Edad Moderna Primera Guerra Civil Inglesa (1642-46) Operaciones en el norte de Inglaterra en 1644

Situación a finales de 1.643

Al acabar el año de 1.643, la situación estratégica era la siguiente:

  • En el norte, el parlamento escoces firmó un tratado con el parlamento de Londres por el cual proporcionarían un ejército de unos 20.000 efectivos bajo el mando de Alexander Leslie, conde de Leven.
  • El conde de Newcastle se encontraba se encontraba rodeado por los escoceses por el norte, el conde de Manchester por el sur, y por el este por el ejército de lord Fairfax que se encontraba en Midlands para evitar el trasvase de fuerzas entre las dos zonas realistas.
  • En Midlans Fairfax tenía en frente el ejército realista de Byron.
  • En Londres se encontraba el ejército del conde de Essex que estaba en tablas con el ejército del rey Carlos I que tenía su capital en Oxford.
  • En el sur se encontraban el ejército realista de lord Hopton tenía en frente a William Waller.

Primera Guerra civil Inglesa. Situación finales de 1.643

Batalla de Nantwich (25 de enero de 1.644)

A finales de 1.643, el rey Carlos había firmado una “cesación” con los confederados irlandeses. Esto le permitió recordar varios regimientos ingleses que habían sido enviados a Irlanda después de la rebelión Irlandesa de 164.1, para reforzar sus ejércitos. En noviembre de 1643, varios de estos regimientos fueron enviados a Cheshire donde se estaba levantando un nuevo ejército, mandado al principio por lord Capell. Capell fue reemplazado en diciembre por lord Byron, que había sido un comandante de una brigada de caballería con éxito.

Byron lanzó una ofensiva desde el sur con 5.000 hombres contra las guarniciones parlamentarias en Cheshire, la mayoría de los cuales fueron rápidamente capturadas. Las tropas que regresaron recientemente de Irlanda se comportaron con un grado de crueldad que no se había mostrado previamente en la Guerra Civil Inglesa. En la iglesia de Barthomley, el 26 de diciembre, la guarnición parlamentaria se rindió después de que los realistas encendieran un fuego contra las puertas para expulsarlos. Al menos doce de los prisioneros, en su mayoría milicias locales, fueron ejecutados con la aprobación de Byron.

El 27 de diciembre, William Brereton, el comandante parlamentario en Cheshire y Lancashire, intentó concentrar sus fuerzas para enfrentarse a Byron, pero fue derrotado por un ataque realista repentino en la Segunda Batalla de Middlewich. Las fuerzas parlamentarias destrozadas se retiraron a la seguridad de Nantwich, mientras que el propio Brereton huyó a Manchester en Lancashire.

Nantwich era la única ciudad de Cheshire que aún conservaban los parlamentarios. Su guarnición contaba con 2.000 hombres bajo el mando del coronel George Booth, y estaba bien abastecida.

Byron lanzó un ataque contra la ciudad el 18 de enero de 1.644, pero fue derrotado con 500 bajas. Junto con las bajas de los enfrentamientos anteriores en Cheshire, la enfermedad y las deserciones, las fuerzas de Byron se habían reducido a un total de unos 3.500 hombres. Sin embargo, mantuvo un sitio de Nantwich.

En Londres, el Parlamento consideró que la posible pérdida de Nantwich era inaceptable (era una base clave para interrumpir el flujo de fuerzas realistas de Irlanda) y, por lo tanto, se ordenó a Thomas Fairfax que marchara a Chester. Había conquistado con éxito Lincolnshire después de su victoria en la batalla de Winceby el 11 de octubre de 1.643, pero sus fuerzas no estaban en su mejor momento; no les habían pagado y los suministros eran escasos. Los intentos de retrasar su marcha fueron rechazados y el 29 de diciembre de 1.643 estaba en camino de socorrer Nantwich. De camino se unió William Brereton en Manchester, runiendo una fuerza de alrededor de 2.500 infantes, 500 dragones y 1.500 jinetes de Lancashire, Cheshire y Yorkshire.

El invierno de 1643/44 fue duro y el paisaje circundante estaba cubierto de nieve. El puente de la carretera de Chester en la ciudad estaba controlado por los parlamentarios, pero los realistas podían cruzar el río por un puente en Beam, a 0,8 kms hacia el norte. El cuartel general de Byron estaba en la aldea cercana de Acton, al oeste, a una distancia de aproximadamente 1,5 kms de distancia. Sus fuerzas estaban acuarteladas en un círculo alrededor de la ciudad.

El 24 de enero, la fuerza de Fairfax dispersaron a una pequeña fuerza realista que intentó bloquear el camino a Nantwich en el bosque Delamere. Byron estaba decidido a mantener el asedio, pero al día siguiente se produjo un deshielo repentino que provocó que el río Weaver aumentara drásticamente. En consecuencia, ordenó a su infantería y artillería que se movieran hacia la orilla oeste del Weaver alrededor de Acton, donde el suelo estaba más seco, pero el puente en Beam (y un transbordador hacia el norte) fue arrastrado por las aguas de la inundación, dejando a los realistas varados en la orilla este. Por lo tanto, no tuvo más remedio que hacer una marcha de unos 10 kms para llegar a otro cruce en Minshull Vernon para apoyar a su infantería en Acton.

Batalla de Nantwich 25 de enero de 1644. Despliegue de fuerzas

Cuando las fuerzas de Fairfax marcharon sobre Acton, el coronel Richard Gibson (sustituto del sargento mayor general de Byron, Sir Michael Erneley, que estaba enfermo) desplegó cuatro regimientos de infantería realistas para enfrentarlos, la mayor parte de la artillería realista se concentró en el cementerio de Acton, a la izquierda de la línea de Gibson. El regimiento de infantería reclutado localmente de Fulk Hunke protegía la retaguardia contra la guarnición de Booth en Nantwich.

La fuerza de Fairfax atacó sobre las 14,00 horas. Fairfax fue informado de que Byron se acercaba a su retaguardia izquierda desde la dirección de Minshull Vernon, pero desplegó solo dos regimientos de infantería y su propia tropa de caballería para enfrentarlos, mientras su cuerpo principal avanzaba contra Gibson. Las tropas de Gibson repelieron el primer ataque parlamentario, pero la caballería parlamentaria mandada por su primo William Fairfax rebasó, a la derecha realista y la obligó a retirarse. El centro realista rompió y también se retiró. Booth lideró una salida desde Nantwich con 600 mosqueteros que se sobrepusieron al regimiento de Hunke y llegaron al cementerio de Acton, invadiendo la posición de artillería y el tren de bagajes realista.

Los realistas retrocedieron a la iglesia de Acton donde el coronel Gibson se rindió a Fairfax bajo términos. La artillería y el tren de equipajes fueron capturados y unos 1.500 oficiales y hombres fueron tomados prisioneros. El propio lord Byron se retiró a Chester.

La batalla marcó una victoria significativa para los parlamentarios. Nantwich aliviada, la dominación realista de Cheshire fue aplastada.

 

 

Asedio de  Lathom House (28 febrero-26 mayo 1.644)

Latham House fue una de las pocas fortalezas realistas en Lancaster en 1.644, estaba defendida por la condesa de Derby mientras su esposo estaba ausente en la Isla de Man. La casa estaba rodeada por un foso de ocho metros de ancho, respaldado por una fuerte empalizada, detrás de la cual se levantaba la casa misma, dando a los defensores una defensa concéntrica. La condesa había reunido una guarnición de 300, con líderes experimentados y un buen nivel de suministros antes del comienzo del asedio.

El martes 27 de febrero, se habían tomado los alrededores de la casa a una distancia de una a 5 kms. El resto de la semana se gastó en negociaciones. El capitán Markland primero llevó una citación formal de rendición en nombre de Thomas Fairfax, quien además prometió que usaría su influencia con el Parlamento si el conde de Derby se entregaba a su merced. Lady Derby solicitó una semana de tiempo para enviarle un mensaje a su marido el conde para conocer su opinión. Eso fue rechazado, y Fairfax luego le pidió que fuera en su coche a New Park, una casa a aproximadamente medio kilómetro de Lathom, para tener una entrevista personal con él y sus coroneles. Pero la condesa recordando su nacimiento, le devolvió una arrogante negativa. Después de dos días más de mensajes, Assheton y Rigby fueron a Lathom con proposiciones, que como era de esperar, fueron severas. La casa y todas las armas y municiones debían ser entregadas, y la guarnición tenía permiso para partir a Chester o a otro lugar; lady Derby residiría en Knowsley, se le permitirían 20 mosqueteros para su protección, o se uniría al conde en la Isla de Man. Estas condiciones fueron rechazadas “como deshonrosas en ciertas partes”.

Asedio de Lathom House defendida por Charlotte Stanley condesa de Derby 1.644. Autor J. Godfrey Sculp

Era evidente que todas las negociaciones eran inútiles. La condesa estaba decidida a mandar el asedio, y finalmente se hizo evidente que ella simplemente estaba jugando con el tiempo. A comienzos de marzo, se ordenó a Thomas Fairfax que se retirara a tareas más importantes, dejando que su primo William Fairfax comenzara el bombardeo el 12 de marzo, las fuerzas sitiadoras eran entre 2.000 y 3.000 efectivos.

La guarnición no se limitó a mirar el ataque, sino que pronto comenzó a realizar salidas que hostigaron en gran medida a la fuerza sitiadora. El martes 12 de marzo, el capitán Farmer condujo 100 infantes y los 12 jinetes que poseía toda la guarnición, atacaron las obras de los sitiadores y mataron a varios de ellos, tomando 6 prisioneros. El siguiente domingo por la noche, el capitán Chisenhale salió por la puerta trasera con 30 hombres y obligó a los parlamentarios a una huida ignominioso.

Gran parte de los disparos contra la casa fueron imprecisos, y se desperdiciaron grandes cantidades de municiones, aunque es evidente que los disparos de cañón causaron un gran daño a los edificios. El arma más exitosa de los sitiadores era un gran mortero que estaba cargado de metralla o con bolardos de piedra de 8 libras e hizo una ejecución considerable.

Sin embargo, Él también fue llamado el 24 de marzo, y el sitio fue llevado a cabo por el coronel Rigby. Los sitiadores continuaron bombardeando la Casa pero sin mucho efecto; y la guarnición continuó realizando salidas. En la mañana del miércoles 11 de abril, los capitanes Farmer y Radcliffe sacaron a la mitad de la guarnición de una puerta trasera y expulsaron a los parlamentarios de la mayoría de sus obras, que entonces se habían formado alrededor de las murallas, Radcliffe demostrando especial valentía. La retirada fue asegurada por los capitanes Ogle y Chisenhale. Los realistas declararon que habían clavado los cañones de los sitiadores, pero como el bombardeo continuó después sin interrupción, la declaración debe ser falsa.

Hacia mediados de abril, un disparo fortuito entró por la ventana de la habitación de lady Derby; diez días después, sin embargo, dos balas de cañón más grandes irrumpieron en la habitación y se vio obligada a trasladarse a otra parte del edificio.

A finales de abril, capitán Chisenhale salió desde la puerta oriental, sorprendió a los sitiadores y después de una dura lucha los expulsó de sus trincheras, consiguió hacerse con un gran mortero y llevárselo. Los parlamentarios debieron haber sufrido considerablemente en esa escaramuza, y perdieron aún más en prestigio, aún más cuando el coronel Rigby había invitado a varios de sus amigos a presenciar la rendición de la Casa. Los sitiadores fueron desalentados y muchos de sus otros cañones fueron removidos para prevenir su captura.

Asedio de Lathom House 1644. Captura de un cañón durante una salida. Autor George Cattermole

Los parlamentarios intentaron cortar el suministro de agua de Lathom y drenar el foso. Lo primero era imposible, ya que los manantiales que suministraban el pozo dentro de Lathom se extraían de un terreno más elevado al este de la casa. Se comenzó una cavar una zanja para vaciar el foso, pero un ingeniero asistente, fue hecho prisionero durante una salida, y explicó el diseño de la zanja.

Las defensas se mantuvieron, y el sitio fue abandonado la noche del 27 de mayo, ante la llegada del príncipe Ruperto, que avanzaba por Lancashire.

Los realistas afirmaron que al menos 500 parlamentarios murieron en el asedio. Charlotte y su familia partieron hacia la Isla de Man, dejando el cuidado de Lathom House al coronel Edward Rawstorne

 

 

El príncipe Ruperto en Lancashire

El 24 de mayo comenzó la marcha hacia Lancashire, y los realistas se alojaron en Knutsford, que está a solo 17 kms de la frontera de Lancashire; al día siguiente avanzaron a Stockport, a solo a 11 kms de Manchester. Las fuerzas del príncipe Ruperto se estimaban el 2.000 jinetes y 6.000 infantes, y se dece que llevaban 50 cañones ligeros. En Stockport, los coroneles realistas Mainwaring y Duckenfield fueron enviados con unos 3.000 hombres para oponerse a su avance, pero al parecer resistieron muy poco, y después de una corta escaramuza huyeron hacia Manchester, dejando 800 prisioneros. Los realistas ocuparon Stockport, y se les unieron algunos de la caballería de Newcastle de Derbyshire. Ruperto dejó algunos de estos para guarnecer Stockport, y se trasladó a Lancashire con el cuerpo principal de su ejército.

Tan pronto como Ruperto entró en Lancashire, sus fuerzas se incrementaron considerablemente, y los realistas locales acudieron en tropel.

El coronel Rigby levantó el asedio de Lathom y decidió dirigirse a Bolton, pensando que Ruperto marcharía hacia Blackburn, o Lancaster. Rigby entró en la ciudad el 27 de mayo, y la mañana siguiente Ruperto apareció ante la ciudad.

Los realistas se acercaron a la ciudad sobre las 14,00 horas desde el sudeste, y de inmediato lanzaron un ataque en varios puntos, el primer asalto fue rechazado con la pérdida de 200 hombres. El coronel Rigby hizo una salida con la caballería para evitar el segundo ataque, pero fueron derrotados. El conde de Derby en persona encabezó el segundo ataque, tras un cuarto de hora de lucha desesperada, los realistas entraron en la ciudad que carecía de murallas, unos 1.200 soldados parlamentarios murieron y unos 700 fueron hechos prisioneros, unos 400 realistas murieron. El coronel Rigby a caballo se mezcló con los realistas cuando entraron en la ciudad, y aprovechando la confusión general, huyó con un asistente a Yorkshire.

La captura de Bolton, o “masacre de Bolton” como lo llamaron los escritores parlamentarios, tras la toma de la ciudad se produjo una matanza, a la que se atribuyen a los regimientos católicos irlandeses, dado que Bolton era un bastión del puritanismo.

El ejército de Ruperto descansó en Bury, donde fue reforzado. Luego avanzó hacia Liverpool, que estaba fuertemente fortificado y ocupado por el coronel Moore, gobernador parlamentario. En el extremo norte de la ciudad había una muralla de tierra, y un foso de 12 metros de ancho y 3 de profundidad. En el extremo sur había un castillo también protegido por un foso que podía llenarse con agua del río; todas las calles que daban al río estaban cerradas, mientras que las del otro lado de la ciudad estaban con empalizadas y defendidas con cañones. Los parlamentarios también tenían el control del río, y un refuerzo de 400 tropas inglesas y escocesas de Manchester fue llevado a Warrington y desde allí enviado a Liverpool por agua.

Ruperto empezó el asedio y bombardeo el 6 de junio. Al mediodía del 10 de junio, después de haber hecho brechas en los muros de tierra con fuego de cañón, los realistas lanzaron un asalto que fue rechazado. Durante la noche siguiente, los parlamentarios abandonaron la ciudad y se fueron a bordo de los barcos desde el puerto, dejando sus colores en los restos de las murallas como un ardid. Cuando el regimiento del coronel Henry Tillier (otra unidad que había regresado recientemente de Irlanda) avanzó hacia la ciudad a la mañana siguiente, encontraron tan solo a 400 defensores “de los más pobres”, muchos de los cuales fueron asesinados, solo algunos fueron dados cuartel.

 

Batalla de Ormskirk (20 de agosto de 1.644)

El príncipe Ruperto dejó a John Byron como gobernador de Liverpool, y él mismo marchó a la casa Lathom, cuyas fortificaciones se fortalecieron considerablemente bajo su dirección, y nombró al coronel Rawsthorne gobernador de la fortaleza.

Después de su derrota en la batalla de Marston Moor el 2 de julio de 1.644, la caballería realista abandonó la ciudad de York a su suerte y se retiró sobre los Peninos. El príncipe Ruperto fue a Chester y se acordó que lord Molyneux y Thomas Tyldesley se aventurarían hacia el norte en Lancashire en una redada de reclutamiento. Mientras estuvieron allí, se les unieron los rezagados realistas, incluidos lord Byron, Gorge, Lord Goring y Sir Marmaduke Langdale hasta que sumaron una fuerza de unos 2.500 jinetes. Sin embargo, fueron perseguidos y hostigados por la fuerza mixta de la infantería de Lancaster y de caballería bajo el mando John Meldrum que finalmente los alcanzó en Aughton Moor (o Aughton Moss), un páramo al suroeste de Ormskirk en Lancashire el 20 de agosto de 1.644.

Los realista obligados a detenerse, desplegaron en el páramo. La infantería parlamentaria avanzó y realizó una descarga sobre los jinetes que se retiraron en desorden, y luego fueron derrotados por una carga de la caballería parlamentaria. Se tomaron unos 300 prisioneros realistas.

Los comandantes realistas Byron y Molyneux se vieron obligados a dejar sus caballos y esconderse en un maizal. La llegada de la noche evitó una gran victoria para Meldrum; ya que sus fuerzas estaban dispersas , y los realistas consiguieron escapar a Cheshire.

Después de la derrota de los realistas en la batalla de Ormskirk, Bolton fue recapturado, sin ninguna lucha digna de mención, en septiembre. El 18 de septiembre, el ejército de Byron fue destruido al intentar evitar un socorro al castillo de Montgomery.

Meldrum después puso sitio a Liverpool; pero las fortificaciones eran fuertes, y la ciudad resistió durante diez semanas. El conde de Derby reunió tropas en Cheshire para el alivio de la ciudad; pero fue derrotado por William Brereton. En los últimos días escaparon los soldados ingleses de la guarnición, llevándose consigo parte del ganado, y se rindieron a los sitiadores, muchos de los cuales pasaron el servicio bajo el Parlamento. Los oficiales de la ciudad, al darse cuenta de que la resistencia era inútil después de este incidente, intentaron escapar por mar como hizo el coronel Moore cuando el príncipe Ruperto capturó Liverpool. Pero el resto de la guarnición, que eran tropas irlandesas, temieron que se les excluyera, el 1 de noviembre abrieron las puertas a los parlamentarios bajo promesa de que sus vidas fueran respetadas. Y se les permitiese volver a Irlanda.

La casa Lathom fue nuevamente sitiada, su guarnición constaba de 200 jinetes y 300 infantes bajo el coronel Vere, quien tras la derrota en Ormskirk se había refugiado allí. La casa resistió hasta el 2 de diciembre de 1.645, cuando la causa realista estaba en colapso. Las secuelas del sitio reflejan bien en Fairfax. Al final de la guerra, se le concedió la Isla de Man, perdida por lord Derby, y en un galante gesto, transmitió los ingresos que obtuvo de la Isla a la condesa.

Primera Guerra Civil Inglesa operaciones en 1644. Autor Swanston Map Archive

 

Invasión escocesa

A principios de 1.644, la guerra Civil Inglesa se amplió cuando un ejército covenante escocés invadió Inglaterra Septentrional, en alianza con el Parlamento, estaba dirigido por Alexander Leslie, primer conde de Leven, con David Leslie como jefe de la caballería y con Alexander Hamilton como jefe la artillería, los tres eran veteranos del servicio sueco bajo el gran Gustavo Adolfo. El 19 de enero Leslie cruzó la frontera con unos 18.000 efectivos, de los cuales 3.000 eran jinetes y llevaban 120 cañones, cruzaron el río Tweed y se dirigieron hacia el sur.

Su primer objetivo era la ciudad de Newcastle-on-Tyne, que el Parlamento inglés estaba ansioso por capturar para asegurar suministros regulares de carbón para Londres desde los yacimientos carboníferos de Northumbria. También era el principal puerto realista por donde recibían armas y suministros del continente.

Leven avanzó cautelosamente hacia el sur a través de Northumbria, pero no encontró oposición. Thomas Glemham, el gobernador realista de Newcastle, tenía fuerzas insuficientes para enfrentarse a los escoceses; los realistas abandonaron la guarnición de Alnwick y se dirigieron a Newcastle.

El 28 de enero, la vanguardia escocesa estaba en Morpeth, a 24 kilómetros al norte de Newcastle-upon-Tyne. Los caminos inundados causados por un deshielo repentino ralentizaba el avance escocés y Leven permaneció en Morpeth durante varios días para reunir a todas sus fuerzas antes de continuar con el avance.

El ejército realista del Norte, dirigido por William Cavendish, marqués de Newcastle, en esos momentos se encontraba asediando la ciudad portuaria de Hull, inmediatamente levantó el asedio y se dirigió contra los escoceses, llegando a Newcastle-upon-Tyne el 2 de febrero, 12 horas antes de que lo hicieran los escoceses, defendiendo la ciudad. El conde de Leven se presentó ante Newcastle el 3 de febrero y ofreció la rendición que fue rechazada.

Los escoceses tomaron por asalto y capturaron las obras del noreste de la ciudad, pero no pudieron montar un asalto debido a las demoras en el asentamiento de su artillería. Durante su gobierno, Thomas Glemham había mejorado las defensas de Newcastle y pronto quedó claro que la ciudad podría resistir un largo asedio. Los escaramuzas realistas de la guarnición interrumpieron los intentos escoceses de consolidar su posición y asegurar puntos de cruce sobre el río Tyne, que culminaron el 19 de febrero, cuando la caballería escocesa se enfrentó en Corbridge a la caballería realista mandada por Marmaduke Langdale, sufriendo una dura derrota, aprendiendo la lección de que la caballería realista era muy superior y debían evitar el enfrentamiento con la misma.

En lugar de comprometer al ejército escocés en un largo y difícil asedio, Leven decidió evitar Newcastle y avanzar hacia el sur. Dejó seis regimientos para bloquear Newcastle, forzó un cruce del Tyne en Ovingham alrededor del 28 de febrero y marchó hacia Sunderland, donde los ciudadanos se declararon a favor del Parlamento. El 4 de marzo de 1.644, los escoceses ocuparon Sunderland, obteniendo así una base segura de operaciones en el norte de Inglaterra y un puerto para recibir suministros.

Para evitar que los realistas recibiesen refuerzos en su lucha contra los escoceses, el conde de Essex mandó un ejército mandado por lord Fairfax y su hijo, Thomas Fairfax, para atacar a las fuerzas realistas en Gales, mandadas por lord Byron. Ambos ejércitos se enfrentaron en la batalla Nantwich el 25 de enero, tras la victoria, Fairfax se dirigió a York para unirse a los escoceses.

Con el fin de que el rey Carlos no enviase refuerzos a Newcastle, Essex envió un ejército mandado por William Waller desde Londres para atacar desde el sur, el rey Carlos ordenó a lord Hampton para detenerle, ambos ejércitos se enfrentaron el 29 de marzo en la batalla de Cheriton, en la que los realistas fueron derrotados. Essex también ordenó a Edward Montagu, 2º conde de Mánchester, levantar un ejército en el este, llamado Asociación del Este, para apoyar a los escoceses.

El marqués de Newcastle siguió cautelosamente a los escoceses al sur y estableció su cuartel general en Durham. La mayor parte de marzo de 1.644 se empleó en maniobras de tropas, obstaculizadas por fuertes nevadas y terreno difícil, ya que cada lado trató de obtener una ventaja táctica sobre el otro. Aunque hubo feroces escaramuzas, ninguno de los comandantes estaba dispuesto a comprometerse en una batalla campal. Cuando el clima mejoró a principios de abril, el conde de Leven avanzó hacia Quarrington Hills, al sudeste de Durham, amenazando las líneas de comunicación de Newcastle con Yorkshire. El marqués decidió retroceder en lugar de arriesgarse a quedar cortado. Tenía la intención de retirarse a la línea del río Tees y pararse en Piercebridge, pero alrededor del 11 de abril, le llegaron noticias de que la guarnición vital de Selby había caído en manos de los parlamentarios de Yorkshire, amenazando al bastión realista de York.

 

 

Ataque realista desde el sur

Cuando el marqués de Newcastle marchó hacia el norte contra los escoceses en enero, dejó atrás un pequeño ejército de realistas de Yorkshire bajo el mando del coronel John Belasyse, el gobernador de York, a quien se ordenó defender contra las incursiones parlamentarias en Yorkshire y aportar hombres y suministros hacia el norte al ejército principal cuando fuera necesario. Belasyse confiaba en la caballería ligera para patrullar Yorkshire; también mantuvo guarniciones principales en Doncaster y Sheffield así como en York, la capital realista del norte.

Durante el mes de febrero de 1.644, los parlamentarios de Hull atacaron varias posiciones realistas en Riding del Este, atacando al norte hasta Whitby el 20 de febrero. Las fuerzas de Belasyse se estiraron aún más cuando el coronel Lambert regresó del servicio en Cheshire. El 3 de marzo, Lambert expulsó a los realistas de Bradford y se estableció allí como base para las redadas en Riding del Oeste. El 21 de marzo, Belasyse trasladó su cuartel general de York a Selby, en el río Ouse. Selby era una posición estratégica clave, situada entre las fuerzas parlamentarias en Hull al este y Bradford al oeste.

En Selby, el coronel Belasyse fue reforzado por la caballería de Newark dirigida por el mayor general George Porter. El 25 de marzo, Belasyse y Porter tomaron la iniciativa con un ataque contra la guarnición del coronel Lambert en Bradford. El ataque casi logró aplastar a los defensores. Después defenderse contra varios asaltos realistas, los parlamentarios se estaban quedando sin municiones. En su desesperación, Lambert intentó salir de la ciudad. La ruptura tomó por sorpresa a los realistas e inesperadamente cambió las tornas para los atacantes, resultando de la huida de la caballería de Porter. Lambert rápidamente volvió a ocupar Bradford y reanudó su defensa, mientras que Belasyse, privado de la mayor parte de su caballería, abandonó el ataque y se retiró a Selby. Porter regresó a Newark en desgracia y se negó a regresar a Selby.

Los parlamentarios de Yorkshire planearon un asalto a la sede de Belasyse en Selby. Thomas Fairfax regresó a través de los Peninos desde Cheshire con su caballería de Yorkshire y varios soldados de infantería de Lancashire. En Ferrybridge, Thomas unió fuerzas con lord Fairfax y un contingente de Hull. Fueron reforzados por las fuerzas del coronel Lambert de Bradford y de John Meldrum de la Asociación de Midlands, alcanzando su fuerza unos 1.500 jinetes y 1.800 infantes. El 11 de abril, el ejército parlamentario combinado asaltó a Selby desde tres direcciones a la vez. Muy superados en número, los realistas de Belasyse se defendieron resueltamente en luchas callejeras, pero finalmente se vieron abrumados después de que Belasyse fuera herido y capturado. Aunque la mayoría de la caballería realista escapó, unos 1.600 soldados de infantería fueron hechos prisioneros.

 

 

Asedio de York

La caída de Selby fue un desastre para los realistas del norte. York quedó completamente abierta para ser atacada por los Fairfax con solo dos regimientos custodiando la ciudad. El gobernador de York, el coronel Belasyse, estaba prisionero de los parlamentarios. Tan pronto se enteró de las noticias, el marqués de Newcastle abandonó sus operaciones contra los invasores escoceses en el condado de Durham y se apresuró hacia el sur con el ejército realista del norte para la defensa de York. El conde de Leven envió a la caballería para hostigar a la retaguardia del ejército en retirada de Newcastle y luego lo siguió al sur con el ejército principal escocés. Leven ocupó Darlington el 14 de abril y Northallerton al día siguiente, donde un único regimiento de infantería realista ofreció una resistencia fútil. En Thormanby, el 16 de abril, Leven abandonó la persecución de Newcastle y marchó a través de Boroughbridge para reunirse con lord Fairfax y los parlamentarios de Yorkshire en Wetherby el 18 de abril. El ejército aliado marchó para sitiar York, llegando a la ciudad el 22 de abril.

El asedio de York era una empresa formidable. Situada en la confluencia del río Ouse y el pequeño río Foss, la ciudad dominaba los únicos puentes sobre el río Ouse entre Selby y Boroughbridge, lo que dificultaba el cerco. El río Foss había sido represado cerca de su confluencia con el Ouse poco después de la conquista normanda, causando que el río formara un gran lago, conocido como el estanque del Rey, que protegía los accesos del noreste. La ciudad estaba rodeada por un circuito continuo de murallas romanas y medievales construidas sobre una muralla de tierra. Aunque algunas de sus defensas se habían vuelto ruinosas en la primera mitad del siglo XVII, el rey Carlos ordenó que fueran reparadas y fortalecidas durante su estancia de cuatro meses en York en 1.642. Se construyó un anillo exterior de terraplenes y fuertes más allá de las murallas para la protección adicional y los cañones se montaron en las cuatro puertas principales de la ciudad (bars) y en el castillo que dominaba las defensas del sur. La guarnición estaba bien provista de provisiones y estaba completamente guarnecida después de la llegada del ejército del norte del marqués de Newcastle el 18 de abril de 1.644.

Los ejércitos sitiadores se establecieron alrededor de la ciudad en un gran arco, con el ejército de lord Fairfax al este, los escoceses al sur y al oeste. Se construyó un puente de barcas sobre el río Ouse en Acaster Malbis, unos pocos kms al sur de York para permitir las comunicaciones entre los dos ejércitos. Inicialmente, el sector al norte entre Ouse y Foss se dejó abierto a excepción de patrullas ocasionales. Antes de que el asedio comenzara en serio, los aliados tenían que asegurar la zona circundante. El puente de Stamford (Stamford Bridge) fue capturado el 24 de abril, pero los ataques aliados en el castillo de Cawood fueron rechazados. Los ataques desde la guarnición realista en Pontefract amenazaban posiciones aliadas al sur de York, mientras que Hugh Cholmley enviaba atacantes de Scarborough para hostigar a los del este. Al norte, el marqués de Montrose y Robert Clavering capturaron el castillo de Morpeth, obligando al conde de Leven a enviar tropas desde el asedio para asegurar sus líneas de comunicación con Escocia. Pero gradualmente los aliados consolidaron su posición. John Meldrum finalmente capturó el castillo de Cawood el 19 de mayo y se establecieron puestos avanzados para contener las incursiones de los realistas.

A principios de junio de 1.644, el conde de Manchester llegó a York con el ejército de la Asociación del Este, tras haber asegurado el condado de Lincolnshire para el Parlamento con la captura de Lincoln el 6 de mayo y Gainsborough. La llegada de Manchester el 3 de mayo, aumentó el numero de tropas aliadas alcanzando 25.000 efectivos. El veterano Leven fue aceptado como comandante en jefe de los tres ejércitos aliados. La Asociación del Este ocupó la zona septentrional previamente desguarnecida para completar el cerco de la ciudad. Un segundo puente de barcos se construyó a través del Ouse en Poppleton para establecer la comunicación entre los ejércitos.

Henry Vane llegó con órdenes para que los comandantes aliados marcharan contra el príncipe Ruperto, que estaba reuniendo un ejército realista a través de los Peninos en Lancashire. Sin embargo, los generales se mostraron reacios a dividir sus fuerzas, y Vane finalmente reconoció que tenían razón en continuar el asedio. Durante la conferencia de Vane con los generales, la posibilidad de deponer al rey Carlos fue abiertamente debatida por primera vez. Los generales rechazaron unánimemente la idea, y es posible que la desilusión del conde de Manchester con la causa parlamentaria comenzara como resultado de estas discusiones.

La primera batería de artillería aliada se estableció en el sector de lord Fairfax y comenzó a bombardear las murallas de York el 5 de junio. Dos días más tarde, los escoceses asaltaron tres fuertes aledaños que cubrían el acceso occidental a la ciudad, dos de los cuales fueron capturados. Este revés provocó que el marqués de Newcastle abriera negociaciones para la rendición. Después de un intercambio de negociadores con los comandantes aliados, se concertó un cese al fuego el 14 de junio cuando los comisionados de ambas partes se reunieron para discutir los términos. No pudieron llegar a un acuerdo. Los líderes aliados sospecharon que Newcastle estaba tratando de ganar tiempo y siguieron adelante con los planes para tomar la ciudad por sorpresa.

Al darse cuenta de que las murallas de York eran demasiado fuertes como para ser destruidas por el fuego de artillería, los aliados iniciaron operaciones mineras en dos puntos: en el sureste en Walmgate Bar y en el noroeste cerca de torre de Santa María (St Mary’s Tower). Planearon explotar las minas y asaltar por las dos brechas simultáneamente. Sin embargo, el 16 de junio, la mina en Santa María explotó prematuramente. El mayor general Crawford envió 600 infantes de la Asociación del Este a través de la brecha, pero el ataque se llevó a cabo en forma aislada. Los realistas contraatacaron y aseguraron la brecha.

Los atacantes fueron cortados y forzados a rendirse antes de que los aliados pudieran apoyar el asalto, sufriendo 300 bajas. No se hicieron más intentos para asaltar la ciudad. Mientras tanto, la fuerza de ayuda del príncipe Ruperte se preparaba para levantar el sitio de York.

 

 

La marcha Ruperto a York

El príncipe Ruperto del Rin, sobrino del rey Carlos I, partió el 5 de mayo de Oxford hacia el norte con el objetivo de liberar Lancashire, llegó a Shrewsbury el 16 de mayo, reuniendo afanosamente reclutas y refuerzos (incluyendo a Goring).

El 25 de mayo, Ruperto capturó por sorpresa Stockport.

El 28 de mayo, Ruperto asaltó Bolton en un sangriento asalto que acabó en una masacre.

El 30 de mayo, la caballería de York se unió a Ruperto.

El 11 de junio Ruperto capturó Liverpool.

El 11 de junio, el rey Carlos escribió a Ruperto, ordenándole que aliviara a York.

Marcha del príncipe Ruperto a Marston Moor mayo- julio 1.644. Fuente Osprey

El 14 de junio, el rey Carlos escribió de nuevo a Ruperto ordenándole perentoriamente aliviar a Yorky luego regresara al sur para reunirse con el Rey. Estas órdenes fueron escritas precipitadamente, pues el propio Rey estaba presionado duramente por los ejércitos parlamentarios, y contenía algunas frases ambiguas.

La falta de provisiones era un gran problema para los sitiados, y Newcastle envió un mensaje a Ruperto para que levantara el asedio. Ruperto marchó a través de los montes Peninos con un ejército de 6.000 jinetes y 8.000 hombres de infantería.

El 26 de junio, Ruperto alcanzo el castillo de Skipton a unos 70 kms de York, dónde descansó durante tres días para dar descanso a sus tropas, y alertando a la guarnición de York.

El 28 de junio, los sitiadores recibieron la noticia de que Ruperto se encontraba con un ejército en las inmediaciones.

El 30 de junio, Ruperto alcanzó Knaresborough, una marcha de un día hacia el noroeste de York. Los aliados habían estado esperando que los refuerzos de las Midlands bajo John Meldrum y el conde de Denbigh podrían librarlos de esa amenaza, pero supieron que estas fuerzas no podían intervenir a tiempo. Por lo tanto, abandonaron el asedio, dejando una fuerza para fijar a los sitiados, y se concentraron en Marston Moor, a unos 8 kms al suroeste de Yhork, en el flanco del camino previsto de Ruperto hacia York (a lo largo de la vieja calzada romana llamada Ermine Street, la actual A59), con lo cual cerraban el camino a York.

Ruperto el día 1 de julio envió una potente fuerza de caballería por el camino que esperaban los aliados, alcanzado el río Nidd en frente de Marston Moor, al verlos los aliados formaron sus fuerzas y esperaron la llegada del cuerpo principal para presentar batalla, mientras los aliados esperaban el cruce del río Nidd, el grueso del ejército real envolvió por Boroughbridge cruzando el río Ouse (llamado entonce Ure) y cruzó el río Swale por el puente de Thornton, y derrotó a los dragones de Mánchester, que eran las fuerzas encargadas de la protección de un puente de barcazas sobre el Ouse en la aldea de Poppleton, unas tres millas al norte de York. Mientras tanto, Goring jefe de la caballería de Newcstle entró en contacto con la guarnición de York, entrando en la ciudad a través de la puerta de Bootham Bar, que había sido tapiada con tierra para evitar los efectos de la artillería enemiga, teniendo que retirar la tierra para que pudiera pasar.

Asedio de York 1644. Lord Goring entra con la caballería de Newcastle en la ciudad tras romper el asedio parlamentario el 1 de julio, el día antes de la batalla de Marston Moor. El general a caballo (1) es saludado por un caballero del entorno de Newcastle (2), va seguido por un portaestandarte (3) y sus tropas (4), el estandarte (5) es de color verde representando un caballero cortando un nudo con la espada, al fondo se ve una de las torres de entrada a la ciudad conocida como Bootham Bar, la puerta había estado tapiada con tierra para evitar los efectos de la artillería y explosivos enemigos, la tierra tuvo que ser quitada para que pudieran pasar. Autor Graham Turner.

 

Batalla de Marston Moor (2 de julio de 1.644)

Despliegue de los ejércitos

Recuperada York, era casi seguro que los escoceses, Manchester y Fairfax se retirarían y se dividirían, pero Ruperto insistió en que las órdenes recibidas del rey (que no mostró a Newcastle) eran derrotarlos en el campo de batalla. El 2 de julio, los ejércitos aliados estaban ya marchando hacia el sur desde Marston Moor, habían enviado el tren de bagajes a la ciudad de Tadcaster a unas millas al sur de Long Marston, habían dejado una fuerza combinada de caballería para proteger la retirada en Long Marston, cuando ivieron que los realistas estaban cruzando el puente de barcas capturado y avanzando hacia el páramo. Las tropas aliadas fueron llamadas apresuradamente, pero Ruperto no atacó inmediatamente. Había ordenado a Newcastle que se le uniera con parte de la guarnición de York, pero estas tropas se habían amotinado por la falta de paga y de suministros, y por lo tanto llegaron tarde.

Ambos ejércitos formaron por la tarde, y los desplegaron de la manera siguiente:

Escoceses y parlamentarios  ocuparon Marston Hill, una prominencia baja pero aun así por encima del resto en el llano valle de York, entre las aldeas de Long Marston y Tockwith. Tenían la ventaja de la altura, pero los campos de maíz que había entre las dos aldeas obstaculizaron su despliegue.

  • Ala izquierda estaba bajo mando de Oliver Cromwell, en el extremo izquierdo 500 dragones escoceses de dos regimientos al mando de los coroneles John Liburne y Hugh Fraser, a continuación 3.000 jinetes de la Asociación del Este, incluyendo el propio regimiento de Cromwell llamado ironsides o ‘costillas de hierro, desplegados en dos líneas con 600 infantes mosqueteros intercalados. A retaguardia 1.000 jinetes ligeros escoceses bajo el mando de David Leslie.
  • Centro, bajo varios generales sin un comandante general, consistía en 14.000 infantes, con de 30 a 40 piezas de artillería (principalmente ligera). Los distintos regimientos habían sido desplegados precipitadamente mientras volvían al campo y estaban bastante desordenados, desplegaron en tres líneas: en primera línea a la izquierda la mayor parte de los infantes de Mánchester bajo el sargento mayor general Lawrence Crawford, a brigada de lord Fairfax en el centro y a continuación las brigadas escocesas de William Baillie; en la segunda línea a la izquierda la brigada de Livingstone, a continuación las brigadas de Dunfermine, de Cassillis, Loudon, y Sinclair; en tercera línea tres brigadas de lord Fairfax y la brigada de Dudhope.
  • Ala derecha fue mandada por Thomas Fairfax, con 2.000 jinetes de Yorkshire y de Lancashire, y 600 mosqueteros intercalados desplegados en dos líneas, la segunda mandada por John Lambert; con 1.000 jinetes ligeros escoceses a retaguardia, en el extremo derecho 500 dragones en dos regimientos mandados por Thomas Morgan y lord Fairfax.

Batalla de Marston Moor 1.644. Despliegue de fuerzas Autor John Fawkes

Los ejércitos realistas ocuparon el páramo que quedaba en la parte inferior, detrás de una zanja de drenaje. Cuando llegó tardíamente el contingente de York, las disposiciones de Ruperto fueron criticadas por lord Eythin, uno de los principales oficiales de Newcastle, por haberlos llevado muy cerca del enemigo. Puesto que Eythin también pontificó que el día estaba demasiado avanzado para atacar o disponerse de otro modo, el ejército realista no se retrasó antes de prepararse para pasar la noche.

  • Ala izquierda consistía en 2.100 de caballería, principalmente de la “caballería del Norte”, y 500 mosqueteros, bajo el mando de lord Goring, desplegaron en dos líneas, en primera línea la brigada de Charles Lucas, el regimiento de Pouland Eyre, y el regimiento de Frescheville; en segunda línea la brigada de Richard Dacree y el regimiento de Carnaby.
  • Centro era nominalmente mandado por Eythin, aunque el sargento mayor general Henry Tillier condujo a la mayoría de las tropas. Una esperanza vana de mosqueteros se alinearon en la zanja. Las unidades de infantería del ejército de Ruperto, unos 7.000 hombres, formaron a la primera línea (los regimientos de Henry Tiller, de Michael Emeley, de Robert Broughton, de Thomas Tydesley, de Henry Warren); en segunda línea el contingente de la infantería de 3.000 hombres del ejército de Newcastle (regimientos de Edward Chisenal, de Dervishire, de Henry Cheater); en tercera línea una brigada de 600 jinetes de la “Caballería del Norte”, bajo el mando de Guillermo Blakiston, y la brigada de los White Coats bajo el mando de Macmworth. El centro disponía de 14 cañones del campaña.
  • Ala derecha estaba dirigida por John Byron, primer Barón Byron, entonces lord Byron, con 2.600 a caballo y 500 mosqueteros intercalados, desplegados en dos líneas, en primera línea los regimientos de Marcus Trevor, de William Baughan, de John Urrey, y de John Byron; en segunda línea los regimientos de Príncipe Ruperto, de Thomas Leveson, de Thomas Tydesley, de lord Molyneux, y de Samuel Tuke .
  • Reserva mandada por Ruperto en persona con 600 jinetes, con la brigada de Edward Widdrington y su propia Guardia de Corps a caballo.

Batalla de Marston Moor 2 de julio de 1.644. El príncipe Ruperto junto a los cañones

 

Fase inicial

La batalla comenzó con un duelo de artillería, las baterías parlamentarias estaban asentadas en posiciones más altas y tenían ventaja, en el ala derecha realista, la caballería de lord Byron tuvo que retirarse debido a las bajas, incluyendo la de su propio sobrino. Cromwell ordenó adelantar sus cañones con dos regimientos de infantería de apoyo, los realistas respondieron adelantando sus cañones y enviando a los regimientos de infantería príncipe Ruperto y lord Byron como apoyo.

La consiguiente lucha hace que los parlamentarios tengan ventaja debido a que luchaban cuesta abajo y los realistas enviaron a los regimientos de infantería de Thomas Tydesley y de Henry Warren para reforzarles y defender la zanja.
La infantería de Newcastle llegó al despliegue y se situó en la segunda línea, en el otro bando llegaron también las brigadas de infantería escocesas, que se situaron en segunda y tercera línea.

Las escaramuzas entre los puestos avanzados se desarrollaron durante la tarde, Ruperto pensó que que la batalla no ocurriría hasta el día siguiente. Pero, cerca de las siete y media de la tarde, se desató una tormenta lluvia y rayos, y Cromwell ordenó un ataque general, tomando a los realistas por sorpresa.

 

Ataque parlamentario

En el flanco izquierdo las brigadas de infantería parlamentarias conducidas por el mayor general Lawrence Crawford, flanquearon a los regimientos realistas príncipe Ruperto y lord Byron que estaban defendiendo los cañones, que retrocedieron a la línea principal, al mismo tiempo el ala izquierda parlamentaria de Cromwell cargó contra el ala derecha realista de Byron, que ordenó una contra-carga, descolocando con esto a sus propias tropas e impidiendo que sus mosqueteros pudieran abrir fuego.

Batalla de Marston Moor 2 de junio 1.644. Los ironsides de Cromwel cargan contra el ala realista de Byron, en la contracarga recibió una herida en el cuello. Autor Graham Turner

En el centro, la mayoría de la línea delantera aliada de la infantería consiguió forzar su paso a través de la zanja. A la derecha, el ala de sir Thomas Fairfax se fue peor. Su caballería quedó desordenada por la zanja y por el fuego de mosquete realista y cuando Goring contraatacó, los hombres de Fairfax fueron echados del campo.

La mayoría de tropas de Goring se dispersaron en la persecución o salieron de la batalla para saquear el tren aliado del bagaje, pero algunos de ellos bajo sir Charles Lucas giraron para atacar el flanco derecho de la infantería aliada. Al mismo tiempo, parte de la infantería de Newcastle y de la brigada a caballo de Blakiston los contraatacaron de frente. Bajo estos asaltos en la confusión y la oscuridad que iba cayendo, aproximadamente la mitad de los escoceses y de la infantería parlamentaria huyeron. Leven y lord Fairfax también abandonaron el campo, creyendo todo perdido. Manchester permanecía, pero no mandaba más que a su propio regimiento de infantería cerca de la retaguardia aliada. Sin embargo, una brigada escocesa bajo el conde de Crawford-Lindsay y el vizconde Maitland resistió firme contra Lucas, y detrás de ellos el sargento escocés comandante general James Lumsden consiguió reformar parte del centro aliado.

Mientras tanto, Ruperto reunió a algunos de los hombres de Byron (incluyendo el propio regimiento de Ruperto a caballo) y los condujo, junto a su reserva, contra Cromwell. Un oficial parlamentario escribió: “la propia división de Cromwell pasó un mal rato; pues cargaron contra ellos los más valientes hombres de Ruperto tanto de frente como por el flanco; se mantuvieron a punta de espada durante un buen rato, cortándose entre ellos; pero al final (así le plugo a Dios) los sobrepasó, dispersándolos antes de él como polvo“. Los escoceses de David Leslie, con el tiempo, inclinaron la balanza en favor de Cromwell. Los jinetes de Ruperto escaparon y él mismo se libró de ser capturado por poco, refugiándose en un campo de alubias.

Batalla de Marston Moor 1.644. Los ironsides de Cromwel avanzando para atacar a príncipe Ruperto, con el que se dice tuvo un enfrentamiento personal. Autor Graham Turner

 

Victoria de Cromwell

Para entonces ya era completamente de noche. El campo de batalla era una escena de salvaje confusión, y miles de fugitivos de ambos bandos se dispersaron por el campo en un radio de varias millas alrededor. Un mensajero de Irlanda que cabalgaba buscando al príncipe Ruperto escribió: “En esta horrible distracción recorría el país; aquí me encontraba con un grupo de escoceses lamentándose, ‘Ay de nosotros, estamos deshechos’; y estaba tan lleno de lamentaciones y lutos, como si les hubiera llegado el día del juicio y la condenación, y de donde no sabían a donde escapar; y luego me topé con una tropa destrozada reducida a cuatro y un corneta; de vez en cuando con un pequeño oficial de infantería sin sombrero, banda, espada, o nada salvo sus pies y lengua suficiente para preguntar el camino a las siguientes guarniciones, que (para decir la verdad) estaban repletas de rezagados de ambos lados dentro de unas pocas horas, aunque estuvieran alejadas del lugar de la lucha 20 o 30 millas”.

Los cinco ejércitos habían perdido a sus comandantes en jefe. Newcastle, que en cualquier caso raramente había dirigido a sus hombres en el campo de batalla, había cargado con un cuerpo de jinetes voluntarios y estaba fuera de alcance. Podía haber resultado una batalla de resultado incierto, pero los jinetes disciplinados de Cromwell se habían reunido y fueron la clave de la victoria. Thomas Fairfax había consiguió abrirse camino a través de los hombres de Goring hasta alcanzar a Cromwell e informar de la situación en el flanco derecho aliado. Cromwell ahora condujo su caballería envolviendo la parte posterior de los realistas para atacar al ala de Goring desde retaguardia. Goring intentó reunir sus cansadas y desorganizadas tropas para hacer frente a esta amenaza, pero ellos también fueron superados.

Cromwell y Crawford giraron sobre los restos del centro realista, sobrepasando unidades sucesivas. Finalmente parte de la infantería de Newcastle, los whitecoats (casacas blancas), reunidos para crear una última resistencia en un recinto llamado White Sike Close, donde por un rato repelió todos los ataques de Cromwell. Rechazaron entregarse y con el tiempo fueron superados, sobreviviendo sólo un puñado de ellos.

Batalla de Marston Moor 1644.La última posición de los casacas blancas de Newcastle. 1 bandera; 2 los mosqueteros delante; 3 piqueros humedos; 4 piqueros secos; 5 ironsides de Crommwel; se dice que sólo 30 que fueron hechos prisioneros. Autor Graham Turner

Los realistas perdieron 4.000 hombres, muertos, muchos de la última resistencia de los casacas blancas. 1.500 realistas cayeron prisioneros, incluyendo a sir Charles Lucas y Henry Tillier. Las bajas escocesas y parlamentarias fueron mucho menores; quizás únicamente 300 muertos. El grueso de las muertes aliadas se produjo en el ejército de Fairfax. Charles, hermano de sir Thomas Fairfax, resultó herido de muerte.

 

Secuelas

La guerra civil inglesa, desde 1.642 hasta 1.645. Marston Moor fue decisivo para que el Parlamento se hiciera con el control del norte de Inglaterra.

Dos días después de la batalla, Ruperto reunió a 5.000 jinetes y algunos cientos de hombres de infantería en York. Consideraba que le habían pedido volver al sur para unirse al rey, y marchó de regreso detrás de los Peninos. Mientras tanto, el marqués de Newcastle (quién había gastado toda su extensa fortuna en la causa realista) y sus principales oficiales marcharon al exilio en ultramar. Con la marcha de Ruperto y de Newcastle, los realistas abandonaron de hecho el norte de Inglaterra.

Batalla de Marston Moor 29 de junio de 1.644. Oliver Cromwell dirigiendo los ironsides (costiillas de hierro) tras la batalla. Autor Ernest Crofts

Los aliados se reagruparon y reasumieron el sitio de York. La guarnición se entregó en términos honorables el 16 de julio. A lo largo de los meses siguientes los escoceses y los parlamentarios eliminaron lentamente las guarniciones restantes de realistas por toda la Inglaterra norteña. La caballería realista de la zona, la caballería del Norte, siguió luchando por el rey Carlos bajo Marmaduke Langdale, pero se fueron haciendo más indisciplinados y licenciosos, apartando de la causa realista a muchos simpatizantes anteriores.

En la batalla de Marston Moor, el príncipe Ruperto había sido decisivamente derrotado por primera vez en la guerra, y perdió su reputación de invencibilidad. Con posterioridad a la batalla se descubrió el cuerpo de su perro faldero, Boye. La propaganda parlamentaria sacó mucho partido de esto, tratando a Boye casi como un familiar del diablo.

En contraste, se estableció la reputación de Oliver Cromwell como comandante de la caballería. Durante los meses siguientes, ejerció una creciente influencia en la Cámara de los Comunes y en los ejércitos parlamentarios en el campo.

 

Campañas en Escocia 1.644

Antecedentes

En respuesta a la invasión de los covenantes escoceses a principios de 1644, los realistas se prepararon para incitar revueltas en Escocia y una invasión de Irlanda para distraer al ejército covenante. En febrero de 1.644, James Graham, el conde (más tarde marqués de Montrose), recibió el cargo de general de las fuerzas del Rey en Escocia. Él planeó levantar una rebelión contra los covenantes en el sudoeste de Escocia, mientras que el realista George Gordon, marqués de Huntly, encabezó una rebelión similar en el noreste. Simultáneamente con estos levantamientos, el conde de Antrim se comprometió a llevar un ejército al otro lado de Irlanda para invadir Escocia desde el oeste.

En marzo de 1.644, Gordon de Huntly en las Tierras Altas expulsó a los covenantes de Aberdeen y ocupó el burgh. Montrose y Robert Clavering cruzaron la frontera cerca de Carlisle con una pequeña fuerza de caballería y dragones de Yorkshire para ocupar Dumfries el 14 de abril. La Convención respondió nombrando comandante al conde de Callendar de las fuerzas covenantes en el sur de Escocia y ordenándole que marchase contra Montrose, mientras que el marqués de Argyll dirigió un ejército para enfrentarse a Huntly en Aberdeen.

El 20 de abril, Montrose abandonó a Dumfries ante la aproximación de Callendar, después de lo cual Clavering insistió en regresar a Inglaterra con su caballería. Huntly fue expulsado de Aberdeen el 1 de mayo y huyó para salvar su vida en las Tierras Altas. Se consideró traicionado por Montrose y nunca volvió a confiar en él.

Cuando Montrose y Clavering regresaron a Tyneside, descubrieron que el ejército covenante principal había pasado por la ciudad de Newcastle y había avanzado a York. A principios de mayo, Montrose, entonces promocionado a marqués, atacó la guarnición de covenante en Morpeth, apoderándose de la ciudad alrededor del 10 de mayo y ordenando artillería desde Newcastle para asediar el castillo, que se rindió el 29 de mayo. Clavering yPhilip Musgrave mientras tanto procedieron a hostigar a las guarniciones escocesas al sur del Tyne. Sin embargo, la campaña en el norte fue eclipsada por el asedio de York y la posterior derrota del príncipe Ruperto y los realistas del norte en la batalla de Marston Moor en julio de 1.644. Montrose se unió a Ruperto en Richmond en Yorkshire dos días después de la derrota. Mientras Ruperto se retiraba para reagrupar sus fuerzas en la frontera con Gales, Montrose regresó a Escocia. Cruzó la frontera a mediados de agosto de 1.644 con solo unos pocos compañeros. Montrose comprendió que los covenantes en el sur de Escocia eran demasiado fuertes para que los realistas locales se arriesgaran a un levantamiento y planearon en su lugar levantar las Tierras Bajas del noreste y los clanes de las Tierras Altas.

Mientras tanto, el conde de Antrim había logrado reunir una fuerza de 1.600 hombres como una avanzada de su ejército invasor. Dirigida por Alasdair MacColla, la brigada Irlandesa comprendía tres regimientos. Las tres compañías de la guardia de MacColla eran escoceses de Hebridean, el resto eran irlandeses de Ulster, Connacht y Dublín, con varios veteranos del ejército español de Flandes. MacColla desembarcó en Ardnamurcham en las Tierras Altas del oeste el 8 de julio de 1.644. Primero capturó el castillo de Mingary para servir de base de operacionesy luego marchó hacia el este hacia Aberdeen con la intención de unir fuerzas con el marqués de Huntly. Sin embargo, Huntly ya había disuelto sus fuerzas y se había escondido en el extremo norte de Escocia.
Rodeado de fuerzas hostiles, MacColla giró hacia el sur en Atholl. Aparentemente, por casualidad, MacColla se encontró con Montrose en Blair Atholl en Perthshire, donde, el 30 de agosto de 1.644, Montrose fue nombrado diputado del Rey en Escocia.

 

Batalla de Tippermuir (Tibbermore) (1 de septiembre de 1.644)

El Comité de Estados en Edimburgo tardó en reconocer la seriedad de la amenaza planteada por Montrose y MacColla. Aprovechando su falta de preparación, Montrose marchó hacia el sudoeste desde Blair Atholl hacia Perth. El ejército de Montrose consistía en los 1.600 irlandeses de MacColla y los 800 highlanders de los clanes Stewart, Robertson y Graham que habían sido llamados contra MacColla, pero se les persuadió de seguir a Montrose.
Perth estaba defendido por una fuerza apresuradamente reunida de covenantes y tropas locales bajo el mando de lord Elcho y el conde de Tullibardine.

Aunque los realistas más tarde afirmaron haber enfrentado a 6.000 hombres, probablemente eran alrededor de 2.000 infantes y 400 jinetes, muchos de los cuales eran reclutas locales, recién contratados y desentrenados. Los covenantes se enfrentaron a Montrose en campo abierto en Tippermuir en la llanura de Strathearn al oeste de Perth el 1 de septiembre de 1.644. Tullibardine mandaba la infantería en el centro, lord Elcho mandaba la caballería en el ala derecha, y James Scott de Rossie mandaba la caballería en el ala izquierda. Los covenantes también tenían dos piezas pequeñas de artillería de campaña.

La brigada irlandesa de MacColla se estableció en seis filas en el centro de la posición realista. Para evitar ser flanqueado por la caballería covenante, Montrose desplegó sus tropas de las Tierras Altas en los flancos con solo tres filas de profundidad sobre un frente más ancho que los covenantes. Montrose mismo comandó el ala derecha, lord Kilpont el ala izquierda. Mientras que la mayoría de los realistas estaban armados convencionalmente con picas y mosquetes, también se dice que estaban presentes arqueros de MacDonald.

Brigada Irlandesa de Montrose: 1 portaestandarte y estandarte; 2 piquero; 3 guardaespaldas del clan McCholla. Autor Graham Turner

La batalla comenzó con escaramuzas entre los mosqueteros de ambos ejércitos en el centro. Cuando la avanzada cocenante retrocedió, Montrose ordenó un avance general a lo largo de toda su línea. Cuando los irlandeses de MacColla se abalanzaron sobre ellos, la mayor parte de la infantería de Tullibarne en el centro dio media vuelta y echó a correr. En el ala derecha realista, Montrose condujo a sus montañeses a ocupar un área relativamente alta antes de que la caballería covenante pudiera alcanzarlos. Después de disparar una sola descarga, los montañeses cargaron, lanzando piedras y atacando con espadas. Desesperada, la caballería giró y huyó, colisionando con la infantería que se había quedado en el campo y causando una derrota general. Cuando los realistas invadieron y capturaron la artillería de Covenanter, la derrota fue completa.

La ciudad de Perth se rindió inmediatamente y se capturó una gran cantidad de armas y suministros. Los detalles de las bajas se desconocen, aunque los covenantes afirmaron que sus soldados fueron masacrados por los seguidores de Montrose y la ciudad fue saqueada.

 

Batalla de Aberdeen (13 de septiembre de 1.644)

Después de su victoria en la batalla de Tippermuir y la captura de Perth, el marqués de Montrose recibió la noticia de que el marqués de Argyll estaba marchando desde Stirling con una gran fuerza covenante. Ansioso por mantener el impulso de su campaña, Montrose dejó Perth el 4 de septiembre y marchó hacia el noreste a lo largo del Firth of Tay. El bien defendido burgo de Dundee fue convocado a rendirse pero se negó, por lo que Montrose continuó hacia Aberdeen. La mayoría de los hombres de los clanes de las Tierras Altas partieron con su botín después de Tippermuir, y los hombres de lord Kilpont se separaron después de que Kilpont fue asesinado por su propio segundo al mando, Stewart de Ardvorlich. Sin embargo, Montrose se unió a dos tropas de caballos bajo Nathaniel Gordon y Thomas Ogilvy.

Montrose apareció ante Aberdeen el 12 de septiembre con tres regimientos irlandeses (Laghtnan, McDonnell, O’Cahan) con un total de 1.500 hombres, 100 highlanders de MacDonald y dos tropas de caballería. El 13 de septiembre, el burgo fue convocado a rendirse. Durante las negociaciones, se dice que un soldado de la guarnición covenante disparó y mató a un chico tamborilero que acompañaba a los heraldos, lo que enfureció a Montrose y a sus tropas que juraron venganza contra los covenantes de Aberdeen.

Después de haber rechazado la rendición, una fuerza covenante bajo el mando de Lord Balfour de Burleigh salió y se desplegó a lo largo de una elevación a unos 2 kms al sur del burgo. La elevación coronaba la vertiente norte del valle How Burn y dominaba un complejo de edificios y estanques conocido como Justice Mills en su extremo occidental. La infantería de Burleigh eran unos 2.000 hombres: dos regimientos regulares de covenantes (el suyo y el de lord Forbes), la milicia de Aberdeen y algunos reclutas locales. También tenía alrededor de 300 jinetes, incluidos tres tropas regulares, que se desplegaron en las alas.

Batalla de Aberdeen, 13 de septiembre de 1.644. Despliegue de fuerzas

Montrose se detuvo en el lado opuesto del valle con el arroyo separando ambos ejércitos. MacColla y Montrose estaban en el centro de la línea realista al frente de los tres regimientos irlandeses. Se colocaron mosqueteros y dos docenas de jinetes en cada ala para obstaculizar a la caballería covenante. William Rollo comandó el ala derecha realista; el coronel Hay, un soldado profesional que había servido con lord Huntly, mandaba el ala izquierda.

La batalla comenzó cuando el coronel Hay avanzó para sacar a un destacamento de mosqueteros covenantes de Justice Mills. Un contraataque de la tropa de caballo del capitán Keith fue rechazado y se desarrolló un tiroteo cuando los mosqueteros covenantes se movieron hacia delante para disputar la posición. William Forbes de Craigevar avanzó con 50 jinetes covenantes para atacar el regimiento de Manus O’Cahan a la izquierda del centro monárquico. Los mosqueteros abrieron filas para dejar que pasar a los jinetes covenantes, luego giraron y lanzaron una descarga sobre sus espaldas. La caballería realista de Nathaniel Gordon atacó y derrotó a los covenantes desordenados, capturando a Craigevar y su segundo al mando. En el ala derecha, lords Crichton y Fraser lideraron los ataques de caballería covenante contra la caballería ralista de Thomas Ogilvy y el regimiento irlandés de MacDonnel. Aunque los ataques covenantes en ambas alas fueron en gran parte ineficaces, lograron mantener los regimientos de O’Cahan y MacDonnel inmovilizados e incapaces de unirse al ataque realista en el centro, donde Montrose y MacColla condujeron al regimiento de Laghtnan por la empinada ladera contra la posición principal de Burleigh. Después de un breve tiroteo, los irlandeses arrojaron sus mosquetes y cargaron con espadas y puñales al centro covenante. La línea se derrumbó inmediatamente cuando los milicianos dieron media vuelta y corrieron hacia la ciudad, perseguidos y masacrados en las calles por los furiosos irlandeses.

Batalla de Aberdeen, 13 de septiembre de 1.644. Brigada Irlandesa de Montrose en la que representa la formación de de piqueros y mosqueteros desplegados en líneas de fuego luchando contra el centro covenante. Autor Peter Dennis.

El burgo de Aberdeen fue sometido a una orgía de asesinatos, saqueos y violaciones de tres días que Montrose no intentó detener. Pudo haber querido dar un ejemplo a Aberdeen por haberse resistido, pero las atrocidades cometidas dañaron en gran medida su causa. Al enterarse de que el ejército que perseguía al marqués de Argyll estaba avanzando desde Brechin, Montrose leyó la proclamación del Rey contra el Pacto y se retiró hacia las Tierras Altas.

Argyll ocupó Aberdeen el 19 de septiembre con una fuerza de 4.000 infantes y 900 jinetes. Durante septiembre y octubre de 1.644, los covenantes persiguieron a los realistas a través de grandes extensiones del noreste de Escocia. Argyll envió un gran destacamento para asegurar Inverness, mientras que la fuerza mucho más pequeña de Montrose se debilitó aún más cuando Alasdair MacColla insistió en marcharse para reclutar en las Tierras Altas Occidentales, llevándose 500 de sus hombres con él. Montrose intentó levantar el clan Gordon monárquico alrededor de su bastión de Strathbogie (ahora llamado Huntly). Se le unieron unos pocos cientos de miembros de los clanes, pero sus esfuerzos se vieron obstaculizados por la continua ausencia del líder del clan, el marqués de Huntly, y por el hecho de que su hijo mayor, lord Gordon, se había aliado con los covenantes.

El 28 de octubre, Argyll finalmente alcanzó a Montrose en el castillo de Fyvie en Aberdeenshire. Hubo escaramuzas continuamente durante varios días en las proximidades del castillo, pero Montrose mantuvo una posición defensiva sólida y Argyll no pudo llevar a la pequeña fuerza realista a la batalla. Cuando Argyll se retiró para buscar forraje para sus caballos, Montrose aprovechó la oportunidad para escapar a través de las colinas hacia Blair Atholl. Como muchos de los seguidores de Montrose lo estaban abandonando, Argyll regresó a Edimburgo, convencido de que el levantamiento realista se desvanecería por completo con el comienzo del invierno.

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2018-08-13. Última modificacion 2018-08-13.