudent (74) y Bienfaisant (64), incendiando al primero

El mismo día, Drucour, con sus oficiales principales y el ingeniero, Franquet, recorrió el camino cubierto y examinó el estado de las defensas.

De hecho, la posición de los asediados era deplorable. Casi una cuarta parte de sus efectivos estaba en los hospitales; mientras que el resto, agotado por el trabajo incesante, no pudo encontrar un lugar para dormir.

Rendición de la ciudad

El 26 de julio, el último cañón de la ciudad fue silenciado, y las baterías británicas hicieron una brecha que parecía factible por asalto. Por la mañana, el almirante Boscawen llegó a la costa e informó al general Amherst que tenía la intención de enviar a 6 de sus barcos de guerra al puerto al día siguiente, para golpear las fortificaciones desde el lado del mar. Mientras tanto, los franceses celebraban un consejo de guerra en el que estaban presentes Drucour, Franquet, Desgouttes, el comandante naval, Houllière, comandante de los regulares, y varios jefes de batallones.

Franquet presentó un informe del estado de las fortificaciones. Se llegó a una decisión unánime de pedir términos. En consecuencia, a las 10,00 horas, se mostró una bandera blanca sobre la brecha en el bastión du Delfín y un oficial llamado Loppinot fue enviado con la oferta de capitulación. Al haber luchado valientemente y haberse defendido con fuerza, los franceses esperaban ser tratados con honores de guerra como ellos habían tratado a los británicos en otras ocasiones. La respuesta fue rápida y severa: la guarnición debía rendirse como prisioneros de guerra; se debía dar una respuesta definitiva dentro de una hora. En caso de rechazo, el lugar será atacado por tierra y por mar.

Se les obligó a entregar todas sus armas, su equipamiento y sus banderas. Esto causó un gran enfado en Drucour pero, sabiendo que la seguridad de los civiles de Luisburgo dependía de que tomase una buena decisión aceptó los términos de la rendición.

Los artículos estipulaban que la guarnición debería enviarse a Gran Bretaña, prisioneros de guerra, en barcos británicos; que toda la artillería, armas, municiones y tiendas, tanto en Luisburgo como en otros lugares de la isla del Cabo Breton, así como en la isla Saint-Jean (la actual isla del Príncipe Eduardo), deben ser entregadas intactas; que la puerta del bastión del Delfín se entregue a las tropas británicas a las 08,00 horas y que la guarnición debía salir al mediodía. Los vencedores, por su parte, prometieron brindar a los franceses enfermos y heridos la misma atención que a los suyos, y proteger la propiedad privada del saqueo.

Drucour firmó la rendición a medianoche. El 27 de julio por la mañana, un cuerpo de granaderos tomó posesión de la puerta del Delfín.

La mezcla de no haber obtenido honores de guerra y tener que entregar sus insignias provocó que muchos hombres prefiriesen negarse a aceptar los términos del tratado y romper sus mosquetes y quemar sus banderas antes que entregárselas a los británicos.

Unos 5.637 oficiales, soldados y marineros quedaron prisioneros en manos de los vencedores (214 oficiales, 2.374 soldados aptos para el servicio, 443 soldados enfermos o heridos, 135 oficiales navales, 1.134 marineros aptos para el servicio, 1.357 marineros enfermos o herido). Además, se encontraron 18 morteros y 221 cañones en la ciudad, junto con una gran cantidad de armas, municiones y pertrechos. Los británicos habían perdido alrededor de 500 muertos y heridos de todos los rangos.

Amherst procedió a completar su conquista mediante la conquista de todas las posesiones francesas adyacentes. El mayor Dalling fue enviado a ocupar el Port Espagnol (actual Sydney, Nueva Escocia). El coronel Monckton fue enviado a la bahía de Fundy y al río Saint John con una orden “para destruir a las alimañas que se habían establecido allí”, como escribió Amherst en su orden. Lord Rollo, con el RI35 y dos BIs del RI60, recibió la orden de someter de la isla Saint-Jean (actual isla del Príncipe Eduardo) e intentó eliminar a los habitantes, con poco éxito; de más de 4.000 solo pudo atrapar unos 700.

Amherst, con la velocidad que permitía, navegó con los RI1, RI17, RI47, RI48, y el RI78 los higlanders de Fraser) hacia Boston, escoltado por el Captain (64), para reforzar a Abercromby en el Lago George.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2020-03-12. Última modificacion 2020-03-13.
Valora esta entrada