Edad Moderna Primera Guerra Civil Inglesa (1642-46) Operaciones en el Norte de Inglaterra en 1643

Conquista de Leeds

A principios de 1.643, Thomas Fairfax pasó a la ofensiva contra los realistas de Yorkshire. Habiendo reunido una fuerza de 9 tropas de caballería y dragones, 1.000 mosqueteros y 2.000 infantes, marchó desde Bradford para atacar a William Savile en Leeds. Dividiendo sus fuerzas, Fairfax atacó a Leeds desde ambos lados del río Aire el 23 de enero. El ataque comenzó en una tormenta de nieve con el propio Fairfax encabezando el asalto contra la línea de defensas de los realistas en el lado occidental de la ciudad, mientras que el capitán Mildmay lideró un ataque simultáneo al puente sobre el Aire desde el sur. Los realistas resistieron ferozmente durante tres horas, pero finalmente se sintieron abrumados. William Savile escapó a caballo y los parlamentarios ocuparon Leeds, tomando 450 prisioneros, 2 cañones y una tienda de armas y municiones.

Tras la caída de Leeds la posición tanto del lado realista como del lado parlamentario en Yorkshire era fluida y ninguno de los dos bandos tenía ascendencia. El parlamento tenía Leeds, Bradford, Halifax y las otras ciudades lanares de West Riding, Hull estaba bajo John Hotham, Scarborough bajo Hugh Cholmley.

La fuerza principal parlamentaria estaba bajo el mando de lord Fairfax, con su hijo Thomas Fairfax, en Selby manteniendo contacto entre Hull y West Riding. El resto del condado estaba mayormente bajo control o abierto al ejército realista. Los realistas habían reunido un ejército de al menos 10.000 hombres bajo William Cavendish, conde de Newcastle.

Guerra Civil en Yorkshire 1.643.  Fuente  www.bcw-project.org

Llegada de la Reina

Alarmado por el éxito de Fairfax en Yorkshire, el conde de Newcastle abandonó sus planes de avanzar hacia las Midlands y regresó a York para consolidar su posición, dejando las guarniciones avanzadas en Pontefract y Newark. Sus fuerzas se vieron reforzadas por la llegada de armas, municiones y tropas enviadas desde el continente por la reina Henrietta Maria. El 2 de febrero, la Reina misma zarpó hacia Yorkshire con un convoy final de armas y un suministro de dinero para la causa del Rey. Inicialmente rechazado por las tormentas en el Mar del Norte, la flota de la Reina desembarcó en Bridlington el 22 de febrero, escoltado por el almirante Tromp. Al día siguiente, un escuadrón de buques de guerra parlamentarios comandados por el vicealmirante William Batten bombardeó Bridlington, poniendo en peligro la vida de la Reina y amenazando a su convoy de suministros, hasta que una amenaza de Tromp obligó a Batten a retirarse.

La Reina esperó en Bridlington hasta que llegó el momento adecuado para trasladar su valiosa carga al sur del ejército del Rey en Oxford, l Reina descansó durante unos días y luego fue conducida a York, adonde llegó el 5 de marzo. Entre el séquito de la reina estaba el veterano escocés Lord Eythin, que fue nombrado teniente general y comandante de infantería en el ejército del norte del rey y se convirtió en el principal asesor militar del conde de Newcastle.

Aunque las prioridades militares de Newcastle se vieron afectadas por la necesidad de proteger a la Reina, ella desempeñó un papel activo en negociaciones secretas con los comandantes parlamentarios Hugh Cholmley en Scarborough y John Hotham en Hull. Convencido por la reina, Cholmley desertó a los realistas y entregó el castillo de Scarborough el 25 de marzo de 1.643
John Hotham, gobernador del importante puerto de Hull, que había negado la entrada en Hull al rey Carlos I el 29 de abril de 1.642, antes de que comenzara la guerra Civil Inglesa, se vio influenciado por la llegada de la Reina al este de Yorkshire y por el cambio de bando de su amigo Hugh Cholmondeley. Sin embargo, se sospechó la inminente deserción de Hotham, y sería arrestado en Hull por oficiales leales al Parlamento el 28 de junio de 1.643

 

 

Batalla de Seacroft Moor (30 de marzo de 1.643)

No existe ningún lugar con el nombre Seacroft Moor y el nombre surgió ya que era el nombre dado por el señor Thomas Fairfax a la batalla que informó al Parlamento poco después de la misma.

Primera Guerra Civil Inglesa. Operaciones en 1643. Fuente Swanston Map Archive

El cambio de bando de la ciudade de Scarborough, dejó a los Fairfax en una posición débil en Selby, siendo amenazada y decidió trasladar su ejército a Leeds en Yorkshire del Oeste.

El conde de Newcastle situó su ejército de unos 10.000 hombres en Clifford Moor, una buena situación para controlar los cruces de los ríos en Wetherby y Tadcaster y para atacar a los Fairfax en Selby o sus líneas de comunicación a Leeds. Lord Fairfax decidió que Selby tenía que ser abandonada y el ejército parlamentario debería retirarse a Leeds.

Con el fin de distraer la atención de la atención de Newcastle lejos de la ruta de Selby a Leeds, lord Fairfax envió a su hijo con tres partidas de caballería (unos 200 jinetes) y un cuerpo de soldados de infantería (posiblemente 1.000 hombres) hacia Tadcaster vía Sherburn. Mientras marchaban, tomó los 1.500 hombres restantes, los cañones y las municiones en el lento viaje a Leeds. El objetivo de enviar a Thomas Fairfax con ese grupo de hombres a Tadcaster era engañar a los realistas. Funcionó porque Newcastle llegó a la conclusión de que el objetivo de Fairfax era atacar a York.

Tadcaster estaba defendido por unos 300 infantes realistas, que al verlos llegar, huyeron rápidamente hacia York. Fairfax se quedó durante unas 4 horas destruyendo sus defensas.

Newcastle envió al coronel Georde Goring con 20 partidas de caballería (unos 2.000 jinetes) a través del Wharfe y luego a Tadcaster. El general King marchó detrás en apoyo de Goering con una poderosa fuerza de infantería realista y algunos cañones, pero no llegaron a tomar parte en la batalla.

Batalla de Seacroft Moor 30 de marzo de 1643. Despliegue de fuerzas. Autor John Fawkes

El general Goring llegó el 30 de marzo de 1.643 a Tadcaster y comenzó a perseguir a los hombres de Thomas Fairfax.

Superado en número, Fairfax ordenó a sus soldados de infantería que se encaminaran hacia Leeds, cruzando Bramham Moor, mientras él se quedaba con su caballería para frenar el avance de Goring, bloqueando las estrechas vías que conducían a Braham Moor, con buenos resultados. Sin embargo, al llegar a Bramham Moor, descubrió que los soldados de infantería estaban esperando en el borde del páramo (probablemente en los alrededores de Headley Bar) esperando órdenes de continuar. Él dividió a los soldados de infantería en dos grupos y protegió la retaguardia con su caballería.

La caballería realista se dividió en tres grupos y se mantuvieran fuera del alcance de los mosquetes parlamentarios. Los hombres de Fairfax cruzaron Bramham Moor de forma segura y llegaron a algunos campos cercados (casi con certeza Kiddal y posiblemente Potterton). Los campos cercados proporcionaron protección contra la caballería. La seguridad que brindaban las cercas al ejército parlamentario les dio una confianza falsa.

Batalla de Seacroft Moor 30 de marzo de 1643. Thomas Fairfax encuentra a su infantería en Bramham Moor, esperando órdenes de continuar

Era un día cálido. Los hombres estaban sedientos y cansados. Buscaron beber en las casas y carecían de disciplina y no estaban al tanto de la posición peligrosa en la que se encontraban. Los oficiales tuvieron dificultades para sacarlos de las casas.

Avanzaron con algo de desorden hacia el próximo páramo que Fairfax llamó Seacroft Moor, que puede coincidir con el actual Whinmoor.

Si Fairfax hubiera visto lo que probablemente sucedería, tal vez se habría trasladado al sur, a la protección de las laderas más empinadas y los campos cerrados de Barwick y Scholes.

Cuando los hombres de Fairfax llegaron al Whinmoor, se sorprendieron al ver a la caballería realista acercarse a ellos desde el norte.

No pudieron aguantar la carga de la caballería y fueron derrotados. Se estima que Fairfax perdió 200 hombres muertos y alrededor de 1.000 prisioneros.

Batalla de Seacroft Moor 30 de marzo de 1643. Autor Palamades Palamadesz

 

Batalla de Ancaster Heath (11 de abril de 1.643)

Mas al sur la región era predominantemente a favor de los parlamentarios, pero se vio amenazada cuando un destacamento del ejército del conde de Newcastle en Yorkshire había ocupado Newark en Nottinghamshire el 18 de diciembre. Newark era de gran importancia estratégica para mantener las comunicaciones entre la capital realista de Oxford y las fuerzas del conde de Newcastle en el norte, y rápidamente se convirtió en un centro de operaciones contra los parlamentarios en Midlands y Lincolnshire.

En febrero de 1.643, el sargento mayor general Thomas Ballard lideró a 6.000 parlamentarios de las Midlands en un asalto a Newark. Después de expulsar a los defensores de las guarniciones periféricas, el ataque de Ballard vaciló y fue definitivamente fue rechazado cuando John Henderson encabezó una salida de la ciudad, lo que llevó a sospechar de que Ballard se había confabulado con los realistas. A partir de entonces, Newark se fortificó extensamente y se mantuvo como un importante bastión realista durante la Primera Guerra Civil Inglesa.

Fortaleza de Newark 1643. Permaneció en manos realistas hasta el final de la guerra

En marzo de 1.643, una gran fuerza de realistas de Newark comandados por Charles Cavendish y John Henderson marcharon hacia Lincolnshire y capturaron la ciudad de Grantham en un ataque sorpresa. Los realistas no guarnecieron a Grantham sino que marcharon hacia Boston. El comandante parlamentario en Lincolnshire, lord Willoughby de Parham, intentó bloquear el avance realista con una fuerza de 1.500 soldados, pero en un breve enfrentamiento en Ancaster Heath el 11 de abril, los parlamentarios fueron fácilmente derrotados por la fuerza realista más grande, la ubicación exacta e la batalla es desconocida.

Alarmado de que las maniobras de Cavendish pudieran anunciar una marcha hacia el sur por el ejército del norte del conde de Newcastle, el Parlamento ordenó a lord Willoughby que realizara otro ataque contra Newark. Willoughby unió fuerzas con el coronel Cromwell de la Asociación del Este y el capitán Hotham con un contingente de Nottingham en Sleaford el 9 de mayo. Avanzaron a Grantham el 11 de mayo, pero permanecieron allí durante dos días más, lo que le dio tiempo a Cavendish y Henderson para preparar un contraataque. En las primeras horas del 13 de mayo, Cavendish realizó un ataque sorpresa contra las tropas de lord Willoughby alojadas en la aldea de Belton, matando a 70 y tomando 40 prisioneros. Más tarde en el día, los realistas hicieron un segundo avance. Después de un intercambio de fuego de mosquete, Cromwell, en su primera acción independiente como comandante de caballería, lideró una carga que expulsó a los realistas del campo. A pesar de la victoria parlamentaria, sin embargo, la marcha a Newark fue abandonada.

 

 

Batalla de Wakefield (20 de mayo de 1.643)

Se dan diferentes razones para el ataque parlamentario a la ciudad de Wakefield. Una de ellas es que después del desastre de la batalla de Seacroft Moor, lord Fairfax el comandante parlamentario en Yorkshire fue sometido a la presión por las familias para obtener la liberación de los 800 a 1.000 soldados parlamentarios capturados por los realistas, muchos de ellos del área de Bradford.

Es probable que los prisioneros parlamentarios de Seacroft Moor se hubieran incorporado al ejército realista, como solía ser la práctica común con los prisioneros durante la Guerra Civil Inglesa. Los prisioneros parlamentarios se habrían dispersado entre los regimientos realistas, muchos de ellos no estrían ya en Wakefield.

Otra razón más probable es que el comandante del ejército realista del Norte, el conde de Newcastle, al planear su ataque en Bradford, la ciudad de lana de Yorkshire del Oeste, había trasladado su suministro de munición de reserva a Wakefield anticipándose a su avance sobre Bradford. Este suministro de municiones consistía en barriles de pólvora. Los mosqueteros tenían que fabricar sus propias balas de plomo.

Cada bando tenía espías en el territorio enemigo y el mando parlamentario habrá sabido que la munición realista estaba en Wakefield. Su captura reduciría significativamente la capacidad de combate del ejército realista y aumentaría la del Parlamento.

Como Wakefield estaba siendo utilizado como base avanzada para el avance realista en Bradford, las tropas realistas hicieron pocos esfuerzos para fortificar la ciudad contra un ataque parlamentario.

Thomas Fairfax resolvió lanzar un ataque sorpresa contra los realistas en Wakefield para asegurar la liberación de los hombres Bradford capturados en la batalla de Seacroft, obtener prisioneros que serían intercambiados por los hombres Bradford o más probablemente para capturar la reserva de munición realista.

Thomas Fairfax había sido notificado que el sábado 19 de mayo de 1.643 los oficiales de la fuerza realista en Wakefield asistirían a un juego de bolos en la casa Heath. La ocasión implicaría beber durante la tarde y la noche jugando a los bolos en el césped en la parte posterior de la casa. La casa Heath estaba situada a dos millas al este de Wakefield, al otro lado del río Calder, desde la ciudad; la ruta más rápida era a través del puente de Wakefield al sur de la ciudad.

Se resolvió que Thomas Fairfax montaría el ataque contra Wakefield en las primeras horas del domingo de Pentecostés el 20 de mayo de 1.643.

Con la expectativa de que la fuerza realista en Wakefield ascendía a unos 900 hombres, Thomas Fairfax reunió una fuerza de 8 tropas de caballería (500 jinetes) y 3 compañía de dragones (300 hombres) y 1.000 infantes de las guarniciones parlamentarias en Leeds, Bradford, Halifax y Howley Hall.

La fuerza realista en Wakefield es reportada por Sir Thomas Fairfax y comprende 7 tropas de caballería (unos 500 jinetes) y unos 3.000 infantes con 4 cañones. Esta cifra no incluía al regimiento Realista del coronel William Lampton que se incorporó a Wakefield después de lanzado el ataque. Un regimiento identificado del ejército realista era el de infantería de George Wentworth.

Thomas Fairfax reunió su fuerza parlamentaria para el ataque a Wakefield a la medianoche en Howley Hall; una gran casa de campo, a unas 7 millas (11 kms) al noroeste de Wakefield, ocupada por un partidario parlamentario John Savile de Lupset y guarnecida por tropas parlamentarias.

La caballería se formó en dos grupos, 4 tropas bajo Sir Thomas Fairfax y 4 tropas bajo Henry Foulis. La infantería estaba mandada por el general Gifford y William Fairfax, el primo de Thomas Fairfax.

Batalla de Wakefield 20 de mayo de 1643. Despliegue de fuerzas. Autor John Fawkes.

A las 02,00 horas la madrugada, la fuerza de Thomas Fairfax salió de Howley Hall hacia el sudeste en dirección al norte de Wakefield.

A las 04,00, la fuerza parlamentaria llegó a la aldea de Stanley, 3,5 millas (5,6 kms) al este-noreste de Wakefield. En la aldea de Stanley atacaron a una fuerza realista compuesta de 2 tropas de caballería y algunos dragones, tomando 21 prisioneros.

En este momento las tropas realistas en Wakefield eran conscientes del ataque de una fuerte fuerza parlamentaria. La dificultad para los realistas era que la mayoría de los oficiales y el gobernador (Francis Mackworth) estaban en la fiesta de bolos en la casa Heath, al otro lado del río Calder, desde donde tardarían media hora en incorporarse, suponiendo que estuvieran en condiciones debido al consumo de alcohol.

Los mosqueteros a pie y los dragones realistas tomaron posiciones a lo largo de los setos a las afueras de Wakefield y se construyeron apresuradamente barricadas en las calles principales.

La fuerza parlamentaria de Thomas Fairfax avanzó en Wakefield por la carretera norte desde Oulton.

Los mosqueteros realistas fueron rechazados y obligados a regresar a Wakefield y se lanzaron ataques en la ciudad, uno por Northgate por el norte y el otro por Warrengate por el este. Henry Foulis y el coronel William Fairfax atacaron Northgate, mientras que Thomas Fairfax y el sargento mayor general Gifford atacaron por Warrengate.

El ataque duró una hora y media, al final del cual las barricadas fueron asaltadas a pesar del fuego de los mosquetes y de los cañones realistas y los realistas se replegaron al centro de Wakefield. Las tropas parlamentarias capturaron un cañón realista y lo giraron contra la guarnición.

Con la demolición de las barricadas, Thomas Fairfax y Henry Foulis cargaron con sus tropas de caballería limpiando las calles de realistas. El general George Goring, que regresaba de la fiesta de los bolos en la casa Heath, lideró un furioso contraataque que lo llevó a su propia captura.

La caballería realista fue perseguida en la plaza del Mercado por Thomas Fairfax quien, al verse solo, se vio obligado a poner su caballo en una de las barricadas para reunirse con sus hombres.

En la plaza del mercado, los atacantes parlamentarios encontraron tres tropas de caballería realistas y el regimiento de infantería del coronel Lampton. El general Gifford mandó un trompetista para ofrecerles a estos hombres cuartel si dejaban las armas y se rendían. Esa oferta fue rechazada.

Gifford abrió fuego con el cañón capturado y la caballo parlamentaria cargó contra las tropas realistas y las expulsó de Wakefield en confusión. La batalla había terminado antes de las 09,00.

Una vez que dominó a Wakefield, Thomas Fairfax no permaneció en la ciudad, dejandola más tarde en la mañana con una gran cantidad de prisioneros y municiones realistas, volviendo a las líneas parlamentarias.

Batalla de Wakefield 20 de mayo de 1643. Lucha dentro de la ciudad

En la batalla de Wakefield, las tropas parlamentarias capturaron de los 27 banderas realistas de infantería, 3 estándares de caballería, al general Goring, 3 tenientes-coroneles (incluido Thomas Bland, teniente coronel del regimiento de George Wentworth), 1 mayor, 11 capitanes, 5 tenientes, 15 insignias y alrededor de 1.500 soldados. 1 comandante y 1 capitán, ambos heridos quedaron en Wakefield después de dar su palabra como prisioneros. También se tomaron 4 cañones realistas y la reserva de municiones del ejército realista del norte del conde de Newcastle.

Francis Mackworth (el sargento mayor general de infantería del ejército realista del norte del conde de Newcastle) escapó de Wakefield.

Thomas Fairfax en su informe de la batalla al Parlamento afirmó que había perdido 7 hombres muertos: un empleado de las tiendas, un alférez del infantería, un intendente de caballería y 4 soldados. Un número no especificado de tropas parlamentarias resultó herido.

 

 

Batalla de Gainsborough (28 de julio de 1.643)

El 20 de julio de 1643, lord Willoughby capturó Gainsborough en Lincolnshire para el Parlamento, interrumpiendo así las comunicaciones del conde de Newcastle con Newark y bloqueando el avance realista de Yorkshire que se esperaba después de la victoria de Newcastle en la batalla de Adwalton Moor. El Comité de Seguridad del Parlamento ordenó a John Meldrum y al coronel Oliver Cromwell reforzar a lord Willoughby, cuya posición en Gainsborough estaba amenazada por un destacamento de caballería realista comandado por Charles Cavendish. Meldrum y Cromwell unieron fuerzas con un grupo de tropas locales de Lincolnshire en el norte de Scarle el 27 de julio y luego se apresuraron a llegar a Gainsborough. La fuerza combinada parlamentaria comprendía 20 tropas de caballos y cuatro compañías de dragones.

Los parlamentarios se encontraron con la avanzada guardia de dragones de Cavendish en la mañana del 28 de julio, a unas pocas millas al sur de Gainsborough. El cuerpo principal de los realistas estaba situado en la cima de una colina empinada con tres regimientos de caballería en la parte delantera y el regimiento de Cavendish de reserva en la retaguardia. Un avance parlamentario hizo retroceder a los dragones realistas. Los parlamentarios avanzaron y lograron ganar terreno, dirigiendo al cuerpo principal de los monárquicos en una furiosa carga de caballería. Mientras que la mayoría de los parlamentarios persiguieron a los realistas que huían, el coronel Cromwell se dio cuenta de que Cavendish había mantenido su propio regimiento en reserva y se estaba preparando para contraatacar a la retaguardia parlamentaria que estaba indefensa. Reuniendo a sus soldados, Cromwell permitió que la fuerza de Cavendish pasara a su lado, luego dio vuelta liderando una carga contra la retaguardia realista. Los realistas fueron empujados colina abajo y derrotados. El propio Cavendish fue asesinado en la melée.

Más tarde ese mismo día, mientras Meldrum y Cromwell supervisaban el reabastecimiento de Gainsborough, llegaron noticias de otra fuerza realista que se acercaba desde el norte. Los comandantes parlamentarios salieron con su caballería y 400 de la infantería de Willoughby. Dos tropas de realistas fueron fácilmente expulsadas, pero al llegar a la cima de una colina cercana, los parlamentarios se sorprendieron al encontrarse frente al ejército principal del norte de Newcastle, avanzando para asediar Gainsborough. Los soldados de Cromwell realizaron una acción retardadora para cubrir la retirada de la infantería parlamentaria. A los destacamentos comandados por el capitán Ayscough y el mayor Whalley se les ordenó retirarse alternativamente y lograron mantener a raya a todo el ejército de Newcastle consiguiendo que la fuerza parlamentaria se retirase a Gainsborough con la pérdida de solo dos hombres.

Los parlamentarios no pudieron resistir al ejército de Newcastle. Lord Willoughby abandonó Gainsborough y Lincoln y se retiró a Boston, pero las escaramuzas en torno a Gainsborough son una indicación de la creciente sofisticación de las tácticas de la caballería parlamentaria, y de las habilidades de liderazgo de Oliver Cromwell en particular.

Batalla de Gainsborough (28 de julio de 1643). La caballería parlamentaria a pesar de la derrota demostró cierto grado de sofisticación

 

 

Batalla de Adwalton Moor (30 de junio de 1.643)

Antecedentes

El desastre de las armas realistas en la batalla de Wakefield causó la pérdida de un número significativo de soldados de infantería, el arma en el que los ejércitos realistas eran notoriamente débiles y la pérdida del principal suministro de munición del conde de Newcastle, junto con la captura de su comandante de caballería el general George Goring.

El conde de Newcastle abandonó temporalmente su marcha hacia Bradford y se reincorporó a York solo para renovar su avance a mediados de junio de 1.643.
El primer objetivo realista fue Howley Hall entre Pontefract y Bradford, la mansión fortificada propiedad del partidario del Parlamento lord Savile y ocupada por su pariente John Savile de Lupset con una guarnición parlamentaria.

Howley Hall se encuentra entre Batley y Morley en Yorkshire Oeste, justo al sur de la carretera principal de Bradford a Wakefield, y Thomas Fairfax lo había utilizado como punto de reunión para su exitosa incursión contra el general Goring el 19 de mayo de 1.643.

El 22 de junio, los realistas tomaron por asalto y capturaron la guarnición parlamentaria en Howley Hall y al final del mes renovaron su avance en Bradford una ciudad no fortificada, acercándose por la antigua calzada romana desde Wakefield. Llevaban provisiones para no más de 12 días.

Lord Fairfax y sus comandantes parlamentarios, su hijo Thomas Fairfax y el sargento mayor general John Gifford opinaban que la mejor estrategia era salir de Bradford y encontrarse con el ejército realista en la batalla en lugar de retener a Bradford ante un asedio.

El 30 de junio, los parlamentarios marchaban para enfrentarse al ejército realista, esperando montar un ataque sorpresa para compensar sus números inferiores. El conde de Newcastle advertió su aproximación e inmediatamente desplegó sus tropas en las alturas de Adwalton Moor, a 5 millas (8 kms) al suroeste de Bradford. Como resultado ambos ejérictos se enfrentaron en una clásica batalla de encuentro que tomó el nombre de la batalla de Adwalton Moor.

 

La batalla

En este tipo de batalla la rapidez en el planeamiento y ejecución es la clave del éxito. Los Fairfax siguieron adelante con su ataque, desplegando por delante los mosqueteros y los escaramuzadores realistas fueron rechazados y los parlamentarios establecieron una línea defensiva entre los setos y cercados al borde del páramo. Thomas Fairfax mandaba el flanco derecho, el comandante general Gifford mandaba el izquierdo, y lord Fairfax estaba el el centro con la reserva.

Los realistas desplegaron la infantería en vanguardia, con Howard mandando el flanco izquierdo, el flanco derecho lo mandaba el general James King, un oficial escocés de considerable experiencia y reputación al servicio sueco, regresó a Inglaterra con la reina Henrietta María, Newcastle, Newcastle mandaba la infantería y la caballería.

La caballería realista se vio obligada a atacar en desventaja entre los huecos en los setos, que estaban alineados con los mosqueteros parlamentarios. Dos cargas realistas fueron rechazadas, luego Thomas Fairfax lideró un avance para perseguir a los realistas mientras retrocedían hacia las alturas del páramo.

Batalla de Adwalton Moor 30 de junio 1.643. Despliegue de fuerzas. Autor John Fawkes

 

En la derecha realista, la caballería se vio obstaculizado por la presencia de una amplia zona de minas o excavaciones de carbón a cielo abierto.

En el ala derecha de Thomas Fairfax, 13 o 14 tropas de caballería realista (alrededor de 900 hombres) regresaron al ataque con cierto éxito alrededor de la entrada al campo, pero fueron nuevamente expulsados por la pérdida de su comandante, el coronel Herne.

Tras el rechazo de este segundo asalto montado por los realistas, el ala de Thomas Fairfax corrió hacia la artillería realista en concierto con el ala izquierda de Gifford, que también avanzó fuera de la cobertura de los campos cerrados. La artillería realista abrió fuego contra las tropas parlamentarias que avanzaban.

Batalla de Adwalton Moor 30 de junio de 1643. La caballería parlamentaria expulsa a los mosqueteros realistas de los setos.

El ejército realista estaba a punto de conceder la victoria y retirarse del campo de batalla cuando el coronel Kirton persuadió a Newcastle para que le permitiera hacer una carga más con sus piqueros. Cayó sobre la posición de Gifford en el flanco izquierdo, haciendo retroceder a los parlamentarios. La artillería realista concentró fuego sobre los hombres de Gifford mientras un cuerpo de caballería realista conducido por el general James King se abrió paso alrededor del flanco norte del ejército parlamentario y penetrando la línea de cobertura atacó el ala izquierda de Gifford causando un colapso de sus tropas y una huida desordenada de regreso a Bradford.

Batalla de Adwalton Moor 30 de junio de 1643. El coronel realista Kirton cargando con sus piqueros haciendo retroceder a los parlamentarios. Fuente Royal Mail Stamps

En el ala derecha parlamentaria, los hombres de Thomas Fairfax, inconscientes del colapso en el ala izquierda, fueron atacados nuevamente por la caballería realista. Después de haber repelido nuevamente la caballería realista, Thomas Fairfax recibió la orden de retirarse. En ese momento las tropas realistas estaban entre su ala y el camino a Bradford.

El avance del ala de Thomas Fairfax lo había llevado a una carretera llamada Warren Lane que cruzaba el páramo y conducía hacia el sur, tomó esa carretera y finalmente llegó a Halifax, al sudoeste, y luego regresó a Bradford.

El resto del ejército derrotado de lord Fairfax huyó a Bradford.

 

Secuelas

Se estima en el bando parlamentario unos 500 soldados y unos 1.500 capturados, muchos de ellos en la huida a Bradford después del colapso del ejército parlamentario. Muchos más se habrán dispersado a sus hogares. Una estimación apropiada sería 100 muertos, 200 heridos.

El conde de Newcastle llevó su ejército a Bradford la misma noche de la batalla y abrió un bombardeo de la ciudad al día siguiente. Al darse cuenta de que Bradford era insostenible, lord Fairfax salió con la mayor parte del ejército parlamentario y marchó a Hull la noche del 1 de julio. Thomas Fairfax se quedó atrás con una pequeña fuerza para cubrir la retirada, y luego se separó dos días más tarde acompañado por su esposa e hija y unos de 50 jinetes. La ciudad se rindió poco después.

En el camino a Leeds, los parlamentarios fueron interceptados por 300 jinetes realistas. La mayoría de los parlamentarios fueron muertos o capturados; lady Fairfax fue hecha prisionera. Thomas logró escapar con Henry Fowles, el mayor general Gifford y tres soldados. Al llegar a Leeds, encontró a 80 soldados de infantería que también escaparon de Bradford y una pequeña guarnición dejada por su padre. Thomas decidió evacuar a Leeds y partir inmediatamente hacia Hull. Después de una marcha de 20 horas, la fuerza parlamentaria de cuatro tropas de caballería, 300 dragones y 300 soldados de infantería llegó a Selby sin incidentes. Lord Fairfax y la fuerza principal de Bradford estaban justo delante de ellos y estaban en el proceso de cruzar el río Ouse en ferry. Sin embargo, Thomas supo que Selby estaba ocupado por caballería realista procedente de castillo de Cawood, y que se estaba preparando para atacar a los hombres de lord Fairfax.

Batalla de Adwalton Moor 30 de junio de 1643. Persecución de los parlamentarios

Thomas avanzó hacia Selby para tomar por sorpresa a los realistas. Fueron expulsados después de una feroz batalla en las calles durante la cual Thomas recibió un disparo en la la muñeca izquierda. A pesar de sus heridas, ordenó a algunas de sus tropas cruzar el río para cubrir a lord Fairfax y luego encabezó el resto a lo largo de la orilla sur del río Humber para acercarse a Hull desde el otro lado del estuario de Barton. La pequeña fuerza de 100 soldados se enfrascó en una lucha constante con la caballería realista durante gran parte del camino, pero logró cruzar a Hull la noche del 4 de julio.

 

 

Asedio de Hull (septiembre-octubre de 1.643)

Después de su victoria sobre los Fairfax en la batalla de Adwalton Moor, el conde de Newcastle avanzó hacia el sur en Lincolnshire con su principal ejército del norte. Capturó a Gainsborough y Lincoln y parecía estar en una posición fuerte para atacar más profundamente en el territorio de la Asociación del Este, y desde allí amenazar a Londres. Sin embargo, la ausencia del ejército de Newcastle de Yorkshire permitió a los Fairfax fortalecerse fuertemente en Hull. En agosto de 1.643, Thomas Fairfax había establecido una base avanzada en Beverley y estaba liderando incursiones de caballería contra posiciones realistas, que culminaron en un ataque a al puente de Stamford cerca de York que obligó al conde Newcastle a abandonar su marcha al sur y regresar con su ejército a Yorkshire.

A principios de septiembre de 1.643, las tropas de Newcastle ocuparon las ciudades y pueblos alrededor de Hull y comenzaron a construir movimientos de tierra y emplazamientos de armas para sitiar la ciudad. El bombardeo de Hull comenzó el 2 de septiembre, pero fue en gran parte ineficaz porque las obras de asedio de los realistas estaban demasiado lejos de las murallas de la ciudad. El fuerte principal realista fue capturado y destruido en una salida parlamentaria durante la primera semana del asedio. El 14 de septiembre, lord Fairfax ordenó que se abrieran las esclusas y se rompieran las orillas del río Humber para inundar la tierra circundante, como había ocurrido durante el primer asedio de Hull en 1.642.

Fortificaciones de Hull antes del asedio, vista desde el oeste. Plano dibujado por Wenceslaus Hollar

El 22 de septiembre, el coronel Cromwell cruzó desde el lado de Lincolnshire con mosquetes y pólvora para los defensores, uniéndose a los Fairfax en oraciones y ayuno antes de regresar a Lincolnshire. Cuatro días más tarde, Thomas Fairfax llevó su caballería y dragones a través del Humber para unir fuerzas con la Asociación del Este, dejando la defensa de la ciudad en manos de lord Fairfax, quien fue reforzado con 500 soldados comandados por John Meldrum.

El 9 de octubre, los realistas intentaron tomar las defensas. Aunque las fortificaciones periféricas fueron capturadas, los realistas no pudieron consolidar el ataque y fueron rechazados. Dos días más tarde, Meldrum lideró un ataque contra los emplazamientos de los cañones realistas. La fuerza parlamentaria de unos 1.500 hombres estaba compuesta por soldados de la guarnición, marineros de los buques de guerra y ciudadanos de la ciudad. Meldrum atacó en dos divisiones, una dirigida por el coronel Lambert, y la otra por Thomas Rainsborough, capitán del barco el León. Los asaltantes invadieron los emplazamientos de cañones realistas y lograron llevarse varios cañones de asedio.

El 12 de octubre, el conde de Newcastle abandonó el asedio de Hull y se retiró a York, dejando a Cavendish para controlar a Hull. El fracaso del asedio, en combinación con la victoria parlamentario en la batalla de Winceby en Lincolnshire, terminó con las esperanzas de los realistas de un avance hacia Londres por parte del ejército del norte del conde de Newcastle.

 

 

Batalla de Winceby (11 de octubre de 1.643)

Antecedentes

El conde de Newcastle capturó Gainsborough y Lincoln en julio y agosto de 1.643; luego detuvo bruscamente su avance hacia el sur y regresó a Yorkshire para atacar Hull donde los Fairfax estaban ganando fuerza. Al mismo tiempo que Newcastle partía de Lincolnshire, el Parlamento nombraba al comandante Edward Montagu, conde de Manchester,de la Asociación del Este, con órdenes de impedir cualquier avance realista hacia Londres. Manchester primero aseguró Anglia del Este sitiando a Lynn en Norfolk, donde Hamon Lestrange se había declarado por el Rey después de negarse a pagar la tasación de impuestos del Parlamento. El asedio continuó hasta que Lestrange se rindió a mediados de septiembre. Manchester entonces marchó a Boston donde reunió a sus fuerzas en preparación para una invasión de Lincolnshire.

La fuerza de Cavendish que había sido dejada en Hull demostró ser insuficiente porque no pudieron evitar que John Meldrum entrase en la ciudad con 500 soldados de infantería del ejército de Manchester para reforzar la guarnición de Hull, ni la evacuación de Thomas Fairfax y la fuerza de caballería del Parlamento de Yorkshire, unos 1.500 jinetes (27 tropas cada una alrededor de 60 efectivos), que escapó a Lincolnshire y se unió a una Asociación Oriental reorganizada bajo el mando del conde de Manchester. Ahora con una importante amenaza para su retaguardia, Cavendish devolvió a su ejército realista a Hull, aunque dejó guarniciones en todo Lincolnshire, incluida una fuerza fuerte de 200 efectivos en el castillo de Bolingbroke. La fuerza realista en Newark, a unos 50 kilómetros al oeste, estaba disponible para apoyar si era necesario.

El 9 de octubre, el ejército de la Asociación del Este y la caballería de Fairfax marcharon desde Boston para asediar el castillo de Bolingbroke, una de las guarniciones dejadas por el conde de Newcastle. La guarnición en el castillo de Bolingbroke había cavado terraplenes para aumentar las anticuadas defensas medievales y esto resultó oportuno porque cuando el Cavendish se retiró, Montagu asedió el castillo. Bolingbroke era un lugar estratégico, estaba situado en el acceso principal al noroeste a través de las tierras fértiles desde la fortaleza parlamentaria de Boston, el objetivo principal de Manchester era sacar a la guarnición realista de Newark y llevarla a una batalla en campo abierto. El ardid funcionó para William Widdrington, general de Lincolnshire, y John Henderson, gobernador de Newark, mordieron el anzuelo y reunieron una fuerza realista para socorrer a Bolingbroke.

Los enfrentamientos esporádicos estallaron en Bolingbroke el 10 de octubre, pero antes de que el asedio estuviera en marcha, una escaramuza de caballería en un puesto parlamentario cerca de Horncastle alertó sobre el acercamiento de una columna realista de ayuda. La fuerza realista, reunida desde las guarniciones de Newark, Lincoln y Gainsborough, comprendía unas 80 tropas de caballería y dragones bajo el mando de William Widdrington y John Henderson. El conde de Manchester ordenó un avance para encontrarse con el enemigo, dejando un pequeño destacamento para mantener el bloqueo de Bolingbroke.

Habiendo sido alertado por el enfrentamiento el día anterior, en la mañana del 11 de octubre, Manchester formó sus fuerzas en la colina de Bolingbroke, sin embargo, no había ningún realista a la vista y no fue hasta el mediodía que recibió información de que aún se encontraban a unos 5 km al noroeste, aunque avanzaban hacia la posición. En vez de esperar a que se acercaran, Manchester envió a toda su fuerza de caballería bajo el mando de Oliver Cromwell, la infantería parlamentaria comenzó un avance, confiando que ellos sería una reserva estratégica en caso de que la caballería tuviera dificultades.

 

Despliegue inicial

La caballería parlamentaria se encontró con los realistas en la aldea de Winceby, a unos 5 km al oeste de Bolingbroke. La fuerza de Cromwell consistía en alrededor de 70 tropas de caballería y dragones; aunque las 80 tropas realistas eran mayor en número, tenían menos efectivos, por lo que ambos fuerzas eran similares unos 3.000 efectivos.

Los realistas y parlamentarios estaban en elevaciones separadas por una pequeña llanura. La caballería parlamentaria marchaba en tres divisiones: en vanguardia el coronel Bartolomew Vermuyden al mando de los dragones, en el centro la caballería de Cromwell que desplegaría en 3 grupos y en retaguardia la caballería de Fairfax que desplegaría en 3 grupos. La caballería realista desplegó: en vanguardia los dragones, y detrás 3 grupos: a la izquierda John Henderson, en el centro y derecha William Widdrington, a retaguardia 3 grupos bajo el mando de William Saville. La infantería parlamentaria todavía marchaba desde Bolingbroke.

Batalla de Winceby (11 de octubre de 1.643). Despliegue de fuerzas

 

La batalla

Los dragones de ambos bandos avanzaron, desmontaron y abrieron fuego en un intercambio de disparos de mosquete, cubriendo el despliegue de sus caballerías.

Cromwell condujo sus grupos al trote hacia la llanura. A medida que avanzaban hacia las líneas enemigas, los jinetes realistas dispararon dos andanadas, la segunda a quemarropa. Un disparo de esta descarga mató al caballo de Cromwell. Cromwell logró ponerse en pie, pero Ingram Hopton lo derribó de nuevo cuando la caballería realista realizó un contraataque. Hopton pudo haber tenido la intención de tomar prisionero a Cromwell, pero fue muerto. Cromwell montó otro caballo entregado por un soldado y se reincorporó a la acción.

Batalla de Winceby (11 de octubre de 1.643). Muerte del caballo de Oliver Cromwell. Fuente Royal Mail Stamps

En la izquierda realista, Henderson parece que tuvo cierto éxito imponiéndose a la derecha parlamentaria, que fue rechazada. Sin embargo, en el centro y en la izquierda parlamentaria, Cromwell carga de los disciplinados ironsides (costillas de hierro) tuvo un éxito significativo rompiendo las líneas de Saville y haciéndoles retroceder hacia las líneas de retaguardia.

Aprovechando el desorden en el centro y la derecha realistas, Fairfax lideró la retaguardia parlamentaria en un devastador ataque de flanco, los realistas atacados por el frente y el flanco fueron completamente derrotados, dándose a la fuga, siendo perseguidos implacablemente por los parlamentarios. En particular, los dragones realistas, que habían desmontado para luchar contra la acción inicial, fueron abandonados por su caballería y fueron masacrados por las fuerzas de infantería que entonces llegaban desde Bolingbroke.

 

Secuelas

La batalla de Winceby no duró más de media hora. 300 realistas fueron muertos y otros 800 fueron hechos prisioneros, más de un tercio de la fuerza original, mientras que las bajas parlamentarias fueron escasas unos 20 muertos y muchos más heridos. Por su parte en el fracaso en Winceby, John Henderson, gobernador de Newark, fue reemplazado por Robert Byron. Más significativamente, la derrota realista también obligó a William Cavendish a cancelar su asedio de Hull y llevar a su ejército al sur. Pero aun así su fuerza se había visto mermada por el asedio y Lincolnshire seguiría siendo un condado dividido hasta el colapso de la causa realista en el norte en la batalla de Marston Moor al año siguiente. Para la guarnición en el castillo de Bolingbroke ahora no había esperanza de alivio y se rindieron el 14 de noviembre de 1.643.

Fue significativo como la primera colaboración militar entre Cromwell y Fairfax. Estratégicamente puso fin a la amenaza de una marcha hacia el sur por parte del ejército del norte del conde de Newcastle.

 

La crisis del Santa Ana

En Lancashire, antes del comienzo de la guerra civil, había tensión social y económica entre las ciudades que generalmente apoyaban al Parlamento, y la nobleza terrateniente y la aristocracia que controlaban las áreas rurales y apoyaban al rey en su mayoría como realistas. Había también una división religiosa con algunas ciudades que apoyaban los movimientos inconformistas disidentes. Bolton era conocida como la “Ginebra del norte”, una referencia a la ciudad de Suiza, que era un centro del calvinismo.

La principal figura realista en Lancashire fue James Stanley, séptimo conde de Derby. Fue lento para tomar medidas para asegurar el condado al comienzo de la guerra civil en 1.642. Intentó conquistar Manchester a la que asedió desde el 24 de septiembre al 1 de octubre, pero ante la enconada resistencia abandonó el asedio, en el mes de noviembre sufrió las derrotas en los enfrentamientos de Chowbent y Lowton Moor, tras los cuales se suspendieron las hostilidades durante varias semanas.

El reinicio real de las hostilidades se debió a un accidente bastante curioso, el barco la fragata española Santa Ana de la flotade Dunkerque, que transportaba reclutas para ser entrenados en los Países Bajos, fue apartada de su curso por los vientos contrarios, apareciendo frente a la punta de Rossall , en la esquina noroeste del Fylde. Primero se pensó que era una nave realista; pero como no se hizo ningún intento de desembarcar, finalmente se envió un piloto y se descubrió que el barco estaba varado en la desembocadura del río Wyre en el lado de Rossall (que se encuentra en el actual puerto de Fleetwood), y fue tomado en nombre del Parlamento.

El conde de Derby, sin embargo, que estaba en Lathom, se enteró del hecho y partió apresuradamente con una tropa de jinetes, cruzó el Ribble y se quedó esa noche (el sábado 4 de marzo) con el lord Clifton en Lytham Hall. El mismo día, 4 compañías de infantería del Parlamento llegaron al Fylde desde Preston bajo el mando del mayor Sparrow, y se agruparon alrededor de Poulton y Singleton. Pero la conducta de los parlamentarios fue incomprensible. A la mañana siguiente (domingo 5 de marzo) Sparrow sacó a sus hombres en un lugar llamado Hoes (actual Layton Common), pero al enterarse de que el conde estaba marchando hacia el norte desde Lytham, se retiró, transportó a sus hombres sobre Wyre y marchó a lo largo de la orilla oriental del estuario hasta un punto opuesto al actual pueblo de Fleetwood. Mientras tanto, Derby cabalgaba directamente hacia la nave sin resistencia; tomó prisioneros al coronel Dodding y a lord Townson de Lancaster que estaban de guardia, prendieron fuego al barco y, se llevaron consigo, los oficiales españoles y sus damas, cabalgaron apresuradamente hacia Lathom esa misma noche, deteniéndose solo para registrar Rossall Hall en busca de armas. Cuando la Santa Ana ardió los cañones se descargaron, cayeron al fondo con el barco o cayeron al agua. Pero los parlamentarios recuperaron la mayoría de ellos y los enviaron por mar a Lancaster para fortalecer las fortificaciones allí.

El embajador español negó toda intención de interferir en la Guerra Civil Inglesa, y solicitó que la tripulación fuera enviada de manera segura a Londres y desde a Flandes. Los oficiales en el campo realista fueron bien tratados, pero los desafortunados marineros fueron llevados al campo, algunos de ellos murieron de hambre.

Durante los meses de marzo y abril hubo enfrentamientos casi incesantes en Lancashire con diversa fortuna. A fines de febrero, el Parlamento tenía a Preston y Lancaster, Blackburn y Bolton además, los realistas aún conservaban la posesión de Wigan, Warrington y Liverpool; y se hicieron repetidos intentos por cada bando en las posiciones del otro bando.

Los realistas fueron los primeros en actuar. A mediados de marzo, se formó un plan para recuperar las armas españolas de Lancaster. El conde de Derby salió de Wigan el lunes 13 de marzo, con 600 infantes y 400 jinetes, y el martes por la noche se quedó nuevamente con el lord Clifton en Lytham Hall, sus hombres fueron acuartelados alrededor de Kirkham. Se quedó uno o dos días para convocar al Fylde, que realista, y así se sumó a sus números 3.000 milicianos (club men) a los que se nombró a los oficiales. Luego se unieron John Girlington y lord Tyldesley con 600 soldados más de York, de los cuales la mitad eran mosqueteros, y toda la fuerza se dirigió hacia Lancaster. Temprano en la mañana del 18 de marzo la ciudad fue convocada, pero respondieron que todas sus hombres disponibles y armas estaban en el castillo, donde había unas 600 tropas parlamentarias bajo Holcroft y Sparrow.

El castillo no estaba provisto para un asedio, y no tenía un suministro de agua adecuado, pero los realistas no hicieron ningún intento de tomarlo, y se dedicaron a saquear e incendiar la ciudad. Cuando se enteró de que los parlamentarios coronel Assheton y John Seaton estaban en marcha desde Preston con 11 compañías de infantes y algunos jinetes, se retiraron a Ellel, a unas 8 kms al sur de Lancaster.

 

 

Ataque realista a Bolton (28 de marzo de 1.643)

Como era de esperar, el conde de Derby comenzó a planear un avance en territorio enemigo, y realizó un segundo ataque contra Bolton el 28 de marzo de 1.643. Sin embargo, Bolton estaba preparado, y estaba bien guarnecido, mientras que los parlamentarios también habían establecido una guarnición para su protección adicional, en la ciudad de Bury. Los realistas llegaron a Bolton sobre las 15,00 horas, los hizo una propuesta de rendición que fue rechazada, no hicieron ningún ataque hasta que se hizo de noche. Después lanzaron un fuerte ataque contra las fortificaciones exteriores de tierra y hubo enfrentamientos en lugares cerrados durante algún tiempo. Los asaltantes finalmente fueron derrotados con la pérdida de 10 hombres. Después de que algunos refuerzos a la ciudad habían llegado desde Bury, los realistas lanzaron otro ataque sobre el lado sur de la ciudad, y debido a la oscuridad pudieron acercarse bastante a las paredes de tierra antes de ser detectados; pero este intento no tuvo mejor éxito y finalmente se retiraron con la pérdida de 23 hombres.

 

 

Conquista parlamentaria de Wigan

Cuatro días después del ataque sin éxito del conde de Derby contra Bolton, los parlamentarios sitiaron a Wigan. Esto fue en la víspera de Pascua de 1.643. Su fuerza consistía en 2.000 infantes, en su mayoría mosqueteros, y de 200 a 300 jinetes, con 8 cañones, bajo el mando del coronel Holland; el regimiento de Assheton también acompañó a la expedición. Wigan estaba al mando del el mayor general Blaire, un escocés que el Rey había recomendado al conde de Derby. Atacando ferozmente en el extremo sureste de la ciudad, los mosqueteros de Assheton forzaron una entrada después de una hora de lucha, y la guarnición Wigan, que contaba con 1.400 hombres, se rompió y huyó en desorden; se tomaron muchos prisioneros. Algunos de la guarnición, sin embargo, se dirigieron a la torre de la iglesia, y dispararon desde causando considerables bajas a la fuerza atacante; y fue necesaria la amenaza para volar la iglesia con pólvora antes de que se les redujera a la rendición. La ciudad fue saqueada a fondo por la soldadesca parlamentaria. Sin embargo, no ocuparon Wigan, sino que se marcharon la misma noche, su partida probablemente se apresuró por un informe de que el conde de Derby estaba en camino a su ayuda. El conde llegó hasta Standish Moor; pero al escuchar que Wigan había sido tomada, saqueada y abandonada por el enemigo, regresó a Lathom. Un escritor del parlamento estimó el saqueo en 20.000 libras.

 

 

Ataque a parlamentario Warrington (5 de abril 1.643)

Eufóricos por su éxito en Wigan, las tropas parlamentarias atacaron Warrington el 5 de abril. En esto se unieron William Brereton, el comandante en jefe en Cheshire, quien a fines de marzo estaba acuartelado con su caballería en Nantwich; y había enviado 500 infantes para unirse a él en el intento. Warrington estaba fuertemente defendido, el conde de Derby estaba allí en persona. El lunes 3 de abril, el capitán Ardern y algunos otros capitanes se acercaron a la ciudad desde el lado de Cheshire, pero la guarnición realista vio la pequeñez de la fuerza, salió y los derrotó en Stockton Heath. Las fuerzas principales de Brereton poco después surgieron en un segundo ataque también derrotado por los realistas. Brereton, sin embargo, permaneció en el terreno y, al reforzados por las tropas de Holland procedentes de Manchester, atacaron a Warrington el 5 de abril. El avance fue desde dos lados, cerca de la iglesia parroquial, una batería fue colocada en la colina Moot, y desde el oeste donde los hombres de Brereton ocuparon la casa de un tal Edward Bridgman en Sankey, a 1,5 kms del pueblo. Los realistas, sin embargo, lucharon con gran determinación, y a pesar de su número, los parlamentarios no pudieron entrar en ningún punto.

 

 

Batalla de Whalley (20 de abril de 1.643)

Las fuerzas parlamentarias en Blackburn Hundred estaban todavía estaban muy desorganizadas y evidentemente desanimadas por su revés en Warrington el 5 de abril. Después de esa acción, el conde de Derby se trasladó a Preston, donde se preparó para explotar el éxito y convocó a un equipo general allí a mediados de abril. Acompañado por lord Molyneux, Gilbert Hoghton, el coronel Tyldesley y otros realistas conocidos salió de Preston a la cabeza de 11 tropas de jinetes, 700 infantes, y unos 2.000 milicianos, en su mayoría de Fylde, que suman alrededor de 5.000 hombres.

Siguiendo por la orilla norte del Ribble llegaron a Ribchester al mediodía del miércoles 19 de abril, cruzaron el río en ferry en Salesbury y marcharon hacia Whalley. Los parlamentarios fueron cogidos completamente por sorpresa. Dos tropas de jinetes en Dukenhalgh Hall cerca de Clayton-le-Moors eran únicas fuerzas en el vecindario, y éstas se retiraron a Padiham, después de enviar aviso al coronel Shuttleworth, que estaba en su casa en Gawthorpe. Shuttleworth recibió el mensaje durante la noche, pero mensajes a sus fuerzas, y la mañana siguiente se había reunido una tropa de jinetes y unos 500 infantes. El conde de Derby, en lugar de continuar su marcha, había ocupado Whalley, y esa misma mañana temprano, reunió sus tropas en el lado este del río Calder, aparentemente esperando ser atacado. El mismo Derby tenía su cuartel general en Whalley Abbey, en la casa de Ralph Assheton. Los realistas cometieron un gran error al no avanzar de inmediato.

Sin embargo, después de un poco de retraso, avanzaron y los exploradores de ambos bandos se acercaron cerca del Read Hall, a medio camino entre Padiham y Whalley. Los realistas eran tan abrumadoramente superiores en número, Shuttleworth y sus capitanes se negaron a enfrentarse a ellos, y ordenaron una retirada general hacia Padiham. Pero los soldados se negaron y esperaron el avance de los realistas.
A unos 1,5 kms de Whalley, en la carretera principal a Padiham, las tropas parlamentarias esperaban el avance monárquico justo por encima del Read Hall, ocultando a sus mosqueteros detrás de los muros de piedra a ambos lados del camino. Cuando la vanguardia realista bajaba la colina por Easterley hacia el arroyo, fueron sorprendidos por los disparos de los mosqueteros parlamentarios que los desordenó; y huyeron hacia Whalley perseguidos por la infantería parlamentaria. Los hombres de Shuttleworth presionaron duramente a los realistas, y cuando llegaron a Whalley, la retirada se había convertido en una derrota. Los realistas que permanecían en Whalley, fueron cogidos por sorpresa, no ofrecieron ninguna resistencia, y se unieron a la huída.

La persecución se extendió a lo largo de unas 8 kms; y las tropas parlamentarias que los perseguían se encontraron el suelo sembrado de armas que los realistas habían arrojado en su huida. El propio conde de Derby con dificultad mantuvo algún tipo de orden en la retaguardia. Al llegar a Salesbury, a los jinetes e infantes se sumergieron en el agua sin esperar a los botes, y vadearon el río con el agua al cuello. Una vez al otro estuvieron a salvo de los ataques, pero la huida continuó hacia Preston.

Assheton no tardó en explotar la victoria en Whalley. Dos días más tarde marchó sobre Wigan (22 de abril), que fue ocupado por el coronel Tyldesley con 9 tropas caballería y 700 infantes; Assheton tenía 2.200 jinetes e infantes pertenecientes a la guarnición de Manchester, y los realistas no estaban en condiciones de resistir a los números superiores. Regresaron a Lathom sin luchar, y Assheton demolió las fortificaciones en Wigan. Al enterarse de la pérdida de Wigan, la Reina envió un mensaje al conde de Derby para que no volviera a enfrentarse al enemigo hasta que ella le enviara refuerzos; pero, después de haber esperado durante quince días en vano, Molyneux y Tyldesley lo persuadieron para que intentara apresurarlo en persona. No hay duda de que la Reina en este momento tenía la intención de invadir Lancashire. Ella escribió desde York al Rey el 23 de abril “mi proposición es esta: separar del cuerpo del ejército 2.000 lacayos y 1.000 jinetes, 200 dragones y algunos cañones y enviarlos de inmediato a Lancashire para unirse al conde del Derby y limpiar ese condado, lo que espero que se pueda hacer en diez o doce días, y luego venir a visitarme a Newark“; y tres semanas después de esto, ella escribe nuevamente que el ejército debía marchar directamente sobre Leeds, Bradford y Halifax. Derby debía regresar, recoger las tropas que pudiera y permanecer a la defensiva hasta que “el ejército pueda marchar hacia Manchester, lo que espero que sea pronto, porque creo que al ser tomado Leeds, los otros dos lugares serán insignificantes, y así Manchester entrará en juego, y si tomamos todo, Lancashire es suyo”. Sin embargo, estos planes se vieron frustrados por la derrota realista por Thomas Fairfax en la batalla de Wakefield en mayo; y ya no había ninguna esperanza de refuerzos para los realistas de Lancashire del ejército de la Reina. Derby regresó a Lancashire; y habiendo llegado un rumor de una invasión escocesa por medio de la Isla de Man, se le persuadió a navegar allí para evitarlo.

Al regresar a Lancashire a fines de mayo, cruzó apresuradamente el condado con muy pocos seguidores y cabalgó hasta Whitehaven, desde donde tomó el barco a la Isla de Man, donde desembarcó allí el 15 de junio. La condesa de Derby y sus hijos permanecieron en Lathom House.

Mientras tanto las cosas habían ido de mal en peor para la causa realista en Lancashire. Después de la captura de Wigan, Assheton había perseguido a Molyneux y Tyldesley de Ormskirk a Preston, y de allí a través del Ribble en el Fylde. Los realistas se acantonaron en Kirkham durante dos días, pero Assheton prácticamente no ofreció resistencia; marcharon hacia el norte a través del Wyre y, a través de Cockerham, hacia Hornby. Assheton siguió hasta Lancaster; tomó de allí 14 de los cañones españoles y dejó el resto para fortificar el Castillo, regresó a través de Preston a Manchester. En la marcha de regreso, sus hombres aprovecharon su ausencia temporal para desviarse a través del Fylde, donde saquearon a realistas y parlamentarios por igual. Después del regreso de Assheton, Tyldesley cruzó a Yorkshire para unirse a la Reina; Molyneux se dirigió hacia el sur otra vez, y tomando algunos prisioneros a los que dejó en Lathom pasó a Hale Ford en Cheshire.

En junio de 1.643, prácticamente todo Lancashire estaba por primera vez en manos del Parlamento; Lathom House y el castillo Greenhalgh eran los únicos lugares realistas. El condado fue limpiado de todas las fuerzas del Rey, se hizo que todos los que habían huido de cualquier parte pudieran regresar con sus esposas, hijos y amigos y tener lo que sus enemigos les habían dejado.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2018-08-12. Última modificacion 2018-08-19.