Edad Moderna Primera Guerra Civil Inglesa (1642-46) Operaciones en el sur de Inglaterra 1644

Batalla de Cheriton (29 de Marzo de 1.644)

Antecedentes

Después de algunos reveses durante el diciembre anterior, lord Hopton se había retirado a Winchester para reagruparse y reclutar.

Llegaron refuerzos realistas enviados desde el ejército principal en Oxford, mandados por lord Forth acompañado de Patrick Ruthven. Lord Forth había expresado el deseo de visitar a su viejo amigo de las guerras continentales, lord Hopton. Lord Forth ocupaba el cargo de comandante en jefe después del Rey y, por lo tanto, superaba a Hopton que era solo un mando regional.

Lord Forth se negó a tomar el mando general diciendo que simplemente acompañaría a Hopton en su campaña y le proporcionaría consejos. Una incertidumbre perniciosa se apoderó de la estructura de mando del ejército realista.

El ejército de Waller de la “Asociación del Sur” también había sido reforzado por destacamentos del ejército principal del Parlamento bajo el conde de Essex y las bandas entrenadas de Londres, y avanzaba hacia el oeste desde su cuartel de invierno cerca de Arundel.

Forth y Hopton partieron desde Farnham en las posiciones realistas en Winchester y sus alrededores, ocupando aldeas en el valle de Meon para apoderarse de Alresford, colocándose así entre Waller y Londres.

El ejército realista partió de Winchester el 26 de marzo de 1.644 y se enfrentó a las bandas entrenadas de Londres en Warnford. Waller se negó a presentar batalla y se dirigió hacia Alresford.

Se adelantaron a la caballería parlamentaria bajo el mando de William Balfour y ocuparon la ciudad el 27 de marzo a última hora. Mientras los hombres de Hopton acamparon en Tichborne Down entre Alresford y Cheriton, Waller Las tropas de Waller acamparon en East Down, a lo largo del camino de Hinton Ampner a Bramdean, justo al este de Cheriton.

El 28 de marzo, los realistas avanzaron cautelosamente hacia el sur desde Alresford. Una avanzada al mando de George Lisle ocupó un puesto avanzado cerca de Cheriton al caer la noche e informó que los parlamentarios se estaban retirando.

Los parlamentarios habían sido superados hasta ese momento, y de hecho habían comenzado a retirarse, pero por la noche la noche Waller celebró un consejo de guerra en en la casa solariega de Hinton Ampner, y decidieron pararse y luchar en lugar de intentar una retirada frente al ejército realista.

 

La batalla

Cuando amaneció, el coronel Leighton con 1.000 arcabuceros apoyados por 300 jinetes ocupó el bosque de Cheriton, y a continuación Waller desplegó su ejército, disponía de unos 5.000 infantes y 3.500 jinetes y dragones, situó en el ala derecha la caballería al mando de Arthur Helsirige, en el centro la infantería mandada por él, en el ala derecha la caballería mandada por William Balfour y el bosque de Cheriton mandado por Leighton.

Los realistas disponían de 3.500 infantes y 2.500 jinetes, el coronel George Lisle ocupaba un puesto de avanzada realista delante del ejército principal en el centro del inminente campo de batalla.

En la madrugada del 29 de marzo de 1.644 lord Hopton cabalgó hacia la posición de Lisle para confirmar su sospecha de que el ejército del Parlamento se había retirado durante la noche. Por el contrario, cuando la niebla se elevó, se podía ver a los hombres de Waller desplegados en las alturas sur.

Batalla de Cheriton 1.644. Despliegue de fuerzas. Autor John Fawkes

El ejército realista vino al campo de batalla por la pista de Alresford. El contingente de lord Hopton giró hacia la izquierda y se formó para la batalla en el borde norte del bosque Cheriton, mientras que los hombres de lord Forth se desviaron hacia la derecha y desplegaron en una altura frente a los parlamentarios de forma similar, la caballería en las alas y la infantería en el centro. Hopton decidió rescatar el bosque Cheriton y envió 1.000 mosqueteros bajo el mando del coronel Matthew Appleyard, en cuatro columnas, tras varios enfrentamientos, la lucha estaba en tablas, lord Hopton ordenó al teniente coronel Edward Hopton que moviera su columna alrededor del bosque y atacara a la fuerza parlamentaria por flanco, con el apoyo de los cañones realistas situados en el “castillo de los artilleros“. Appleyard expulsó a sus adversarios del bosque y les infligió muchas bajas.

Batalla de Cheriton 29 de marzo de 1.644. Lucha entre mosqueteros en el bosque de Cheriton. Los realistas consiguen expulsar a los parlamentarios.

Forth y Hopton intentaban mantenerse a la defensiva ya que estaban en inferioridad numérica, pero un impetuoso comandante de infantería, Henry Bard, lanzó su regimiento de infantería hacia adelante, sin preocuparse de la protección de los flancos. Al ver avanzar solo el regimiento realista de Bard, Arthur Heselrige dirigió 300 jinetes para atacar a los hombres de Bard de flanco. El regimiento de Bard fue abrumado, hubo una lucha salvaje en la que todos los hombres de Bard fueron muertos o capturados. La caballería realista del ala derecha intentó apoyarlo, pero se vio obligado a realizar ataques inconexos y fue rechazada.

El la derecha realista de lord Forth, ordenó atacar a la brigada de 1.000 jinetes de Edward Stawell, que avanzó en un estrecho frente, y con el flanco derecho estaban en desventaja y después de media hora de combate bajo el fuego de las armas parlamentarias en la línea de cresta, comenzaron a retroceder, dejando a su comandante gravemente herido y prisionero.

Hopton envió la caballería realista desde el ala izquierda bajo Edward Stawell con una brigada de unos 1.000 jinetes, para hacer un ataque mejor preparado, avanzó en un estrecho frente, y con el flanco desprotegido y después de media hora de combate bajo el fuego de las armas parlamentarias en la línea de cresta, comenzaron a retroceder, dejando a su comandante gravemente herido y prisionero

Lord Forth lanzó el resto de la caballería realista en apoyo de la brigada de Stawell. La caballería fue seguida por infanteria en cada flanco. La mayoría de los soldados de cada bando estaban en el valle, entre las dos crestas luchando cuerpo a cuerpo. Eventualmente, los regimientos parlamentarios de Waller ganaron ventaja con sus mayores números y mejor armamento; en particular, los coraceros fuertemente protegidos del regimiento de los “langostas” de Hesilrige.

Después de varias horas de esta lucha, los realistas fueron derrotados. Hopton aseguró el camino de Alresford con 300 jinetes proporcionando una vía de retirada para la exhausta caballería realista.

Batalla de Cheriton 29 de marzo de 1.644. La caballería parlamentaria atacando a la infantería realista. Autor Palamedes Palamedesz

La infantería parlamentaria empujó a sus oponentes hacia la línea de alturas, la batalla se prolongó durante todo el día con los realistas defendiéndose en pequeños recintos que dificultaba el avance parlamentarios, quedando atascados. Waller envió al coronel Slingby para atacar y volver a ganar el bosque, amenazando de flanco a las fuerzas realistas. Con las fuerzas parlamentarias ahora ganando un punto de apoyo, los realistas realizaron una acción retardadora hacia el norte, a Tichborne Down. Allí montaron un punto de apoyo efectivo que permitió que la mayor parte del ejército, incluida la mayor parte de la artillería, se retirara con éxito. Los parlamentarios no estaban en condiciones de explotar su éxito y renunciaron a la persecución, mientras que las fuerzas realistas derrotadas retrocedieron con Hopton dirigiéndose hacia a la casa Basing (Basing House).

En total, sus bajas fueron de alrededor de 300 realistas frente a menos de 100 parlamentarias. Winchester fue capturado por los vencedores, aunque el castillo en sí resistiría al Rey hasta 1.646.

La derrota del ejército de Forth y Hopton dejó en vilo los planes del Rey para atacar Sussex y Kent. También permitió que los ejércitos parlamentarios de Essex y Waller se concentraran contra el Rey en Oxford. El rey fusionó los remanentes del ejército de Hopton en la revisión realizada en Aldbourne en abril de 1644. La infantería se formó en una sola brigada bajo Bernard Astley, mientras que la mayoría de la caballería se formó en la brigada de Humphrey Bennett, con otros remanentes brigada de lord Wilmot.

Aunque Carlos fue capaz de restaurar parcialmente la situación más tarde obtener victorias en las batallas de Cropredy Bridge y Lostwithiel, los realistas nunca más pudieron reanudar la ofensiva en el sur de Inglaterra. El prominente estadista realista, el conde de Clarendon, consideró la batalla como un desastre.

 

Asedio de Lyme (abril-junio de 1.644)

El 20 de abril de 1.644, el príncipe Mauricio apareció ante el puerto de Lyme en Dorset con una fuerza de 6.000 hombres procedentes de la infantería de Cornualles, los regimientos regresaron de Irlanda y de las levas locales de Devonshire. A pesar de que era un puerto relativamente menor, Lyme era un firme bastión parlamento en el West Country, controlado por los monárquicos. Su guarnición, mandada por el coronel Were y el teniente coronel Robert Blake, montaban redadas regulares y su puerto, el Cobb, era un refugio seguro para los buques de guerra del Parlamento. Al capturar a Lyme, los realistas también esperaban completar una cadena de fortalezas que uniera a Bristol con el Canal de la Mancha.

La ciudad estaba dominada por altas colinas. No tenía murallas, pero se defendía con varios fortines de tierra recién construidos conectados por un anillo de terraplenes y zanjas. Los parlamentarios rechazaron desafiantemente la llamada de Mauricio a rendirse y los realistas se desplegaron en un arco alrededor de la ciudad, con los regimientos irlandeses al este, el de Cornish al norte y las tropas de Devon al oeste. Mauricio empujaba sistemáticamente los puestos avanzados parlamentarios y comenzó a instalar baterías de cañones para bombardear las defensas de la ciudad. El 24 de abril, un grupo de asaltantes escogidos de la guarnición expulsó a los realistas sorprendidos de sus cañones y los persiguió colina arriba hasta que los obligó a regresar la fuerza principal de Mauricio. Esta fue la primera de varias salidas montadas por los defensores durante el asedio. Después de que un importante asalto monárquico fuera rechazado con fuertes bajas el 28 de abril, los sitiadores mantuvieron un intenso bombardeo de artillería, intercalado con nuevos intentos de tomar la ciudad por asalto.

El control parlamentario del mar significaba que los realistas no podían hacer nada para evitar que la flota del conde de Warwick enviara suministros y refuerzos a Lyme. Alrededor del 14 de mayo, el príncipe Mauricio ordenó el reposicionamiento de varios cañones pesados para atacar el envío en el Cobb y se produjo un ataque decidido el 21 de mayo que resultó en la destrucción de la mayoría de los barcos de suministro en el puerto. Poco a poco, los implacables asaltos realistas desgastaron a los defensores. Alrededor del 28 de mayo, las defensas fueron rotas; los parlamentarios vacilaron y casi fueron invadidos, pero finalmente se unieron al alférez Moizier, quien se mantuvo firme. Los realistas trataron de incendiar la ciudad disparando flechas de fuego sobre los techos de paja. Aunque varias casas se incendiaron, el viento estaba en la dirección equivocada para un gran incendio.

Incapaz de volver a abastecer la ciudad indefinidamente, Warwick informó al comité parlamentario que la situación de Lyme estaba desesperada y que debía ser socorrida por tierra. El Comité ordenó a William Waller que marchara para el alivio de Lyme, pero su superior, el conde de Essex, se encargó de él. El 6 de junio, Essex abandonó la campaña de Oxford y partió hacia el sudoeste, haciendo caso omiso de las órdenes del Comité que lo llamaba. El 15 de junio, con el ejército de Essex en Blandford, el príncipe Mauricio levantó el asedio de Lyme y se retiró con su ejército a Exeter. El asedio de dos meses había costado a los realistas cientos de vidas y grandes cantidades de municiones.

 

Batalla de Cropredy Bridge (29 de junio de 1.644)

Antecedentes

Tras la batalla de Cheriton el 29 de marzo, el rey Carlos celebró un consejo de guerra en Oxford, entre el 25 de abril y el 5 de mayo. Se acordó que mientras el Rey permanecía a la defensiva en Oxford, protegido por varias ciudades fortificadas periféricas, su sobrino, el príncipe Ruperto del Rin procedería a recuperar la situación en el norte.

Después de que Ruperto se fuera, el consejo del Rey cambió esta política. Para encontrar refuerzos para el País Occidental, donde el hermano de Ruperto, el príncipe Mauricio, estaba sitiando el puerto de Lyme Regis en Dorset, en ese momento de gran importancia. William Waller, después de su éxito en Cheriton, se vio obligado a permitir que sus tropas de Londres volvieran a la capital. Esperaba refuerzos y la oportunidad de marchar hacia el oeste desde Hampshire y aliviar a Lyme.

El príncipe Ruperto estaba en Shrewsbury preparándose para marchar para socorrer el asedio de York. El 10 de abril, el rey Carlos I reunió a su ejército de Oxford en Aldbourne Close, cerca de Marlborough, en Wiltshire. El número de tropas presentes fue de alrededor de 4.000 jinetes y dragones y 5.000. Desde Marlborough, el rey Carlos I marchó a Reading en Berkshire, donde las fortificaciones se desmantelaron y la guarnición de 2.500 infantes se sumó al ejército realista.

Desde Reading, el ejército realista marchó hacia el norte hasta Wantage y el 25 de mayo, los realistas abandonaron Abingdon ante el avance de Essex, añadiendo el regimiento de infantería Lewis Dyve al ejército realista. Essex ocupó la ciudad y luego cruzó el río Támesis para atravesar puentes sobre el río Cherwell al norte de Oxford, mientras que Waller pasó al sur de Oxford para atravesar el Támesis al oeste en Newbridge.

Luego siguió una persecución en la parte occidental del sur de las Midlands, al final del cual el rey Carlos I y su ejército en Worcester y Essex y Waller se separaron, Essex para relevar el puerto de Lyme de Dorset en la costa sur y Waller para continuar en la búsqueda del Rey y su ejército realista.

Carlos estaba en peligro inminente de ser rodeado y asediado en Oxford. Como la ciudad carecía de provisiones, pronto se vería obligada a rendirse. El 3 de junio, Carlos hizo una finta hacia Abingdon para inducir a Waller a retirarse, y luego marchó hacia el oeste por la noche hacia Worcester con una fuerza compuesta principalmente de caballería. Con Essex y Waller persiguiéndolo, todavía estaba en peligro, pero el 7 de junio, los dos generales parlamentarios conferenciaron en Stow sobre el Wold, y acordaron que Essex marcharía hacia el oeste para aliviar el asedio de Lyme Regis, mientras Waller perseguirñia al Rey.

Esto permitió al Rey hacer otra finta, lo que convenció a Waller de que estaba a punto de marchar hacia el norte, y luego retrocedió hacia el sur llevando a sus soldados de infantería al Avon en botes requisados, para regresar a Oxford y recoger refuerzos. Waller, habiendo fallado en interceptar al Rey, fue a Gloucester por provisiones. El 24 de junio, marchó de Gloucester a Stow sobre el Wold, donde recibió información de que el Rey marchaba hacia el este desde Oxford hacia los condados del este, y pronto recibió órdenes del comité parlamentario para perseguirlo. Para el 27 de junio, Waller había llegado al castillo de Hanwell en el terreno elevado al oeste del Cherwell, el Rey estaba a tan solo 8 km en Edgecote. El 28 de junio, el Rey se trasladó a Banbury. Estaba decidido a ofrecer batalla, pero Waller ocupaba la posición ventajosa.

Batalla de Cropredy Bridge 29 de junio de 1.644. Movimientos previos. Fuente Osprey

 

La batalla

El sábado 29 de junio, después de un día cada uno en su posición, alrededor de las 8 de la mañana el ejército de Carlos que disponía de unos 5.000 jinetes y 4.000 infantes, comenzó a marchar hacia el norte a lo largo de la orilla este del río Cherwell, en dirección a Daventry, con la intención de alejar a Waller de la posición favorable que estaba ocupando. Las fuerzas de Waller, que tenían unos efectivos efectivos similares, procedieron a seguir los movimientos del Rey en el otro lado del río, los dos ejércitos marchaban a poco más de una 1,5 kms y a la vista el uno del otro, pero ninguno se preparaba para cruzar bajo el fuego de las armas enemigas.

La vanguardia realista estaba mandada por el conde de Brentford (anteriormente lord Forth). El Rey dirigía el ejército principal. Las brigadas de caballería del conde de Cleveland y el conde de Northampton, que tenía 20 años, con 1.000 infantes mandados por el coronel Anthony Thelwall formaban la retaguardia.

Waller llegó a Bourton Hill, en la que se encuentran los pueblos Little y Great Bourton, unos 5 kms al norte de Banbury. Desde esa elevación, Waller podía ver al ejército realista en el otro lado del río Cherwell. El río Cherwell podría cruzarse en la zona solo por en tres puntos; por el vado en Slat Mill inmediatamente al este de las aldeas Bourton más allá de Peewit Farm; por Cropredy Bridge y por el vado al este de Cropredy con la carretera que une las dos carreteras principales a Southam y Daventry; y por Hay’s Bridge al noreste de Cropredy en el camino Daventry.

Batalla de Cropredy Bridge 1.644. Despliegue de fuerzas. Autor John Fawkes

Para asegurar su flanco, el rey Carlos I mandó un grupo de 300 dragones realistas para mantener el Cropredy Bridge hasta que su ejército hubiera pasado. También ordenó a la vanguardia realista que siguiera adelante y cruzara por Hay’s Bridge (cerca del pueblo actual de Chipping Warden) para interceptar una fuerza de caballería parlamentaria que, según los informes, se acercaba desde el norte con la intención de unirse al ejército de Waller. Ordenó a su ejército acelerar su marcha para cortar ese destacamento. El ejército realista se partió, ya que la retaguardia desconocía el cambio y continuó al ritmo anterior abriéndose una brecha entre ella y el cuerpo principal.

Batalla de Cropredy Bridge 1.644. Despliegue de fuerzas. Autor John Fawkes

Desde su posición privilegiada en Bourton Hill, William Waller observó la brecha que se abría entre la retaguardia y el cuerpo principal realistas,y decidióó cortar la retaguardia realista, enviando al general John Middleton a través de Cropredy Bridge con dos regimientos de caballería (los de Arthur Haselrig y el coronel Jonas Vandruske) y nueve compañías de infantería, mientras que él mismo lideró 1.000 hombres a través del vado Slat Mill, a unos 1,5 kms al sur del puente, para atrapar la retaguardia realista en un movimiento de pinza.

La caballería parlamentaria de Middleton dispersó a los dragones realistas que defendían Cropredy Bridge, cruzaron el Cherwell y atacaron la retaguardia del cuerpo principal realista, siguiéndolo por la carretera Daventry hasta Hay’s Bridge, donde finalmente fueron detenidos por mosqueteros realistas situados en el camino del puente detrás de un carro volcado, mientras el conde de Cleveland cargaba contra la infantería parlamentaria y la artillería que avanzaba detrás de ellos.

Batalla de Cropredy Bridge 29 de junio de 1.644. Lucha en el puente. Autor Palamedes Palamedesz

Mientras tanto, la brigada de Northampton se lanzó cuesta abajo contra los hombres de Waller y los obligó a cruzar el vado Slat Mill.

El Rey fue alertado de que su retaguardia estaba comprometida, y ordenó a su ejército que diera la vuelta. También envió a su propia guardia de jinetes bajo Bernard Stewart a través de Hay’s Bridge para ayudar a Cleveland. Con su ayuda, Cleveland realizó una segunda carga que obligó a Middleton a cruzar Cropredy Bridge, abandonando 14 cañones, siendo capturado el general artillero James Wemyss.

Batalla de Cropredy Bridge 29 de junio de 1.644.Lord Bernard Stewart capturando las posiciones parlamentarias en Cropredy Bridge capturando 14 cañones. Fuente Royal Mail Stamps

El principal ejército realista había cruzado el río Cherwell en Hay’s Bridge y ahora se había reunido en el pueblo de Williamscot en la carretera de Cropredy.
Waller retiró sus tropas a Bourton Hill, dejando los cruces protegidos por dragones e infantería, donde fueron sometidos a un ataque completo por el ejército realista.

Cropredy Bridge estaba ocupado por dos regimientos de infantería parlamentaria, el de Kentish del coronel Ralph Weldon y el de Tower Hamlets. Los realistas intentaron recuperar el puente, pero fueron rechazados. La artillería restante de Waller continuó disparando desde su asentamiento en Bourton Hill, lo que obligó a los jinetes a retirarse del río.

 

Secuelas

Por la noche, los dos ejércitos estaban en posición a ambos lados del río Cherwell. Carlos aprovechó la oportunidad para enviar a su secretario de guerra, Edward Walker, para parlamentar con Waller con un mensaje de gracia y perdón, pero el parlamentario respondió que no tenía poder para tratar.

El ejército realista permaneció en posición durante el día siguiente, pero recibió un informe de que el mayor general Browne había llegado a Buckingham con 4.500 tropas parlamentarias y marchaba para unirse a William Waller. Los realistas se escabullieron bajo la protección de la noche, llevándose consigo las armas capturadas de Waller y marcharon hacia el oeste hacia Evesham.

Los realistas habían sufrido pocas bajas, unos 40 muertos y 70 prisioneros, mientras que Waller había perdido a 700 hombres, otros muchos desertaron inmediatamente después de la batalla.

Poco después, el ejército de Waller estaba completamente desmoralizado e inmovilizado por deserciones y motines a manos de hombres que no estaban dispuestos a servir lejos de sus hogares, principalmente los que provenían de Londres. Charles podía permitirse el lujo de ignorar a Waller y entrar en el West Country después de Essex, obligando al ejército de Essex a rendirse en la batalla de Lostwithiel.

 

Campaña de Lostwithiel (agosto – septiembre de 1.644)

Avance del conde de Essex

Habiendo aliviado el asedio de Lyme en junio de 1.644, el conde de Essex continuó sus operaciones independientes en el sudoeste. Los realistas esperaban que marchara para sitiar a Exeter, donde la reina Henrietta Maria había dado a luz recientemente a una hija. Para evitar quedar atrapado, la Reina dejó Exeter y marchó Falmouth y luego navegó a Francia el mes siguiente.

El 19 de junio de 1644 Essex convocó un consejo de guerra en Weymouth. El consejo apoyó el plan de Essex de continuar marchando hacia el oeste. El resultado del consejo fue informado al Parlamento en Londres, lo que provocó que el Parlamento confirmara que Essex debería continuar su marcha.

Essex decidió evitar a Exeter y marchar a Plymouth, un bastión parlamentario amenazado por los realistas. Con la ayuda de las fuerzas parlamentarias locales, Essex intentó obtener el control del oeste para el Parlamento, cortando así suministros vitales de Cornish que financiaban el esfuerzo bélico realista.

El 23 de julio de 1644, el ejército de Essex llegó a Tavistock en Devon, obligando al comandante Realista Richard Grenvile a levantar su asedio de Plymouth y retirarse a Cornualles, ocupando una posición en el río Tamar en Horsebridge.

El magnate parlamentario local lord Robartes le aseguró a Essex que Cornualles estaba listo para alzarse en apoyo del Parlamento y lo alentó a marchar hacia el oeste. El 26 de julio, Essex cruzó el río Tamar en Horsebridge con 10.000 hombres y avanzó hacia Cornualles, llegando a Bodmin dos días después. El esperado levantamiento parlamentario no se materializó. Luego, el 2 de agosto, Essex recibió la terrible noticia de que el Rey había bajado de Oxford y había unido fuerzas con el príncipe Mauricio en Exeter. El ejército combinado realista de 15.000 hombres estaba a solo a unos 32 kms de distancia en Launceston y era probable que se reuniera con la tertia de Cornish de Grenville.

Essex marchó hacia el sur hasta Lostwithiel desde donde podía cruzar el puerto de Fowey para establecer contacto con la flota, completamente en manos del Parlamento y mandada por el conde de Warwick.

Campaña de Lostwithiel (agosto – septiembre de 1.644).  Fuente  www.bcw-project.org

 

El avance del Rey

La derrota del ejército de William Waller después de la batalla de Cropredy Bridge alivió la presión sobre la capital realista, Oxford. A principios de julio de 1.644, los comandantes del ejército de Oxford celebraron un consejo de guerra en Evesham en Worcestershire para planear su próximo movimiento. La noticia de la derrota del príncipe Ruperto en la batalla de Marston Moor fue mal informada al principio y se creía que los realistas habían logrado una gran victoria en el norte. El rey Carlos estaba particularmente preocupado por la situación en el oeste porque la Reina estaba en Exeter, por lo que se decidió que en vez de marchar hacia el norte para unirse a Ruperto, el ejército de Oxford perseguiría al conde de Essex.

El 12 de julio, el ejército del Rey marchó desde Evesham y llegó a Exeter el 26 de julio, el mismo día en que Essex cruzó el Tamar y avanzó hacia Cornualles, solo para descubrir que la Reina ya había huido a Francia. El ejército del príncipe Mauricio había guarnecido Exeter después de ser expulsado del asedio de Lyme y ahora se unió a la persecución de Essex, elevando el ejército del Rey hasta 15.000 hombres. El 1 de agosto, el Rey marchó a Cornualles, cortando la ruta de escape de Essex. Los realistas llegaron a Launceston al día siguiente.

Dejando una fuerza de caballería para retener a Bodmin, el conde de Essex marchó a Lostwithiel el 2 de agosto de 1.644. La mayor parte de la guarnición de la ciudad huyó cuando los parlamentarios se aproximaron. Una pequeña banda se refugió en la torre de la iglesia de San Bartolomé. Los parlamentarios hicieron explotar un barril de pólvora en la base de la torre para expulsarlos, lo que destruyó parte del techo de la iglesia. Los realistas más tarde alegaron que los soldados de Essex celebraron servicios de burla blasfemos en la iglesia medio derruida, bautizando a un caballo como “Carlos” en una ceremonia alrededor de la fuente.

El 8 de agosto de 1.644, el general de la caballería realista lord Wilmot fue arrestado a la cabeza de sus tropas por alta traición y enviado bajo escolta a Exeter. Lord Goring recién llegado del ejército del príncipe Ruperto después de la batalla de Marston Moor fue nombrado en lugar de Wilmot. Ralph Hopton recibió el mando de la artillería realista en lugar de lord Henry Percy, un asociado cercano de lord Wilmot.

 

Batalla de Bridgwater

Essex desplegó sus fuerzas en un arco defensivo con fuertes concentraciones en Beacon Hill al este de Lostwithiel y Restmorel Castle al norte. El ejército realista, mandado por el rey Carlos en persona con el asesoramiento del conde de Brentford, se movió lenta y deliberadamente para contener a los parlamentarios y sellar todas las posibles vías de escape. Inspirados por la presencia del Rey, los compatriotas de Cornualles apoyaron a los realistas con provisiones e información, pero fueron incesantemente hostiles a los parlamentarios. El 6 de agosto, el Rey pidió a Essex que entregara sus fuerzas pero, después de varios días de negociaciones, se negó. El 11 de agosto, Richard Grenville expulsó a la caballería de Essex de Bodmin y avanzó para asegurar el puente Respryn, el primer cruce del río Fowey sobre Lostwithiel, estableciendo así una comunicación directa con el ejército del Rey. Durante los días siguientes, los destacamentos realistas establecieron puntos fuertes a lo largo de la orilla este del Fowey para prevenir cualquier intento de escapar al otro lado del río. El conde de Essex no intentó desbaratar los despliegues realistas. Puso sus esperanzas en que la flota del conde de Warwick llegara a apoyar a su ejército y que su antiguo rival William Waller enviara una fuerza de socorro.

Hacia fines de agosto, el ejército parlamentario quedó completamente aislado por tierra y los vientos contrarios impidieron que la flota se acercara al estuario de Fowey. Una fuerza de ayuda parlamentaria de 2.000 jinetes y dragones mandada por el general John Middleton intentó abrirse camino hasta Cornualles, pero fue derrotada en la batalla de Bridgwater por Francis Doddington y conducida de regreso a Sherborne.

El rey Carlos estableció su cuartel general en Boconnoc al noreste de Lostwithiel y el 17 de agosto cabalgó a lo largo de la orilla este del río Fowey en Bodinnick Ferry examinando las posiciones parlamentarias en la orilla oeste del río. Los cañones parlamentarios dispararon contra la corte real, matando a un pescador que estaba cerca pero sin desconcertar al Rey.

 

Batalla de Beacon Hill

El 21 de agosto, al amparo de una bruma matutina, los realistas hicieron un avance general cuidadosamente coordinado. Richard Grenville asaltó las ruinas del castillo de Restmorel en el lado oeste de Fowey. Aunque el castillo estaba semi-abandonado, todavía proporcionaba cobertura, pero la guarnición del coronel Weare huyó cuando los realistas se acercaron. Al mismo tiempo, el príncipe Mauricio y Lord Brentford atacaron Beacon Hill y el punto fuerte vecino de Druid’s Hill desde el este. Una vez más, los parlamentarios abandonaron sus posiciones con solo una resistencia simbólica. El enfrentamiento se endureció después de estos contratiempos, pero al caer la noche los realistas habían asegurado los accesos norte y este a Lostwithiel. Con sus tropas desplegadas en un frente de unos 32 kms, el Rey y lord Brentford no corrían riesgos. Durante los días siguientes, los realistas continuaron su contención metódica del ejército parlamentario.

El 26 de agosto, el teniente general George Goring con 2.000 jinetes y el comandante Thomas Basset con fuerzas de infantería ocuparon San Blazey en el lado oeste del río Fowey para cerrar aún más al ejército parlamentario y evitar el uso del puerto de Par en la bahía de San Austell cortando los suministros desde la costa, e impediendo que los forrajearan en la zona.

El mismo día, un sustancial tren de suministros realista llegó al ejército del Rey desde Dartmouth, reponiendo las reservas de municiones del ejército con 1.000 barriles de pólvora.

El ejército parlamentario estaba ahora en una situación desesperada, atrapado en una estrecha extensión de tierra de unos 8 kms de largo y 3 kms de ancho. El cordón realista estaba en peligro de extenderse demasiado, pero en lugar de intentar aprovecharse de esto, el conde de Essex decidió abandonar Lostwithiel y retirarse a Fowey con la esperanza de que la infantería pudiera ser evacuada por mar.

Batalla de Lostwithiel (11 agosto – 2 septiembre de 1644). Despliegue de fuerzas. Autor John Fawkes

Durante la noche del 30 de agosto de 1.644, Richard Grenvile supo por unos desertores parlamentarios que Essex tenía intención de realizar un movimiento importante con su caballería hacia el este, mientras que la infantería restante y los cañones se retirarían a Fowey Town. Las fuerzas del Rey fueron inmediatamente alertadas con órdenes de atacar a las tropas parlamentarias que intentaran escapar. Una cabaña en la carretera Lostwithiel a Liskeard fue fortificada y guarnecida con 50 mosqueteros realistas para evitar el paso de cualquier caballería parlamentaria a lo largo del camino hacia el este. Caballería realista en Saltash recibió la orden de destruir el puente sobre el río Tamar.

Durante las tormentosas horas tempranas del 31 de agosto, Balfour condujo a los 2.000 jinetes parlamentarios fuera de Lostwithiel, cruzando el puente sobre el río Fowey y emprendiendo camino hacia Liskeard. Balfour logró el éxito completo al cruzar el río Tamar en ferry y llegar a Plymouth con su fuerza en gran parte intacta. Ningún mosquetero en la cabaña realizó un solo disparo. Algunas cañones realistas que escucharon el ruido en Liskeard Road descargaron algunas rondas sin ningún efecto. El conde de Cleveland partió en persecución de Balfour con los 500 hombres de su brigada de caballeŕia, pero era demasiado tarde para atraparlo. Balfour logró escapar a Plymouth con la pérdida de unos 100 hombres.
Al amanecer, la infantería parlamentaria comenzó a abandonar Lostwithiel, la retaguardia parlamentaria estaba mandada por mayor general Philip Skippon.

El Rey ordenó que su ejército avanzara, y a las 07,00 horas, 1.000 mosqueteros tomaron por asalto el puente sobre el río Fowey hacia Lostwithiel para evitar su destrucción por la retaguardia parlamentaria y expulsaron a las pocas tropas parlamentarias que quedaban en la ciudad.

Los cañones realistas fueron llevados a través de Lostwithiel y abrieron fuego contra la retaguardia de Skippon. Las tropas de Skippon retrocedieron presionadas por los ataques de los realistas que los empujaron de campo en campo hacia el sur.

 

Batalla del castillo de Dore (31 de agosto)

Los realistas llegaron hasta el río Fowey y cruzaron a la orilla oeste por un vado situado al sur de Lostwithiel, reuniéndose con las tropas de Cornwall de Thomas Grenville que lideran el avance realista de la ciudad.

Obstaculizados por la lluvia y las condiciones de barro, los parlamentarios se vieron obligados a abandonar gran parte de su equipaje y artillería mientras se esforzaban hacia Fowey, en concreto un carromato cargado con mosquetes y cinco cañones en diferentes lugares, dos de ellos piezas importantes. Se desarrollaban enfrentamientos cuando los realistas luchaban contra la cobertura parlamentaria que aprovechaba los setos y campos vallados. El rey Carlos marchaba en la vanguardia de los realistas perseguidores. A primera hora de la tarde, los parlamentarios se pararon en el terreno elevado alrededor del castillo de Dore, un fuerte de la Edad del Hierro al norte de Fowey. Los ataques realistas obligaron a los parlamentarios a regresar al fuerte, pero la caída de la noche impidió cualquier acción posterior.

El rey Carlos pasó la noche bajo un seto entre sus tropas de primera línea en anticipación de la derrota total del enemigo al día siguiente. El conde de Essex, acompañado por lord Robartes, se apoderó de un barco pesquero y escapó a Plymouth, abandonando la infantería y la artillería parlamentarias, el mayor general Philip Skippon, que disponía de cinco regimientos de infantería en el castillo de desplegados a lo largo de una línea al oeste y al este del castillo. La moral del la infantería parlamentaria se estaba hundiendo rápidamente y durante la noche muchas de las tropas desertaron de sus puestos. Skippson era partidario de intentar romper el cerco y escapar, pero los oficiales y los hombres estaban tan abatidos que se negaron.

Hubo poca actividad el día siguiente, el 31 de agosto, los realistas sabían que era simplemente cuestión de tiempo antes de que la atrapada fuerza parlamentaria pidiera términos y el rey se mostrara reacio a derramar más sangre de sus súbditos, incluso rebeldes. El 2 de septiembre, Skippon abrio negociaciones de rendición. se rindió y se le permitió marchar después de

El Rey estaba ansioso por resolver el asunto antes de que llegaran los refuerzos, por lo que se le concedieron términos de rendición generosos. Al ejército derrotado se le permitió marchar después de entregar todas sus armas, (42 cañones, 100 barriles de pólvora y 5.000 mosquetes y picas) y pertrechos, con la condición de que no tomara las armas hasta llegar a las guarniciones parlamentarias de Portsmouth o Southampton. Cuando los cabezas redondas (parlamentarios) desarmados salieron de Lostwithiel bajo una lluvia torrencial, fueron atacados y asaltados por locales de Cornualles, que afirmaban estar recuperando sus propias propiedades saqueadas. Los soldados realistas se unieron hasta que el rey Carlos accedió a proporcionar una escolta hasta Poole. Muchos de los soldados exhaustos y medio muertos de hambre murieron por la exposición y la enfermedad en la terrible marcha de Lostwithiel, mientras otros cientos desertaron. Poco más de 3.000 infantes de Essex finalmente llegaron a Southampton.

Las noticias de la derrota llegaron a Londres el 7 de septiembre. El Parlamento no censuró al conde de Essex, pero culpó por el desastre al teniente general Middleton por no haberlo relevado. Cuando la Cámara de los Comunes redactó una carta de felicitación para agradecer a Essex por su conducta, solo sir Arthur Hesilrige se opuso. Su fuerte risa durante la lectura de la carta fue muy resentida por la Cámara

 

 

Segundo asedio de Basing House (junio-octubre de 1.644)

El primer asedio de Basing House fue abandonado por William Waller en noviembre de 1.643. No hubo más ataques durante el invierno, pero durante la primavera de 1.644, el hermano menor del marqués de Winchester lord Edward Paulet se involucró en un plan para rendir Basing a los parlamentarios. La trama fue revelada por Richard Grenville cuando desertó a los realistas en marzo de 1.644. Como castigo, lord Paulet fue obligado a actuar como verdugo en la ejecución de sus conspiradores antes de ser desterrado de Basing.

A principios de junio de 1.644, la guarnición de Basing quedó seriamente debilitada tras el fracaso de una incursión contra un puesto parlamentario en Warnborough Mill, cerca de Odiham. Un soldado realista traicionó el plan y el grupo atacante fue emboscado y derrotado por la caballería del coronel Norton, con casi 100 hombres muertos o capturados. Esto dejó al marqués de Winchester y Marmaduke Rawdon con solo 250 hombres para defender a Basing. Rápidamente se armó una fuerza de los condados de la Asociación del Sur para aprovechar el debilitado estado de la guarnición. El coronel Norton mandó el contingente de Hampshire y se le unieron el coronel Onslow con las fuerzas de Surrey, el coronel Morley de Sussex y el coronel Jones con las tropas de la guarnición del castillo de Farnham. La fuerza combinada del Parlamentario de alrededor de 3.000 hombres fue desplegada sistemáticamente para bloquear Basing.

Con Basing rodeado y aislado, los parlamentarios comenzaron a construir obras de asedio. Cuando estuvieron firmemente atrincherados, se enviaron morteros y armas de asedio desde Londres. El bombardeo comenzó el 29 de junio y continuó a intervalos durante julio y agosto. El coronel Norton era reacio a arriesgarse a un asalto directo y esperaba matar de hambre a los realistas, pero el marqués de Winchester rechazaba todas las llamadas para rendirse. Escapó por sí mismo de la muerte o de una lesión grave cuando una bala de cañón se estrelló contra su dormitorio. A pesar de la escasez de suministros y un brote de viruela, la guarnición de Rawdon mantuvo una resistencia enérgica, montando varias salidas contra los sitiadores y expediciones de búsqueda de alimentos.

A principios de septiembre de 1.644, sin embargo, los suministros en Basing estaban peligrosamente bajos. Bajo el implacable bombardeo y con las trincheras de los parlamentarios acercándose a las murallas, el marqués apeló a Oxford en busca de ayuda. El ejército del rey estaba haciendo campaña en el oeste y se podían reunir pocas tropas, pero el coronel Henry Gage reunió una fuerza de 400 mosqueteros y 250 jinetes y partió para el socorro de Basing el 9 de septiembre con el suministro de municiones y pólvora. El coronel Norton se dio cuenta de la aproximación de Gage después de una escaramuza con una patrulla parlamentaria en Aldermaston, pero los realistas lograron expulsar a los sitiadores y forzar su camino a Basing House el 11 de septiembre. Al día siguiente, las tropas de Gage expulsaron a los parlamentarios de Basingstoke y requisaron ganado y suministros de trigo, malta y queso. Con Basing House completamente reabastecida, los jinetes de Gage se escabullieron al amparo de la oscuridad y la niebla. Lograron evadir las patrullas parlamentarias y regresaron a Oxford el 14 de septiembre. Gage fue luego nombrado caballero por su galante aventura.

El coronel Norton reanudó el asedio de Basing por dos meses más, pero los nuevos suministros aumentaron la moral y la resolución de los defensores.

Asedio de Basing House 1.642-45. Alivio del asedio por el coronel Gage el 14 de octubre de 1.644. Autor John Fawkes

 

 

Asedio del castillo de Donnington (julio-octubre de 1.644)

El castillo de Donnington, cerca de Newbury en Berkshire, era de vital importancia estratégica porque dominaba carreteras desde Londres hacia el oeste y desde Portsmouth a Oxford y el norte. Poco después de la Primera Batalla de Newbury en septiembre de 1.643, Donnington fue guarnecido por tropas realistas bajo el coronel John Boys que fortalecieron sus defensas mediante la construcción de un extenso sistema de trabajos de tierra alrededor del castillo, con dos bastiones.

Asedio del castillo de Donnington, Newbury Berkshire 1644. El castillo original fue reforzado con bastiones de tierra y foso. Autores Donato Spedaliere y Sarah Sulemsohn Spedaliere.

A fines de julio de 1.644, una fuerza parlamentaria de unos 3.500 jinetes y dragones comandada por el teniente general Middleton se acercó a Donnington. El coronel Boys rechazó la invitación de Middleton de rendirse el 31 de julio. Al carecer de artillería de asedio, Middleton intentó escalar las murallas del castillo, pero sus tropas fueron rechazadas con pérdidas de 300 hombres. Poco después, se ordenó a Middleton que reforzara al conde de Essex y se marchara hacia el oeste.

El sitio de Donnington fue reanudado el 29 de septiembre de 1.644 por el coronel Jeremy Horton, gobernador de Abingdon, con una fuerza mayor y una batería de cañones de asedio. Horton sometió al castillo a un bombardeo de 12 días que destrozó tres torres y destruyó parte de las murallas, pero los parlamentarios se negaron a rendirse incluso cuando el conde de Manchester llegó a la región con el ejército de la Asociación del Este en octubre de 1644.

 

 

Segunda Batalla de Newbury (27 de octubre de 1.644)

Antecedentes

Después de la rendición del ejército del conde de Essex en la batalla de Lostwithiel en septiembre de 1.644, el Comité para ambos Reinos temía que el Rey avanzara desde el oeste hacia Londres antes de que las fuerzas de Essex pudieran reorganizarse. Edward Montagu, conde de Manchester, cuyo ejército de la Asociación del Este había estado inactivo desde la victoria del parlamentario en la batalla de Marston Moor en julio, se ordenó ir al sur desde Lincolnshire para proteger los accesos a Londres mientras William Waller era enviado al oeste para impedir el esperado avance realista. Sin embargo, Manchester avanzó lentamente hacia el sur. Se había vuelto reacio a continuar la guerra y había una gran enemistad entre sus oficiales superiores el general Oliver Cromwell y el mayor general Lawrence Crawford. A principios de octubre de 1.644, Manchester había ocupado Reading, mientras que Waller había reforzado las guarniciones de Weymouth, Poole y Lyme y había ocupado Shaftesbury en Dorset. Los sobrevivientes de la infantería del conde de Essex se reunieron en Portsmouth.

Aparentemente ajeno al estado desordenado de los ejércitos parlamentarios, el rey Carlos no aprovechó la oportunidad para avanzar rápidamente hacia Londres. De Lostwithiel, marchó a Plymouth que a la que convocó el 11 de septiembre. Cuando la convocatoria fue rechazada, el Rey dejó a Richard Grenville con una pequeña fuerza para bloquear Plymouth y se fue con el ejército realista principal a Exeter. A finales de septiembre, el Rey había avanzado a Sherborne en Dorset, donde se le unió el Príncipe Ruperto y aprendió por primera vez la magnitud del desastre de Marston Moor. Mientras Ruperto regresaba a Bristol para organizar refuerzos, el Rey marchó hacia el este. Con la temporada de campaña tocando a su fin, su objetivo era aliviar las sitiadas guarniciones realistas de Banbury, el castillo de Donnington y Basing House antes de retirar a su ejército a cuarteles de invierno.

Hacia mediados de octubre de 1.644, el ejército del Rey marchó desde el oeste del país hacia Oxford y las guarniciones acosadas Banbury, Basing House y el castillo de Donnington. Cuando los realistas avanzaron, William Waller abandonó Shaftesbury y se retiró a Andover en Hampshire. El 18 de octubre, el general George Goring lideró la vanguardia del Rey en un ataque sorpresa que expulsó a las fuerzas de Waller de Andover. Mientras tanto, el conde de Manchester con el ejército de la Asociación del Este había avanzado desde Reading para ocupar Basingstoke, donde Waller llegó el 19 de octubre. Los elementos de la infantería del conde de Essex que habían sobrevivido a la marcha desde Cornwall se rearmaron en Portsmouth y se unieron a Manchester y Waller en Basingstoke el 20 de octubre. La caballería de Essex que había salido de Lostwithiel también se reunió en Basingstoke, aunque Essex se enfermó y se retiró a Reading, sin tomar parte en la batalla posterior.

 

Despliegue de fuerzas

El 22 de octubre, el ejército del rey había avanzado a Kingsclere, 8 kms al sur de Newbury. Los parlamentarios abandonaron el asedio del castillo de Donnington, pero en lugar de marchar hacia el inmediato alivio de Basing House, los realistas tomaron fuertes posiciones defensivas al norte de Newbury. El conde de Northampton fue enviado con tres regimientos de caballería para aliviar el asedio del castillo de Banbury, 80 kms al norte, dejando alrededor de 9.000 tropas para mantener la posición de Newbury. El Rey pretendía afianzar sus fuerzas hasta que Northampton regresara, luego marcharía para relevar a Basing. Mientras tanto, el conde de Manchester, tras reunir a todas las fuerzas parlamentarias disponibles, llegó a Thatcham, a 5 kilómetros al este de Newbury el 26 de octubre. El ejército parlamentario combinado era casi 17.500 efectivos, superando significativamente a los realistas, pero los comandantes parlamentarios discutían entre sí y la moral de las tropas era baja.

El ejército realista fue desplegado en una fuerte posición defensiva entre Newbury y el castillo de Donnington, disponía de 6.000 infantes y 3.000 jinetes de la fuerza de Manchester, 3.000 infantes y 1.000 jinetes de la fuerza de William Waller, 3.000 infantes de general Skipper y 3.000 jinetes de William Balfour, en total 9.000 infantes y 7.000 jinetes.

La mayor parte de la caballería y la artillería realista ocuparon un área de campos abiertos conocida como Speenhamland entre los ríos Lambourne y Kennet, con fuertes destacamentos de infantería y dragones que custodiaban la posición. El flanco sur estaba protegido por el Kennet y la ciudad de Newbury, donde estaba estacionada una guarnición; el flanco norte estaba protegido por el río Lambourne y cubierto por las armas del castillo de Donnington. En el lado oeste abierto de la posición, los regimientos de Cornualles del Príncipe Mauricio y el regimiento de infantería del duque de York ocupaban la aldea de Speen, donde comenzaron a construir terraplenes. Hacia el este, la brigada del coronel Lisle estaba estacionada en Shaw House, una mansión fortificada rodeada por tres lados por antiguos terraplenes que se incorporaron a la defensa realista. Con los puentes de Donnington y Shaw cubiertos, los generales del Rey enviaron destacamentos a Bagnor y Boxford, los siguientes puntos de cruce sobre el Lambourne sobre Donnington.

Los realistas no pudieron mantener el terreno elevado de Clay Hill, que daba a Shaw House desde el este. El 25 de octubre, un intento por parte de la avanzada parlamentaria de apoderarse de la colina fue repelido, pero los realistas lo abandonaron al día siguiente y allí se instaló una batería de cañones parlamentarios.

 

Maniobra de envolvimiento parlamentaria

A pesar de la captura de Clay Hill, los parlamentarios se mostraron reacios a montar un ataque frontal directo contra la fuerte posición realista y decidieron intentar un movimiento de pinza, con ataques simultáneos desde el este y el oeste. Para lograr esto, William Waller condujo a sus tropas en una marcha de envolvimiento de 17 kms alrededor del norte de Donnington para acercarse a la posición realista desde el oeste, dejando que el conde de Manchester atacara desde el este. Waller marchó la noche del 26 de octubre. Se llevó la mayor parte del ejército parlamentario: los regimientos de caballería e infantería de Essex, el suyo propio y la caballería de Cromwell y una brigada de bandas entrenadas en Londres. El conde de Manchester permaneció en Clay Hill con la infantería de la Asociación del Este y un pequeño grupo de caballería, a la espera de que el cañón de señales se disparase cuando Waller estuviera en posición.

Segunda Batalla de Newbury 27 de octubre de 1.644. Maniobra de envolvimiento parlamentaria

Al amanecer del 27 de octubre, mientras Waller aún estaba en marcha, el conde de Manchester lanzó un ataque de diversión contra Shaw House para distraer a los realistas de la maniobra de envolvimiento. Bernard Astley dirigió a 400 mosqueteros realistas en un rápido contraataque que repelió a los parlamentarios y los inmovilizó en un tiroteo, del cual se retiraron con dificultad después de varias horas de lucha.

 

La batalla

Waller avanzó lentamente en su marcha nocturna. Sus tropas sacaron a los realistas de Boxford y cruzaron el Lambourne, luego se desviaron hacia el sudeste, finalmente acercándose a los atrincheramientos del príncipe Mauricio en Speen alrededor de las 14,00 horas del 27 de octubre.

Habiendo obteniendo información de las intenciones parlamentarias, el Rey movió infantería y caballería de Cornualles bajo el manado de príncipe Mauricio a Speen, donde construyeron un reducto armado con varios cañones. Las tres brigadas de infantería de Bernard Astley, del coronel George Lisle y del coronel Thomas Blagge bajo bajo el mando de lord Astley, ocuparon el terreno alrededor de Shaw Village, en el ala derecha la caballería del general Goring y a la izquierda la caballería de Humphrey Bennet. El Rey se quedo en el centro con su guardia y en el otro lado se quedó el coronel Lisley y Bernard Astley frente al conde de Manchester.

Segunda Batalla de Newbury 27 de octubre de 1644. Despliegue du fuerzas. Autor John Fawkes

Los parlamentarios se desplegaron en terreno elevado al oeste de Speen, con la infantería del mayor general Philip Skippon en el centro, la caballería de William Balfour en el ala derecha y la caballería de Oliver Cromwell en el ala izquierda. Bajo el intenso fuego de las trincheras realistas y de los cañones del castillo de Donnington, 800 mosqueteros sacados del regimiento de infantería de Essex asaltaron las fortificaciones exteriores y lograron invadirlas. Seis de los nueve cañones que defendían la posición realista y que habían sido capturados en Lostwithiel y fueron recuperados jubilosamente por las mismas tropas que los habían perdido. Los realistas se retiraron a la aldea de Speen, que cayó ante los parlamentarios después de una amarga lucha de una hora.

Segunda Batalla de Newbury 27 de octubre de 1644. Los cañones del castillo de Donnington disparan contra los ingleses. Fuente Royal Mail Stamps

En ese momento crítico, Waller envió a su caballería hacia delante con la intención de aplastar a los realistas. En el norte, los ironsides de Cromwell avanzaron a lo largo del valle poco profundo entre Speen y el río Lambourne. Fueron atacados por el general Goering y rechazados en confusión. El conde de Cleveland siguió con una segunda carga. Aunque Cleveland fue hecho prisionero, Cromwell fue efectivamente eliminado de la batalla. En el sur, William Balfour hizo un mejor progreso e inicialmente rechazó la caballería de Bennet. El propio rey Carlos, a la cabeza de la reserva, se encontraba en peligro de ser rodeado por soldados parlamentarios, el regimiento de caballería de la Reina, y mosqueteros bajo el mando del coronel Thomas Blagge que estaban en los setos al este de Speen, detuvieron el avance de Balfour. Bennet reunió a su caballería y se unió a la lucha para expulsar a Balfour. La reserva realista logró contener el avance parlamentario en el centro, y el ataque de Waller se detuvo.

Aunque los parlamentarios habían planeado que el conde de Manchester atacara Shaw House simultáneamente con el ataque de Waller en Speen, no fue hasta las 16,00 horas que Manchester realizó su segundo ataque del día. La oscuridad comenzaba a caer. Los defensores de Shaw House estaban mandados por el coronel George Lisley, de quien se dice que se había quitado la armadura y el abrigo para que sus hombres pudieran ver el blanco de su camisa en la creciente oscuridad. Los realistas defendieron a Shaw House resueltamente. A pesar de sus números superiores, los parlamentarios se mostraron reacios a presionar a casa a su ataque en la oscuridad y la lucha disminuyó al caer la noche. Las bajas parlamentarias se estiman en 2.000 y las realistas en unos 1.500.

 

Secuelas

La batalla había quedado en tablas, pero los realistas ahora estaban confinados entre dos ejércitos parlamentarios. Los comandantes consideraron la posición como insostenible. Durante la noche, el rey Carlos se escabulló con su guardia. El príncipe Mauricio y Jacob Astley supervisaron con éxito la evacuación del ejército realista primero a Wallingford y luego a Oxford, dejando heridos, artillería y equipaje en la fortaleza del castillo de Donnington. Waller y Cromwell hicieron un intento poco entusiasta de persecución que pronto fue abandonado.

El rey Carlos se dirigió a Bath, donde el príncipe Ruperto había reunido una fuerza de 3.000 jinetes e infantería. Regresaron para unir fuerzas con el ejército de Oxford. Después del regreso del conde de Northampton de Banbury y la llegada de los contingentes traídos por Marmaduke Langdale desde el norte y Charles Gerard desde Gales, el Rey reunió a 15.000 soldados en Oxford el 6 de noviembre. Al mismo tiempo, Ruperto fue nombrado general en jefe de todos los ejércitos realistas en lugar del anciano conde de Brentford. El 9 de noviembre, el ejército del Rey regresó para recuperar la artillería que quedaba en el castillo de Donnington. Los realistas se reunieron alrededor de Newbury ofreciendo batalla. Waller, Cromwell y Heselrige estaban a favor de otra batalla, pero el conde de Manchester y sus partidarios eran reacios a arriesgarse a una derrota total. Los realistas marcharon con las cañones, sus tambores latiendo y sus banderas ondeando. El ejército parlamentario se retiró a los cuarteles de invierno, abandonando los asedios del castillo de Donnington y Basing House.

 

Entrada creada originalmente por Arre caballo! el 2018-08-14. Última modificacion 2018-08-19.