Siglo XVIII Guerra Franco-India (1.754-63) Operaciones en el río Ohio 1.754
Operaciones en el río Ohio 1.754

Expedición de George Washinton en 1.753

En la primavera de 1.753, el gobernador general Duquesne envió una expedición francesa para ocupar el país de Ohio. Desembarcaron en Presque Isle (actual Erie) donde construyeron un fuerte. Las fuerzas francesas, bajo el mando de Paul Marin de la Malgue, abrieron un camino hacia el sur de unos 80 km a través del bosque hasta Rivière aux Boeufs (actual French Creek) donde se construyó otro fuerte. Después, descendieron el French Creek y el río Allegheny hasta Ohio.

En agosto, Marín envió a 60 hombres para apoderarse de una casa comercial que pertenecía al comerciante Fraser en la ciudad india de Venango.

En septiembre, Marín murió de disentería y Duquesne envió a Jacques Legardeur de Saint-Pierre desde Montreal para tomar el mando de la expedición.

La presencia de una fuerte fuerza francesa en el valle de Ohio indujo a los miamis a abandonar su alianza con los británicos y ponerse del lado de Francia. Los indios sauks, ojibwes y potawatomis pronto se unieron también a la alianza francesa. Incluso los iroqueses, delawares y shawnees en la zona del río Allegheny fueron al campamento francés y ofrecieron su ayuda para llevar el equipaje. Los franceses esperaban que con perseverancia ganarían a todas las tribus desde las montañas de Allegheny hasta el río Mississippi.

El teniente-gobernador Robert Dinwiddie, de Virginia, se enteró por medio de comerciantes e indios que un fuerte destacamento de Canadá había entrado en territorios británicos y había construido fuertes en el lago Erie y en una rama del Ohio. Dinwiddie inmediatamente advirtió al gobierno local sobre el peligro e instó a la asamblea de Virginia a construir fuertes en Ohio, algo que había pedido anteriormente.

Duquesne también había planeado construir un tercer fuerte en la desembocadura del río French Creek con río Allegheny o en algún punto más abajo y luego enviar a Péan, el segundo al mando de Marin, río abajo en Ohio para ganar la alianza de las tribus restantes. Sin embargo, estallaron fiebres, enfermedades pulmonares y escorbuto entre las tropas francesas y canadienses. Péan dejó una guarnición de 300 hombres en los fuertes de Presque Isle y Le Boeuf; y luego, cuando se acercaba el invierno, el resto fue enviado de regreso a Montreal. Mientras tanto, Legardeur de Saint-Pierre llegó a finales de otoño y se instaló en el fuerte Le Boeuf.

Para entonces, Dinwiddie había recibido una carta, firmada por el rey Jorge II , autorizándole a construir fuertes en Ohio a expensas de Virginia, y a repeler a cualquier intruso por la fuerza en caso de que fuera molestado u obstruido. Además, el rey escribió: “Si encuentras que cualquier número de personas pretenden erigir un fuerte o fuertes dentro de los límites de nuestra provincia de Virginia, primero debe exigirles que se retiren pacíficamente; y si, a pesar de sus advertencias, aún perseveran en llevar a cabo fuertes ilegales e injustificables, por la presente estrictamente le ordenamos que los expulse por la fuerza de las armas”.

El 1 de noviembre, Dinwiddie reunió a la casa de los Burgueses para presentarles las instrucciones del Rey. En la asamblea, Dinwiddie expuso el peligro y pidió medios para enfrentarlo. Los burgueses se negaron a otorgar dinero para fuertes.

Dinwiddie también había escrito un mensaje a los franceses, denunciando su incursión y convocándolos a retirarse. Le confió este mensaje a su ayudante general, el mayor George Washington, de 21 años.

Washington se dirigió a la estación comercial de la Compañía de Ohio en Wills Creek (cerca de la actual Cumberland, Maryland).

A mediados de noviembre, Washington se dirigió al desierto con Christopher Gist como guía, un holandés llamado Van Braam, como intérprete francés, un comerciante llamado Davison, como intérprete indio, y cuatro leñadores como sirvientes. Fueron a las hoces del Ohio y luego río abajo hasta Logstown. Allí Washington tuvo varias conversaciones con los indios. Continuó su viaje después de muchos retrasos hacia el fuerte Le Boeuf, acompañado por el jefe amigo llamado Tanacharison (conocido por los británicos como Medio Rey) del pueblo Mingo (iroqueses de Ohio) y por tres de sus miembros de la tribu. Durante varios días siguieron el camino de los comerciantes, con una incesante lluvia y nieve, y finalmente llegaron a la antigua ciudad india de Venango, donde French Creek se encuentra con el Allegheny. Allí se encontraba una casa comercial británica, pero los franceses la habían confiscado. Alzó su bandera en ella y la convirtió en un puesto militar avanzado. Joncaire estaba al mando, con dos subalternos.

Invitaron a los extraños a cenar. Con toda su cortesía, los oficiales franceses hicieron todo lo posible para atraer a los indios de Washington; y fue con extrema dificultad que pudo persuadirlos para que fueran con él.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/george-washington-hablando-con-los-indios-1024x614.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/george-washington-hablando-con-los-indios-300x180.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/george-washington-hablando-con-los-indios-768x461.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/george-washington-hablando-con-los-indios-100x60.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/george-washington-hablando-con-los-indios.png 1110w
George Washington hablando con los indios para preparar su expedición en 1753.

El 7 de diciembre, Washington y su pequeña tropa abandonaron Venango y marcharon a través de pantanos y bosques llenos de nieve, y mojados por una lluvia incesante. Avanzaron durante cuatro días más.

El 11 de diciembre, justo después del atardecer, Washington salió del bosque a caballo, asistido por un compañero mucho más viejo y más rudo que él, y seguido por varios indios y cuatro o cinco hombres blancos con caballos de carga. Las empalizadas de madera del fuerte Le Boeuf aparecieron por fin, rodeadas de campos cubiertos de tocones y medio rodeadas por la corriente fría del French Creek, a lo largo de las orillas de las cuales había más de 200 canoas, listas para transportar tropas en la primavera. Oficiales del fuerte Le Boeuf salieron a encontrarse con los extraños; y, vadeando el barro y la nieve empapada, entraron por la puerta.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/george-washington-en-point-1753.png 999w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/george-washington-en-point-1753-300x181.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/george-washington-en-point-1753-768x464.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/george-washington-en-point-1753-100x60.png 100w
George Washington en Point 1753. Autor John Huxton

El 12 de diciembre, Washington, con la ayuda de un intérprete, ya que no hablaba francés, tuvo una entrevista con Legardeur de Saint-Pierre y le entregó una carta del gobernador Dinwiddie. El comandante francés Legardeur de Saint-Pierrequedó perplejo por la carta, y tardó tres días en formular la respuesta. Le dijo que debía enviar la carta de Dinwiddie al marqués Duquesne y esperar sus órdenes; y que mientras tanto debe permanecer en su puesto, de acuerdo con las órdenes de su general.

Después de abandonar Venango a su regreso, Washington encontró a los caballos tan débiles que, para llegar antes, los dejó a ellos y a sus conductores a cargo de Van Braam y siguió a pie, acompañado solo por Gist.

Al pasar por una antigua aldea india llamada Ciudad Asesina, un indio francés, a quien encontraron en el bosque, les disparó, fingiendo que su arma se había disparado por casualidad. Lo atraparon y Gist lo habría matado; pero Washington intervino y lo dejaron ir. Después, para escapar de la persecución de los hombres de su tribu, caminaron toda la noche y todo el día siguiente.

Esto los llevó a las orillas del Allegheny, que esperaban encontrarlo congelado, pero todavía estaba vivo y turbulento, lleno de trozos de hielo arrastrados por la corriente. Hicieron una balsa, se arrojaron al río y pronto fueron atrapados entre los trozos de hielo a la deriva. Washington, empujando con fuerza con su poste, cayó al río helado; pero atrapó un tronco de la balsa y se arrastró. Fueron arrastrados a una isla, donde desembarcaron, y dejaron la balsa a su suerte. La noche era excesivamente fría, y los pies y las manos de Gist estaban muy congelados. Por la mañana, el hielo se había endurecido y el río estaba helado. Lo cruzaron y lograron llegar a la casa del comerciante Fraser, en Monongahela. Fue a mediados de enero de 1.754 cuando Washington llegó a Williamsburg y entregó su informe a Dinwiddie, informándole que los franceses se negaban a irse.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/george-washington-y-christopher-gist-en-la-expedicion-a-los-forks-del-ohio-en-1753-1024x566.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/george-washington-y-christopher-gist-en-la-expedicion-a-los-forks-del-ohio-en-1753-300x166.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/george-washington-y-christopher-gist-en-la-expedicion-a-los-forks-del-ohio-en-1753-768x424.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/george-washington-y-christopher-gist-en-la-expedicion-a-los-forks-del-ohio-en-1753-100x55.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/george-washington-y-christopher-gist-en-la-expedicion-a-los-forks-del-ohio-en-1753.png 1337w
George Washington y Christopher Gist en la expedición a los Forks del Ohio en 1753. Autor John Buxton.

Preparación de la expedición inglesa

Como recurso temporal, el teniente gobernador Dinwiddie se había aventurado a reclutar un grupo de 200 hombres de la milicia de Virginia. Washington debía tener el mando, con el comerciante, William Trent, como su lugarteniente.

En enero, Dinwiddie ordenó a Washington que fuera a toda velocidad hasta la bifurcación del Ohio, y construyera allí un fuerte; «pero en caso de que cualquier persona intentase obstruir las obras, arrestarlos y, en caso de resistencia, hacer prisioneros o matarlos y destruirlos«.

Luego, el teniente gobernador envió mensajeros a los catawbas, cherokees, chickasaws e iroqueses de Ohio, invitándolos a tomar el hacha contra los franceses. Luego escribió cartas urgentes a los gobernadores de Pensilvania, las Carolinas, Maryland y Nueva Jersey, pidiendo contingentes de hombres, para estar en Wills Creeks en marzo de 1.754 a más tardar.

En febrero, un grupo de hombres del bosque bajo el capitán Trent cruzó las montañas para construir un almacén y una empalizada en las bifurcaciones de Ohio, (actual Pittsburgh), un lugar que Washington había examinado cuando se dirigía al fuerte Le Boeuf, y que había informado como como el mejor lugar para ese propósito. Los tanacharisones y los mingos ayudaron a Trent.

El 14 de febrero, la Casa de los Burgueses de Virginia se reunió nuevamente, convocada por Dinwiddie. Este último esperaba obtener un fondo para enviar unos de 450 hombres adicionales a Ohio, que esperaba, junto con la ayuda de las colonias vecinas, podría detener las ambiciones francesas. La asamblea votó 10.000 libras en la moneda de Virginia para defender la frontera.

Dinwiddie luego invitó a los indios a reunirse con él en el consejo de Winchester y, como cebo para atraerlos, unió el mensaje con una promesa de regalos. Envió circulares del Rey a los gobernadores vecinos, pidiendo suministros, y escribió carta tras carta para despertarlos. También escribió a los gobernadores más distantes, Delancey de Nueva York y Shirley de Massachusetts, rogándoles que hicieran manifestaciones contra Canadá, para evitar que los franceses enviasen una fuerza tan grande a Ohio. Fue a las colonias más cercanas, desde Nueva Jersey hasta Carolina del Sur, donde buscó ayuda directa; y sus varios gobernadores fueron todos más o menos activos para conseguirlo. Pensilvania se negó a movilizarse. Solo Carolina del Norte respondió a la apelación y envió dinero suficiente para reclutar unos 350 hombres. Dos compañías independientes mantenidas por el Rey en Nueva York, y Carolina sel Sur, había recibido órdenes de Gran Bretaña para marchar a la zona de acción.

Desde Williamsburg, Dinwiddie envió cartas y órdenes por mensajería, para acelerar los refuerzos tardíos de Carolina del Norte y Nueva York, y llevar a los soldados de Virginia, que entonces sumaban 300 hombres. Fueron llamados el regimiento de Virginia; y Joshua Fry, un caballero inglés, criado en Oxford, fue nombrado coronel, con Washington como segundo al mando.

En marzo, Fry estaba en Alejandría con la mitad del llamado regimiento, tratando de ponerlo en orden de marcha.

El 2 de abril, Washington, con la otra mitad del regimiento, marchó hacia el almacén de la Compañía Ohio en Wills Creek, que constituiría una base de operaciones. Sus hombres eran blancos pobres, valientes, pero difíciles de disciplinar; sin tiendas, mal armados y harapientos. Washington había recibido la orden de reunir tantos suministros y voluntarios pagados como pudo en el camino. Cuando se dirigió a la frontera, había reunido a 1.867 hombres.

Mientras Dinwiddie todavía trataba de reunir sus reclutas crudos, el teniente de Duquesne, Contrecoeur, sucesor de Legardeur de Saint-Pierre, había desembarcado en la isla Presque con una fuerza mucho mayor, en parte regulares y en parte canadienses.

Dinwiddie esperaba que Trent se fortificara en las bifurcaciones de Ohio antes de la llegada de los franceses, y que Washington y Fry se unierían a él a tiempo para asegurar el puesto. Trent había comenzado el fuerte; pero por alguna razón inexplicable había regresado a Wills Creek dejando a Ensign Ward con 36 hombres trabajando en ello.

Instalación francesa en fuerte Duquesne

En respuesta, los canadienses enviaron una fuerza de aproximadamente 500 hombres, canadienses, franceses e indios bajo Claude-Pierre Pécaudy de Contrecœur (los rumores que llegaron a los hombres de Trent subían su número a 1.000).

El 16 de abril, Contrecœur, bajando por el Allegheny con gran número de barcas y canoas, llegó a las bifurcaciones del Ohio, interrumpiendo el trabajo del destacamento de Ward. Los 500 franceses desembarcaron, asentaron cañones contra la incipiente empalizada y convocaron a Ensign Ward para que se rindiera, so pena de lo que pudiera suceder.

El 17 de abril, la fuerza de Trent de 36 hombres, dirigida por el alférez Edward Ward en ausencia de Trent, acordó abandonar el lugar. Contrecœur derribó las obras británicas y comenzó la construcción del fuerte que al que llamó Duquesne. Ward volvió sobre sus pasos sobre las montañas e informó de su percance a Washington.

En mayo, Dinwiddie estaba profundamente molesto cuando un mensaje de Washington le dijo cómo se arruinaron sus planes. Consideró esta acción como un comienzo de hostilidades por parte de los franceses. Todavía esperaba que, con la llegada de las compañías independientes de Nueva York, sería posible desalojar a los franceses o construir un fuerte en Ohio.

Dinwiddie y Washinton actuaron como si la guerra hubiera sido declarada, a pesar de que no se hizo una declaración formal. Desde el puesto en Wills Creek, la distancia por el camino de los comerciantes al fuerte Duquesne era de unos 225 km. A mitad de camino en esa ruta había un afluente del Monongahela llamada Redstone Creek, en cuya desembocadura la Compañía de Ohio había construido otro almacén. Dinwiddie ordenó a todas las fuerzas que cruzaran las montañas y se reunieran en este punto, hasta que fueran lo suficientemente fuertes como para avanzar contra los franceses. El movimiento fue crítico la presencia de un enemigo tan superior en disciplina como en número, mientras que los obstáculos naturales fueron grandes. Un camino adecuado para cañones y carros tuvo que ser abierto a través de un bosque denso y sobre dos cadenas de montañas altas, además de innumerables colinas y arroyos. Washington puso toda su fuerza en el trabajo.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/guerra-franco-india-1754-63--movimientos-de-george-washington-1754-59-1024x713.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/guerra-franco-india-1754-63--movimientos-de-george-washington-1754-59-300x209.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/guerra-franco-india-1754-63--movimientos-de-george-washington-1754-59-768x535.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/guerra-franco-india-1754-63--movimientos-de-george-washington-1754-59-100x70.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/guerra-franco-india-1754-63--movimientos-de-george-washington-1754-59.png 1203w
Guerra Franco-India (1754-63). Movimientos de George Washington 1754-59

El avance de Washington

El 23 de mayo, Contrecoeur, operando bajo órdenes que prohibían los ataques de su fuerza a menos que fueran provocados, envió a Joseph Coulon de Villiers de Jumonville con 34 hombres (1 oficial, 3 cadetes, 1 voluntario, 1 intérprete y 28 hombres) para ver si Washington había entrado en territorio francés y con una citación para ordenar que las tropas de Washington se fueran. Esta convocatoria era similar en naturaleza a la que Washington había entregado a los franceses cuatro meses antes. Las fuentes no están de acuerdo sobre la composición exacta de la fuerza de Jumonville, que puede haber incluido tropas francesas de la Marina, la milicia canadiense y los indios. Jumonville había recibido instrucciones de enviar a dos correos de vuelta a toda velocidad al fuerte Duquesne para informar al comandante cuando hubieran encontrado a los británicos antes de entregar la citación.

Washington estaba en el río Youghiogheny, una rama del Monongahela, explorándolo con la esperanza de que pudiera ser navegable, cuando llegó un mensajero de Tanacharison, que estaba en camino para unirse a él. El mensaje decía que los franceses habían salido de su fuerte y tenían la intención de atacar a los primeros británicos que se encontraran. Poco después llegó un informe de que ya estaban en el vado de Youghiogheny, a 29 km de distancia. Washington inmediatamente reparó en Great Meadows, un tramo llano de hierba y arbustos, bordeado por colinas boscosas, y atravesado por un barranco.

El 25 de mayo, con un poco de trabajo, los hombres de Washington convirtieron Great Meadows en un atrincheramiento, al mismo tiempo que cortaban los arbustos y despejaban la zona para una trampa. Se enviaron grupos a explorar el bosque, pero no encontraron enemigos.

En la mañana del 27 de mayo, Christopher Gist, que recientemente había establecido un asentamiento en el lado más alejado de la cima Laurel, a 20 km de distancia, llegó al campamento con la noticia de que 50 franceses habían estado en su casa hacia el mediodía del día anterior, y habría destruido todo de no ser por la intervención de dos indios a quienes había dejado a cargo durante su ausencia. Washington envió a 75 hombres al mando del capitán Hog para buscar la partida. La búsqueda fue en vano, los franceses se escondieron tan bien como para escapar de cualquier ojo que no fuera el de un indio.

Por la noche llegó un corredor tanacharison, que estaba acampado con unos pocos guerreros a unos kilómetros de distancia. Había enviado a decirle a Washington que había encontrado las huellas de dos hombres, y los rastreó hacia una cañada oscura en el bosque, donde creía que todos los franceses estaban al acecho. Washington dudó un momento, temiendo una estratagema para sorprender a su campamento. Finalmente, a las 22,00 horas, dejó su fuerza principal para proteger su campamento y se dirigió a las chozas de los tanacharisones a la cabeza de 40 hombres. La noche era lluviosa y obscura, y durante su avance, 7 de sus hombres se perdieron en el bosque y se quedaron atrás.

Batalla de Jumonville Glen (28 de mayo de 1.754)

Al amanecer del 28 de mayo, la partida de Washington se reunió con los 12 guerreros indios tanacharisones. Se celebró un consejo donde Washington y los tanacharisones acordaron atacar el campamento francés. Dos guerreros mingos lideraban el camino. Las huellas de los dos exploradores franceses vistos el día anterior se encontraron de nuevo, y, marchando en una sola fila, la partida pasó a través del bosque hacia el hueco rocoso donde se suponía que los franceses debían estar ocultos.

Cuando amaneció, los franceses se estaban despertando con solo un centinela de guardia. No tenían otra seguridad en absoluto, lo que habría sido extraño para una incursión o una patrulla de reconocimiento.

Alrededor de las 07,00 horas, alguien disparó un tiro y la lucha comenzó. Nadie sabe quién disparó primero. Los franceses se encontraron recibiendo fuego desde las rocas y alturas en dos lados. El callejón sin salida que les había dado un refugio contra la tormenta se convirtió en una zona de exterminio. Algunos huyeron cuesta abajo a lo largo de un camino estrecho, donde se encontraron con los hachas de los indios tanacharisones.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-jumonville-glen-28-de-mayo-de-1754-1024x611.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-jumonville-glen-28-de-mayo-de-1754-300x179.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-jumonville-glen-28-de-mayo-de-1754-768x458.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-jumonville-glen-28-de-mayo-de-1754-100x60.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-jumonville-glen-28-de-mayo-de-1754.png 1171w
Batalla de Jumonville Glen (28 de mayo de 1754). Autor Jonathan Myers

10 soldados franceses fueron muertos de inmediato, 21 fueron capturados, algunos heridos entre ellos entre ellos Coulon de Jumonville, el alférez al mando. Solo se salvó un canadiense quien había huido al comienzo de la refriega.

Jumonville fue tratado honorablemente como un prisionero de guerra y fue interrogado por Washington. La forma exacta de la muerte de Jumonville es incierta, pero según varios relatos, un tanacharison lo ejecutó a sangre fría, aplastándose la cabeza con un hacha de guerra. Otra fuente afirma que un soldado británico le disparó a Jumonville mientras se leía el mensaje. Sea como fuere esta extraña escaramuza comenzó la guerra que prendió fuego al resto del mundo.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-jumonville-glen-28-de-mayo-de-1754--secuelas.png 1002w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-jumonville-glen-28-de-mayo-de-1754--secuelas-300x215.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-jumonville-glen-28-de-mayo-de-1754--secuelas-768x550.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-jumonville-glen-28-de-mayo-de-1754--secuelas-100x72.png 100w
Batalla de Jumonville Glen (28 de mayo de 1754). Secuelas

Washington regresó al campamento en Great Meadows y, esperando ser atacado pronto, envió refuerzos al coronel Fry, que se encontraba enfermo en Wills Creek. Luego puso a sus hombres a trabajar en un atrincheramiento, al que llamó fuerte Necesidad (Necessity).

El 3 de junio, se completaron los atrincheramientos en el fuerte Necessity. Consistía en una empalizada circular hecha de troncos verticales de 2,1 m cubiertos con corteza y pieles construidas alrededor de una pequeña cabaña que contenía municiones y provisiones. Los tanacharisones luego se unieron a Washington, junto con una mujer conocida como la reina Alequippa, y unas 30 familias indias.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/construccion-del-fuerte-de-necessity-en-1754-por-george-washington-1024x594.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/construccion-del-fuerte-de-necessity-en-1754-por-george-washington-300x174.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/construccion-del-fuerte-de-necessity-en-1754-por-george-washington-768x446.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/construccion-del-fuerte-de-necessity-en-1754-por-george-washington-100x58.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/construccion-del-fuerte-de-necessity-en-1754-por-george-washington.png 1094w
Construcción del fuerte de Necessity en 1754 por George Washington

Unos días después, Gist llegó de Wills Creek con la noticia de que Fry había muerto, se había caído de su caballo y se había roto el cuello. Washington le sucedió en el mando del regimiento de Virginia.

El 9 de junio, las tres compañías restantes del regimiento de Virginia aparecieron y se unieron a sus camaradas, elevando el número total a 300.

Luego, llegó la compañía independiente de Carolina del Sur; y Great Meadows se convirtió en una escena animada, con los indios wigwams de los indios, los cobertizos de los ásperos virginianos, el ganado pastando en la hierba alta o bebiendo en el arroyo perezoso que lo atravesaba; las alturas y bosques circundantes; y, sobre todo, a 6 km de la cordillera verde de Laurel Hill.

En la primavera, se enviaron fuertes refuerzos al fuerte Duquesne y la guarnición constaba de unos 1.400 hombres. Cuando la noticia de la muerte de Jumonville llegó a Montreal, Coulon de Villiers, hermano del oficial muerto, fue enviado al lugar con un cuerpo de indios de todas las tribus de la colonia.

Batalla del fuerte Necessity (3 de julio de 1.754)

La presencia de la compañía independiente de Carolina del sur en Great Meadows era una dudosa ventaja. El capitán James Mackay, su comandante, con su comisión del Rey, se consideraba por encima de cualquier oficial comisionado por el gobernador. Hubo una gran cortesía entre él y Washington; pero Mackay no recibiría órdenes, ni siquiera la aprobación, del coronel de voluntarios. Tampoco trabajarían sus hombres, excepto por un chelín adicional por día. Conceder eso era imposible, tanto por falta de dinero como por el descontento que generaría en los virginianos, que trabajaban por su paga diaria de 8 peniques.

El 16 de junio, Washington, al enterarse de que solo había 500 tropas francesas mal abastecidas en el fuerte Duquesne, decidió sacar a los 300 virginianos del fuerte Necessity, dejando atrás a Mackay, para ampliar el camino para aquellos que seguirían a una posición avanzada en Red Stone Creek.

El 18 de junio, Washington se reunió con los tanacharisones, que le dijeron que no habían podido convencer a los otros jefes para que ayudaran a Washington y que tampoco podría ayudar a los virginianos. Aunque había perdido el apoyo de los indios, lo que hacía que sus tropas fueran más vulnerables a los ataques, Washington continuó ampliando el camino hacia Red Stone Creek.

Cuando el regimiento llegó al asentamiento de Gist en Red Stone Creek, acampó y cavó trincheras. Los desertores franceses habían llevado noticias de que se esperaban fuertes refuerzos en el fuerte Duquesne, y los indios amistosos advirtieron repetidamente a Washington que un número abrumador pronto les atacarían. Washington envió a buscar a Mackay y sus hombres.

El 26 de junio a las 08,00 horas, Louis Coulon de Villiers llegó al fuerte Duquesne con sus seguidores. Allí descubrió que 500 franceses y algunos indios de Ohio estaban a punto de marchar contra los británicos, bajo el mando del caballero Le Mercier; pero en vista de su antigüedad y su relación con Jumonville, el mando había sedo transferido a Villiers. A continuación, la marcha se pospuso; los guerreros recién llegados fueron convocados al consejo, y Contrecoeur los arengó así: “Los ingleses han asesinado a mis hijos, mi corazón está enfermo; mañana enviaré a mis soldados franceses a vengarme. Y ahora, los hombres de San Luis, hombres del Lago de las Dos Montañas, hurones, abenakis, iroqueses de La Présentation, nipissings, algonquinos y ottawas, los invito a todos por este cinturón de wampum a unirse a su padre francés y ayudarlo a aplastar a los asesinos. Tomad este hacha, y con ella dos barriles de vino para un festín”.

Tanto el hacha como el vino fueron aceptados alegremente. Luego, Contrecoeur se volvió hacia los delawares, que también estaban presentes e les dijo: “Por estas cuatro cuerdas de wampum os invito, si sois verdaderos hijos de Onontio, para seguir el ejemplo de vuestros hermanos”, y con cierta vacilación también tomaron el hacha.

El 27 de junio, los indios y los franceses se prepararon para una expedición a una escala mayor de lo que se había previsto al principio. Contrecoeur, Villiers, Le Mercier y Longueuil, después de deliberar juntos, redactaron un documento que decía que “era apropiado marchar contra los ingleses con el mayor número posible de franceses y salvajes, para vengarnos y castigarles por haber violado las leyes más sagradas de las naciones civilizadas”, aunque la conducta de las tropas británicas justificaba que los franceses ignoraran el tratado de paz existente, sin embargo, después de castigarles completamente y obligarlos a retirarse del dominio del Rey, deberían ser dijo que, en cumplimiento de sus órdenes reales, los franceses los miraban como amigos. Pero se acordó además que si los británicos retirasen a su lado de las montañas antes de que los franceses los encontraran, “deberían ser seguidos a sus asentamientos para destruirlos y tratarlos como enemigos, hasta que esa nación dé una amplia satisfacción y cambiar completamente su conducta”.

El 28 de junio, Mackay llegó con la compañía independiente de Carolina del Sur. Se celebró un consejo de guerra en la casa de Gist, y como el campamento fue dominado por las alturas vecinas, se resolvió retroceder.

Los caballos eran tan pocos que los virginianos tuvieron que cargar gran parte del equipaje a sus espaldas sobre el camino empinado y rocoso. Los regulares, aunque también se habían reclutado en las provincias, se negaron a prestar la más mínima ayuda. El mismo día, la partida francesa (600 franceses, 100 indios) partió del fuerte Duquesne, remando sus canoas por el el río Monongahela.

Para mantenerse por delante de la fuerza francesa, los virginianos tuvieron que abandonar la mayoría de sus suministros.

El 30 de junio, Coulon de Villiers llegó al almacén desierto de la Compañía de Ohio en la desembocadura de Red Stone Creek. Era un edificio de troncos sólidos, bien resguardado para mosquetería. Para complacer a los indios pidiéndoles consejo, Villiers convocó a todos los jefes al consejo que, concluyendo a su satisfacción, dejó de guardia a un sargento en el almacén para vigilar las canoas, y comenzó su marcha a través del bosque. El camino era tan accidentado que, al primer alto, el capellán declaró que no podía ir más lejos y se volvió hacia el almacén, aunque no hasta que absolvió a toda la compañía. Así aliviados de sus pecados, siguieron su camino, enviando constantemente exploradores por delante.

El 1 de julio, la fuerza de Washington llegó al fuerte Necessity. La posición, aunque tal vez la mejor de la zona, era muy desfavorable, y Washington se habría retirado más lejos, si no fuera por la condición física de sus hombres, agotados por la fatiga, y no les quedó más remedio que quedarse y luchar.

El 2 de julio, la fuerza de Coulon de Villiers se acercó al fuerte Necessity a lo largo del camino que los virginianos habían construido. Llegaron al campamento abandonado en el asentamiento de Gist y acamparon, quedando empapados por la lluvia que duró toda la noche.

Al amanecer del 3 de julio, los franceses y los indios marcharon nuevamente y atravesaron el desfiladero de la colina Laurel. Llovía sin cesar; pero Villiers se abrió paso a través del bosque que goteaba para ver el lugar, a 1 km de la carretera, donde habían matado a su hermano, y donde aún quedaban varios cuerpos sin enterrar. Habían sabido la posición de los británicos por un desertor, y Villiers llenó el bosque con un enjambre de exploradores indios. Formó a sus hombres en columna, y ordenó que los oficiales ocupasen su puesto.

Los hombres de Washington habían tenido un día completo en el fuerte Necessity, pero lo emplearon más en descansar de su fatiga que en fortalecer la empalizada con troncos. El fuerte era un simple recinto cuadrado, con una trinchera que, según un escritor francés, solo llegaba hasta las rodillas. En el sur, y en parte en el oeste, había un terraplén exterior, que parece haber sido hecho, como un pozo de fusil, con la zanja adentro. Los virginianos tenían poca munición, y nada de pan, viviendo principalmente de carne fresca. Sabían que los franceses se acercaban, quienes fueron reportados a Washington como 900 fuertes, además de los indios.

Hacia las 11,00 horas, llegó un centinela herido con la noticia de que estaban cerca; y aparecieron en el borde del bosque, gritando y disparando desde una distancia tal que su disparo cayó inofensivo. Villiers tenía su plan. “Nos acercamos a los ingleses lo más cerca posible, sin exponer inútilmente la vida de los súbditos del Rey”. Los franceses se abrieron paso a través del bosque hasta que llegaron frente al fuerte, donde se estacionaron en dos colinas densamente arboladas, separadas por un pequeño arroyo.

Una de las colinas estaba a unos 100 pasos de los británicos, y la otra a unos 60. Su posición era tal que los franceses e indios, bien protegidos por árboles y arbustos, y con la ventaja de un terreno más elevado, podían cruzar su fuego sobre el fuerte y enfilar una parte de él.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--george-washington-despliega-sus-fuerzas-delante-del-fuerte-1024x337.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--george-washington-despliega-sus-fuerzas-delante-del-fuerte-300x99.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--george-washington-despliega-sus-fuerzas-delante-del-fuerte-768x252.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--george-washington-despliega-sus-fuerzas-delante-del-fuerte-100x33.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--george-washington-despliega-sus-fuerzas-delante-del-fuerte.png 1065w
Batalla de fuerte Necessity (3 de julio de 1754). George Washington despliega sus fuerzas delante del fuerte. Autor Kevin M. Hymel

Washington sabía que tenía que desalojar a los canadienses e indios de esa posición, por lo que ordenó un asalto con toda su fuerza a través del campo abierto. Desplegó a sus hombres en el prado delante del fuerte. Al ver venir el asalto, de Villiers ordenó a sus soldados, encabezados por indios, que cargaran directamente contra la línea de Washington. Washington ordenó a los hombres que se mantuvieran firmes y realizaran una descarga. Los regulares de Mackay obedecieron la orden de Washington y, apoyados por dos cañones, infligieron varias bajas a los indios que se aproximaban.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--los-franceses-rodean-el-fuerte-y-disparan-a-distancia-1024x581.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--los-franceses-rodean-el-fuerte-y-disparan-a-distancia-300x170.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--los-franceses-rodean-el-fuerte-y-disparan-a-distancia-768x436.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--los-franceses-rodean-el-fuerte-y-disparan-a-distancia-100x57.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--los-franceses-rodean-el-fuerte-y-disparan-a-distancia.png 1190w
Batalla de fuerte Necessity (3 de julio de 1754). Los franceses rodean el fuerte y disparan a distancia

Los virginianos, sin embargo, huyeron de regreso al fuerte, dejando a Washington y a los regulares británicos superados en número. Washington ordenó una retirada de regreso al fuerte. Coulon de Villiers reformó sus tropas en el bosque. Los canadienses se extendieron por el claro y mantuvieron fuego sobre el fuerte Necessity. Washington ordenó a sus tropas que devolvieran el fuego, pero apuntaron demasiado alto, causando pocas bajas.

La lluvia cayó durante todo el día. La tierra cruda del terraplén se convirtió en lodo blando, y los hombres en la zanja del campo exterior permanecieron con el agua hasta las rodillas en el agua. Las cañones fueron llevados al campamento y montados en la empalizada del la granja de Gist estaban, pero los artilleros estaban tan mal protegidos que las piezas fueron casi silenciadas por la mosquetería francesa. La lucha duró nueve horas. A veces el fuego en ambos lados casi se silenciaba por la lluvia, y los combatientes empapados podían hacer poco más que mirarse a través de la niebla y lluvia. Sin embargo, hacia el anochecer, el fuego de mosquete revivió y se volvió nuevamente intenso hasta el anochecer. A las 20,00 horas, los franceses les propusieron la capitulación.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--george-washington-en-el-interior-del-fuerte-1024x637.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--george-washington-en-el-interior-del-fuerte-300x187.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--george-washington-en-el-interior-del-fuerte-768x478.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--george-washington-en-el-interior-del-fuerte-100x62.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--george-washington-en-el-interior-del-fuerte.png 1033w
Batalla de fuerte Necessity (3 de julio de 1754). George Washington en el interior del fuerte

Después de una larga espera, regresó con los artículos de capitulación ofrecidos por Villiers. Mientras los oficiales se reunían alrededor de él bajo la lluvia, él leía e interpretaba el documento a la luz de una vela que se mantenía encendida con dificultad. Se hizo una objeción a algunos de los términos, y se modificaron. Los artículos fueron firmados alrededor de la medianoche. Disponían que los británicos podían marchar con tambores y los honores de la guerra, llevando consigo uno de sus cañones y todas sus propiedades, y deberían estar protegidos contra los insultos de los franceses o indios, que los prisioneros tomados en el enfrentamiento de Jumonville deberían ser liberados, y que dos oficiales deberían permanecer como rehenes para su regreso seguro al fuerte Duquesne. Los rehenes elegidos fueron Van Braam y un escocés valiente pero excéntrico, Robert Stobo.

https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--el-mayor-adam-stephen-reprende-a-un-soldado-frances-1024x592.png 1024w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--el-mayor-adam-stephen-reprende-a-un-soldado-frances-300x173.png 300w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--el-mayor-adam-stephen-reprende-a-un-soldado-frances-768x444.png 768w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--el-mayor-adam-stephen-reprende-a-un-soldado-frances-100x58.png 100w, https://imagenes.arrecaballo.es/wp-content/uploads/2020/03/batalla-de-fuerte-necessity-3-de-julio-de-1754--el-mayor-adam-stephen-reprende-a-un-soldado-frances.png 1209w
Batalla de fuerte Necessity (3 de julio de 1754). El mayor Adam Stephen reprende a un soldado francés que trata de saquear sus bolsas de la montura. Autor John Brixton painting, Damn the Capitulation.

Washington informó que 12 de los virginianos fueron muertos en la acción y hubo 43 heridos, no hubo muertos en la compañía de Mackay, se estima que los muertos fueron 31 y 70 heridos. Villiers informó que sus pérdidas francesas fueron solo 3 muertos y 19 heridos. Los números comprometidos son inciertos. Las seis compañías del regimiento de Virginia contaban 305 hombres y oficiales, y la compañía de Mackay unos 100; pero muchos estaban enfermos, y algunos habían desertado. Alrededor de 350 pudieron haber participado en la lucha. En el lado francés, Villiers dice que el destacamento como se formó originalmente consistía en 500 hombres blancos. Estos aumentaron después de su llegada al fuerte Duquesne, y uno de los miembros del grupo informa que 700 (600 franceses y 100 indios) marcharon en la expedición. No se conoce el número exacto de indios; pero como nueve tribus y comunidades contribuyeron, y como se necesitaban dos barriles de vino para darles a los guerreros un banquete de despedida, debió haber sido alto. Hombres blancos e indios, parece claro que la fuerza francesa era más del doble que la de los británicos, mientras que estaban mejor preparados y mejor protegidos, manteniéndose todo el día bajo cubierto y nunca se mostraron en el prado abierto.

Secuelas

El 4 de julio en la madrugada, el fuerte Necessity fue abandonado y comenzó la retirada de Washington. Los indios habían matado a todos los caballos y el ganado, y los hombres de Washington estaban tan abrumados con los enfermos y heridos, a quienes estaban obligados a cargar sobre sus espaldas, que la mayor parte del equipaje fue quedado atrás. Incluso entonces podían marchar unos pocos kilómetros al día, y luego acamparon para esperar los carromatos. Los indios aumentaron la confusión al saquear y amenazar con un ataque. Destrozaron el botiquín, causando gran angustia a los heridos, dos de los cuales fueron asesinaron y arrancados la cabellera. Durante un tiempo hubo peligro de pánico; pero se restableció el orden y la marcha comenzó a lo largo del camino forestal que conducía sobre Alleghenies, 84 km hasta la estación en Wills Creek.

La derrota en la batalla del fuerte Necessity fue doblemente desastrosa para los británicos, ya que fue un paso nuevo y largo hacia la ruina de sus intereses con los indios; y cuando, en el año siguiente, la guerra estalló, casi todas las tribus occidentales se aliaron con Francia.

Villiers regresó exultante al fuerte Duquesne, incendiando los edificios del asentamiento de Gist y el almacén en Redstone Creek en su camino. Ni una bandera británica ondeaba entonces más allá de las Alleghenies.

El 17 de julio, Washington entregó su informe del enfrentamiento al gobernador Dinwiddie, esperando una reprimenda, pero Washington recibió un voto de agradecimiento de la Cámara de los Burgueses y Dinwiddie culpó de la derrota no a Washington sino a la falta de suministro y al rechazo de la ayuda de las otras colonias.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2020-03-12. Última modificacion 2020-03-12.
Valora esta entrada