Siglo XVIII Guerra Franco-India (1.754-63) Operaciones 1.758. Batalla de Ticonderoga
Operaciones 1.758. Batalla de Ticonderoga

Expedición inglesa al fuerte Duquesne 1.758

Preparativos para la campaña

A principios de 1.758, Washington todavía trabajaba en su desesperada tarea de defender con un solo regimiento la frontera de Virginia que se extendía unos 500 km. Mientras tanto, en Pensilvania, la Asamblea no pudo llegar a un acuerdo sobre medidas defensivas efectivas. Durante este tiempo, el fuerte Duquesne (actual Pittsburgh), la fuente de todas las amenazas a la frontera, se mantenía intacta.

Sin embargo, en los planes de Pitt , la captura del fuerte Duquesne ocupaba un lugar importante. El brigadier John Forbes fue encargado de ello, era un militar experimentado que había servido en Flandes y Alemania.

A principios de abril, Forbes llegó a Filadelfia para asumir el mando de expedición. Al llegar, descubrió que ningún ejército estaba listo para él. Las tropas provinciales que supuestamente debían ser proporcionadas por Pensilvania, Virginia, Maryland y Carolina del Norte aún no se habían alistado. Además, el RI77 highlanders de Montgomery) todavía estaba en el sur, y del único batallón del RI60 de Bouquet, solo la mitad estaba disponible.

Durante el mes de junio, las diversas unidades que componían el ejército de Forbe fueron llegando, y a finales su fuerza estaba reunida con un total de unos 7.000 efectivos: 1.200 del RI77 highlanders de Montgomery, 350 del RI60, 2.700 del RI de Pensilvania , 100 del RI de Delaware, 1.600 de RI de Virginia, 250 del RI de Maryland, 150 del RI de Carolina del Norte, y unos 1.000 carreteros y personal del campamento.

Forbes tuvo que pasar varias semanas entrenando a los reclutas, y después decidió avanzar por etapas cortas, estableciendo almacenes fortificados cada 64 km. Washington le recomendó tomar el camino viejo seguido de Braddock en 1.755, pero Forbes decidió avanzar a través de Pensilvania.

A principios de julio, Bouquet marchó a Raystown (actual Bedford), en la ladera oriental de los montes Alleghanies, con la vanguardia. Mientras tanto, Forbes seguía en Filadelfia, tratando de poner instruir al ejército y acaparando provisiones, caballos y carretas. Forbes finalmente logró avanzar a la aldea fronteriza de Carlisle, donde encontró todo en confusión.

Durante este tiempo, la partida avanzada de Bouquet, construyó una almacén fortificado en Raystown y le llamó fuerte Bedford. Hecho esto, Bouquet planeó un movimiento hacia adelante de unos 65 km.

El 29 de agosto, el coronel Burd y sus tropas llegaron a Loyalhannon Creek y construyeron trincheras alrededor del fuerte (este fuerte más tarde se llamó fuerteLigonier). Este fuerte se convirtió en la base para el avance final contra el Duquesne, que estaba a apenas 80 km de distancia.

Mientras la expedición británica avanzaba lentamente hacia su objetivo, los franceses habían reunido a cierto número de indios para la defensa del fuerte. Sin embargo, los retrasos también jugaron contra los franceses, poniendo a prueba la paciencia de sus aliados indios. Forbes aprovechó esta oportunidad y envió emisarios a las tribus más poderosas de la región para conseguir su alianza. Los esfuerzos de Forbes llevaron a algunos indios cherokees y catawbas al campamento británico. Un número considerable se unió al ejército; pero casi todos se fueron cuando se agotaron las existencias de regalos que se les proporcionaron.

Se enviaron varios grupos de exploración, de los cuales el más exitoso fue el de un joven oficial de Virginia, acompañado por un sargento y 5 indios, que subieron al terreno terreno elevado Grant Hill, desde donde tenían una buena vista del fuerte, y vieron claramente que los informes de la fuerza francesa eran muy exagerados.

Informado del avance de los británicos, Vaudreuil, el gobernador de Canadá, envió refuerzos al señor de Ligneris, que mandaba el fuerte. De hecho, había ordenado a las tropas que acudieran en su ayuda desde Niagara, Detroit e Illinois, así como a la milicia de Detroit, con los indios de la zona y en otras partes del oeste: hurones, ottawas, pottawatomies, miamis y otras tribus. Sin embargo, Vaudreuil temía que los indios se cansarían de esperar si los británicos no procedían rápidamente contra el fuerte de Duquesne.

Los británicos también esperaban que los delawares y shawnees, que vivían a poca distancia del fuerte, y que durante los últimos tres años habían propagado el caos en toda la frontera británica, pudieran ser ganados por la alianza francesa.

Incursión fallida contra el fuerte Duquesne

El 9 de septiembre, Bouquet envió al mayor Grant del RI77 highlanders a reconocer el fuerte Duquesne para capturar a algunos prisioneros y asestar un golpe a los franceses. Grant partió con una fuerza compuesta por 800 hombres elegidos entre el RI7, el RI60 y las tropas provinciales. Al final del día acampó a orillas del río Nine Mile Run.

El 15 de septiembre a las 02,00 horas, el grupo de Grant llegó a una colina (actual Hill Grant’s) a un kilómetro del fuerte Duquesne. Luego ordenó al mayor Lewis, de los virginianos, que se llevara con él la mitad del destacamento, descendiera a la llanura despejada delante del fuerte y atacara a los indios que se sabía que estaban acampados allí; después de lo cual debía retirarse a la colina, donde el resto de las tropas tenderían una emboscada y recibirían a los perseguidores. Lewis partió, mientras Grant esperaba ansiosamente el resultado. El amanecer estaba cerca y todo estaba en silencio; hasta que finalmente Lewis regresó, e indignó a su comandante al declarar que sus hombres se habían perdido en la obscuridad del bosque oscuro y habían caído en tal confusión que el intento era impracticable.

Amaneció con la zona envuelta en una espesa niebla. Grant abandonó su primer plan, y envió algunos highlanders al terreno despejado para quemar un almacén que se había visto allí. Estaba convencido de que los franceses y sus aliados indios eran demasiado pocos para atacarlo, aunque en realidad su número era mucho mayor que el suyo. Cometió la imprudencia de dividir su fuerza de tal manera que las diversas partes no pudieran apoyarse entre sí. Lewis, con 200 hombres, fue encargado de guardar el equipaje a 3 km en retaguardia, donde una compañía de 50 virginianos, bajo el mando del capitán Bullitt, ya estaba estacionada. Cerca de 100 del RI Pensilvania fueron enviados a la derecha, hacia Alleghany, mientras que el capitán Mackenzie, con un destacamento de highlanders, fue enviado a la izquierda, hacia Monongahela. Luego, cuando la niebla se despejó un poco, el capitán Macdonald, con otra compañía de higlanders debía entrar en la llanura despejada para reconocer el fuerte, Grant mismo permaneció en la colina con 100 de su propio regimiento y una Cías de Maryland. Luego, con toda su fuerza dispersa en todas las direcciones, Grant ordenó el ataque.

Macdonald estaba en este momento en la llanura, a medio camino entre el bosque y el fuerte, y a la vista. Al sonido de los tambores británicos, el señor de Ligneris, el comandante del fuerte Duquesne, envió a 1.500 hombres (de los cuales unos 600 eran indios) para atacar a Grant. Salieron del fuerte y se lanzaron sobre Macdonald y sus hombres, los soldados franceses atacaron de frente, mientras los indios intentaban envolverlos y cortar la retaguardia. Los highlanders se abrieron paso y ganaron el bosque, con la pérdida de su comandante, que fue muerto por disparos. Una multitud de franceses los seguía de cerca, y pronto los pusieron en camino, llevándolos a ellos y a la partida de Mackenzie de regreso a la colina donde estaba Grant. Allí hubo una lucha ardiente en el bosque, que duró unos 45 minutos. Por fin la superioridad numérica se impuso, y los highlanders se retiraron.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/incursion-britanica-al-fuerte-fuerte-dunesque-15-de-septiembre-de-1758-1024x576.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/incursion-britanica-al-fuerte-fuerte-dunesque-15-de-septiembre-de-1758-300x169.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/incursion-britanica-al-fuerte-fuerte-dunesque-15-de-septiembre-de-1758-768x432.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/incursion-britanica-al-fuerte-fuerte-dunesque-15-de-septiembre-de-1758-100x56.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/incursion-britanica-al-fuerte-fuerte-dunesque-15-de-septiembre-de-1758.png 1280w
Incursión británica al fuerte fuerte Dunesque 15 de septiembre de 1758. Los higlanders del RI77 de Grant son rodeados y atacados por indios y franceses. Autor Peter Dennis

La única esperanza de Grant estaba en el destacamento que había enviado a la retaguardia bajo Lewis para guardar el equipaje. Pero Lewis y sus hombres, cuando escucharon los disparos en el frente, dejaron su puesto y avanzaron para ayudar a sus camaradas, avanzando directamente a través del bosque; mientras Grant se retiraba por el camino por el que había avanzado la noche anterior. Así se cruzaron y cuando Grant llegó al lugar donde esperaba encontrar a Lewis, vio con consternación que no había nadie más que el capitán Bullitt y su compañía.

Todo el cuerpo franceses e indios cayó sobre él, Grant fue rodeado y capturado, y Lewis también fue hecho prisionero, junto con algunos de sus hombres, después de una fuerte resistencia. Otros dos oficiales británicos fueron capturados. La acción les costó a los británicos 273 muertos, heridos y prisioneros. El resto regresó a salvo a Loyalhannon, los franceses perdieron 20 muertos o heridos.

Los prisioneros británicos informaron a Ligneris que una fuerza británica de 6.000 hombres estaba en marcha bajo el mando del general Forbes para capturar el fuerte Duquesne. Ligneris se sorprendió al saber que los británicos estaban tan cerca y que habían usado un camino distinto que el de Braddock.

Aislamiento del fuerte Duquesne

A pesar de este éxito francés, el destino del fuerte Duquesne ya estaba sellado. De hecho, el 28 de agosto, otra expedición británica dirigida por Bradstreet finalmente logró capturar el fuerte Frontenac (actual Kingston).

Con la pérdida de este fuerte, los franceses habían perdido su línea de comunicación entre Canadá y el fuerte Duquesne.

Las fuertes lluvias habían arruinado el nuevo camino de Bouquet y los almacenes de Raystown y Loyalhannon se estaban agotando a un ritmo mucho mayor de lo esperado.

En octubre, se celebró una gran convención de británicos e indios en Easton. Se había pedido a las provincias vecinas que enviaran a sus delegados. Las Cinco Naciones, con las tribus más pequeñas recientemente admitidas en su confederación, los delawares de Susquehanna, los mohicanos y varias bandas afines, todos tenían sus representantes en la reunión. Las conferenCías duraron 19 días. Todos los presentes acordaron un mensaje conjunto de paz a las tribus de Ohio.

A principios de octubre, Ligneris había decidido enviar un destacamento de 600 hombres bajo el mando de señor de Aubry, capitán de las compañías de la Marina en Louisiana, para hostigar a los británicos y capturar algunos de sus convoyes.

El 12 de octubre, Aubry avanzó hasta 2 km de Loyalhannon, su destacamento se enfrentó con un grupo de 50 británicos enviados contra ellos que se retiraron a los atrincheramientos en Loyalhannon. Durante el resto del día, el destacamento de Aubry quemó todo lo que había fuera de los atrincheramientos. También capturó un convoy con 300 bueyes y caballos. Aubry luego se retiró deliberadamente, después de enterrar a sus muertos y matar a un gran número de caballos y ganado. El 14 de octubre, Aubry regresó al fuerte Duquesne.

Frederic Post, con varios compañeros blancos e indios, fue elegido para llevar el mensaje a las tribus de Ohio. Primero fue a las ciudades de los delaware. Había un gran consejo, en el que estaba presente el oficial francés; y Post entregó el mensaje de paz del consejo de Easton. Se aceptaron las propuestas de paz, y los delawares, shawnees y mingos ya no eran enemigos de Gran Bretaña.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-del-fuerte-de-duquesne-1758--christian-frederic-post-llega-a-las-inmediaciones-del-fuerte-para-entevistarse-con-los-indios-beaver-1024x497.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-del-fuerte-de-duquesne-1758--christian-frederic-post-llega-a-las-inmediaciones-del-fuerte-para-entevistarse-con-los-indios-beaver-300x146.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-del-fuerte-de-duquesne-1758--christian-frederic-post-llega-a-las-inmediaciones-del-fuerte-para-entevistarse-con-los-indios-beaver-768x373.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-del-fuerte-de-duquesne-1758--christian-frederic-post-llega-a-las-inmediaciones-del-fuerte-para-entevistarse-con-los-indios-beaver-100x49.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/asedio-del-fuerte-de-duquesne-1758--christian-frederic-post-llega-a-las-inmediaciones-del-fuerte-para-entevistarse-con-los-indios-beaver.png 1171w
Asedio del fuerte de Duquesne 1758. Christian Frederic Post llega a las inmediaciones del fuerte para entevistarse con los indios beaver y los aliados franceses en las horcas de río Ohio. Autor Robert Griffing

Durante todo octubre, la lluvia continuó hasta que finalmente dio lugar a la nieve. Los caminos se convirtieron en un mar de lodo sobre el cual no era posible ningún movimiento.

Esto fue afortunado para Forbes, que difícilmente podría haber hecho un progreso significativo en el valle de Ohio frente a una fuerza francesa importante y bien abastecida.

En noviembre, la milicia de Louisiana e Illinois abandonó el fuerte y se fue a casa; los indios de Detroit y Wabash ya no se quedarían; y, peor aún, los suministros destinados al fuerte Duquesne habían sido destruidos por Bradstreet en el fuerte Frontenac. Por lo tanto, Ligneris se vio obligado por una posible hambruna a despedir a la mayor parte de su fuerza y esperar al enemigo con los que quedaban. Aubry fue a Illinois con 200 hombres, mientras que el señor de Saint-Ours se fue a Montreal con un destacamento y el señor de Bellêtre fue a Détroit con otro. Ligneris mantuvo solo 400 hombres en el fuerte.

Avance final británico contra el fuerte Duquesne

A principios de noviembre, Forbes, aunque enfermo de muerte, fue llevado a Loyalhannon, donde se reunió todo el ejército. Hubo un consejo de guerra y los oficiales decidieron no intentar nada más esa temporada; pero, unos días después, llevaron a tres prisioneros que informaron la condición indefensa de los franceses, en lo que Forbes dio órdenes de avanzar nuevamente.

El 18 de noviembre, dejando los carros y toda la artillería, excepto algunas piezas ligeras, una fuerza escogida de 2.500 hombres bajo el coronel Armstrong marchó hacia el fuerte Duquesne. Forbes acompañó a la columna, viajando en una litera. Washington y el coronel Armstrong del RI de Pensilvania, les habían abierto el camino.

Cuando se enteró del avance del cuerpo británico, Ligneris envió su artillería, su tren y todos los hombres enfermos a Illinois. El 23 de noviembre, Ligneris se retiró hacia el fuerte Venango (actual Franklin) a unos 180 km del fuerte Duquesne. Los franceses dejaron un destacamento para volar las fortificaciones que una vez realizada su misión se retiraron río arriba del Alleghany hacia el fuerte Venango.

En la mañana del 25 de noviembre, los británicos se reanudaron la marcha, con una fuerte vanguardia liderando el camino. Forbes les seguía llevado en su litera. Al anochecer emergieron en la llanura abierta y vieron el fuerte Duquesne, que estaba en ruinas. Alrededor de la fortaleza, los highlanders de Grant que habían sido hechos presos en septiembre, los indios les habían cortado y empalado la cabeza de la mayoría de los highlanders, con sus kilts debajo en sentido de burla. Solo unos pocos indios se habían quedado por el lugar, y les informaron que la guarnición se había retirado, y habían quemado todo, los cuarteles, los almacenes, y volado las fortificaciones.

Forbes plantó una empalizada alrededor de un grupo de chozas y nombró al nuevo establecimiento Pittsburgh en honor del ministro. El trabajo del nuevo fuerte fue empujado a ritmo acelerado.

Antes de partir, Forbes envió una partida de Pensilvania al mando de Halket para encontrar los huesos de los que habían caído con Braddock en Monongahela. Los restos fueron enterrados juntos en una profunda trinchera.

A principios de diciembre, las tropas de Forbes, comenzaron su marcha de regreso a Pensilvania. La tarea de guarnecer Pittsburgh durante el invierno fue asignada al Tcol Mercer, de los virginianos, con 200 provinciales. Forbes murió en Filadelfia el siguiente marzo de 1.759.

Batalla de Ticonderoga o de Carillón (6-8 de julio de 1.758)

Preparación de la expedición

El tercer objetivo de Pitt era el fuerte de Carillón (posteriomente Ticonceroga), que era la puerta lateral del río San Lorenzo, a través de la cual planeaba mandar una expedición contra Montreal y Quebec.

En los primeros meses de 1.758, el fuerte Carillón estaba siendo vigilado y acosado por los rangers, que a veces llegaban hasta el foso. Una banda de guardabosques capturó a dos soldados y masacró a unos 15 reses cerca del fuerte.

El 10 de marzo, el coronel Haviland, jefe del fuerte Edwards envió 184 ranger y voluntarios, en una partida de exploración hacia el fuerte Carillón, los indios del fuerte vieron las huellas en la nieve e informaron. El 13 de marzo, cuando se acercaban a los puestos avanzados franceses, el comandante del fuerte envió al señor de La Durantaye con un cuerpo de 95 indios para encontrarse con el enemigo que se aproximaba, detrás mandó otro destacamento de 205 hombres bajo el mando de Jean-Baptiste Levreault de Langis de Montégron. Los rangers se encontraron con los indios y dispararon, y los indios huyeron, los rangers los persiguieron. En el combate 8 oficiales y más de 100 rangers fueron muertos o heridos, Rogers con unos 20 seguidores escapó la montaña y regresar. Los indios mataron a todos los heridos.

La influencia política conspiró para poner al general James Abercromby a la cabeza de la expedición. De hecho, Pitt esperaba que George Howe, el hermano mayor de William Howe, quien en ese momento era el Tcol del RI55, un oficial de excepcionales condiciones, y que había sido instruido en tácticas indias por el famoso ranger Robert Rogers, asumiera el mando operativo de las tropas cuando comenzara la batalla. Las tropas tanto británicas como coloniales trataban a Abercromby con disgusto, conociéndolo por la nulidad táctica que era. Como Francis Parkman escribió en Montcalm y Wolfe, los coloniales lo llamaban «Nabbycromby» a sus espaldas. Wolfe, por otro lado, había tachado Abercromby como «enfermo de cuerpo y mente«. La expedición sería una de las mayores en América, constaría de 6.300 regulares y 9.000 provinciales.

El ejército de Abercromby comenzó a reunirse en el extremo sur del lago Saint-Sacrement (George) durante junio. Las tropas regulares británicas estaban formadas por el RI1(Royal, más tarde los Royal Scots), el RI17, el RI27 (Inniskilling), el RI42 (highlander Black Watch), el RI44 de Essex, el RI46 de Murray, el RI55 de Howe, el RI60 (Royal Americans), el RI80 de Gages y la Royal Artillery (4ºBI y 17 Cías).

Las tropas provinciales estaban compuestas por 6 RIs de Massachusetts (Bagley, Doty, Nichols, Preble, Ruggles, y Williams), 4 RIs de Connecticut (Lyman, Whiting, Fitch, y Wooster), RI de Nueva York de Delancy, RI de New Hampshire de Hart, RI de Rhode Island de Babcock, RI de New Jersey de Johnson, rangers de Rogers, 400 indios mohawks bajo William Johnson.

Movimientos ingleses

Después de un mes de aburrimiento e inactividad, Abercromby finalmente ordenó a las tropas embarcarse en la noche del 4 de julio de 1.758. Después de una noche de carga, a operación se desarrolló sin problemas y, antes del amanecer, todo el ejército estaba a flote en 900 barcos, 135 botes de ballenas y una gran cantidad de botes pesados que transportaban la artillería.

A primeras horas de la mañana, se inició el movimiento. Robert Rogers con sus rangers, y Gage con el RI80 de infantería ligera formaban la vanguardia.

John Bradstreet siguió a continuación con los barqueros. Luego marchaba el cuerpo principal en 3 columnas paralelas que se exendían unos 10 km.

Las tropas provinciales formaban las columnas derecha e izquierda, mientras que los regulares británicos, liderados por Gerorge Howe del RI55, formaron la columna central. El resto de la infantería ligera de Gage cerraba la columna. Dos «castillos flotantes» armados con artillería también acompañaron a esta columna, que se elevaban sobre las esbeltas canoas y botes balleneros. En la retaguardia llegaron los barcos cargados de suministros y equipaje, con una retaguardia de tropas regulares y provinciales.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-1758--embarque-de-las-fuerzas-britanicas-el-5-de-julio-1024x639.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-1758--embarque-de-las-fuerzas-britanicas-el-5-de-julio-300x187.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-1758--embarque-de-las-fuerzas-britanicas-el-5-de-julio-768x480.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-1758--embarque-de-las-fuerzas-britanicas-el-5-de-julio-100x62.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-1758--embarque-de-las-fuerzas-britanicas-el-5-de-julio.png 1065w
Batalla de Ticonderoga o de Carillón 1758. Embarque de las fuerzas británicas el 5 de julio

Antes de las 10,00 horas, la fuerza británica comenzó a entrar en los primeros Narrows (Estrechos). A las 14,00 horas, un vigía situado en una montaña a la izquierda del campamento francés señaló que se habían visto barcos en el lago Saint-Sacrement (George).

A las 16,00 horas, parte del destacamento de Langy regresó apresuradamente al fuerte de Carillon con el informe de que los británicos llegaban con uan gran fuerza. Bourlamaque envió a al señor de Trépezet a la cabeza de un grupo de reconocimiento de 300 hombres (150 regulares franceses junto con milicias y tropas de colonias) hacia la Montagne Pelée (actual Rogers Rock) para observar el movimiento de la fuerza británica y, si era posible, para evitar su desembarco. Tan pronto como llegó a Carillon, Langy también fue enviado a Montagne Pelée. Montcalm también envió una canoa por el lago Champlain para apresurar a Lévis en su ayuda, y ordenó a sus fuerzas iniciar trabajos defensivos y abatis en un terreno alto frente al fuerte. El hecho de que no hubieran comenzado antes muestra que tenía dudas sobre su plan de defensa; y que todo su ejército no estaba listo para trabajar en ellos muestra que su duda aún no había sido resuelta.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-1758--5-de-julio--guias-francesas-rastreando-la-flota-britanica-britanica-1024x793.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-1758--5-de-julio--guias-francesas-rastreando-la-flota-britanica-britanica-300x232.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-1758--5-de-julio--guias-francesas-rastreando-la-flota-britanica-britanica-768x595.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-1758--5-de-julio--guias-francesas-rastreando-la-flota-britanica-britanica-100x77.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-1758--5-de-julio--guias-francesas-rastreando-la-flota-britanica-britanica.png 1280w
Batalla de Ticonderoga 1758. 5 de julio guías francesas rastreando la flota británica británica en el lago George. Autor Gary Zaboly

Desde el principio, la desgracia plagó la empresa. A las 5 de la tarde, la armada solo había cubierto 40 km hasta Sabbath Day Point, donde los botes llegaron a la orilla para esperar el equipaje y la artillería. Para empeorar las cosas, Abercromby dio la orden de reanudar el avance a las 11 de la noche, asumiendo el terrible riesgo de que los franceses y sus partidarios indios pudieran correr sobre ellos en la oscuridad. Afortunadamente para los británicos, tal maniobra no se le había ocurrido a Montcalm. En cambio, sus rangers, bajo los capitanes Langy y Trepezec, solo observaron al enemigo que se aproximaba.

Al amanecer del 6 de julio, el ejército británico llegó a los segundos Narrows, donde el lago George se acerca al lago Champlain. Al mediodía, toda la fuerza desembarcó en un lugar cerca de Burnt Camp, donde Montcalm se había iniciado la marcha para destruir el fuerte William Henry el verano anterior. Un destacamento avanzado francés, bajo Langy y Trépezet, observaba sus movimientos.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--despliegue-de-fuerzas-francesas-a-la-espera-de-los-britanicos-1024x938.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--despliegue-de-fuerzas-francesas-a-la-espera-de-los-britanicos-300x275.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--despliegue-de-fuerzas-francesas-a-la-espera-de-los-britanicos-768x704.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--despliegue-de-fuerzas-francesas-a-la-espera-de-los-britanicos-100x92.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--despliegue-de-fuerzas-francesas-a-la-espera-de-los-britanicos.png 1134w
Batalla de Ticonderoga o de Carillón (8 de julio de 1758). Despliegue de fuerzas francesas a la espera de los británicos.

Enviaron por delante un destacamento con los rangers de Rogers, el Tcol John Bradstreet y George Howe con fuerzas para cubrir el desembarco. Vieron al destacamento francés que era demasiado débil para oponerse a ellos. Sus hombres desembarcaron y los expulsaron.

A las 07,00 horas, Bourlamaque se retiró de la desembocadura del lago Saint-Sacrement (George) con su brigada, sus granaderos y voluntarios formando su retaguardia.

A las 09,00 horas, comenzó el desembarco. A la llegada de Bourlamaque, Montcalm trasladó los Bns de Bourlamaque y los suyos a la orilla izquierda de la caída, donde los BIs franceses de Royal Roussillon y Languedoc ya estaban desplegados. El ejército francés permaneció en esta nueva posición hasta las 17,00 horas.

Al mediodía, todo el ejército británico desembarcó en la orilla occidental del lago a 5 km del fuerte. Los rangers de Rogers junto con los regimientos provinciales de Fitch y Lyman fueron enviados a reconocer mientras las tropas se formaron en 4 columnas para la marcha: la columna de la izquierda con los 6 RIs de Massachusetts; la columna central con RI44, RI55, RI46 y RI42; la columna derecha con el RI27, RI4, y 6 Cías del RI60; la cuarta columna mandada por Howe se componía con el resto de las unidades provinciales. Los rangers habían sido mandados por delante para asegurar Bernetz Crook, para que el ejército británico pudiera cruzarlo.

La ruta propuesta atravesaba el bosque y seguía la orilla occidental del canal que conecta el lago Saint-Sacrement con el lago Champlain. Abercromby planeaba caer sobre el fuerte Carillon desde atrás. Avanzando por el bosque, las tropas pronto perdieron cualquier formación y cayeron en confusión.

Mientras tanto, el grupo de avanzada francés de unos 350 hombres del capitán Trepezec, que había sido expulsado previamente de su posición avanzaba por la costa, encontró su retirada cortada y se fue por bosque, cuando llegaron a Bernetz Crook, se encontraron con los rangers enviados para asegurar el lugar. Siguió una aguda escaramuza, pero afortunadamente, los rangers se mantuvieron firmes, y la vanguardia de Rogers con regimientos de Fitch y Lyman, siguiendo al sonido de los disparos, atraparon a los franceses, entre dos fuegos. Pronto se sumó la columna central derecha de los británicos bajo Howe, con el mayor Israel Putnam y 200 rangers se dirigieron a donde estaban los franceses para participar en la lucha, los franceses retrocedieron defendiéndose árbol tras árbol, el general Howe murió nada más llegar a la escena. Finalmente los franceses huyeron al ser abrumados.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-1758--combate-de-bernetz-brook-en-la-tarde-del-6-de-junio-1024x685.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-1758--combate-de-bernetz-brook-en-la-tarde-del-6-de-junio-300x201.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-1758--combate-de-bernetz-brook-en-la-tarde-del-6-de-junio-768x513.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-1758--combate-de-bernetz-brook-en-la-tarde-del-6-de-junio-100x67.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-1758--combate-de-bernetz-brook-en-la-tarde-del-6-de-junio.png 1228w
Batalla de Ticonderoga 1758. Combate de Bernetz Brook en la tarde del 6 de junio. Muerte de George Howe alcanzado por un disparo, lleva los colores de su RI55 (rojo con verde), marchaba a la cabeza del RI80 con uniformidad marrón. Autor Patrice Courcelle para Osprey

De una fuerza de 350 hombres, solo unos 50 escaparon, 148 fueron capturados y el resto resultaron muertos o ahogados al tratar de cruzar los rápidos. Las pérdidas británicas fueron muy bajas fue insignificante en números, pero se creó tal confusión en las columnas británicas que se necesitaron horas para volver a restablecer la situación.

A última hora de la tarde, Montcalm, siguiendo el consejo de dos de sus oficiales (Bernès y Montguy), decidió retirarse al fuerte Carillon. El campamento se terminó a las 17,00 horas Algunas de las tropas se embarcaron en barcos, mientras que otras marcharon 2 km a lo largo del camino forestal, pasaron el lugar donde el RI Berry todavía estaba trabajando en las posiciones defensivas que habían comenzado en la mañana.

A las 19,00 horas, el ejército de Montcalm montando su campamento sobre el terreno despejado que rodeaba el fuerte.

Mientras tanto, la fuerza de Abercromby se paralizó. La mitad de su ejército se perdió en el bosque. Luego reunió la otra mitad y la mantuvo en armas toda la noche.

Al día siguiente, el 7 de julio, les ordenó regresar al lugar de aterrizaje cerca de Burnt Camp, agravando la pérdida de un oficial favorito con una retirada desalentadora. Luego, al mediodía, volvió a dar marcha atrás, ordenando a Bradstreet que tomara un grupo de regulares y coloniales para ocupar las cataratas estratégicas del lago George. Montcalm había abandonado las cataratas la noche anterior, creyendo que podría ser vencido si los británicos tomaran posición en el terreno vecino. Al final de la tarde del 7 de julio, el resto de las fuerzas británicas habían ocupado la zona de las cataratas. Por segunda vez, Abercromby dejó atrás su artillería.

Organización de la defensa del fuerte

El fuerte Carillon (Ticonderoga) era un fuerte moderno, había construido construido por el ingeniero Michel de Lotbiniere y la construcción comenzando en octubre de 1.755. Montcalm, sin embargo, había decidido no esperar a Abercromby, ya sea detrás de las murallas del fuerte que se encuentra en una lengua de tierra entre el lago Champlain y el lago George, o de regreso a las cataratas. En cambio, Montcalm decidió defenderse en una elevación llamada las Alturas del Carillón, a aproximadamente a unos 700 metros del fuerte. Montcalm había designado el lugar como un posible lugar para la batalla cuando reconoció el área el 1 de julio con sus oficiales ingeniero, Nicholas Sarrebource de Pontleroy y Jean Nicholas Desandrouin.

Al día siguiente, 2 de julio, Montcalm dio la orden de comenzar a construir defensas de bloqueo, con el trabajo iniciado por el RI Berry. La muerte de Howe le dio a Montcalm la oportunidad de completar los trabajos.

Al amanecer, a cada batallón francés se le asignó un sector que era responsable de fortificar y defender. Luego, todos los hombres de la fuerza francesa comenzaron a trabajar para poner abatís en esta cresta. Los dos ingenieros, Pontleroy y Desandrouin, ya habían trazado el esquema de las obras, y los soldados de RI Berry habían progresado en su construcción. Los colores del regimiento se plantaron a lo largo de la línea, y los oficiales, despojados de la camisa, tomaron el hacha en la mano y trabajaron con sus hombres. Mientras tanto, se enviaron varias pequeñas partidas para informar de la progresión enemiga.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--despliegue-de-fuerzas-1024x970.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--despliegue-de-fuerzas-300x284.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--despliegue-de-fuerzas-768x727.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--despliegue-de-fuerzas-100x95.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--despliegue-de-fuerzas.png 1053w
Batalla de Ticonderoga o de Carillón (8 de julio de 1758). Despliegue de fuerzas.

La línea defensiva seguía la parte superior de la cresta, a lo largo de la cual zigzagueaba de tal manera que todo el frente podía ser barrido por fuegos de mosquetería y metralla. El bosque delante había sido talado y los árboles empleados en las barricadas y abatis, los cañones de la fortaleza habían sido asentados en los trabajos defensivos. Montcalm disponía de unos 3.600 efectivos incluidos los trabajadores, y desplegó sus fuerzas de izquierda a derecha:

  • Ala izquierda 400 voluntarios de Duprat
  • Flanco izquierdo bajo Bourlamaque con 3 BIs de los RIs La Serre (460), Languedoc (426) y Berry (480).
  • Centro bajo el propio Montcalm con 3 BIs de los RIs Rosellón (450), 400 recién llegados de Montreal, y La Reina (345).
  • Flanco derecho bajo Lévis con 2 BIs de los RIs de Bearn (410), y Guyena (470)
  • Ala derecha 450 hombres de tropas de la Marina y milicias canadienses.
  • Reserva granaderos detrás de sus respectivas unidades; y 1 BI del RI Berry (400), y 1 Cía de artilleros en el fuerte.

Al mediodía, Abercromby envió a Bradstreet con un destacamento de regulares y provinciales para ocupar el aserradero en las cataratas que Montcalm había abandonado la noche anterior. El puente fue reconstruido y el ejército cruzó el canal a última hora de la tarde. Luego ocupó el campamento abandonado por los franceses. Abercromby estaba ahora a menos de 3 km del fuerte Carillon.

Durante todo el día, el 7 de julio, las partidas ligeras de ambos bandos mantuvieron constantes escaramuzas.

La inteligencia de Abercromby lo indujo a creer que Montcalm tenía 6.000 hombres con él y que se esperaba que 3.000 más se unieran a ellos a cualquier momento. Por lo tanto, decidió atacar antes de que estos refuerzos pudieran unirse con Montcalm.

En la tarde del 7 de julio, los franceses terminaron sus trabajos defensivos y abatis, acamparon detrás de ellos, encendieron fuegos y descansaron después de su pesado trabajo. Lévis aún no había aparecido; pero al anochecer, uno de sus oficiales, el capitán Pouchot, llegó con 300 regulares y anunció que su comandante llegaría antes de la mañana con 100 más. El refuerzo, aunque pequeño, era bienvenido. A las 05,00 llegó el caballero Lévis con el resto.

Desarrollo

El 8 de julio, antes del amanecer, los franceses se levantaron y cada batallón ocupó su posición asignada y continuó mejorando los atrincheramientos, mientras que los piquetes y los granaderos se colocaron 150 pasos delante del abatís para cubrirlos.

Al amanecer del 8 de julio, Abercromby envió a sus ingenieros a reconocer la posición del enemigo desde Rattlesnake Hill. El ingeniero jefe, Tcol Clark, informó que las obras podrían ser capturadas por asalto directo. Abercromby luego decidió asaltar los abatís a bayoneta calada. Su ejército avanzaría en 3 columnas con sus voluntarios y tropas ligeras en los intervalos.

Poco después de las 09,00 horas, un fuego distante e inofensivo de mosquetería comenzó en las laderas de Rattlesnake Hill (colina de la Serpiente Cascabel). Provenía de un grupo de indios que acababa de llegar con William Johnson, eran unos 450 indios choctaws, delawares e iroqueses, se limitaron a realizar disparos a los franceses al límite de su alcance.

Bougainville incluso escribió con desprecio: “Nos divertimos al no responder, tal vez un francés fue herido por la deslumbrante mosquetería de Johnson”. Se negaron a avanzar más y prefirieron ver cómo los británicos y los franceses se mataban entre sí.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--indios-aliados-ingleses-observando-el-fuerte-de-carillon-1024x551.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--indios-aliados-ingleses-observando-el-fuerte-de-carillon-300x161.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--indios-aliados-ingleses-observando-el-fuerte-de-carillon-768x413.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--indios-aliados-ingleses-observando-el-fuerte-de-carillon-100x54.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--indios-aliados-ingleses-observando-el-fuerte-de-carillon.png 1205w
Batalla de Ticonderoga o de Carillón (8 de julio de 1758). Indios aliados ingleses observando el fuerte de Carillón. No participaron en la batalla limitándose a observar.

Hasta el mediodía, los soldados franceses trabajaron sin ser molestados. Luego, se escucharon voleas de mosquetería desde el bosque en frente.

Eran las tropas ligeras británicas que conducían en los piquetes y granaderos franceses. Se disparó un cañón como señal para soltar herramientas y formarse para la batalla. La infantería francesa alineó en tres filas, con los granaderos y piquetes pasaron a ser la reserva.

Mientras tanto, el ejército británico avanzó en 3 columnas desde su campamento junto al aserradero. Primero llegaron los guardabosques, la infantería ligera. y por el río se envió una fuerza en 20 barcos con el ingeniero británico teniente Matthew Clerk para intentar una maniobra de flanqueo por el río desde el lago George. Algunos de los barcos en la vanguardia de la columna también tenían cañones swivel montados en ellos. Los voluntarios canadienses del capitán Villiers, apoyados por milicias y granaderos del RI Rosellón bajo el señor de Poulhariez, abrieron fuego contra los barcos y la flotilla quedó bajo los cañones del fuerte, que hicieron fuego con los 10 cañones en la batería sur del fuerte, dos de los barcos fueron hundidos, y el resto se dio la vuelta.

Las columnas del ejército británico avanzaron:

  • BRI izquierda bajo el Tcol William de Haviland del RI27, con 2.100 hombres de los RI27, RI4, y RI60(-).
  • BRI centro bajo el Tcol John Donaldson del RI55, con unos 1.500 hombres de los RI55 y RI 44.
  • BRI derecha bajo el Tcol Francis Grant del RI42, con unos 1600 hombres de los RI42 y RI46.
  • Segunda línea detrás de las brigadas 4 RIs provinciales por cada columna (4 RIs de Massachusetts; 2 RIs de Massachusetts, 1 RI de Nueva York y 1 RI de New Hampshire; y 4 RIs de Connecticut.
  • Reserva 6 Cías de granaderos (600) bajo el Tcol Frederick Holdiman del RI60.

A las 12.30 horas, una vez que los piquetes avanzados franceses fueron rechazaron, algunas de las tropas provinciales, extendiéndose por las alas izquierda a derecha, abrieron fuego vivo sobre todos los atrincheramientos franceses. Luego, los regulares, que se habían formado en columnas de ataque al amparo del bosque, avanzaron a través de los intervalos entre los regimientos provinciales y avanzaron hacia el asalto. Cuando los británicos se dieron cuenta de que su columna izquierda expondría su flanco al ala derecha francesa atrincherada si continuaba avanzando de inmediato, redirigieron esta columna hacia el ala derecha de los atrincheramientos franceses. Mientras tanto, la columna británica central también avanzó contra la misma sección de los atrincheramientos franceses. Lévis, que estaba al mando en ese sector, movió a los BIs Béarn, Guyena y La Reine más juntos. También ordenó a las tropas del ala derecha que salieran del bosque para amenazar la retaguardia de las tropas atacantes. Finalmente, la columna derecha británica avanzó contra el ala izquierda de los atrincheramientos franceses.

Al otro lado del terreno elevado, con su laberinto de árboles caídos, las tropas británicas podían ver la parte superior del de la posición defensiva, pero no los hombres detrás de él; cuando, en un instante, toda la línea quedó envuelta por de humo de los cañones que disparaban metralla, así como el fuego de mosquete que barrieron todo el espacio como una tormenta. A los británicos se les ordenó llegar a las posiciones con la bayoneta calada; pero sus filas fueron rotas por las obstrucciones a través de las cuales lucharon en vano para forzar su camino, y pronto comenzaron a disparar a su vez. La lucha se desarrolló con furia durante una hora. Los asaltantes se acercaron a las posiciones; pero allí fueron detenidos por la masa de abatís que les impedía avanzar, mientras recibían los fuegos cruzados mortales que los barrieron desde el frente y los flancos. Por fin a las 13,30 horas retrocedieron. Abercromby, que estaba en el aserradero, dos km a retaguardia. Los comandantes le rogaron a Abercromby que enviara a la artillería para destruir las líneas francesas, pero él se negó, repitiendo las mismas órdenes que había dado a sus Tcols esa mañana: “Marchen enérgicamente, apresúrense sobre el fuego del enemigo y no respondan al suyo, hasta que estuvieran dentro de los posiciones del enemigo”.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--posicion-defensiva-francesa-1024x632.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--posicion-defensiva-francesa-300x185.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--posicion-defensiva-francesa-768x474.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--posicion-defensiva-francesa-100x62.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--posicion-defensiva-francesa.png 1297w
Batalla de Ticonderoga o de Carillón (8 de julio de 1758). Posición defensiva francesa. Autor Patrice Courcelle para Osprey

Luego a las 14,00 horas, los británicos lanzaron un segundo asalto apoyado por los provinciales, algunos de ellos se abrieron paso al pie del obstáculo de maderos. Los franceses lucharon valientemente. Montcalm, sin casaca, porque el día era caluroso, dirigió la defensa del centro y reparó a cualquier parte de la línea donde hubiera peligro utilizando los granadros y los piquetes. Lévis por su parte lanzó varios ataques de flanqueo durante la batalla. A las 14,30 estaba claro que el ataque también había fallado.

Un curioso incidente ocurrió durante uno de estos ataques. De Bassignac, un capitán del batallón de Royal Roussillon, ató su pañuelo rojo al final de un mosquete y lo agitó desafiante sobre el parapeto. Los británicos lo confundieron con una solicitud de negociación, y se adelantaron con toda la velocidad posible, sosteniendo sus mosquetes cruzados sobre sus cabezas con ambas manos y llorando «Quarter» (cuartel). Los franceses cometieron el mismo error; y pensando que sus enemigos se estaban rindiendo como prisioneros, dejaron de disparar y se subieron en la parte superior de la posición para recibirlos. El capitán Pouchot, asombrado, como él dice, al verlos encaramados allí, miró hacia afuera para conocer la causa y vio que el enemigo intentaban cualquier cosa menos rendirse. Con lo cual gritó con todas sus fuerzas: “Tirez! Tirez! Ne voyez-vous pas que ces gens-là vont vous enlever? «(¡Fuego! ¡Fuego! ¿No ven que esta gente van tomarnos?). Los soldados, aún de pie en la posición, instantáneamente dieron una descarga a los británicos, que mató a algunos de ellos, y enviaron al resto desconcertados.

Alrededor de las 17,00 horas, llegó el momento de la verdad. Después de una lucha casi incesante todo el día, una columna británica, con la punta de lanza el RI42 los higlanders de la Black Watch (Guardia Negra), realizó un furioso intento de romper las líneas francesas. Dirigiéndose a los RIs Guyena y Bearn, los highlanders usaron sus pesadas espadas para cortar el abatis. A pesar de las terribles bajas, los highlanders rugieron los gritos de guerra del clan y siguieron adelante. Montcalm se dirigió al lugar de peligro con sus reservas, y Levis tomó hombres de la derecha para reforzar los dos RIs.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--asalto-del-ri42-highladers-black-watch-1024x639.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--asalto-del-ri42-highladers-black-watch-300x187.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--asalto-del-ri42-highladers-black-watch-768x479.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--asalto-del-ri42-highladers-black-watch-100x62.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--asalto-del-ri42-highladers-black-watch.png 1264w
Batalla de Ticonderoga o de Carillón (8 de julio de 1758). Asalto del RI42 highladers Black Watch a los abatís defendidos por el RI francés Bears sobre las 18,00 horas. Autor Patrice Courcelle para Osprey

Durante el feroz combate, Duncan Campbell, laird de Inverawe, cayó en medio de sus compatriotas. La leyenda dice que, mucho antes, había soñado con su muerte en un lugar llamado Ticonderoga, una palabra que no entendió. Una bola de mosquete francesa destrozó un brazo y murió nueve días después. Fue enterrado en el fuerte Edward, al sur del lago George.

Finalmente los highlanders fueron atacados a la bayoneta calada por los granaderos de la reserva y tuvieron que retirarase. 25 de sus oficiales murieron o resultaron heridos, y la mitad de los hombres cayeron en el combate.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-1758--los-highladers-de-ri42-black-watch-dirigidos-por-john-cambel-1024x670.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-1758--los-highladers-de-ri42-black-watch-dirigidos-por-john-cambel-300x196.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-1758--los-highladers-de-ri42-black-watch-dirigidos-por-john-cambel-768x502.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-1758--los-highladers-de-ri42-black-watch-dirigidos-por-john-cambel-100x65.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-1758--los-highladers-de-ri42-black-watch-dirigidos-por-john-cambel.png 1304w
Batalla de Ticonderoga 1758. Los highladers de RI42 Black Watch dirigidos por John Cambel consiguen pasar los abatís y atacar a los soldados franceses. Serían rechazados por los granaderos de la reserva.

Como las tropas de la colonia y los canadienses en el terreno bajo no habían sido molestados, Lévis les envió una orden para hacer una salida y atacar el flanco izquierdo de las columnas de carga. En consecuencia, se colocaron entre los árboles a lo largo del declive y dispararon hacia el enemigo, que actualmente cambió su posición a la derecha, fuera de la línea de tiro. El asalto aún continuó, pero en vano.

A las 18,00 horas, hubo otro esfuerzo, igualmente infructuoso. Finalmente A las 19,00 horas dándose cuenta del alcance del desastre, Abercrombie ordenó a las tropas reunirse y marchar hacia el lugar de desembarco en el lago George. Desde este momento hasta las 19,30 horas, los rangers y otros provinciales mantuvieron una lucha prolongada, disparando desde el borde del bosque y desde detrás de los tocones, arbustos y árboles caídos frente a las líneas. Sus únicos objetos eran cubrir a sus camaradas, que estaban recogiendo y llevando a los heridos, y proteger la retirada de regulares.

Montcalm pasó a lo largo de las líneas francesas y dio a los soldados cansados el agradecimiento que merecían noblemente. Les sirvieron cerveza, vino y comida. Montcalm y sus oficiales pensaron que Abercromby regresaría al ataque por la mañana, esta vez con su artillería. Pasó toda la noche fortaleciendo las líneas francesas contra un nuevo ataque, que era poco probable que los franceses pudieran resistir.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--los-franceses-celebrando-la-victoria-1024x772.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--los-franceses-celebrando-la-victoria-300x226.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--los-franceses-celebrando-la-victoria-768x579.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--los-franceses-celebrando-la-victoria-100x75.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--los-franceses-celebrando-la-victoria-320x240.png 320w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--los-franceses-celebrando-la-victoria-160x120.png 160w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-ticonderoga-o-de-carillon-8-de-julio-de-1758--los-franceses-celebrando-la-victoria.png 1067w
Batalla de Ticonderoga o de Carillón (8 de julio de 1758). Los franceses celebrando la victoria de Montclam. Autor Henry Alexander Ogden

En la mañana del 9 de julio, la compañía de voluntarios canadienses avanzaron con cautela en una misión de exploración. No encontraron a nadie. Los voluntarios investigaron hasta las cataratas del lago George, pero no se vieron británicos ni coloniales. Montcalm y los franceses apenas podían creerlo. Esa misma mañana, Levis llevó a las ocho compañías francesas de granaderos para confirmar lo que los canadienses habían informado. Bougainville registró que todo lo que encontraron fue “heridos, provisiones, equipo abandonado, zapatos abandonados en lugares humeantes, restos de barcazas y pontones quemados”.

Secuelas

La batalla fue la más sangrienta de la guerra, con más de 3.000 bajas sufridas. Las bajas francesas normalmente se consideran relativamente leves: 104 muertos y 273 heridos en la batalla principal. Uniéndolas al combate de Trépezet el 6 de julio, hubo alrededor de 550 bajas, alrededor del 13 por ciento de la fuerza francesa.

El general Abercrombie reportó 547 muertos, 1.356 heridos y 77 desaparecidos. Lévis en un informe afirmó que los franceses recuperaron 800 cuerpos británicos,

Las noticias de la batalla se recibieron en Inglaterra poco después de la noticia de la caída de Luisburgo, lo que frenó las celebraciones que marcaron esa victoria. El alcance total de las victorias británicas en 1.758 no llegó a las costas inglesas hasta más tarde en el año, cuando Pitt se enteró de los éxitos en fuertes Duquesne y Frontenac, pasos clave para completar la conquista de Nueva Francia. Si Carillon también hubiera caído en 1.758, la conquista podría haberse completado ese mismo año o al siguiente.

Expedición británica contra el fuerte Frontenac (23 de julio 1.758)

Abercromby permaneció acampado a la cabeza del lago Saint-Sacrement (actual lago George) sin emprender ninguna iniciativa. Durante este período, perdió muchos hombres de disentería.

Después de muchas dudas, Abercromby finalmente destacó una fuerza de 3.000 hombres bajo John Bradstreet para atacar el fuerte Frontenac (actual Kingston). Esta fuerza consistía principalmente en tropas provinciales, pero también incluía a 27 hombres del regimiento real de artillería. El fuerte Frontenac controlaba una posición estratégica en la desembocadura del lago Ontario en el río San Lorenzo. Era un fuerte de plante cuadrada de unos 100 metros de lado, con bastiones en cada esquina. Tenía 60 cañones (la mitad de ellas montados) y 16 morteros pequeños. Estaba guarnecida por solo 110 hombres, además de algunos indios, mujeres y niños.

Almacenado en este fuerte había una gran cantidad de provisiones y bienes diseñados para las tropas francesas en Ohio y sus guarniciones occidentales.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/fuerte-frontenac-en-1-758-en-la-desembocadura-del-rio-san-lorenzo.png 849w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/fuerte-frontenac-en-1-758-en-la-desembocadura-del-rio-san-lorenzo-300x233.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/fuerte-frontenac-en-1-758-en-la-desembocadura-del-rio-san-lorenzo-768x597.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/fuerte-frontenac-en-1-758-en-la-desembocadura-del-rio-san-lorenzo-100x78.png 100w
Fuerte Frontenac en 1.758 en la desembocadura del río San Lorenzo

La fuerza de Bradstreet primero retrocedió a Albany. Desde allí, avanzó por el río Mohawk y luego siguió el río Onondaga río abajo hasta las ruinas del fuerte Oswego. En el camino, Bradstreet persuadió a algunos indios oneidas para que se unieran a él. Esta tribu, como la mayoría de las Cinco Naciones, casi se había perdido la simpatía por los británicos tras la derrota en el fuerte Carillon.

Cuando Vaudreuil fue informado de la expedición de Bradstreet contra el fuerte Frontenac, envió de inmediato a 3.000 canadienses bajo el mando del señor de Duplessis junto con todos los indios que pudo reunir para rescatar el fuerte.

El 22 de agosto, la flota de botes de balleneros y bateas de Bradstreet entró en el lago Ontario.

El 25 de agosto, la fuerza expedicionaria británica desembarcó sin obstáculos dentro de los 2 km del fuerte Frontenac. El fuerte fue guarnecido solo por unos 110 hombres. Se opuso a poca resistencia en los días siguientes. En la noche del 26 de agosto, Bradstreet acampó a menos de 200 metros del fuerte.

El 27 de agosto por la mañana, De Noyan, el comandante francés, se entregó junto con la guarnición y trabajadores, como prisioneros de guerra. Se hicieron con 9 buques armados, que llevaban de 8×18 cañones, y formaban toda la fuerza naval francesa en el lago Ontario. Las tripulaciones escaparon. Una enorme cantidad de provisiones, tiendas navales, municiones y bienes indios destinados al suministro de los puestos occidentales cayeron en manos de los británicos, que se quedaron con lo que podían llevarse, y quemaron el resto. En el fuerte encontraron 60 cañones y 16 morteros, que los vencedores usaron para derribar los muros; y luego, reservando algunos de los mejores, derribó los muñones (rodamientos cortos y rechonchos a ambos lados de un cañón) de los demás. Los Oneidas estaban empeñados en desmenuzar a algunos de los prisioneros. Bradstreet lo prohibió y los consoló con una parte del saqueo.

De acuerdo con las órdenes de Abercromby, el fuerte fue desmantelado y todos los edificios en o alrededor de él ardieron, al igual que los buques, excepto los dos más grandes, que estaban reservados para llevar algunos de los bienes capturados. Luego, con barcos profundamente cargados, el destacamento regresó a Oswego; donde, después de descargar y quemar las dos embarcaciones, se dirigieron hacia Albany, dejando a 1.000 hombres en el nuevo fuerte que el brigadier Stanwix estaba construyendo en el Gran Centro de Transporte del Mohawk (actual Roma, Nueva York).

Desde un punto de vista estratégico, la destrucción de la flota francesa y del fuerte es bastante sorprendente ya que sus posesiones habrían sido un activo importante para los británicos para las próximas campañas.

A su llegada al fuerte Présentation (actual Ogdensburg, Nueva York) con los refuerzos franceses, Duplessis se enteró de la captura de fuerte Frontenac. Sin embargo, envió a 600 hombres al mando del señor de Montigny para reforzar la guarnición del fuerte Niagara.

La captura y destrucción del fuerte Frontenac fue un golpe terrible para el poder francés en Occidente. De hecho, habían perdido el mando del lago Ontario y, con él, sus líneas de comunicación con los otros asentamientos franceses en los Grandes Lagos y a lo largo de los ríos Ohio y Mississippi.

Más precisamente, el fuerte Duquesne (actual Pittsburgh) ahora estaba totalmente aislado. Además, este éxito británico indujo a muchas tribus indias a unirse.

William Pitt, el secretario de estado británico que había diseñado la estrategia militar británica y recibió la noticia de la derrota en agosto, escribió a Abercrombie el 18 de septiembre que «el Rey ha juzgado propiamente que debe regresar a Inglaterra«. Abercrombie continuó siendo promovido, llegando finalmente al rango de General en 1.772.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2020-03-12. Última modificacion 2020-03-13.
Valora esta entrada